Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
22 SEPTIEMBRE 2018 | ACTUALIZADO 19:06
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
La invasión de los castores
Modificar desaprensivamente los equilibrios naturales conlleva riesgos. La historia de los castores lo prueba.
Actualizado 14 agosto 2018  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Emilio J. Cárdenas   
                                                                                             
El diario norteamericano Washington Post acaba de recoger una historia patagónica compleja. La de la actual invasión de castores que sufren Tierra del Fuego y el sur de la Patagonia, fenómeno que puede de pronto extenderse territorialmente aún más.
 
En el hemisferio norte, en sus zonas más frías, habita naturalmente el castor. Como es sabido, construye represas y conforma y deforma espacios acuáticos caprichosamente. Esto ocurre desde hace ya más de 7 millones de años. La madera de los sauces es su herramienta preferida. Algunos dicen que fueron los castores los que –en los hechos- enseñaron y obligaron a saltar a los salmones, para poder superar los inesperados obstáculos que los castores pusieron en sus caminos.
 
En 1946, algunos argentinos llevaron 20 castores canadienses a Tierra del Fuego. Al no advertir que allí no existen los lobos, ni los osos, predadores naturales de los castores, la llegada de estos pequeños animales derivó en una expansión sin límites. Se calcula que hoy, entre Tierra del Fuego y la Patagonia hay, en esa lindísima zona, unos 200.000 castores. Con sus diques, ellos han afectado ya el 15% de la tierra fueguina y más de la mitad de sus ríos y arroyos. Están, en algunas zonas, realmente por todos lados, cortando árboles sin cesar.
 
Ante la invasión, tanto la Argentina como Chile pusieron en marcha programas destinados a tratar de controlar su expansión, tanto en los bosques, como en las estepas. Esencialmente esos esfuerzos se basaron en la utilización de trampas de distinto tipo. Hasta ahora, esos programas parecen haber fracasado y la población de castores continúa en expansión. Como especie “no nativa”, los castores desequilibran el hábitat en el que ahora viven. Para otros animales, como el pájaro carpintero, los castores han sido una bendición, desde que dejan descubiertos los árboles en los que esas aves trabajan. Como las represas que los castores construyen generan pequeños lagos llenos de crustáceos, también los patos han aparentemente salido beneficiados.
 
A la importación de castores, siguió la importación de visones, que fueron también dispersos –en este caso por el gobierno chileno- en Tierra del Fuego. Junto con los castores, los visones también florecieron, aunque a costa de algunos pájaros y pequeños mamíferos nativos. La consecuencia es un ecosistema nuevo, que hoy incluye a todos los animales nombrados.
 
No obstante, por los daños que los castores generan, los gobiernos a ambos lados de la cordillera los están combatiendo. Ocurre que los pequeños arquitectos que trabajan constantemente son capaces de alterar muy rápidamente los ecosistemas originales.
 
La moraleja es simple: modificar desaprensivamente los equilibrios naturales conlleva riesgos. La historia de los castores lo prueba, desde que el medioambiente al que llegan, una vez que ellos se instalan, deja de ser lo que era y se transforma en algo muy distinto. Por esto, la preocupación de algunos ecologistas. Y los esfuerzos por tratar de controlar el crecimiento de la especie importada.
   
(*) Emilio J. Cárdenas: Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.
 Otros artículos que te pueden interesar
185 mil españoles cursaron un máster en 2017
El número de estudiantes en programas de máster era inferior a 20.000 en el curso 2006-2007
Los europeos no quieren cambiar la hora dos veces cada año
España, entre los países más a favor de suprimir el cambio de hora
Londres encabeza el ranking de ciudades con anuncios en Airbnb
En Madrid y Barcelona se pueden reservar alrededor de 16.000 y casi 21.000 alojamientos respectivamente.
La OIM y ACNUR piden a los estados que faciliten el asilo de venezolanos
El Estado con más migrantes venezolanos es Colombia, seguido de Estados Unidos y España.
Más de dos millones de musulmanes peregrinaron a la Meca
Esta peregrinación es la más importante del islam y obligatoria para aquellos con suficientes medios económicos y la salud necesaria
AHORA EN PORTADA | Ver  
Con ambición renovada el ex presidente iraní Mahdmoud Ahmadinejad insiste en regresar al mundo de la política

El líder supremo religioso de Irán, ante lo que sucede, le ha sugerido públicamente que cese en su intento porque, señaló, "no responde al interés de su país"
Argentina: Se confirma el estallido de la burbuja

Claramente el estallido de la burbuja que infló el gobierno argentino con préstamos siderales se confirma.
185 mil españoles cursaron un máster en 2017

El número de estudiantes en programas de máster era inferior a 20.000 en el curso 2006-2007
Grandes libros, grandes búsquedas

Más allá de su calidad estrictamente literaria o de su importancia histórica, los grandes libros son grandes búsquedas de sentido. No son por ello menos obras de arte y, de hecho, si son instrumentos imprescindibles, es precisamente gracias a su belleza y a su hondura.
Peter Pan y el hombre enjaulado

Por ahora en lo que va de la pulseada de la civilización los derechos proclamados y reconocidos por los Locke van perdiendo frente a los Russeau.
 ARGENTINA
Carta abierta al Presidente
Su gobierno no ha procedido con la firmeza necesaria para rectificar el rumbo y se ha mantenido en la misma pendiente del pasado por más que sus intenciones y las de sus colaboradores hayan sido las mejores.
Argentina: Se confirma el estallido de la burbuja
Claramente el estallido de la burbuja que infló el gobierno argentino con préstamos siderales se confirma.
José Ingenieros acerca del hombre mediocre
Vuelvo sobre el tema de la mediocridad desde otros ángulos.
Échale la culpa a Rio: el PIB caerá en 2019
El peso cayó casi 70% con respecto al dólar en lo que va del año, mientras que el real "solo" 20%.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Estamos a tiempo
Buenas perspectivas para la economía de Chile
China a la conquista de América Latina
Peter Pan y el hombre enjaulado
Échale la culpa a Rio: el PIB caerá en 2019

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS