Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
23 SEPTIEMBRE 2019 | ACTUALIZADO 00:47
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ELENA VALERO NARVÁEZ

Sindicalismo, enemigo del progreso.
Los acontecimientos de días atrás en Virreyes.
Uno de los rasgos patentes del sindicalismo argentino es el populismo, pero rechaza la revolución tal como es entendida por anarquistas, socialistas o comunistas, aunque, muchas veces, como amenaza, esgrime posturas que recuerdan tácticas de esas corrientes de pensamiento.
Actualizado 16 julio 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Elena Valero Narváez   
El populismo del sindicalismo en Argentina, se encuentra más cerca del corporativismo. No tienen “conciencia de clase” sino “ conciencia estatista”.

El presidente Mauricio Macrí catalogó como prepotentes a varios sindicalistas como Moyano, Palazzo, y Biró, entre otros. Dio un ejemplo de lo que cuesta mantener una empresa del Estado: “Hoy Aerolíneas le sigue costando más de 2000 millones de pesos por mes a los argentinos que no vuelan”, refiriéndose a los conflictos gremiales y los métodos muchas veces violentos a los que recurren, como sucedió en un episodio en Virreyes, donde hubo trompadas, tiros y muertes.

Los líderes sindicales argentinos, tendrían que preocuparse por mejorar la calidad de vida de sus afiliados. En el siglo XXI es increíble que no se den cuenta que el sistema capitalista es el que permite prosperar y mejorar las condiciones laborales de los trabajadores. Los instrumentos tradicionales  del poder sindical,  la negociación colectiva y el paro han perdido la fuerza porque empeoran la industria y aumentan el desempleo. Ante los malos resultados no encuentran otra solución que culpar solo  al Gobierno, de la crisis y el desempleo, ocultando siempre, la responsabilidad sindical.
Promueven leyes que protegen a las industrias evitando la competencia extranjera, defienden leyes de contenido nacionalista y los impuestos a la importación, oponiéndose a cualquier esfuerzo del Gobierno a reducir barreras comerciales que obstruyen la llegada de importaciones. Se valen de piquetes para apoyar legislaciones o medidas que evitan el cierre de plantas, y subsidien empresas en problemas, fuertemente sindicalizadas.

Tienen un discurso lacrimógeno: catalogan a los empresarios como explotadores de los discriminados trabajadores a quienes los sindicatos defienden y representan valientemente para inclinar a su favor a la opinión pública. Es una estrategia probada y que siempre da resultados, es así como miles de personas creen que los sindicatos y legisladores laborales mejoraron las condiciones de vida y salarios mediante huelgas, amenazas de huelgas o restricciones legislativas.

Es sorprendente que se nieguen a creer que el progreso de los trabajadores se debe al incremento enorme de la productividad, gracias al aumento de la inversión de capital por trabajador  que permitió la introducción de tecnología, herramientas y equipos.

Es indudable que donde los sindicatos hicieron declinar la producción, por cualquier razón, se mantuvieron las tasas salariales y las condiciones de trabajo por debajo de de lo que habría ocurrido de otro modo. Hay muchos ejemplos que muestran el deterioro de las condiciones económicas en países con sindicatos poderosos.

Aquí se exige más salario a la vez que se reduce la aportación de trabajo. En los países capitalistas se eleva la productividad de la mano de obra aumentando de este modo los salarios y mejora de la calidad de vida de los trabajadores.

Los incrementos salariales debieran pactarse a cambio de mayor productividad, apelando a la negociación particularizada por empresa.

Todas las normas que incrementan los costos laborales con alcance general, sobrellevan un efecto inflacionario, por lo cual el Congreso no debe dictar normas otorgando tantos beneficios sociales de dudosa efectividad.

Las deficiencias del sistema laboral junto a normas obstructivas de la producción hacen que caiga el poder adquisitivo de los salarios. No es posible ningún plan antiinflacionario exitoso sino se modifican las estructuras jurídicas socioeconómicas entre las cuales se encuentra el sistema laboral.

La apertura económica que se ha refleja en el tratado con la Unión Europea, la integración de nuestro país en el marco regional y mundial, nos obliga a que nuestro sistema laboral responda con flexibilidad a los requerimientos de la competencia. La rigidez que lo caracteriza  impide que nuestras empresas compitan con los países vecinos y  con otros,  donde sea necesario llegar al mercado mundial.

La reforma laboral debe ser integral respondiendo  a cada uno de los problemas que suscita, aportando de este modo, a un real beneficio de los trabajadores y de la sociedad en su conjunto. Para ello se debiera terminar con la errónea idea de que el Estado debe tener una importante papel en la economía en vez de limitarse a una presencia simplemente moderadora. Argentina ha sido un país orientado durante gran parte del siglo XX y aún en la actualidad con una política  hacia adentro, no pudo ser beneficiada por las ganancias derivadas del comercio.

Corea del Sur, Taiwan, Singapur, han disfrutado de elevadas tasas de crecimiento económico por haber adoptado políticas orientadas hacia afuera. O sea, el nivel de vida de un país depende de su capacidad para producir bienes y servicios por lo cual un gobierno debe dedicarse a aumentar la capacidad productiva del país, fomentando la rápida acumulación de factores de producción y garantizando se empleen lo más eficazmente posible. El Estado debe ayudar a la  mano invisible manteniendo al menos, los derechos de propiedad y la estabilidad política.

Los líderes sindicales no ayudan en Argentina. Los acontecimientos de días atrás en Virreyes, muestran la calidad de la clase dirigente. Tiros, pelea, muertes en busca de afiliados, en vez de preocuparse por los trabajadores, negociar con los empresarios condiciones favorables de salarios y  pensar en que se formen en el trabajo y se capaciten para mejorar.

Los sindicatos y el sector empresarial deben dejar de desarrollarse a costa del Estado y del sector privado, que no se encuentra en condiciones de proveer los recursos para su funcionamiento.

En la situación actual se requiere voluntad y coraje para tomar decisiones difíciles. La reforma laboral es necesaria ya que se necesita encarar la industrialización del país sobre bases competitivas. Un sistema de elevada protección aduanera y un sistema laboral que asuste al inversor no permiten la adaptación a la eficiencia ni la competencia llevando a un grave peligro, la autarquía industrial.
Perder el empleo es uno de los acontecimientos más angustiantes en la vida de una persona, produce ansiedad sobre el futuro y se pierde la confianza en uno mismo. Los sindicatos con su política de pretender subir los salarios por encima del nivel vigente en los mercados competitivos reducen la demanda de trabajo, hacen que aumente el desempleo entre otros males. El próximo Gobierno necesitará de una actitud comprometida tanto de ellos como de las fuerzas políticas y empresarias  para lograr algunos objetivos concretos, como bajar la inflación  y otros males que no permiten despegar. Todos tendrán que ayudar a que se respeten valores fundamentales que evitan la violencia como método para resolver los conflictos políticos y conspiraciones contra el Gobierno.

Argentina necesita de un sistema democrático estable, caracterizado por un consenso general acerca de la importancia  de comportamientos y actitudes políticas que respeten las reglas de juego basados en la moderación, la tolerancia, la negociación y el diálogo político, como así también la búsqueda de consenso en metas fundamentales para mejorar la política y la economía.

Elena Valero Narváez
Miembro de Número de la Academia Argentina de la Historia.
Miembro del Instituto de Economía  de la Academia de Ciencias. Morales y Políticas
Premio a la Libertad 2013 (Fundación Atlas)
Autora de “El Crepúsculo Argentino” (Ed Lumiere, 2006)
 
 
 Otros artículos que te pueden interesar
Irán fogonea la guerra y pone en riesgo la seguridad de la energía global
Los ataques a las refinerías sauditas son una amenaza directa y buscan desestabilizar la región
Retraso de la presencia de la mujer en lo más alto de la diplomacia francesa
Todavía Francia está –queda visto- bastante lejos de poseer –respecto de la mujer- una situación cómoda, de relativa paridad.
Perú sigue creciendo
Después de un breve paréntesis sucedido en la primera mitad del año en curso, la economía peruana ha vuelto a crecer.
Argentina: Crisis consiente, a veces, bromas de mal gusto
Los que tratamos de objetivar la situación política y económica actual, vemos con preocupación que las soluciones racionales  a los problemas de nuestro país se alejan una vez más.
La clave es la batalla cultural
Este tema es el central. Si no se resuelve la comprensión de ciertos valores y principios que hacen de brújula a la acción, no resulta posible avanzar hacia una sociedad libre.
AHORA EN PORTADA | Ver  
La Tierra, cada año más cálida

Hoy en más de 150 países del mundo están teniendo lugar manifestaciones por la Movilización Mundial por el Clima, evento organizado como continuación del movimiento estudiantil "Fridays For Future", encabezado por la activista Greta Thunberg.
Perú sigue creciendo

Después de un breve paréntesis sucedido en la primera mitad del año en curso, la economía peruana ha vuelto a crecer.
CIRCULAR 2019
I Encuentro de Teatro Iberoamericano en Madrid

En su primera edición, CIRCULAR 2019 presentará en Madrid a seis compañías, diez dramaturgos, y más de cuarenta profesionales de las artes escénicas iberoamericanas.
La clave es la batalla cultural

Este tema es el central. Si no se resuelve la comprensión de ciertos valores y principios que hacen de brújula a la acción, no resulta posible avanzar hacia una sociedad libre.
ARCHIVO
SEPTIEMBRE 2019

Argentina: Crisis consiente, a veces, bromas de mal gusto

Nadie enseñó tanto a pensar en Libertad
AGOSTO 2019

27 de octubre: ¿una fecha fatal?

La economía es la mayor preocupación de los argentinos

Ver posts de otros meses

JULIO 2019 (2 artículos)

JUNIO 2019 (2 artículos)

ABRIL 2019 (2 artículos)

MARZO 2019 (1 artículos)

FEBRERO 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2018 (2 artículos)

AGOSTO 2018 (1 artículos)

JULIO 2018 (2 artículos)

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (1 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

DICIEMBRE 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2017 (1 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

JULIO 2017 (2 artículos)

JUNIO 2017 (1 artículos)

MAYO 2017 (1 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

FEBRERO 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2016 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

JULIO 2016 (1 artículos)

JUNIO 2016 (1 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

FEBRERO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (1 artículos)

DICIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (1 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

JUNIO 2015 (1 artículos)

MAYO 2015 (1 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (2 artículos)

DICIEMBRE 2014 (1 artículos)

OCTUBRE 2014 (2 artículos)

AGOSTO 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (2 artículos)

MAYO 2014 (2 artículos)

ABRIL 2014 (1 artículos)

FEBRERO 2014 (1 artículos)

ENERO 2014 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (1 artículos)

OCTUBRE 2013 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (1 artículos)

AGOSTO 2013 (2 artículos)

JUNIO 2013 (1 artículos)

ABRIL 2013 (1 artículos)

MARZO 2013 (1 artículos)

ENERO 2013 (1 artículos)

OCTUBRE 2012 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (2 artículos)

AGOSTO 2012 (1 artículos)

MAYO 2011 (1 artículos)

AGOSTO 2010 (2 artículos)

JULIO 2010 (2 artículos)

MAYO 2010 (2 artículos)

ABRIL 2010 (1 artículos)

MARZO 2010 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (2 artículos)

OCTUBRE 2009 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (4 artículos)

AGOSTO 2009 (4 artículos)

JULIO 2009 (5 artículos)

JUNIO 2009 (6 artículos)

MAYO 2009 (3 artículos)

FEBRERO 2009 (1 artículos)

ENERO 2009 (1 artículos)

DICIEMBRE 2008 (3 artículos)

 ARGENTINA
Argentina: Crisis consiente, a veces, bromas de mal gusto
Los que tratamos de objetivar la situación política y económica actual, vemos con preocupación que las soluciones racionales  a los problemas de nuestro país se alejan una vez más.
La clave es la batalla cultural
Este tema es el central. Si no se resuelve la comprensión de ciertos valores y principios que hacen de brújula a la acción, no resulta posible avanzar hacia una sociedad libre.
Argentina: La parodia de la emergencia alimentaria
Con una virtual unanimidad se avanzó con la media sanción y por lo tanto dando otro paso más en el Congreso en el camino a la aprobación de una legislación que pese al aparente apoyo generalizado tiene mucho de cinismo y muy poco de eficacia.
El fuego amenaza a la "Chiquitania"
"(Argentina)...debiera ofrecer su cooperación a la vecina Bolivia en su tarea de tratar de preservar el rico patrimonio cultural que hoy luce amenazado por el calor y por las llamas".
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Las Naciones Unidas publican un informe devastador sobre Venezuela
Nadie enseñó tanto a pensar en Libertad
Argentina: La parodia de la emergencia alimentaria
Argentina: Crisis consiente, a veces, bromas de mal gusto
La Tierra, cada año más cálida

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS