Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
20 FEBRERO 2019 | ACTUALIZADO 00:37
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
El patriotismo futbolístico
He seguido los Mundiales de Moscú con una cierta pasión. La pasión del fútbol tiene mucho de irracional, pero afecta a cientos de millones de personas en todo el mundo.
Actualizado 18 julio 2018  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Lluis Foix   

Las pasiones no son globales sino locales. Al final, todos se concentran en su equipo, en su nación, en su patria.

El patriotismo es un concepto anterior al nacionalismo que es una consecuencia de la Revolución Francesa de 1789. El patriotismo estima lo suyo mientras que el nacionalismo desprecia el de los demás. La diferencia no es de matiz sino de fondo.

Ver al presidente Macron saltar de alegría por la victoria de Francia recoge el sentimiento de la mayoría de sus ciudadanos. Un patriotismo, dicho sea de paso, que está fundamentado en un equipo en el que hay más jugadores de procedencia foránea y no de la Francia de Juana de Arco. El patriotismo lo abarca todo y Umtiti, Pogba o Mbappe son la Francia moderna, la real, la que cambia de personas pero no de país. Griezzman también ganó el título como todos los que proceden de nombres de vieja prosapia. La Francia mestiza entusiasmó a todos los franceses.

Tenía simpatía para que ganara Croacia. Primero porque varios de sus jugadores sufrieron personalmente las consecuencias de la guerra étnica que se libró en los Balcanes en los años noventa. Y también porque un país pequeño, con veinte años en el mapa europeo, puede medirse con una gran potencia como Francia.

El patriotismo futbolístico no sólo es inevitable sino que es necesario. Como lo puede ser el patriotismo cultural, lingüístico o territorial. Francia no necesita repetir el título de Campeón del mundo para conseguir sostener su nivel en el orden de las naciones. Croacia, tampoco. El haber llegado a la final ya es una hazaña para un país de cuatro millones de habitantes que ha sufrido tanto por los vaivenes de la historia europea en el vientre de Europa, en los Balcanes, en donde se han librado las más absurdas batallas en el siglo pasado y en tiempos anteriores.

El deporte es uno de los elementos de integración de todas las sociedades. Se ha competido desde todos los rincones del planeta. Las emociones han corrido a raudales en Brasil, Argentina, España, Portugal, Senegal, Bélgica… Cada eliminación era una frustración nacional que se olvida en cuando se pongan en marcha las próximas competiciones. El fútbol es el caleidoscopio ideal para volcar las pasiones y para admitir los fracasos.

 Otros artículos que te pueden interesar
Sobre el Aborto
La trampa de la Soberanía
El sueño islamista y el pragmatismo occidental
Estado intervencionista y victimismo se refuerzan mutuamente
Cultura y verdad, obra póstuma del filósofo español Fernando Inciarte
AHORA EN PORTADA | Ver  
Un desastre socio económico llamado Nicaragua

Nicaragua sigue siendo el segundo país más pobre de la región, superado tan sólo en su desgracia por la paupérrima Haití.
El capitalismo prefiere a Evo, no a Macri

"...así como Macri no consiguió inversiones en su primer viaje a Davos ni en ningún otro periplo, tampoco las conseguirá en la India en tanto no baje la presión fiscal, la inflación y las tasas de interés."
España, entre los países europeos con más mujeres en empresas de alta tecnología

Según datos de la UNESCO, menos del 30% de los investigadores en todo el mundo son de género femenino.
Elena Caicoya en Abierto Espacio Cultural

La artista inauguró el primero de febrero su muestra pictórica "Close the Word". Su esfuerzo, dedicación y talento se ven reflejados en una trayectoria expositiva intensa, que ha despertado el interés y la buena acogida del público.
Viktor Frankl: Logoterapia en la vida moderna

"...Victor Frankl ha revolucionado la ciencia con sus contribuciones de gran valía ( ... ) a pesar de ir a contracorriente de la opinión por el momento dominante."
 
Viktor Frankl: Logoterapia en la vida moderna
"...Victor Frankl ha revolucionado la ciencia con sus contribuciones de gran valía ( ... ) a pesar de ir a contracorriente de la opinión por el momento dominante."
El siempre repugnante antisemitismo
El caso de los judíos ha sido el más horroroso de la historia, pero no es el único.
Cuidado, no es la "guerra comercial" el problema
El problema es otro, básicamente el aumento del peso de los Estados sobre el sector privado.
La asombrosa aceptación del marxismo
... mal que les pese a "los progres" y a los "fachos", la manía de identificar una postura intelectual por la localización geográfica de derecha e izquierda presenta una falsa disyuntiva.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Viktor Frankl: Logoterapia en la vida moderna
Un desastre socio económico llamado Nicaragua
Bukele y cómo terminar con la pobreza, el éxodo y la violencia  
Esperanza en Venezuela
El "provisorio" Martín Vizcarra sigue gozando de la aprobación de los peruanos

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS