Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
16 FEBRERO 2019 | ACTUALIZADO 10:33
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
LLUIS FOIX

La sinfonía de la libertad
La Sinfonía de la Libertad es un libro estimulante, culto, pensado. Antoni Batista ha escrito, posiblemente, el mejor de sus numerosos libros, al menos el que más me ha interesado por su intencionalidad y por contextualizar de forma lúcida las relaciones entre la música, la gran música, y la política.
Actualizado 23 junio 2018  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Lluis Foix   


No es una reflexión improvisada sino el resultado de muchas horas de leer partituras, de tocar el piano y de vivir con intensidad los acontecimientos políticos que cubrió como periodista y como activista. Me parecen lúcidas las relaciones que establece entre la música romántica y los cambios políticos que se produjeron en Europa antes, durante y después de la Revolución Francesa. La fascinación de Beethoven por Napoleón le llevó a escribir la Heroica que llevaba originariamente el título de Napoleón.
Pero el episodio que más me ha cautivado ha sido el que se refiere a Dmitri Shostakóvich y su sinfonía de Leningrado. Coincido con Batista que Shostakóvich es posiblemente el mejor músico del siglo veinte, el que pone solfa a las alegrías de la revolución, a sus fracasos, a las difíciles relaciones que cualquier intelectual pudo tener con Stalin. Batista afirma que “tal vez a Shostakóvich sólo le sobrepasaron Bach, Mozart y Beethoven”.

La sinfonía de la libertad que titula el libro cobró sentido en el sitio de Leningrado, una de las batallas más cruentas de la terrible historia de la guerra. Novecientos días penosos de intentar sobrevivir a los ataques de la artillería y la aviación nazis, y a la hambruna del asedio. Setecientos mil muertos en casi cuatro años en aquella absurda batalla. Una tragedia que describió literariamente y patrióticamente Vasili Grossman en Vida y Destino, posiblemente la mejor literatura sobre la segunda guerra mundial, al igual que Tolstoi reflejó la victoria sobre Napoleón en Guerra y Paz. Rusia es siempre redimida por la literatura.

Fue en Leningrado donde lucharon dos totalitarismos enfrentados y “cuando se enfrentan dos monstruos perece el sueño de la razón que los produce y la humanidad es su peor y mayor daño colateral”. Fue en plena batalla de Leningrado donde los altavoces de la sinfonía de Shostakóvich llegaron con volumen amplificado para neutralizar la artillería y la aviación de Hitler. La música venció a las bombas. La cultura siempre arrasa a la sinrazón.
Shostakóvich fue venerado por Stalin, vilipendiado, perseguido, olvidado hasta renacer con su gran fuerza espiritual y artística venciendo a las fuerzas del mal. Batista recurre a la afirmación del teólogo Karl Barth cuando dice que “cuando los ángeles tocan para ellos, tocan Mozart; cuando tocan para Dios, tocan Bach”. Batista se permite añadir que cuando tocan par el mundo, tocan Beethoven. Está convencionalmente aceptado que estos son los tres grandes gigantes de la música. Pero el cuarto ya no está tan claro. Cada persona tiene su cuarto, que puede rondar estadísticamente en Vivaldi, Händel, Haydn, Schubert, Mahler… Y además, afirma Batista, puede ser cambiante, según momentos de la vida de quien lo elija. Yo elijo a Shostakóvich, proclama. Yo, personalmente, también. Gracias Antoni por haber escrito un libro de altura, culto, fruto del estudio y la observación. Una persona culta no puede dejar de leerlo.

Una afirmación solemne de Batista: “los pianistas rusos tocan con la fuerza suficiente para que les oiga toda Rusia”. Exacto.

 Otros artículos que te pueden interesar
Un desastre socio económico llamado Nicaragua
Nicaragua sigue siendo el segundo país más pobre de la región, superado tan sólo en su desgracia por la paupérrima Haití.
Bukele y cómo terminar con la pobreza, el éxodo y la violencia  
"Nayib Bukele arrasó en El Salvador. Bukele es un outsider que utilizó GANA como vehículo electoral, un partido de derecha desgajado de ARENA."
Viktor Frankl: Logoterapia en la vida moderna
"...Victor Frankl ha revolucionado la ciencia con sus contribuciones de gran valía ( ... ) a pesar de ir a contracorriente de la opinión por el momento dominante."
El capitalismo prefiere a Evo, no a Macri
"...así como Macri no consiguió inversiones en su primer viaje a Davos ni en ningún otro periplo, tampoco las conseguirá en la India en tanto no baje la presión fiscal, la inflación y las tasas de interés."
Los venezolanos ya votaron, con los pies
Solo en Colombia hay cerca de un millón de venezolanos que han huido del gobierno chavista dejando familia, trabajo, estudios y hasta propiedades.
AHORA EN PORTADA | Ver  
Un desastre socio económico llamado Nicaragua

Nicaragua sigue siendo el segundo país más pobre de la región, superado tan sólo en su desgracia por la paupérrima Haití.
El capitalismo prefiere a Evo, no a Macri

"...así como Macri no consiguió inversiones en su primer viaje a Davos ni en ningún otro periplo, tampoco las conseguirá en la India en tanto no baje la presión fiscal, la inflación y las tasas de interés."
España, entre los países europeos con más mujeres en empresas de alta tecnología

Según datos de la UNESCO, menos del 30% de los investigadores en todo el mundo son de género femenino.
Elena Caicoya en Abierto Espacio Cultural

La artista inauguró el primero de febrero su muestra pictórica "Close the Word". Su esfuerzo, dedicación y talento se ven reflejados en una trayectoria expositiva intensa, que ha despertado el interés y la buena acogida del público.
Viktor Frankl: Logoterapia en la vida moderna

"...Victor Frankl ha revolucionado la ciencia con sus contribuciones de gran valía ( ... ) a pesar de ir a contracorriente de la opinión por el momento dominante."
ARCHIVO
Ver posts de otros meses

AGOSTO 2018 (4 artículos)

JULIO 2018 (3 artículos)

JUNIO 2018 (4 artículos)

ABRIL 2018 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2017 (5 artículos)

AGOSTO 2017 (2 artículos)

JULIO 2017 (2 artículos)

JUNIO 2017 (9 artículos)

MAYO 2017 (10 artículos)

ABRIL 2017 (11 artículos)

MARZO 2017 (8 artículos)

FEBRERO 2017 (9 artículos)

ENERO 2017 (10 artículos)

DICIEMBRE 2016 (7 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (7 artículos)

OCTUBRE 2016 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (6 artículos)

AGOSTO 2016 (5 artículos)

JULIO 2016 (9 artículos)

JUNIO 2016 (5 artículos)

MAYO 2016 (5 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (2 artículos)

FEBRERO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (7 artículos)

DICIEMBRE 2015 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (8 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (12 artículos)

AGOSTO 2015 (5 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (11 artículos)

MAYO 2015 (10 artículos)

ABRIL 2015 (9 artículos)

MARZO 2015 (8 artículos)

FEBRERO 2015 (7 artículos)

ENERO 2015 (9 artículos)

DICIEMBRE 2014 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (3 artículos)

OCTUBRE 2014 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (7 artículos)

AGOSTO 2014 (5 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (2 artículos)

MAYO 2014 (2 artículos)

ABRIL 2014 (1 artículos)

MARZO 2014 (3 artículos)

FEBRERO 2014 (3 artículos)

ENERO 2014 (3 artículos)

 RUSIA
La cumbre de la pelota
Llegar tarde como norma
Vladimir Putin, ¿Un presidente para siempre?
Twitter admite que los rusos manipularon las redes sociales para influenciar la elección norteamericana de 2016
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Viktor Frankl: Logoterapia en la vida moderna
Esperanza en Venezuela
El capitalismo prefiere a Evo, no a Macri
Los venezolanos ya votaron, con los pies
El siempre repugnante antisemitismo

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS