Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
26 SEPTIEMBRE 2020 | ACTUALIZADO 22:39
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ALEJANDRO A. TAGLIAVINI

Sudáfrica: cuando el Estado derrama violencia
Sucede que los Estados hoy se definen como "el monopolio de la violencia" dentro de un territorio determinado y así, con su poder de policía, imponen leyes que, como toda violencia, solo destruyen, desordenan.
Actualizado 25 septiembre 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Alejandro A. Tagliavini   

Cuenta Gemma Parellada, en un artículo titulado “La violencia xenófoba enfrenta a los gigantes de África”, publicado en El País de Madrid, que las calles del centro de Johannesburgo -la ciudad más poblada de Sudáfrica- amanecieron días atrás con comercios saqueados, tiendas quemadas y otras dos víctimas mortales. Los ataques xenófobos han causado en una semana al menos doce muertos ocho de los cuales, irónicamente, eran sudafricanos y solo dos extranjeros y otros dos de nacionalidad desconocida.

Según la Policía, 800 personas de origen extranjero han sido acogidas en centros comunitarios, no solo porque perdieron sus casas o mercancías, sino por los antecedentes: las oleadas en 2008 se extendieron por todo el país dejando 62 muertos. Grupos de sudafricanos se organizan para asaltar negocios de propietarios extranjeros, la mayoría africanos, nigerianos, somalíes, congoleños y otras nacionalidades en este país considerado “el dorado” continental por sus oportunidades laborales.

La mecha se ha extendido al plano regional, con reacciones en otros países como Nigeria, primera potencia económica del continente africano. El presidente de Nigeria ha recomendado la evacuación voluntaria de sus ciudadanos en Sudáfrica y, para ello, la compañía nigeriana Air Peace ha ofrecido vuelos gratuitos para compatriotas que quieran abandonar el país.

Simultáneamente, manifestantes nigerianos atacaron varios negocios sudafricanos en Nigeria y la ministra de Relaciones Internacionales sudafricana ordenó el cierre de la embajada en la capital nigeriana mientras que en otros países como el Congo o Zambia también los ciudadanos han reaccionado con protestas.

¿Podrá Sudáfrica encauzar la frustración creciente que surge de las clases más empobrecidas? En mi opinión, lamentablemente, no podrá si sigue por este camino. El motivo más esgrimido por los xenófobos es que los trabajadores extranjeros “nos roban nuestros trabajos” y es que el desempleo es serio ya que alcanza al 29% de la población activa mientras que el índice llega al 38,5% si se incluye a los que ya no buscan trabajo.

Para remate, la desigualdad es extrema ya que el 10% de la población acumula el 90% de la riqueza sudafricana. Con ese nivel de desocupación, pobreza y marginalidad, es decir, con tanta gente insatisfecha hasta el punto de ver a su familia pasar hambre y sin nada en qué ocupar su vida, no sorprende que existan altísimos índices de criminalidad.

Sucede que los Estados hoy se definen como “el monopolio de la violencia” dentro de un territorio determinado y así, con su poder de policía, imponen leyes que, como toda violencia, solo destruyen, desordenan. Por caso, la desocupación no es natural, sino creada por las “leyes” laborales forzadas por los gobiernos. De no existir estas leyes, la ocupación sería plena y la paz también.

Por caso, la “ley de salario mínimo” literalmente prohíbe que trabajen –“legalmente”- aquellos que ganarían menos ya que los empresarios no pueden aumentar los sueldos sin comprometer su negocio. Es muy cierto que los jornales son muy bajos, pero la única manera de que suban mucho y pronto es aumentando la capitalización de la economía de modo que suba la demanda de trabajo, y para ello que es muy importante, precisamente, que los gobiernos dejen de desordenar el mercado laboral y que bajen los impuestos de modo que los ciudadanos tengan dinero para invertir.

 

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

www.alejandrotagliavini.com

 

 Otros artículos que te pueden interesar
Las Naciones más des Unidas que nunca
"... Greta Thunberg estaba de moda, muchos apostaban a que cambiaría el mundo y, unos meses después, ya no existe"
De Wall Street inflacionada y el cepo inflacionario
Wall Street termina su tercera semana consecutiva en ´rojo´ con sus índices alejándose de sus niveles de máximos históricos.
El fuero interno de un liberal: Una nota
El liberalismo es el respeto irrestricto al proyecto de vida de otros
Como cabía esperar, Francia rechaza el acuerdo comercial entre la Unión Europea y El Mercosur
Francia comunica que se opone a que el acuerdo entre en vigencia porque estimulará la "desforestación" en Brasil.
La situación global no pinta bien, pero igual hay que irse
Las reservas de libre disponibilidad del Banco Central se aproximan a cero mientras la brecha cambiaria tiende al infinito lo que va a crear una tensión literalmente insoportable.
AHORA EN PORTADA | Ver  
CRISIS LABORAL
Pérdida de empleo por la pandemia en América Latina

Un total de 1.000 millones de empleos de tiempo completo se perdieron a escala global en lo que va del año.
De Wall Street inflacionada y el cepo inflacionario

Wall Street termina su tercera semana consecutiva en ´rojo´ con sus índices alejándose de sus niveles de máximos históricos.
114 artistas de 16 países presentan su propuesta para la exposición Ellas

La convocatoria, anunciada este verano, se cerró el pasado 6 de septiembre y a la misma han acudido 114 artistas, residentes en España,  de prácticamente todos los ámbitos de las artes visuales.
Las Naciones más des Unidas que nunca

"... Greta Thunberg estaba de moda, muchos apostaban a que cambiaría el mundo y, unos meses después, ya no existe"
ARCHIVO
SEPTIEMBRE 2020

De Wall Street inflacionada y el cepo inflacionario

Las Naciones más des Unidas que nunca

La situación global no pinta bien, pero igual hay que irse

Crece China, vuelve el mundo bipolar y la guerra fría

¡Ojo con Nvidia! (y Tesla) y siempre mirando el oro

¿Podrán los bancos centrales seguir inflando a las bolsas, o caerán?

¿Y si apostamos por la soja?

Hasta aquí llega Wall Street

Mercados impredecibles y cuando la división hace a la fuerza (de Apple)

¿Promoverán la paz algún día los gobiernos?
AGOSTO 2020

La empresa

Una peli de ciencia ficción: Tesla y el inframundo (ArgeSudán)

Menos política y más familia, más vida

De los confinamientos, a las masacres y las guerras

Las actas de la Fed, el oro y un récord para Apple

Seguimos con el oro (no el negro ni la Vaca Muerta)

¿Alguien se atreve contra Buffet y Soros?

China se consolida como potencia

Corta euforia, BTC, oro, cobre y plata

La deuda global, China y la Argentina de siempre

Debe acabar el poder de YouTube, de las BigTech

Finalmente, cae el agua fría que se expandirá por el globo

Ver posts de otros meses

JULIO 2020 (10 artículos)

JUNIO 2020 (4 artículos)

ABRIL 2020 (6 artículos)

MARZO 2020 (1 artículos)

FEBRERO 2020 (3 artículos)

ENERO 2020 (3 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2019 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (4 artículos)

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

JUNIO 2019 (3 artículos)

MAYO 2019 (1 artículos)

MARZO 2019 (3 artículos)

FEBRERO 2019 (4 artículos)

ENERO 2019 (3 artículos)

DICIEMBRE 2018 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (1 artículos)

AGOSTO 2018 (6 artículos)

JULIO 2018 (6 artículos)

JUNIO 2018 (3 artículos)

MAYO 2018 (2 artículos)

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (5 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (3 artículos)

DICIEMBRE 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2017 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (3 artículos)

AGOSTO 2017 (4 artículos)

MAYO 2017 (3 artículos)

ABRIL 2017 (2 artículos)

MARZO 2017 (1 artículos)

FEBRERO 2017 (2 artículos)

ENERO 2017 (2 artículos)

DICIEMBRE 2016 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (2 artículos)

OCTUBRE 2016 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

MAYO 2016 (3 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (2 artículos)

DICIEMBRE 2015 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (2 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

JUNIO 2015 (2 artículos)

MAYO 2015 (3 artículos)

DICIEMBRE 2014 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

OCTUBRE 2014 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (4 artículos)

AGOSTO 2014 (5 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (5 artículos)

MAYO 2014 (2 artículos)

ABRIL 2014 (4 artículos)

ENERO 2014 (1 artículos)

DICIEMBRE 2013 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (2 artículos)

OCTUBRE 2013 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (2 artículos)

AGOSTO 2013 (4 artículos)

MAYO 2013 (2 artículos)

ABRIL 2013 (1 artículos)

MARZO 2013 (1 artículos)

ENERO 2013 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (1 artículos)

AGOSTO 2012 (1 artículos)

MAYO 2012 (1 artículos)

MARZO 2012 (1 artículos)

DICIEMBRE 2011 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (1 artículos)

JULIO 2011 (1 artículos)

JUNIO 2011 (1 artículos)

MAYO 2011 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (1 artículos)

OCTUBRE 2010 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (1 artículos)

AGOSTO 2010 (2 artículos)

JULIO 2010 (3 artículos)

MAYO 2010 (2 artículos)

ABRIL 2010 (2 artículos)

OCTUBRE 2009 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (1 artículos)

ENERO 2009 (1 artículos)

DICIEMBRE 2008 (3 artículos)

OCTUBRE 2008 (1 artículos)

AGOSTO 2008 (1 artículos)

JUNIO 2008 (1 artículos)

MAYO 2008 (1 artículos)

 REPÚBLICA DE SUDÁFRICA
La "captura del Estado" en la realidad de la política contemporánea
Lo de Zuma, en Sudáfrica, confrontado con lo que nos ocurre en la Argentina, nos recuerda rápidamente a Plutarco y a sus "Vidas Paralelas".
Significado de la discriminación sudafricana
La historia en territorio sudafricano comienza hace más de cien mil años y se divide en el período pre-colonial, colonial, post-colonial, la era del apartheid y, finalmente, el post-apartheid.
Sudáfrica, en manos del partido de Mandela
El crecimiento económico y social de Sudáfrica -una de las potencias emergentes- está hoy lejos de ser lo que el país necesita. Contra un promedio del 6,5% del PBI, al que están creciendo las economías subsaharianas, Sudáfrica crece tan sólo al 2,3%
La grandeza de Mandela
A Mandela no hay que juzgarlo por sus amigos, sino por su inmensa condición de estadista. Fue prudente y flexible, como sólo lo son las grandes figuras de la historia.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
El fuero interno de un liberal: Una nota
El grave problema de politizar lo no politizable
De Wall Street inflacionada y el cepo inflacionario
Las Naciones más des Unidas que nunca
El aniversario de Alberdi

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS