Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
7 ABRIL 2020 | ACTUALIZADO 15:23
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ALEJANDRO A. TAGLIAVINI

¿Destruyen los huracanes, o los burócratas?
Haití vive en una precariedad incapaz de soportar catástrofes. Pero hay más.
Actualizado 19 octubre 2016  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Alejandro A. Tagliavini   
El total de muertos en Haití tras el paso del huracán Matthew llegaba, según Reuters, a 1.000, el domingo pasado. La tormenta más feroz en el Caribe en casi una década azotó con vientos de hasta 230 kilómetros por hora. Ahora bien, ¿quién destruye realmente? ¿Los huracanes o los hombres? Claramente, las destructivas políticas implementadas por los gobiernos han empobrecido al país, que vive en una precariedad incapaz de soportar catástrofes. Pero hay más.

Dice Antonio Ruiz de Elvira, catedrático de Física Aplicada en la Universidad de Alcalá de Henares, que los huracanes son columnas de vapor de agua que ascienden en la atmósfera, desde una superficie (del mar o de la llanura) caliente, hacia arriba y son autoalimentados mientras haya agua en la superficie o cerca de ella. Cuanto más sube la columna de aire con vapor y agua, mayor es la diferencia de presiones entre el exterior del huracán y su centro.

Matthew ha tenido una presión en su interior de 940 hPa cuando la presión atmosférica normal es de 1013 hPa. La diferencia son 73 hPa, siendo un Pa (pascal) un newton de fuerza por metro cuadrado. Los seres humanos tenemos, en nuestros brazos o piernas, una fuerza de 700 newtons, es decir, que 73 hPa son 7.300 newtons –que pueden levantar unos 700 kilos– por metro cuadrado. Entonces, sobre el techo de una casa de 70 metros cuadrados, la fuerza del huracán levantaría unas 50 toneladas.

En cuanto al viento, la presión de uno de 200 km/h se puede calcular multiplicando la densidad del aire, 1,2 kilos por metro cúbico, por el cuadrado de la velocidad llegando a unos 18 hPa, que sobre un metro cuadrado nos dan 1.800 newtons: dos veces y media la fuerza de una persona. Por otro lado, la energía térmica de un huracán equivale a unos 0,6 billones de kilovatios, 200 veces la potencia eléctrica humana. Y a esto hay que sumarle las inundaciones que suelen ocurrir al paso de estos vientos.

Ahora, dice Ruiz de Elvira que “los daños de los huracanes se deben… a las fuerzas de la naturaleza, pero también, y esto es muy importante, al descuido de los seres humanos”. Sucede que, debido a distintas regulaciones estatales e intervenciones en el mercado, muchos edificios no están diseñados para soportar esas fuerzas, cuando unos buenos edificios hechos en hormigón, o en madera tratada de forma moderna, podrían resistir los huracanes.

El gran desastre del huracán Katrina se debió mucho más a la malísima calidad de los diques que drenan el delta del Mississippi –que fueron construidos por el ejército americano, ya que la ley no prevé construcciones privadas– y a la baja calidad de los edificios.

Para remate, asegura Ruiz de Elvira, los caminos estatales no prevén bordes amplios por donde puedan acudir la policía y las grúas en los casos de accidentes, “las normas de construcción en las zonas de huracanes en EE. UU., México y Centroamérica, o en las Filipinas y las costas de China… son inmensamente defectuosas”.

Lo cierto es que si tuvieran la posibilidad –la libertad– de hacerlo, por ejemplo, entre los constructores de edificios, casas y barrios privados y las compañías aseguradoras construirían las infraestructuras adecuadas. Por caso, ante la posibilidad de un huracán como Katrina, a las aseguradoras les resulta más económico la construcción de diques efectivos, antes que tener que pagar los inconmensurables gastos por la destrucción que finalmente ocurrió.

© El Tiempo
 
 Otros artículos que te pueden interesar
Guyana, bendita por el petróleo, sigue dividida
Se estima que este año, en función de un acuerdo suscripto con Exxon, Hess, y Nexxen (China), Guyana obtendrá ingresos del orden de los 300 millones de dólares.
Elecciones norteamericanas: el "efecto Sanders"
Si la visión de Sanders no se tiene en cuenta, la próxima elección enfrentará a dos visiones conservadoras en materia de política social.
¿Invertir en Europa? Grave error: culpar al covid y no a los gobiernos
El PMI del sector servicios de la Zona Euro cayó hasta un nuevo mínimo histórico de 26.4 puntos, desde los 52.6 de febrero.
El uso del celular y la renuncia voluntaria a la privacidad
"...me intriga sobremanera lo que está sucediendo con los celulares desde la perspectiva psicológica de un número considerable de usuarios..."
Un tributo al periodismo independiente
En otras oportunidades he escrito sobre la trascendencia de la libertad de prensa, pero en este caso es pertinente volver en parte sobre este aspecto crucial.
AHORA EN PORTADA | Ver  
Mascarillas contra el coronavirus...¿para todos?

Cuando en otros países ha quedado palmariamente demostrado que la obligación impuesta de usar mascarillas a toda la población ha resultado de gran eficacia para contener la pandemia asesina, en Europa y en general en Occidente se sigue discutiendo....
¿Invertir en Europa? Grave error: culpar al covid y no a los gobiernos

El PMI del sector servicios de la Zona Euro cayó hasta un nuevo mínimo histórico de 26.4 puntos, desde los 52.6 de febrero.
Ayudar a desempleados y autónomos en España

La crisis del Coronavirus está poniendo al límite no solo nuestro sistema sanitario, sino también el socioeconómico.
La artista valenciana Blanca Martí expone en Madrid

La Muestra, comisariada por el también pintor valenciano y artista de larga y reconocida trayectoria, Vicente Colom, se inaugurará este jueves, 5 de marzo, a las 19:30 horas y podrá visitarse hasta el 4 de abril de 2020.
El uso del celular y la renuncia voluntaria a la privacidad

"...me intriga sobremanera lo que está sucediendo con los celulares desde la perspectiva psicológica de un número considerable de usuarios..."
ARCHIVO
ABRIL 2020

¿Invertir en Europa? Grave error: culpar al covid y no a los gobiernos

La ´cruz de la muerte´ y el halving del Bitcoin

Con o sin "robo advisors", las acciones que mejor pintan

La inmoralidad, violar los derechos humanos, destruye
MARZO 2020

El pánico matará a muchas más personas

Ver posts de otros meses

FEBRERO 2020 (3 artículos)

ENERO 2020 (3 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2019 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (4 artículos)

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

JUNIO 2019 (3 artículos)

MAYO 2019 (1 artículos)

MARZO 2019 (3 artículos)

FEBRERO 2019 (4 artículos)

ENERO 2019 (3 artículos)

DICIEMBRE 2018 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (1 artículos)

AGOSTO 2018 (6 artículos)

JULIO 2018 (6 artículos)

JUNIO 2018 (3 artículos)

MAYO 2018 (2 artículos)

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (5 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (3 artículos)

DICIEMBRE 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2017 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (3 artículos)

AGOSTO 2017 (4 artículos)

MAYO 2017 (3 artículos)

ABRIL 2017 (2 artículos)

MARZO 2017 (1 artículos)

FEBRERO 2017 (2 artículos)

ENERO 2017 (2 artículos)

DICIEMBRE 2016 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (2 artículos)

OCTUBRE 2016 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

MAYO 2016 (3 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (2 artículos)

DICIEMBRE 2015 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (2 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

JUNIO 2015 (2 artículos)

MAYO 2015 (3 artículos)

DICIEMBRE 2014 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

OCTUBRE 2014 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (4 artículos)

AGOSTO 2014 (5 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (5 artículos)

MAYO 2014 (2 artículos)

ABRIL 2014 (4 artículos)

ENERO 2014 (1 artículos)

DICIEMBRE 2013 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (2 artículos)

OCTUBRE 2013 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (2 artículos)

AGOSTO 2013 (4 artículos)

MAYO 2013 (2 artículos)

ABRIL 2013 (1 artículos)

MARZO 2013 (1 artículos)

ENERO 2013 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (1 artículos)

AGOSTO 2012 (1 artículos)

MAYO 2012 (1 artículos)

MARZO 2012 (1 artículos)

DICIEMBRE 2011 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (1 artículos)

JULIO 2011 (1 artículos)

JUNIO 2011 (1 artículos)

MAYO 2011 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (1 artículos)

OCTUBRE 2010 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (1 artículos)

AGOSTO 2010 (2 artículos)

JULIO 2010 (3 artículos)

MAYO 2010 (2 artículos)

ABRIL 2010 (2 artículos)

OCTUBRE 2009 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (1 artículos)

ENERO 2009 (1 artículos)

DICIEMBRE 2008 (3 artículos)

OCTUBRE 2008 (1 artículos)

AGOSTO 2008 (1 artículos)

JUNIO 2008 (1 artículos)

MAYO 2008 (1 artículos)

 HAITÍ
El terremoto de Haití, todavía el más mortífero desde 1900
Este domingo 12 de enero se cumplen diez años desde que un terremoto causaba una tragedia de dimensiones monstruosas en Haití.
Haití sigue empantanada en la pobreza y vive en el caos político
Las calles de Port-au-Prince, la paupérrima capital de Haití, se han vuelto a llenar de gritos y protestas en clara señal de disconformidad con todo lo que sucede en el país, que sigue siendo el más pobre de nuestra región.
La maldición de la caridad en Haití
La ayuda extranjera sostenida, como el arroz, lleva a muchos productores locales a la quiebra.
Haití sigue sumergido en la indefinición
Haití es, sin duda, el país más pobre de América. Y el más caótico.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Defender la libertad es tarea y responsabilidad de todos
El Virus Estatista
El uso del celular y la renuncia voluntaria a la privacidad
Un príncipe audaz y peligroso
¿Invertir en Europa? Grave error: culpar al covid y no a los gobiernos

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS