Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
18 JULIO 2018 | ACTUALIZADO 07:09
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ELENA VALERO NARVÁEZ

Argentina: Problemas y… ¿las soluciones?
Las medidas aisladas que se adoptan son insuficientes y,  lo que es peor,  desconectadas entre sí,  incitando a la confusión de los  inversores,  quienes se mantienen expectantes a la espera de un plan global...
Actualizado 5 abril 2018  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Elena Valero Narváez   

Los que adherimos a la filosofía político-social liberal, somos devotos del Estado mínimo, indisolublemente ligado al poder limitado. Aceptamos al Estado monopolizador del uso de la fuerza, como garante del orden social,  imprescindible en una sociedad de alta complejidad como la actual. Pero,  pretendemos que se limiten sus funciones –como lo señaló John Locke en 1714 – a la protección de la vida, la libertad y la propiedad.

Este es el ideal liberal. De ahí a los hechos hay una considerable distancia en nuestro país. Y en gran medida se puede comprender por la necesidad que tiene el político de lograr la adhesión de mayoría,  de negociar, hacer concesiones y  alianzas con partidos que piensan distinto.

No es fácil gobernar, por eso,  en reiteradas ocasiones,,  se debe comprender que  se aparten un poco del rumbo,  aunque sin hacerlo de los principios y garantías constitucionales. Quien no entiende que la política es el arte de lo posible,  pretende por lo general,  que su partido no se separe, ni un ápice,  de un sistema de ideas filosóficas con lo cual lo congelan y relegan ya que la realidad es como es y no como uno quisiera que fuese.

El gobierno del presidente Macri está luchando con la cosmovisión estatista de la mayoría de la sociedad,  la cual reclama la intervención y dirección del Estado. Esto hace que, por un lado, tenga un discurso más cercano a las ideas liberales y por el otro se paralicen las acciones tendientes a lograr un cambio de rumbo definido sólo,  en los discursos.

¿Cuál es el resultado? Un progreso demasiado gradual en  su cometido de bajar la inflación, un mal que no permite vivir mejor a la mayoría de los argentinos quienes viven asediados  por el constante aumento de los precios.

El Gobierno sigue emitiendo en exceso por causa de  un presupuesto desequilibrado  provocado por sus  excesivos gastos. Éstos  ni siquiera pueden ser solventados por la gravosa carga impositiva. En resumen, como ya lo hemos experimentado en el pasado, la inflación no permite estimular la economía y desequilibra la producción y el empleo.

La solución es decidirse a reducir rápidamente los gastos estatales innecesarios,  en vez de seguir recurriendo a incrementar las tasas impositivas.

Gasto público, déficit fiscal y emisión monetaria, esa es la cuestión..

Por otro lado tenemos el problema de la deuda. El Gobierno se está  endeudando peligrosamente para financiar al Estado. Existe el peligro de que los acreedores no quieran seguir prestando, el gobierno no pueda seguir emitiendo y los contribuyentes no puedan seguir pagando más impuestos. 

Como no se ha generado la confianza suficiente, poco es lo que se invierte. También es escasa la afluencia de capitales extranjeros y exigua la  inversión de capitales argentinos. Si ingresaran,  con fluidez,   las empresas comenzarían a invertir porque bajaría,  considerablemente,  la tasa de interés. El gobierno podría tener asegurada la reactivación económica y por ende reducir la deuda externa.

Para lograrlo,  además de la aumentar la confianza,  el Gobierno debe sentar las bases de una economía libre con una estructura sólida sobre la cual asentar el progreso del país, realizando los profundos cambios que requiere  y explicando las consecuencias positivas,  para la calidad de vida, que tendrán en el corto y largo plazo.

Las medidas aisladas que se adoptan son insuficientes y,  lo que es peor,  desconectadas entre sí,  incitando a la confusión de los  inversores,  quienes se mantienen expectantes a la espera de un plan global sustentable que les permita pensar que habrá condiciones para invertir por muchos años.

El presidente debiera exigir  a su equipo,  apresurar el paso, para terminar con el déficit y  la intervención indebida sobre los mercados y con ello con su consecuencia, la emisión de moneda,  liquidando, de este modo, un problema  que ha impedido por décadas,  reactivar importantes sectores de la economía: la inflación.

Se necesitaría, también, lograr un acuerdo con las principales fuerzas del país para que apoyen el plan para lograrlo,  al menos,  por dos años. Eso le daría al Gobierno,  tranquilidad para ejecutarlo. No es tarea fácil pero es importante intentarlo para de una vez por todas, nuestro país restablezca una sana economía tanto en el plano local como en el internacional.

Elena Valero Narváez
Historiadora, Miembro de Número de la Academia Argentina de la Historia.
Premio a la Libertad. 2013. Fundación Atlas 1853
Autora de “El Crepúsculo Argentino”, Ed. Lumiere.2006
 
 Otros artículos que te pueden interesar
¿Quo vadis, Donald Trump?
Las propuestas económicas electorales en Brasil
El México lindo de siempre
Las reservas morales de la Iglesia Católica
Tibor Machan, un filósofo de la libertad
AHORA EN PORTADA | Ver  
Un pensador sobre otro: Michael Ignatieff biografía a Isaiah Berlin
Las compañías aéreas más puntuales de América Latina
Los insectos, en camino de ser un alimento global
Las reservas morales de la Iglesia Católica
ARCHIVO
JULIO 2018

Argentina: En la década del 90 se animaron…

Ver posts de otros meses

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (1 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

DICIEMBRE 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2017 (1 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

JULIO 2017 (2 artículos)

JUNIO 2017 (1 artículos)

MAYO 2017 (1 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

FEBRERO 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2016 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

JULIO 2016 (1 artículos)

JUNIO 2016 (1 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

FEBRERO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (1 artículos)

DICIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (1 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

JUNIO 2015 (1 artículos)

MAYO 2015 (1 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (2 artículos)

DICIEMBRE 2014 (1 artículos)

OCTUBRE 2014 (2 artículos)

AGOSTO 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (2 artículos)

MAYO 2014 (2 artículos)

ABRIL 2014 (1 artículos)

FEBRERO 2014 (1 artículos)

ENERO 2014 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (1 artículos)

OCTUBRE 2013 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (1 artículos)

AGOSTO 2013 (2 artículos)

JUNIO 2013 (1 artículos)

ABRIL 2013 (1 artículos)

MARZO 2013 (1 artículos)

ENERO 2013 (1 artículos)

OCTUBRE 2012 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (2 artículos)

AGOSTO 2012 (1 artículos)

MAYO 2011 (1 artículos)

AGOSTO 2010 (2 artículos)

JULIO 2010 (2 artículos)

MAYO 2010 (2 artículos)

ABRIL 2010 (1 artículos)

MARZO 2010 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (2 artículos)

OCTUBRE 2009 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (4 artículos)

AGOSTO 2009 (4 artículos)

JULIO 2009 (5 artículos)

JUNIO 2009 (6 artículos)

MAYO 2009 (3 artículos)

FEBRERO 2009 (1 artículos)

ENERO 2009 (1 artículos)

DICIEMBRE 2008 (3 artículos)

 ARGENTINA
Argentina: En la década del 90 se animaron…
¿Vuelta a la morenización de la economía en Argentina?
Argentina: Lo que realmente emerge es una crisis importante
Cristina Kirchner y Héctor Timerman nuevamente en la mira en el caso "Nisman"
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
México contra el péndulo imaginario
Lo cortés no quita lo valiente
Alto desprestigio de los políticos peruanos
También Dilma Rousseff quiere ser senadora
Un pensador sobre otro: Michael Ignatieff biografía a Isaiah Berlin

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS