Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
27 ENERO 2021 | ACTUALIZADO 20:37
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
Exportar carne roja no sólo depende del productor y de los frigoríficos
De poco sirve el esfuerzo del productor, si su propio Estado, que siempre lo castiga en su propia casa con impuestos e ineficiencias de todo tipo, no logra lo que otros Estados obtienen, que es un trato arancelario más atractivo que, de pronto, es el que define quien exporta, y quien no, a cada mercado en particular.
Actualizado 5 enero 2021  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Emilio J. Cárdenas   
Para países como la Argentina, la posibilidad misma de poder exportar carnes rojas al resto del mundo no depende, nunca, sólo de los productores y comercializadores. También depende del Estado del país vendedor y de su habilidad -o incompetencia- negociadora frente a los Estados de los países compradores. Una reciente nota publicada en el excelente diario uruguayo “El País”, el 30-12-2020, así lo evidencia, aparentemente.

En efecto, la carne roja uruguaya que se exporta a Gran Bretaña paga, al ingresar al mercado británico, un arancel de importación del orden del 40% del valor de la carne exportada. Altísimo. Casi la mitad del valor de la carne importada queda, entonces, en las arcas del Tesoro británico. Una expresión más de “perfidia”.

A su vez, cuando esa carne se exporta a China, como sucede con todos los países del Mercosur, ella debe pagar un arancel de importación del orden del 12%, cuando, en cambio, la carne australiana de similar calidad paga un arancel de importación mucho menor, de apenas entre el 4,8% y el 3,6%. Otra silenciada discriminación.

Sigamos con los ejemplos. Cuando la carne uruguaya entra, en cambio, a Japón, el arancel de importación es del 40%, mientras que la carne similar, pero proveniente de los EEUU, paga apenas un arancel del 13,3%; la de Australia, un arancel del 18,6%; y la de Nueva Zelanda, uno del 21,3%. Más de lo mismo, por cierto.

Esos pocos números deberían hacernos reflexionar. De poco sirve el esfuerzo del productor, si su propio Estado, que siempre lo castiga en su propia casa con impuestos e ineficiencias de todo tipo, no logra lo que otros Estados obtienen, que es un trato arancelario más atractivo que, de pronto, es el que define quien exporta, y quien no, a cada mercado en particular.

Este tema debería estar siempre en la agenda permanente de los productores con su propios Estados, para que nadie tenga condiciones de exportación que, por ellas mismas, sean las que abran puertas para algunos y para otros, en cambio, no.

Los datos comparativos deberían ser publicados regularmente, de modo que el gran público pueda calificar como corresponde la efectividad y eficiencia real de la acción exterior de sus propios gobiernos.

Cuando los gobiernos nacionales no son capaces de acotar las “brechas externas arancelarias” que enfrentan las exportaciones de su propio país, ellos son -seria y claramente- parte del problema. Porque son incapaces de derribar las barreras que otros gobiernos de países competidores han derribado. Así de simple y así de claro.
 


(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.
 Otros artículos que te pueden interesar
En nivel de confianza en las empresas en el mundo
En el programa de esta 51ª edición, los líderes mundiales debaten, principalmente, sobre cómo restablecer el crecimiento económico en la era post-covid.
Se aprueba la ampliación de las prórrogas de los contratos de alquiler
Madrid es la comunidad autónoma más cara para alquilar un apartamento
Los salarios mínimos en América Latina para 2021
Chile cuenta con el salario mínimo más alto, que totaliza unos 326.500 pesos chilenos o 441 dólares por mes
Hostelería y turismo, los sectores más afectados por los ERTE en España
El año 2020 cerró con algo más de 755.000 trabajadores en ERTE en el país, según los últimos datos correspondientes al pasado mes de diciembre publicados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.
¿Qué países latinoamericanos se recuperarán más rápido de la crisis?
La economía de América Latina y el Caribe se contrajo un 7,7% en términos reales en 2020.
AHORA EN PORTADA | Ver  
MERCADO INMOBILIARIO
Se aprueba la ampliación de las prórrogas de los contratos de alquiler

Madrid es la comunidad autónoma más cara para alquilar un apartamento
EMPRESA
En nivel de confianza en las empresas en el mundo

En el programa de esta 51ª edición, los líderes mundiales debaten, principalmente, sobre cómo restablecer el crecimiento económico en la era post-covid.
CORONAVIRUS Y DESIGUALDAD
La pandemia de las desigualdades

Los más pobres del mundo podrían tardar más de una década en recuperarse del impacto económico ocasionado por la crisis del coronavirus, mientras que las mil personas más ricas del planeta solo han necesitado nueve meses.
Antonio Fontán, paladín de la libertad y la concordia

Se publica la biografía política de un personaje clave para entender la España de la segunda mitad del siglo XX. Un hombre polifacético, catedrático de Latín, periodista y político, que asumió el desafío de modernizar el país en la Transición a la democracia.
La alarmante actualidad del siglo XVIII

John Maynard Keynes es la versión moderna de John Law, quien inauguró sus experimentos de inflación monetaria en Francia durante el reinado de Luis XV
 ARGENTINA
Derribando mitos: el Foro Económico Mundial y el FMI
El rol de los organismos internacionales en las decisiones de los Gobiernos. Está la idea de que son "promercados", pero lejos de eso, se financian por los Estados e imponen políticas keynesianas.
Ni la soja nos salva
El grano supera los US$500 la tonelada y es una alternativa interesante para invertir. No obstante, el Gobierno comete dos errores garrafales: un esquema cambiario que no ayuda a la exportación y suspendiendo la salida del maíz.
Denunciando un ´interesado mito´ anglosajón sobre América Latina
La mayoría de los argentinos hoy descree de su idoneidad para desempeñar el alto cargo que los lamentables "pactos" celebrados con Cristina Fernández le obsequiaran.
Un libro extraordinario de Carlos Escudé
"El fracaso del proyecto argentino. Educación e ideología" es una obra de inmenso valor para entender parte de la historia de nuestro país
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
La naturaleza sigue siendo sabia y esplendorosa
Estados Unidos y la Unión Europea unifican criterios sobre la necesidad de una etapa de cambios en Oriente Medio
La noticia más temida: la verdad
Derribando mitos: el Foro Económico Mundial y el FMI
Con Biden gana Buffet, o solo el mercado nivela

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS