Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
25 NOVIEMBRE 2017 | ACTUALIZADO 02:59
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ÁLVARO VARGAS LLOSA

La purga de "El feroz"
Mohammed bin Salman
Le dicen "El feroz", tiene apenas 32 años y es el heredero del reino petrolero que manda en el Golfo Pérsico y una parte de Medio Oriente, y que es un aliado estratégico de Estados Unidos y la Unión Europea.
Actualizado 11 noviembre 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Álvaro Vargas Llosa   

En los últimos días, ha asombrado al mundo desatando una cacería descomunal contra príncipes, ministros, ex ministros, militares y policías a los que considera peligrosos y acusa de corruptos.

Todo empezó cuando, hace pocos meses, el rey Salman, mandamás saudita, desplazó al príncipe Bin Nayef, que era el heredero del trono, y puso en su lugar a Mohammed bin Salman, provocando un trauma en el “establishment”.

Casi de inmediato, el nuevo heredero declaró que iniciaría una modernización del reino para acabar con la dependencia con respecto al petróleo. Pronto, el reformismo amplió sus horizontes e invadió el área social, estremeciendo los cimientos conservadores de un país que lleva cuatro décadas abrazando intensamente el “wahabibsmo”, la interpretación más fundamentalista del islam, como arma preventiva contra el riesgo de una revolución teocrática parecida a la que en su día reemplazó al Sha por los imanes en Irán.

Empezaron a ocurrir cosas tan impensables como acabar con la segregación de los sexos en áreas públicas y el anuncio de que se permitirá a las mujeres conducir, entre otras muchas manifestaciones de lo que Bin Salman llamó un islam “tolerante y abierto”.

Hasta allí, todo muy bien. Pero sucedieron dos cosas más. Una fue el inicio de una agresividad en política exterior que pretendía limitar la influencia de Irán, el gran enemigo, pero causó tensiones que han ido creciendo. Riad intensificó la intervención militar en Yemén y lideró un bloqueo contra Qatar, al que acusó de excesiva cercanía a Teherán.

Lo segundo fue una persecución en forma contra todo aquel que, a ojos del príncipe heredero, representa un obstáculo potencial para sus planes. El fin de semana último, la purga alcanzó una espectacularidad rimbombante, con decenas de figuras clave del “establishment” arrestadas por las fuerzas de seguridad, ahora totalmente leales a Bin Salman (eso sí, los encarceló en el Ritz, no faltaba más). Entre ellos hay ya unos 60 príncipes. Está también, por ejemplo, el magnate Al Walid Bin Talal, inversor de empresas emblemáticas de la economía global.

Todo esto ha dejado perplejos a Estados Unidos y Europa. Las democracias de Occidente ven con buenos ojos el esfuerzo de modernización de un reino cuyo fundamentalismo religioso ha sido en parte responsable del financimiento del organizaciones violentas y unas reformas que podrían erosionar al islamismo más radical si logran contagiar a la región. Pero también temen que los procedimientos brutales, reñidos con toda legalidad e institucionalidad, a la larga provoquen más inestabilidad si desencadenan una reacción violenta contra la consolidación del poder unipersonal de Bin Salman.

En otro tipo de país, esto sería tomado como una anécdota distante. En Arabia Saudita, es un asunto importante, pues la inestabilidad -o eventualmente la guerra civil- sólo favorecería a los islamistas radicales y podría privar a Occidente de un aliado previsible, además de los estragos que podría provocar en el mercado petrolero por el peso de Riad en la OPEP.

¿Está Bin Salman reformando de verdad el reino 40 años después del inicio de la expansión del wahabismo y muchos más de dependencia petrolera? ¿O es ésta una mera operación para acumular poder personal que tendrá consecuencias peligrosas?

Es imposible a estas alturas saberlo con certeza. Pero la sola pregunta es ya una razón para prestar la mayor atención a los predios de la dinastía de los Saúd.

 Otros artículos que te pueden interesar
Bástate con mi gracia
Chile, la noche de la "no sorpresa"
Los tribunales franceses condenan a un enriquecido político africano
Post Production Life
Mariquita Sánchez, la precursora
AHORA EN PORTADA | Ver  
Chile, la noche de la "no sorpresa"
Barcelona se queda sin la Agencia Europea del Medicamento
El mapa del crimen en América Latina
Post Production Life
Bástate con mi gracia
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2017

Chile, la noche de la "no sorpresa"

Un año después de aquella noche

La purga de "El feroz"

Rajoy frente a Cataluña
OCTUBRE 2017

Venezuela: el ocaso de la MUD

¿El renacer de la Argentina?

Las eliminatorias del Mundial: el otro mensaje

Ver posts de otros meses

JUNIO 2017 (4 artículos)

MAYO 2017 (7 artículos)

ABRIL 2017 (8 artículos)

MARZO 2017 (8 artículos)

FEBRERO 2017 (6 artículos)

ENERO 2017 (4 artículos)

DICIEMBRE 2016 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (3 artículos)

OCTUBRE 2016 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (7 artículos)

AGOSTO 2016 (5 artículos)

JULIO 2016 (5 artículos)

JUNIO 2016 (9 artículos)

MAYO 2016 (9 artículos)

ABRIL 2016 (7 artículos)

MARZO 2016 (3 artículos)

ENERO 2016 (6 artículos)

DICIEMBRE 2015 (7 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (10 artículos)

OCTUBRE 2015 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (7 artículos)

AGOSTO 2015 (9 artículos)

JULIO 2015 (4 artículos)

JUNIO 2015 (10 artículos)

MAYO 2015 (5 artículos)

ABRIL 2015 (8 artículos)

MARZO 2015 (7 artículos)

FEBRERO 2015 (7 artículos)

ENERO 2015 (5 artículos)

DICIEMBRE 2014 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (9 artículos)

OCTUBRE 2014 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (8 artículos)

AGOSTO 2014 (6 artículos)

JULIO 2014 (5 artículos)

JUNIO 2014 (9 artículos)

MAYO 2014 (7 artículos)

ABRIL 2014 (7 artículos)

MARZO 2014 (9 artículos)

FEBRERO 2014 (8 artículos)

ENERO 2014 (7 artículos)

DICIEMBRE 2013 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (4 artículos)

OCTUBRE 2013 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (5 artículos)

AGOSTO 2013 (7 artículos)

JULIO 2013 (4 artículos)

JUNIO 2013 (7 artículos)

MAYO 2013 (9 artículos)

ABRIL 2013 (8 artículos)

MARZO 2013 (6 artículos)

FEBRERO 2013 (6 artículos)

ENERO 2013 (5 artículos)

DICIEMBRE 2012 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (6 artículos)

OCTUBRE 2012 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (6 artículos)

AGOSTO 2012 (3 artículos)

JULIO 2012 (4 artículos)

JUNIO 2012 (5 artículos)

MAYO 2012 (4 artículos)

ABRIL 2012 (4 artículos)

FEBRERO 2012 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (2 artículos)

OCTUBRE 2011 (1 artículos)

MAYO 2011 (1 artículos)

ABRIL 2011 (4 artículos)

MARZO 2011 (5 artículos)

FEBRERO 2011 (4 artículos)

ENERO 2011 (4 artículos)

DICIEMBRE 2010 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (4 artículos)

OCTUBRE 2010 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (5 artículos)

AGOSTO 2010 (4 artículos)

JULIO 2010 (5 artículos)

JUNIO 2010 (4 artículos)

MAYO 2010 (4 artículos)

ABRIL 2010 (5 artículos)

MARZO 2010 (2 artículos)

FEBRERO 2010 (3 artículos)

ENERO 2010 (5 artículos)

DICIEMBRE 2009 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (4 artículos)

OCTUBRE 2009 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (5 artículos)

AGOSTO 2009 (4 artículos)

JULIO 2009 (3 artículos)

JUNIO 2009 (4 artículos)

MAYO 2009 (4 artículos)

ABRIL 2009 (4 artículos)

MARZO 2009 (4 artículos)

FEBRERO 2009 (4 artículos)

ENERO 2009 (4 artículos)

DICIEMBRE 2008 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (4 artículos)

OCTUBRE 2008 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2008 (5 artículos)

AGOSTO 2008 (3 artículos)

JULIO 2008 (4 artículos)

JUNIO 2008 (5 artículos)

MAYO 2008 (3 artículos)

ABRIL 2008 (4 artículos)

MARZO 2008 (2 artículos)

 ARABIA SAUDÍ
Hacia una guerra civil entre musulmanes
Los atentados suicidas se han prodigado sangrientamente en el universo musulmán al término del Ramadán. Centenares de muertos en la capital de Bangladesh, Bagdad, Istanbul y Arabia Saudí.
El rey saudita reclamó que Irán deje de apoyar a milicias terroristas y facciones armadas
Fue al término de una cumbre con el presidente de Turkmenistán y mientras avanzan las negociaciones para lograr la paz en Yemen.
Arabia Saudita y el 11 de septiembre
Parte del informe oficial tras el ataque del 11S fue censurado. Hoy, todo parece indicar que las conexiones con el gobierno saudí son claras.
Adel al Jubeir: Irán es "una amenaza regional"
El ministro de Asuntos Exteriores saudí, Adel al Jubeir, anunció la ruptura de relaciones y dio 48 horas a los diplomáticos iraníes para abandonar el país.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
El orígen de las mayores trifulcas
Mariquita Sánchez, la precursora
Un sacerdote ejemplar: James S. Sadowsky
Un año sin Fidel
¿A quién buscas agradar?

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS