Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
18 OCTUBRE 2018 | ACTUALIZADO 18:41
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
LLUIS FOIX

Europeísmo de baja intensidad
Los 200 alcaldes con sus varas, con su avión fletado y con su entusiasmo no han convencido a las autoridades de la Unión. ¿Quién paga los gastos de estos desplazamientos masivos?
Actualizado 8 noviembre 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Lluis Foix   

Desde el primer momento de la ruta independentista trazada por Artur Mas escribí y volví escribir que la independencia de Catalunya no podría tener éxito si iba contra España y si no contaba con Europa, Los que han liderado el procés lo sabían y, a pesar de todo, no se detuvieron en un empeño que objetivamente era inútil.

Catalunya está aislada del mundo desde hace cinco años. No viene nadie, aparte de los millones de turistas, y nadie recibe a los dirigentes independentistas que han puesto todos los medios para ser recibidos por algún miembro de un gobierno o presidente de institución en Europa o en el mundo democrático. En tiempos de Pujol era frecuente la visita de estadistas, ministros y personajes de primera fila al Palau de la Generalitat. Eran obsequiados con cenas con categoría de Estado, se intercambiaban discursos, se establecían complicidades con los principales líderes europeos.

Pujol visitaba Estados Unidos, fue recibido por George Bush sren la Casa Blanca, y era reconocido y respetado por todos los gobiernos europeos. Visitaba Israel, Chile, Argentina, Uruguay y prácticamente todos los países latinoamericanos. Catalunya estaba en el mapa político europeo. Pujol presidió la Europa de las regiones y se entrevistaba con el presidente del Parlamento Europeo. Una vez le acompañé.

La estampa de hoy en Bruselas es la historia de una fracaso político y diplomático. Carles Puigdemont no ha podido ni siquiera entrar en el Parlamento Europeo y se ha reunido en un espacio anejo que no tenía nada que ver con las instituciones europeas. Los diputados nacionalistas no consiguieron establecer un puente con las autoridades europeas. Los 200 alcaldes con sus varas, con su avión fletado y con su entusiasmo no han convencido a las autoridades de la Unión. ¿Quién paga los gastos de estos desplazamientos masivos? Animo al periodismo de investigación que lo averigüe.

A juzgar por las imagines y por el discurso de Carles Puigdemont se percibían hoy en Bruselas dos adversarios o enemigos que no entienden la lucha de los independentistas. Uno es el Estado español al que Puigdemont ha acusado de perpetrar un golpe de Estado y el otro son las instituciones europeas que no han dejado constancia oficial de la expedición catalana.El trato del ex gobierno en el exilio será con las autoridades judiciales.

La antorcha del catalanismo político o del independentismo no desaparecerá, ocurra lo que ocurra en los próximos meses. Pero el independentismo tendrá que reflexionar, tranquilizarse y admitir que la ruptura unilateral con España no se puede hacer a golpe de manifestaciones ni tampoco con gestos de astucia. Lo primero que hay quer hacer es obtener una mayoría social entre los catalanes y a continuación buscar la forma de reivindicar los intereses de Catalunya respecto a España, a Europa y al mundo. No se puede recurrir al populismo de las calles, a las emociones y a las legítimas aspiraciones de muchos catalanes sin tener en cuenta el resto, sus intereses y sus ambiciones contrapuestas.

Las imágenes de hoy en Bruselas son de un europeísmo de baja intensidad, a contracorriente, solitario, soberbio y engañoso.

 Otros artículos que te pueden interesar
La prédica de Donald Trump desde las naciones Unidas termina dejándolo aislado
Los mensajes de Donald Trump resonaron inequívocamente en el ente multilateral más importante del mundo y no recibieron los endosos y apoyos que quizás alguno esperaba.
Argentina: El turno de aniquilar el despilfarro
Desde hace décadas que el tema está en la agenda. Sin embargo, en los últimos meses ha crecido la preocupación en torno al desproporcionado gasto estatal,...
Argentina, la democracia en peligro
En Argentina desde 1983 se decidió vivir en democracia.
El dilema del saber: entre la verdad y la duda
A estudiantes hay que trasmitirles un  equilibrio imprescindible en la extraordinaria aventura del conocimiento.Reza el adagio latino: ubi dubiun ibi libertas, es decir, donde hay duda hay libertad.
El liberalismo y la cultura
Mucha razón le asistía a Antonio Gramsci cuando desde el lado totalitario aconsejaba: "tomen la cultura y la educación, el resto se da por añadidura".
AHORA EN PORTADA | Ver  
¿Se recupera la economía de Brasil?

En las elecciones generales de este domingo 7 de octubre, Brasil definirá su curso político y económico para los próximos años. Está por verse si el país será capaz de dejar atrás los recientes periodos de inestabilidad.
185 mil españoles cursaron un máster en 2017

El número de estudiantes en programas de máster era inferior a 20.000 en el curso 2006-2007
Grandes libros, grandes búsquedas

Más allá de su calidad estrictamente literaria o de su importancia histórica, los grandes libros son grandes búsquedas de sentido. No son por ello menos obras de arte y, de hecho, si son instrumentos imprescindibles, es precisamente gracias a su belleza y a su hondura.
El dilema del saber: entre la verdad y la duda

A estudiantes hay que trasmitirles un  equilibrio imprescindible en la extraordinaria aventura del conocimiento.Reza el adagio latino: ubi dubiun ibi libertas, es decir, donde hay duda hay libertad.
ARCHIVO
Ver posts de otros meses

AGOSTO 2018 (4 artículos)

JULIO 2018 (3 artículos)

JUNIO 2018 (4 artículos)

ABRIL 2018 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2017 (5 artículos)

AGOSTO 2017 (2 artículos)

JULIO 2017 (2 artículos)

JUNIO 2017 (9 artículos)

MAYO 2017 (10 artículos)

ABRIL 2017 (11 artículos)

MARZO 2017 (8 artículos)

FEBRERO 2017 (9 artículos)

ENERO 2017 (10 artículos)

DICIEMBRE 2016 (7 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (7 artículos)

OCTUBRE 2016 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (6 artículos)

AGOSTO 2016 (5 artículos)

JULIO 2016 (9 artículos)

JUNIO 2016 (5 artículos)

MAYO 2016 (5 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (2 artículos)

FEBRERO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (7 artículos)

DICIEMBRE 2015 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (8 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (12 artículos)

AGOSTO 2015 (5 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (11 artículos)

MAYO 2015 (10 artículos)

ABRIL 2015 (9 artículos)

MARZO 2015 (8 artículos)

FEBRERO 2015 (7 artículos)

ENERO 2015 (9 artículos)

DICIEMBRE 2014 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (3 artículos)

OCTUBRE 2014 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (7 artículos)

AGOSTO 2014 (5 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (2 artículos)

MAYO 2014 (2 artículos)

ABRIL 2014 (1 artículos)

MARZO 2014 (3 artículos)

FEBRERO 2014 (3 artículos)

ENERO 2014 (3 artículos)

 ESPAÑA
185 mil españoles cursaron un máster en 2017
El número de estudiantes en programas de máster era inferior a 20.000 en el curso 2006-2007
Grandes libros, grandes búsquedas
Más allá de su calidad estrictamente literaria o de su importancia histórica, los grandes libros son grandes búsquedas de sentido. No son por ello menos obras de arte y, de hecho, si son instrumentos imprescindibles, es precisamente gracias a su belleza y a su hondura.
770 personas fueron detenidas en España por yihadismo desde la masacre de Atocha
Inmigración y Cooperación al Desarrollo: errores y desaciertos
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
El dilema del saber: entre la verdad y la duda
El liberalismo y la cultura
Luis Almagro levanta una innecesaria polvareda
La era del consentimiento ha llegado
La prédica de Donald Trump desde las naciones Unidas termina dejándolo aislado

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS