Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
17 OCTUBRE 2018 | ACTUALIZADO 20:29
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
Vivir sin tecnología… ¿es posible?
1 de cada 4 españoles de entre 18 y 65 años es adicto al móvil, según un estudio realizado por Rastreator. IMF Business School propone varios consejos para acabar con esa dependencia este verano.
Actualizado 9 agosto 2018  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
EDE   
Ahora que mirar el significado de una palabra en un diccionario o buscar una dirección en un mapa prácticamente se han convertido en cosa del pasado gracias Internet y a los smartphones, parece imposible limitar su uso en nuestra vida cotidiana o simplemente desconectar los datos. Las cifras hablan por sí solas: 1 de cada 4 españoles entre 18 y 65 años (7,6 millones) es adicto al móvil, según un estudio realizado por Rastreator. Además, el 80% lo usa de manera continua, entre 2,5 y 4 horas diarias.

Gracias a la tecnología todo es más sencillo. A golpe de clic podemos pedirle a nuestro “asistente de voz” que nos busque el restaurante más cercano, enviar un whatsapp o publicar un tuit. Términos que no existían hace relativamente poco tiempo, al igual que la nomofobia, miedo a salir de casa sin el móvil, o el phubbing, que consiste en prestar más atención al móvil que a las personas.

En unos años hemos pasado de ver la tecnología como un pasatiempo a pensar que es totalmente imposible limitar su uso en nuestra vida cotidiana. Sin embargo, vivir sin tecnología no solo es posible, sino que es necesario pasar períodos de desconexión digital para no sufrir la enfermedad del siglo XXI: el estrés tecnológico. Desde IMF Business School proponen varios consejos para poder hacer un détox digital este verano, sin necesidad de reservar en hoteles sin conexión o hacer un crucero sin contratar el paquete de Internet:

- Resucita el despertador. Nada de programar la alarma en el móvil. De esta forma, evitaremos que esa pantalla sea lo primero y lo último que veamos cada día antes de irnos a dormir. Hay estudios que aseguran que el brillo de la pantalla momentos antes de irnos a la cama provoca insomnio, además de interrumpir el sueño. Lo mejor es dejar el smartphone en un lugar que nos obligue a levantarnos para poder cogerlo.

- ¿Notificaciones? No, gracias. Nada de notificaciones con vibración, luz o ventanas emergentes, esto nos ayudará a consultar menos el móvil. Si por cuestiones de trabajo debemos mantenernos conectados, en ese caso solo activaremos las notificaciones de aquellas aplicaciones indispensables para cumplir con nuestras obligaciones.

- Amor a distancia. No necesitamos estar pegados al móvil para demostrarle cuánto nos gusta. No llevarlo encima nos ayudará a caer en la tentación de estar constantemente revisando si tenemos algún mensaje, me gusta o comentario. Podemos empezar a ponerlo en práctica mientras comemos. Alejar el móvil y disfrutar de la comida y la compañía nos ayudará a reducir el estrés tecnológico. Existen restaurantes que prohíben su uso, promoviendo el Slow Food o comida con atención, sin prisas, valorando la calidad de ésta.

- Keep the calm. Es normal, sobre todo al principio, que sintamos la tentación de mirar nuestro smartphone a cada rato y esto nos genere algo de ansiedad, pero con el tiempo nos daremos cuenta de que nos olvidamos de él y se convierte en más prescindible de lo que imaginábamos.

- Si no lo usas, a la papelera. No nos referimos al móvil, sino a esas decenas de apps que tenemos instaladas en el móvil y que no usamos, pero que nos provocan la curiosidad de mirar el móvil al ver o escuchar que nos ha llegado algo. Eliminarlas reducirá el deseo de ver si tenemos algo sin revisar.

Estos consejos no solo nos ayudarán a reducir nuestro estrés tecnológico, sino también a desarrollar la llamada actitud GPS, es decir, saber qué hacer o cómo resolver una situación si no tenemos ese satélite que nos envía la señal al móvil. De hecho, alrededor de 200 escuelas Waldorf, algunas de las cuales se encuentran en Silicon Valley, prohíben a sus alumnos el uso de ordenadores o tablets, para que aprendan a vivir sin tecnología.

Para Carlos Martínez, presidente de IMF Business School, “es tan importante el conocer y dominar el uso de las tecnologías, como desenvolvernos sin éstas. Es cierto que vivimos en un mundo cada vez más digitalizado al que debemos adaptarnos y conocer, pero es necesario encontrar una relación más saludable entre el uso y consumo de las nuevas tecnologías sin que nos afectan o provoquen dependencia o estrés”.
 Otros artículos que te pueden interesar
185 mil españoles cursaron un máster en 2017
El número de estudiantes en programas de máster era inferior a 20.000 en el curso 2006-2007
Los europeos no quieren cambiar la hora dos veces cada año
España, entre los países más a favor de suprimir el cambio de hora
Londres encabeza el ranking de ciudades con anuncios en Airbnb
En Madrid y Barcelona se pueden reservar alrededor de 16.000 y casi 21.000 alojamientos respectivamente.
La OIM y ACNUR piden a los estados que faciliten el asilo de venezolanos
El Estado con más migrantes venezolanos es Colombia, seguido de Estados Unidos y España.
Más de dos millones de musulmanes peregrinaron a la Meca
Esta peregrinación es la más importante del islam y obligatoria para aquellos con suficientes medios económicos y la salud necesaria
AHORA EN PORTADA | Ver  
¿Se recupera la economía de Brasil?

En las elecciones generales de este domingo 7 de octubre, Brasil definirá su curso político y económico para los próximos años. Está por verse si el país será capaz de dejar atrás los recientes periodos de inestabilidad.
185 mil españoles cursaron un máster en 2017

El número de estudiantes en programas de máster era inferior a 20.000 en el curso 2006-2007
Grandes libros, grandes búsquedas

Más allá de su calidad estrictamente literaria o de su importancia histórica, los grandes libros son grandes búsquedas de sentido. No son por ello menos obras de arte y, de hecho, si son instrumentos imprescindibles, es precisamente gracias a su belleza y a su hondura.
El dilema del saber: entre la verdad y la duda

A estudiantes hay que trasmitirles un  equilibrio imprescindible en la extraordinaria aventura del conocimiento.Reza el adagio latino: ubi dubiun ibi libertas, es decir, donde hay duda hay libertad.
 ESPAÑA
185 mil españoles cursaron un máster en 2017
El número de estudiantes en programas de máster era inferior a 20.000 en el curso 2006-2007
Grandes libros, grandes búsquedas
Más allá de su calidad estrictamente literaria o de su importancia histórica, los grandes libros son grandes búsquedas de sentido. No son por ello menos obras de arte y, de hecho, si son instrumentos imprescindibles, es precisamente gracias a su belleza y a su hondura.
770 personas fueron detenidas en España por yihadismo desde la masacre de Atocha
Inmigración y Cooperación al Desarrollo: errores y desaciertos
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
El liberalismo y la cultura
Luis Almagro levanta una innecesaria polvareda
El dilema del saber: entre la verdad y la duda
Argentina, la democracia en peligro
La prédica de Donald Trump desde las naciones Unidas termina dejándolo aislado

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS