Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
20 NOVIEMBRE 2017 | ACTUALIZADO 12:27
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
EMILIO J. CÁRDENAS

La insensatez aproxima cada vez más a Venezuela al caos
La alternativa parecería ser una sola: convocar a elecciones anticipadas y permitir que sean los propios venezolanos quienes decidan su futuro.
Actualizado 10 enero 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Emilio J. Cárdenas   
 Auditoría de Libertad Económica en Venezuela
 Venezuela juega con fuego en el MERCOSUR
Escribo estas líneas cuando todavía faltan horas para que se acabe el 2016. Una última mirada a lo que sucede en nuestra región no puede evitar detenerse en el largo martirio a que Nicolás Maduro y los suyos han sometido al pueblo venezolano. Confieso que mirar a Venezuela me duele. Profundamente. Y además me genera una sensación de impotencia que, por lo menos, me obliga a exteriorizar lo que pienso.
 
Hay 31 millones de venezolanos que saben que la situación en la que viven no puede durar. Presienten un desenlace que el autoritarismo del gobierno “bolivariano” parece haber dilatado más allá de lo razonable. Viven en una escasez permanente de alimentos y medicamentos, a la que suman una inflación de tres dígitos. Venezuela es como si no tuviera moneda, porque el bolívar no vale nada. Basta recordar que el billete de más alta denominación, el de 100 bolívares, equivale a 0,2 centavos de dólar. Cualquier operación de alguna envergadura tiene entonces un capítulo inevitable que supone como transportar el precio, cuando se paga al contado. Los venezolanos se han acostumbrado a que las transacciones más comunes suponen lidiar con fajos de dinero, lo que es simplemente una tortura más en la vida diaria.
 
Pero antes del cierre del 2016 Nicolás Maduro volvió a evidenciar su tremenda incapacidad para gobernar. Anunció que los billetes de 100 bolívares dejarían de tener valor en un plazo de apenas 72 horas. A lo que acompañó con el cierre de las fronteras de su país con Brasil y con Colombia, suponiendo que una organización criminal especulaba con la moneda venezolana en los dos países antes mencionados ¿Desconocimiento? ¿Demencia? ¿Incompetencia? Cualquiera sea la respuesta, lo de Nicolás Maduro pertenece al capítulo de lo absurdo.
 
Los venezolanos, ante lo sucedido se quedaron de pronto sin la posibilidad de comprar los productos más elementales. Casi la mitad de ellos no tiene cuenta en ningún banco. La alternativa resultó de hierro y los saqueos en busca de alimentos y artículos de todo tipo se sucedieron en distintas ciudades, especialmente en Ciudad Bolívar. Como consecuencia: anomia, violencia, muertes y daños de todo tipo. El responsable de lo sucedido tomó una sola medida: disponer que los billetes en cuestión tendrían validez hasta el 2 de enero de 2017, y reabrir, bajo presión, las fronteras. De lo contrario, el caos se hubiera extendido a todo el país.
 
Como suele suceder Nicolás Maduro apuntó a los Estados Unidos, sugiriendo que todo lo que acontecía era consecuencia de una maniobra perversa del gobierno norteamericano. Pero tanto va el cántaro a la fuente que hoy ese recurso ya no le sirve. Apenas un 1% de los venezolanos le cree. Casi el 80% de los venezolanos señala que el gran culpable es el gobierno “bolivariano” y considera que la escasez de todo no es sino consecuencia del modelo colectivista. Lo cierto es que las encuestas sugieren que el 81% de los venezolanos le ha dado la espalda al marxismo y quiere un cambio en otra dirección.
 
Uno se pregunta entonces cómo puede ser que la angustiosa situación de Venezuela no cambie. Las respuestas son de distintos colores. Primero, el fanatismo ideológico de quienes controlan el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial venezolano, y su constante apelación al uso de la fuerza. Segundo, el hecho desgraciado pero real de que la oposición está todavía dividida. Tercero, un estamento militar profundamente afectado por la corrupción y el narcotráfico. Cuarto, el hecho de que la presión internacional apunte al diálogo entre los venezolanos cuando está meridianamente claro que Nicolás Maduro no actuó ni actuará con buena fe.

La alternativa parecería ser una sola: convocar a elecciones anticipadas y permitir que sean los propios venezolanos quienes decidan su futuro. Para ello todas las presiones debieran apuntar en esa dirección, constantemente. El riesgo es que ello no sea factible y que de pronto el caos, con todas sus consecuencias se transforme en el desastre que las profecías de muchos han venido anticipando. No pensar en esto es imposible. Venezuela está coqueteando con un gigantesco desastre.
 
 
Emilio J. Cárdenas
Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas
 Otros artículos que te pueden interesar
Los tribunales franceses condenan a un enriquecido político africano
Post Production Life
Mariquita Sánchez, la precursora
Elecciones Chile: "El día después"
Un año sin Fidel
AHORA EN PORTADA | Ver  
Los tribunales franceses condenan a un enriquecido político africano
Inflación de octubre en Chile: 0,6% mensual, sobre lo esperado
España, quinto mejor país del mundo para nacer mujer según un estudio
Post Production Life
La trampa de la Soberanía
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2017

Los tribunales franceses condenan a un enriquecido político africano

Evo Morales y los suyos se aferran al poder
OCTUBRE 2017

Continúan las penurias del pueblo de Venezuela

"Nicolasito"y la vergüenza ajena

América Latina con un futuro inmediato de crecimiento

La revuelta de los médicos cubanos en Brasil

Latinoamérica: lo bueno, lo malo y lo feo

Nuevo "patinazo" del ex presidente uruguayo José "Pepe" Mujica

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2017 (4 artículos)

AGOSTO 2017 (5 artículos)

JULIO 2017 (4 artículos)

JUNIO 2017 (4 artículos)

MAYO 2017 (5 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (7 artículos)

FEBRERO 2017 (5 artículos)

ENERO 2017 (4 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (5 artículos)

OCTUBRE 2016 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (6 artículos)

JULIO 2016 (5 artículos)

JUNIO 2016 (7 artículos)

MAYO 2016 (4 artículos)

ABRIL 2016 (5 artículos)

MARZO 2016 (5 artículos)

FEBRERO 2016 (4 artículos)

ENERO 2016 (4 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (4 artículos)

AGOSTO 2015 (5 artículos)

JULIO 2015 (4 artículos)

JUNIO 2015 (5 artículos)

MAYO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (4 artículos)

MARZO 2015 (5 artículos)

FEBRERO 2015 (5 artículos)

ENERO 2015 (4 artículos)

DICIEMBRE 2014 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (4 artículos)

OCTUBRE 2014 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (6 artículos)

AGOSTO 2014 (6 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (7 artículos)

MAYO 2014 (5 artículos)

ABRIL 2014 (7 artículos)

MARZO 2014 (6 artículos)

FEBRERO 2014 (4 artículos)

ENERO 2014 (4 artículos)

DICIEMBRE 2013 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (4 artículos)

OCTUBRE 2013 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (4 artículos)

AGOSTO 2013 (4 artículos)

JULIO 2013 (5 artículos)

JUNIO 2013 (4 artículos)

MAYO 2013 (4 artículos)

ABRIL 2013 (6 artículos)

MARZO 2013 (5 artículos)

FEBRERO 2013 (4 artículos)

ENERO 2013 (5 artículos)

DICIEMBRE 2012 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (4 artículos)

OCTUBRE 2012 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (4 artículos)

AGOSTO 2012 (5 artículos)

JULIO 2012 (4 artículos)

JUNIO 2012 (5 artículos)

MAYO 2012 (4 artículos)

ABRIL 2012 (5 artículos)

MARZO 2012 (4 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (5 artículos)

DICIEMBRE 2011 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (5 artículos)

OCTUBRE 2011 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (2 artículos)

JULIO 2011 (3 artículos)

JUNIO 2011 (4 artículos)

MAYO 2011 (5 artículos)

ABRIL 2011 (4 artículos)

MARZO 2011 (4 artículos)

FEBRERO 2011 (4 artículos)

ENERO 2011 (3 artículos)

DICIEMBRE 2010 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (2 artículos)

OCTUBRE 2010 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (4 artículos)

AGOSTO 2010 (4 artículos)

JULIO 2010 (5 artículos)

JUNIO 2010 (5 artículos)

MAYO 2010 (4 artículos)

ABRIL 2010 (4 artículos)

MARZO 2010 (5 artículos)

FEBRERO 2010 (4 artículos)

ENERO 2010 (6 artículos)

DICIEMBRE 2009 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (4 artículos)

OCTUBRE 2009 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (5 artículos)

AGOSTO 2009 (2 artículos)

JULIO 2009 (4 artículos)

JUNIO 2009 (3 artículos)

MAYO 2009 (4 artículos)

ABRIL 2009 (3 artículos)

MARZO 2009 (4 artículos)

FEBRERO 2009 (4 artículos)

ENERO 2009 (5 artículos)

DICIEMBRE 2008 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (5 artículos)

OCTUBRE 2008 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2008 (4 artículos)

AGOSTO 2008 (4 artículos)

JULIO 2008 (4 artículos)

JUNIO 2008 (4 artículos)

MAYO 2008 (5 artículos)

ABRIL 2008 (3 artículos)

MARZO 2008 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2006 (1 artículos)

 VENEZUELA
Venezuela: el ocaso de la MUD
Continúan las penurias del pueblo de Venezuela
"Nicolasito"y la vergüenza ajena
¿Se debe votar en las elecciones regionales de Venezuela este domingo?
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Los tribunales franceses condenan a un enriquecido político africano
Irán cruzó la "línea roja" y su juego se revela al mundo
Un año sin Fidel
Elecciones Chile: "El día después"
Timochenko, presidente de Colombia

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS