Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
15 DICIEMBRE 2018 | ACTUALIZADO 13:14
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
Nada es más asombroso que la verdad
Egon Erwin Kisch, retrato
Si algo se puede afirmar con certeza de Egon Erwin Kisch (1885-1948), es que se trata de un personaje polifacético: hijo de un comerciante judío, nació en la ciudad de Praga, donde estudió en la Universidad Alemana.
Actualizado 10 diciembre 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
María Ángeles Lluch   

Allí se hizo miembro de una hermandad estudiantil, que aceptaba miembros de origen judío. En 1905 marchó a Berlín para estudiar Periodismo. Participó en la Primera Guerra Mundial y, al final de esta, se hizo miembro del Partido Comunista de Austria. Viajero infatigable, visitó China, Estados Unidos y la Unión Soviética. Durante la Segunda Guerra Mundial fue recluido en la cárcel de Spandau, hasta que fue deportado por ser ciudadano checo. Fue también miembro de las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil española. Como él mismo afirmaba con su característico sentido del humor: “Sabes, a mí no me puede suceder realmente nada. Soy alemán. Soy checo. Soy judío. Provengo de buena familia. Soy comunista. Soy miembro de una asociación estudiantil. De todo eso, algo siempre me ayuda”.

Esta personalidad tan ecléctica se refleja en Nada es más asombroso que la verdad, una colección de artículos centrados en acontecimientos de los que el escritor fue testigo o protagonista. Organizados en varias secciones según un criterio temático-temporal, el libro se abre con reportajes sobre hechos ocurridos en los albores de la Primera Guerra Mundial, para seguir con retratos del periodo de entreguerras y las vivencias que tuvo durante el principio del régimen nazi. La Guerra Civil de España ocupa también alguno de sus artículos.

A lo largo del libro, el lector encontrará fogonazos de distintas facetas de la realidad. De esta el autor no elige los momentos más destacados sino que prefiere fijar su atención en las personas que protagonizan los hechos. En los reportajes de Kisch aparece Charles Chaplin, pero son más frecuentes otras figuras, como una mujer que cree que su hijo es un asesino, los compañeros del frente de la Gran Guerra con sus grandezas y miserias, un campesino tirolés que relata cómo vende tres vacas para ir a luchar en España o un verdugo que relata su fortuito comienzo en su macabra profesión. Al autor no le importa tanto la relevancia como la verdad que puede rastrear tras las acciones que relata. Según afirma, “la labor del reportero es, en esencia, la más honesta, la más objetiva y la más importante… Podrá exagerar, divulgar noticias de dudosa credibilidad, pero siempre depende del hecho en sí, de la objetividad”. La verdad es, en este sentido, el hilo conductor de esta recopilación.

La realidad que presenta Kisch en sus artículos es dura, pero no cruel. El escritor siempre consigue humanizar los relatos más terribles gracias a su estilo, caracterizado por el sentido del humor, el contraste de puntos de vista y una cuidada redacción. La tensión narrativa y la descripción consiguen que el lector no pueda dejar de leer los reportajes una vez empezados. Un clásico del género periodístico que merece la pena conocer y no olvidar.

 Otros artículos que te pueden interesar
Leonardo da Vinci. La biografía
En sus largos años de investigación y estudio sobre las personalidades más sobresalientes de la historia, Isaacson ha elaborado una teoría acerca del genio poco científica pero de enorme sentido común. Leonardo le ha ayudado a validarla.
El español es la segunda lengua nativa más hablada en el mundo
Solo el chino, con sus distintas variantes, se encuentra por encima.
El streaming, una revolución para la industria musical
Hace diez años, en octubre de 2008, cuando Spotify sacó al mercado su plataforma, casi el 80% de los ingresos de la industria de la música grabada provenían de la venta de formatos físicos
Grandes libros, grandes búsquedas
Más allá de su calidad estrictamente literaria o de su importancia histórica, los grandes libros son grandes búsquedas de sentido. No son por ello menos obras de arte y, de hecho, si son instrumentos imprescindibles, es precisamente gracias a su belleza y a su hondura.
París en Madrid
AHORA EN PORTADA | Ver  
De la mano de Venezuela, Rusia pone un pie militar en América Latina

Invitada por Venezuela, la Federación Rusa acaba de desplazar una potente escuadrilla aérea militar para realizar maniobras que están directamente vinculadas con "la defensa de Venezuela".
El valor del Bitcoin cae por debajo de los 5.000 dólares

Esta semana el precio del Bitcoin cayó por primera vez por debajo de los 5.000 dólares estadounidenses.
Ante el "Brexit", muchos franceses instalados en Gran Bretaña no quieren quedarse

El 71% de los franceses encuestados presiente que la salida británica de la Unión Europea tendrá un impacto adverso.
Leonardo da Vinci. La biografía

En sus largos años de investigación y estudio sobre las personalidades más sobresalientes de la historia, Isaacson ha elaborado una teoría acerca del genio poco científica pero de enorme sentido común. Leonardo le ha ayudado a validarla.
La lección del principito y los bienes públicos

"¡Ah -exclamó el rey al divisar al principito- aquí tenemos un súbdito! El principito se preguntó ¿Cómo es posible que me reconozca si nunca me ha visto?
 EUROPA
La deuda pública que amenaza a Europa
Este martes finaliza el plazo dado por la Comisión Europea para que el gobierno Italiano presente unos nuevos presupuestos dentro del marco comunitario.
Los europeos no quieren cambiar la hora dos veces cada año
España, entre los países más a favor de suprimir el cambio de hora
Estamos a tiempo
Occidente afronta retos graves que el tiempo situa en su verdadera dimensión. Se acerca un otoño caliente políticamente. Diría que como todos y en todos los tiempos.
¿Se puede ser musulmán y español? ¿Y cristiano y turco?
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
La lección del principito y los bienes públicos
La fuerza del espíritu humano
De la mano de Venezuela, Rusia pone un pie militar en América Latina
Ante el "Brexit", muchos franceses instalados en Gran Bretaña no quieren quedarse
Antes de que llegue Bolsonaro Cuba retira a sus médicos del Brasil

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS