Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
24 JUNIO 2018 | ACTUALIZADO 01:06
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
Nada es más asombroso que la verdad
Egon Erwin Kisch, retrato
Si algo se puede afirmar con certeza de Egon Erwin Kisch (1885-1948), es que se trata de un personaje polifacético: hijo de un comerciante judío, nació en la ciudad de Praga, donde estudió en la Universidad Alemana.
Actualizado 10 diciembre 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
María Ángeles Lluch   

Allí se hizo miembro de una hermandad estudiantil, que aceptaba miembros de origen judío. En 1905 marchó a Berlín para estudiar Periodismo. Participó en la Primera Guerra Mundial y, al final de esta, se hizo miembro del Partido Comunista de Austria. Viajero infatigable, visitó China, Estados Unidos y la Unión Soviética. Durante la Segunda Guerra Mundial fue recluido en la cárcel de Spandau, hasta que fue deportado por ser ciudadano checo. Fue también miembro de las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil española. Como él mismo afirmaba con su característico sentido del humor: “Sabes, a mí no me puede suceder realmente nada. Soy alemán. Soy checo. Soy judío. Provengo de buena familia. Soy comunista. Soy miembro de una asociación estudiantil. De todo eso, algo siempre me ayuda”.

Esta personalidad tan ecléctica se refleja en Nada es más asombroso que la verdad, una colección de artículos centrados en acontecimientos de los que el escritor fue testigo o protagonista. Organizados en varias secciones según un criterio temático-temporal, el libro se abre con reportajes sobre hechos ocurridos en los albores de la Primera Guerra Mundial, para seguir con retratos del periodo de entreguerras y las vivencias que tuvo durante el principio del régimen nazi. La Guerra Civil de España ocupa también alguno de sus artículos.

A lo largo del libro, el lector encontrará fogonazos de distintas facetas de la realidad. De esta el autor no elige los momentos más destacados sino que prefiere fijar su atención en las personas que protagonizan los hechos. En los reportajes de Kisch aparece Charles Chaplin, pero son más frecuentes otras figuras, como una mujer que cree que su hijo es un asesino, los compañeros del frente de la Gran Guerra con sus grandezas y miserias, un campesino tirolés que relata cómo vende tres vacas para ir a luchar en España o un verdugo que relata su fortuito comienzo en su macabra profesión. Al autor no le importa tanto la relevancia como la verdad que puede rastrear tras las acciones que relata. Según afirma, “la labor del reportero es, en esencia, la más honesta, la más objetiva y la más importante… Podrá exagerar, divulgar noticias de dudosa credibilidad, pero siempre depende del hecho en sí, de la objetividad”. La verdad es, en este sentido, el hilo conductor de esta recopilación.

La realidad que presenta Kisch en sus artículos es dura, pero no cruel. El escritor siempre consigue humanizar los relatos más terribles gracias a su estilo, caracterizado por el sentido del humor, el contraste de puntos de vista y una cuidada redacción. La tensión narrativa y la descripción consiguen que el lector no pueda dejar de leer los reportajes una vez empezados. Un clásico del género periodístico que merece la pena conocer y no olvidar.

 Otros artículos que te pueden interesar
Las plataformas online plantan cara a los conglomerados de medios de EE.UU.
Scruton cuenta por qué la belleza importa
Tom Wolfe, frente al arte moderno. La reflexión de "La palabra pintada"
Maite Barros: "Cada poeta tiene su color, su forma, su ritmo, su equilibrio y su composición"
La artista chilena, Maite Barros, expone en Abierto Espacio Cultural a partir del próximo 22 de mayo
AHORA EN PORTADA | Ver  
Pólvora política
Argentina: Lo que realmente emerge es una crisis importante
El Parlamento Europeo exige una política de asilo europea más justa y efectiva
La sinfonía de la libertad
La libertad no es automática: el caso Galeano
 EUROPA
Pólvora política
37.000 personas han arriesgado su vida en el Mediterráneo este año
La diferencia (en dinero) entre ganar la Champions o la Europa League
Las redes LTE más rápidas de Europa
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Argentina: Lo que realmente emerge es una crisis importante
La sinfonía de la libertad
La libertad no es automática: el caso Galeano
Pólvora política
El Parlamento Europeo exige una política de asilo europea más justa y efectiva

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS