Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
10 JULIO 2020 | ACTUALIZADO 04:27
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
Nicolae Steinhardt, o la felicidad en el confinamiento
De entre los muchos libros, películas y series que pueden leerse, verse u oírse durante el confinamiento, hay un libro que viene que ni pintado, y que probablemente nos cambie, además, la vida.
Actualizado 23 abril 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Enrique García-Máiquez   
 Se trata de "El diario de la felicidad" del judío Nicolae Steinhardt. Al autor, el confinamiento, y no en su casa, sino en un campo de concentración de la Rumanía comunista, se la cambió; y para mejor.
 

El autor (Bucarest, 1912-1989) lo resume inmejorablemente: “En la pequeña celda, solo, me arrodillo y hago balance. Entré en la cárcel ciego y salgo con los ojos abiertos; entré mimado y caprichoso, y salgo curado de ínfulas, aires de grandeza y caprichos; entré insatisfecho y salgo conociendo la felicidad; entré nervioso, irascible, sensible a las minucias y salgo indiferente; el sol y la vida me decían poco, ahora sé saborear un trozo de pan, por pequeño que sea; salgo admirando por encima de todo el valor, la dignidad, el honor, el heroísmo; salgo reconciliado: con aquellos a los que he hecho mal, con los amigos y los enemigos, incluso conmigo mismo”.

Nicolae Steinhardt era judío, de clase acomodada, miembro de la exquisita y exclusiva intelectualidad rumana de entreguerras y pariente lejano de Sigmund Freud, al que conoció en 1927, con quince añitos (y al que irritó sobremanera, preguntándole por los discípulos díscolos Jung y Adler). Sufrió la persecución antisemita durante la Segunda Guerra Mundial.

Por no querer delatar a unos amigos con los que había tenido una tertulia literaria, fue torturado e internado en las peores cárceles junto a los mismos que le habían despreciado

Bajo el gobierno de Ion Antonescu lo obligaron a trabajar de barrendero, pero fue a la llegada del comunismo cuando, por no querer delatar a unos amigos con los que había tenido una tertulia literaria, fue torturado e internado en las peores cárceles junto a los mismos que le habían despreciado y marginado hacía unos meses. Es la experiencia que narra en El diario de la felicidadEl título, sin embargo, no es ironía: la felicidad es real, poderosa, totalizadora y, lo que a nosotros nos importa aún más, extremadamente contagiosa.

El diario de la felicidad (Ed. Sígueme), 640 págs.

En aquellas terribles celdas, el joven Steinhardt, agnóstico y ultramoderno, se convierte y se bautiza. La inesperada luz de su nueva fe es capaz de vencer la oscuridad de su situación concreta, que nos cuenta sin delectación, aunque sin edulcorantes. No se recrea a posteriori en las vejaciones porque apenas importan comparadas con las maravillas de la vida interior y de la camaradería entre presos. No estamos, por tanto, ante un libro típico del género campo de concentración: sobreabunda la paz, la alegría, la cultura, la delicadeza en la mirada.

Se trata de un “texto total”, a un tiempo, histórico, narrativo, épico, poético, ensayístico y aforístico. En El diario de la felicidad no falta de nada: hay, por supuesto, biografía; desde luego, ascética, también mística; pero, a la vez, humor, crítica literaria, apuntes líricos, digresiones cultas, desperdigadas memorias y un extravagante savoir vivre indiscutiblemente elegante en mitad de las mayores penurias y miserias.

Puede que, presentado así, a los alérgicos a la excelencia, se les enciendan todas las alarmas y no puedan imaginarse que sea atractivo ni susceptible de gozar de éxito de público, pero fue y sigue siendo uno de los libros más vendidos de Rumanía. ¿El secreto? Que en todo momento hace honor a su título: El diario de la felicidad.

El pensamiento central de la obra, casi como un estribillo o, mejor, como un lema o motto, es la defensa constante de la nobleza, del coraje, de la caballerosidad y de las buenas maneras. Que Steinhardt enlaza magistralmente con el cristianismo, porque explica, con perspicaces ejemplos, que Jesús era un perfecto gentleman y más aún, el caballero por antonomasia. Le apasiona la figura del Quijote y considera la inteligencia y la cultura como deberes inexcusables. Para Steinhardt, la estupidez es pecado; la libertad, aristocracia; la valentía, el secreto de la felicidad; y la buena educación, la caridad.

En sus compañeros de celda encuentra “una atmósfera de grandeza, de medievalismo hierático; ondean invisibles capas de púrpura, refulgen espadas de Damasco. Cada gesto revela un quijotismo contenido”. Estamos, pues, ante un libro de caballerías, que incita, como los que leyó Alonso Quijano, a la emulación.

SU OBRA SALE TRAS LA CAIDA DEL COMUNISMO

La obra de Nicolae Steinhardt se publicó después de su muerte, cuando, tras la revolución anticomunista de 1989, la censura —que tanto le persiguió— desapareció. Son más de veinte libros, algunos con títulos tan atractivos como Entre la vida y los librosCrítica a la primera personaLas incertidumbres literariasHacia sí mismo a través de los otrosEl peligro de confesar; A través de dar se debe recibir

En España, por desgracia, no tenemos traducido más que El diario de la felicidad; pero, por fortuna, son más de 650 páginas y son, además, inagotables. No deja de ser una esperanzadora paradoja que aquel donde narra su estrecha prisión sea hoy el más divulgado, influyente y abierto de todos sus libros.

Nueva Revista
 Otros artículos que te pueden interesar
Ortega y Gasset, meditaciones de El Espectador
Hermida Editores publica un sucinto compendio de momentos espectaculares de "El Espectador " de José Ortega y Gasset (Madrid, 1883-1955), escogidos de entre los ocho tomos del proyecto más periodístico del filósofo español. La selección corre a cargo del profesor de la Universidad de Valencia Francisco Fúster
Bret Easton Ellis, azote de la corrección política
El novelista americano, autor de American Psycho, reflexiona en su última obra, Blanco, sobre las "contradicciones" de la sociedad actual y explica cómo la política de la identidad "corroe la cultura y el arte"
La novela «Una isla en el mar rojo» como metáfora del confinamiento
La novela de Wenceslao Fernández Flórez (1886-1964) Una isla en el mar rojo se desarrolla en el Madrid de la guerra civil y retrata los confinamientos en las embajadas de la capital de España. Se parece en ese sentido a la célebre Madrid, de corte a checa, de Augustín de Foxá (1903-1959), y a la menos famosa El otro mundo, de Jacinto Miquelarena (1891-1962).
Las Viandas de la Mayor Aventura: El viaje de Magallanes y Elcano
Hoy celebramos el Día Internacional del Libro más atípico y extraño desde su creación, como recuerdo del día en el que fallecieron Miguel de Cervantes, Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega, con el objetivo de fomentar la lectura, sobre todo entre los más jóvenes.
La artista valenciana Blanca Martí expone en Madrid
La Muestra, comisariada por el también pintor valenciano y artista de larga y reconocida trayectoria, Vicente Colom, se inaugurará este jueves, 5 de marzo, a las 19:30 horas y podrá visitarse hasta el 4 de abril de 2020.
AHORA EN PORTADA | Ver  
Más de 3.000 refugiados congoleños llegan a Uganda en tres días

El 65% de los recién llegados son niños. En el grupo también había 33 mujeres embarazadas, dos de las cuales fueron trasladadas inmediatamente al Centro de Salud Zeu III la semana pasada, donde dieron a luz a un niño y una niña.
Los destrozos de la cuarentena, según cuál mercado

En los mercados emergentes, se espera que la producción económica se contraiga 10% -20% en el segundo trimestre
Ortega y Gasset, meditaciones de El Espectador

Hermida Editores publica un sucinto compendio de momentos espectaculares de "El Espectador " de José Ortega y Gasset (Madrid, 1883-1955), escogidos de entre los ocho tomos del proyecto más periodístico del filósofo español. La selección corre a cargo del profesor de la Universidad de Valencia Francisco Fúster
El Peligroso Y Generalizado Círculo Nefasto

¿Cómo es posible que no se comprenda que es un atropello que los burócratas pretendan cobrar emolumentos en medio de la catástrofe?
 
El Peligroso Y Generalizado Círculo Nefasto
¿Cómo es posible que no se comprenda que es un atropello que los burócratas pretendan cobrar emolumentos en medio de la catástrofe?
Los destrozos de la cuarentena, según cuál mercado
En los mercados emergentes, se espera que la producción económica se contraiga 10% -20% en el segundo trimestre
¿Qué motiva a los españoles a comprar una vivienda tras el coronavirus?
Los espacios al aire libre cobran protagonismo en la búsqueda de inmueble
Las marcas que dominan el mundo en 2020
Amazon es, por segundo año consecutivo, la que mejor clasificación ha obtenido en la lista.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Alta popularidad y aprobación del presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou
De cómo China gana la Tercera Guerra Mundial
Hay curvas de bonos y "curvas de default"
Más de 3.000 refugiados congoleños llegan a Uganda en tres días
La cuarentena es un auténtico genocidio

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS