Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
26 NOVIEMBRE 2020 | ACTUALIZADO 02:19
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
  Para enviarnos tu carta al director utiliza nuestro formulario
Inmigrantes
Xus D Madrid



Solo la propuesta de este tema supone para algunos una provocación. Con seguridad hay quien se siente rechazado simplemente ante el título. No cabe duda de que estamos ante un tema muy complejo, incómodo, del que es difícil hablar con objetividad. Con un planteamiento estrictamente cristiano somos conscientes de que no podemos mirar a otro lado. Desde un punto de vista práctico surgen infinidad de problemas y dificultades.

Al parecer, en estos días se está estableciendo un auténtico récord en el número de los que llegan a costas de Canarias. Los números son agobiantes para cualquier autoridad local. Y no deja de ser un problema logístico grave para las autoridades estatales. Pero al mismo tiempo, en el momento en que pensamos no en el número sino en cada persona que ha llegado y sus circunstancias y por qué se está jugando la vida, surge el estremecimiento y la preocupación. ¿Qué podemos hacer?

El Papa, en la última encíclica nos dice: Tanto desde algunos regímenes políticos populistas como desde planteamientos económicos liberales, se sostiene que hay que evitar a toda costa la llegada de personas migrantes. Al mismo tiempo se argumenta que conviene limitar la ayuda a los países pobres, de modo que toquen fondo y decidan tomar medidas de austeridad. No se advierte que, detrás de estas afirmaciones abstractas difíciles de sostener, hay muchas vidas que se desgarran. Muchos escapan de la guerra, de persecuciones, de catástrofes naturales. Otros, con todo derecho, buscan oportunidades para ellos y para sus familias. Sueñan con un futuro mejor y desean crear las condiciones para que se haga realidad (Fratelli tutti, n. 37.


La posibilidad de neutralizar a los violentos
Jesús Martínez Madrid


El Presidente de Chile, Sebastián Piñera, convocó un referéndum constitucional hace aproximadamente un año, en medio de una movilización social sin precedentes. Los resultados del pasado octubre son inapelables. El 78 de los chilenos han decidido que el país se encamine hacia una etapa constituyente que pasa por la elección de una asamblea nacional cuyo horizonte es la elaboración de un nuevo texto constitucional, que se aprobará más o menos allá por el año 2022.

La estabilidad chilena no ha sido un mito, pero el país no era el oasis imaginado. La nueva Constitución no tendrá efectos mágicos porque ningún texto constitucional los tiene, pero significa una nueva etapa. Hoy los chilenos tienen en sus manos la posibilidad de neutralizar a los violentos y hacerlo desde la concertación social.


El juicio de Felipe González
Jesús Martínez Madrid


Cada aparición del expresidente del Gobierno Felipe González viene acompañada últimamente de un juicio certero sobre la situación nacional, con agudas críticas a la dirección que está tomando el gobierno de Pedro Sánchez. En la última ha dejado claro que los Presupuesto Generales del Estado le parecen un disparate, porque responden más a lo acordado entre el PSOE y Podemos antes de la pandemia, que a la situación en la que nos encontramos.

González observa que padecemos una crisis de gobernanza que se ha hecho evidente en la respuesta a la pandemia por parte de un Estado descentralizado que no se ha coordinado, con normas jurídicas heterogéneas que agudizan la incertidumbre, lo cual genera consecuencias sociales y económicas. La única manera de superar la incertidumbre en la que estamos instalados, ha apuntado el expresidente, es ponerse de acuerdo y decir a los ciudadanos lo que está pasando de verdad.

La asociación AMAL
JD Mez Madrid


Es indudable que el problema de la inmigración es complejo, que hay cuestiones que son de largo recorrido, como puede ser el modo de ayudar a los países pobres. Somos conscientes del desorden que supone para las personas que viven en los lugares típicos de llegadas de pateras. De manera que no se puede despreciar la problemática que se produce. Por lo tanto, lo que sí parece necesario es que haya personas o instituciones que busquen soluciones a medio y largo plazo.

En este sentido me ha parecido de gran interés el planteamiento que se hace en un libro reciente, Mujeres brújula, de Isabel Sánchez, porque se vislumbra luz, se ven soluciones. Conoce diversas experiencias que se han desarrollado por el mundo. Los promotores del proyecto AMAL, en Viena, han sido muy conscientes de esto. Esta organización austriaca fomenta la integración de familias de inmigrantes de Medio Oriente en Europa, tratando de poner remedio a los obstáculos que encuentran al llegar: desde el idioma hasta la incorporación al mercado laboral, y los acogen también culturalmente.

Esto ocurre porque una mujer en Austria se da cuenta de la problemática y no se queda parada. Y así comenzó a funcionar la asociación AMAL, promovida por mujeres del Opus Dei en Viena, junto con otras personas. Amal es una palabra árabe qué significa esperanza. La asociación acompaña sobre todo a familias de inmigrantes cristianos, en su mayoría de Siria e Irak, a los que el Estado austriaco ya ha concedido el estado de asilado y se van a quedar en el país.

Esta es una de las historias que se cuentan en este libro tan sugerente, que puede ser ocasión para que otras muchas personas piensen en qué se puede hacer.
Isabel Sánchez, Mujeres brújula en un bosque de retos, Espasa 2020


)
Chile: una nueva etapa
Domingo Martínez Madrid


La imagen internacional que Chile ha dado al mundo ha sido durante años la de un país estable en una democracia consolidada. El pueblo chileno afrontó con calma y entereza la transición a la democracia tras la dictadura de Augusto Pinochet. Los Gobiernos de Patricio Alwin y Ricardo Lagos dieron estabilidad al país y los esfuerzos de la Concertación por consolidar la normalidad democrática dieron sus frutos. Sin embargo, Chile tenía varias asignaturas pendientes.

La primera, todavía no alcanzada ni aprobada, caminar realmente hacia una sociedad más igualitaria. La segunda, ya iniciada, superar definitivamente el orden constitucional aprobado en 1980 cuando Pinochet todavía detentaba el poder.


Golpeados de nuevo por el odio fanático
Domingo Martínez Madrid


Los católicos franceses, en los últimos días, han vuelto a sentir la zarpa del terrorismo islamista. El atentado que costó el 28 de octubre la vida a tres personas en una iglesia en Niza podría haber sido parte de una estrategia coordinada con otros ataques en diferentes partes del país, desarticulados por la policía, y con el atentado contra el consulado francés de Arabia Saudí, en el que resultó herido un guardia de seguridad. Es el dramático epílogo al asesinato dos semanas antes del profesor Samuel Paty.

El presidente Macron puso en la mira a varias organizaciones islámicas responsables de promover actitudes extremistas, lo que derivó en una campaña internacional de boicot contra productos franceses. Buena parte de la responsabilidad recae en el presidente turco Erdogan, que ha inflamado esas protestas como colofón a varios desencuentros geopolíticos con Francia. La ausencia siquiera de una mención empática al profesor asesinado desenmascara el tipo de islamismo político que promueve Ankara como puro instrumento de poder, para el que los derechos humanos poco o nada significan.


Son los católicos franceses
Jesús Domingo Martínez


Hemos vivido de cerca, durante los últimos días, que son los católicos franceses nuevamente quienes sufren el odio fanático, a pesar, o precisamente quizá, por ser ellos quienes podrían actuar de puente entre las nuevas comunidades musulmanas y el viejo laicismo republicano francés, claramente obsoleto para responder a los retos de la convivencia en el siglo XXI.

La inmigración: ¿problema o ayuda?
Pedro García


España no está sufriendo una invasión de inmigrantes, ni la inmigración representa una inseguridad para el país, ni los inmigrantes nos están quitando el trabajo, aunque el de Canarias no deja de ser un problema puntual.

En este momento hay en todo el mundo en torno a 230 millones de migrantes, que representan el 3 por ciento de la población del planeta, un porcentaje muy similar al de hace cien años. Las economías del sur de Europa, incluida España, habríamos crecido entre un 20 y 30 por ciento menos si no hubiera habido inmigrantes en los últimos 15 años. Hemos visto lo que ha sucedido durante los meses duros de la pandemia, cuán necesario ha sido su trabajo como jornaleros para que se pudieran recoger las cosechas. En algunos países como Italia eso ha provocado una regularización masiva, por falta de mano de obra.


Fobia al migrante
Suso do Madrid


La llegada de numerosos inmigrantes a Canarias en los últimos días ha vuelto a desatar la preocupación. Las islas se encuentran sin herramientas suficientes para hacer frente al incremento que se ha registrado. Desde los acuerdos de la Unión Europea (UE) con Libia y de España Marruecos las rutas por el Mediterráneo son más difíciles y aquellos que buscan un futuro mejor en Europa abren otras. Hasta el momento la UE no ha adoptado una política efectiva para afrontar el problema de la inmigración y para ayudar a los países del sur.

Otra cosa es que se utilice lo que sucede en Canarias para despertar los viejos miedos contra la inmigración que no tienen fundamento. Con los datos en la mano, España no está sufriendo una invasión de inmigrantes, ni la inmigración representa una seguridad para el país, ni los inmigrantes nos están quitando la riqueza, el trabajo y los servicios sociales a los que hemos nacido aquí.


¿Frente al yihadismo?
José Morales Martín


La conmoción suscitada en Francia por el asesinato de un profesor de Historia a manos de un joven radical islamista ha reavivado el debate sobre los modos de luchar contra el yihadismo. Para el presidente Macron la mejor fórmula es el fortalecimiento de la laicidad como valor esencial de la República y cimiento de la Francia unida.

El próximo mes de diciembre presentará en la Asamblea Nacional un proyecto de ley sobre la laicidad y la libertad. En contra de las interpretaciones del laicismo radical, para Macron laicidad significa la libertad de creer o no creer con la garantía de la neutralidad del Estado, sin que eso suponga, en ningún caso, negar la relevancia social de las religiones.


Esas permanentes y obsesivas matracas
Domingo Martínez Madrid


Cuando viajo a países con niveles de renta discretos, me suelo encontrar con numerosas personas entradas en años que se mantienen en perfecto estado de revista pese a consumir guisos o brebajes que jamás se me ocurriría ni oler. Puede ser que hayan llegado a viejos por suerte, pero también por hacer caso omiso a esos petardos marisabidillos nutricionales, que no hay quién los aguante.

Como es natural, a nadie en su sano juicio le da por tomar cicuta o amanita phaloides, salvo en los mercados chinos, en los que cualquier cosa puede pasar. Pero pregúntense si esas permanentes y obsesivas matracas mediáticas sobre el resto de comestibles animales o vegetales, tantas veces cambiantes de un día para otro sin saber porqué, responden a estrictas exigencias de salubridad o más bien a estrategias mercantiles inconfesables de promoción o contraprogramación de unos u otros alimentos, que algunos gaznápiros aceptan como autos de fe o como si se tratara de terminantes órdenes ministeriales. Ahora les ha dado por el azúcar y los productos azucarados.

Vivir mata bastante y comer también, como pronto comprobarán los plastas que insisten en sustituir la tarta al gisqui por la de cardamomo con grosellas, aunque esta sea más saludable que aquella. O no.


Tras las elecciones en Bolivia
Juan García.


El partido de Evo Morales ha ganado las elecciones en Bolivia. El que fuera ministro de Economía, Luis Arce, tiene en sus manos la formación del Gobierno y, sobre todo, la unificación del pueblo boliviano. La situación económica es muy grave. La acelerada caída del PIB y el alto déficit fiscal comprometen la viabilidad del país. Súmese a ello una pandemia que no arrecia y una fuerte división política.

La izquierda latinoamericana ha vivido la victoria de Arce como un triunfo, pero la gran sorpresa pudiera ser el pragmatismo de un nuevo Presidente que pese a haber formado parte de los Gobiernos de Morales no es militante histórico del MAS. Sus primeras declaraciones fueron muy significativas: llamar a la unidad nacional y comprometerse a gobernar para todos los bolivianos, es un signo. Es verdad que habrá que ver qué pasa en el día a día, qué papel tiene el partido de Morales en el nuevo Gobierno y, sobre todo, qué hace este cuando ya ha regresado de Argentina. De momento no ocupará ningún ministerio


No hace falta ninguna reforma
Suso do Madrid


Se teme que esos fondos, los europeos, de los que España espera 140.000 millones de euros, no estén disponibles hasta finales del año próximo, mientras prosigue el deterioro de nuestra economía a la par que la gresca política. Se está haciendo ya tarde para asumir responsabilidades y tomar el toro por los cuernos.

No hace falta ninguna reforma constitucional: lo urgente y necesario es acabar con la bronca y hacer caso a los constantes llamamientos del rey Felipe VI a la unidad de acción de los partidos en la lucha contra la crisis multipolar que nos asola.


Casi 500 millones de personas
Jesús Martínez Madrid


Latinoamérica, pienso que es importante recordarlo, representa la red más compacta, más homogénea emocional y culturalmente que existe en el mundo. Y esa red tiene que ser reforzada. Es un espacio en el que casi 500 millones de personas tienen el español como su lengua materna, lo que lo convierte en el segundo idioma del mundo, después del chino. Las Cumbres Iberoamericanas, pese a haber marcado hitos importantes, no han logrado establecerse como un espacio de integración política, social ni económica, son espacios demasiado formales. La relación de España con Latinoamérica es una gran oportunidad y un valor añadido que podemos aportar a la Unión Europea.


Los lazos entre España y América
Pedro García


La fiesta nacional se celebró este año bajo circunstancias especiales por la pandemia y por la evidente división entre la clase política, el Gobierno central y los Gobiernos autonómicos.

Pero, a pesar de ello, no podemos olvidar el 12 de octubre que lo que somos como patria constitucional está vinculado al descubrimiento de América. Los lazos entre España y América van más allá de circunstancias transitorias de contextos políticos cambiantes y son tan profundos que no se pueden negar. Iberoamérica o Hispanoamérica, conformada por un patrimonio de lengua, cultura e identidad compartida, representa una gran oportunidad en un mundo globalizado. Un mundo donde solo las grandes potencias o las grandes alianzas tienen peso y espacio. No lo olvidemos.


¿De conflicto territorial a guerra religiosa?
Enric Barrull Casals


El renacido conflicto entre las repúblicas de Armenia y Azerbaiyán en torno al territorio autónomo del Alto Karabaj adquiere cada día más un peligroso perfil de guerra religiosa. Estos días, el representante ante la Santa Sede de la Iglesia Apostólica de Armenia en Europa, el arzobispo Barsamián, ha denunciado en Roma un deliberado y planificado ataque de las fuerzas armadas de Azerbaiyán contra la catedral del Santísimo Salvador de Artsaj, en la ciudad de Shushi, causando estragos considerables en el edificio. Recuerda el prelado armenio que entre 1998 y 2005, como resultado de la política azerí de destruir el patrimonio cultural y religioso cristiano, más de diez mil monumentos y símbolos religiosos fueron arrasadas para borrar la presencia armenia, tanto en el propio Azerbaiyán como en Karabaj.


El Tribunal Interamericano
Jesús Domingo Martínez


El tribunal interamericano de derechos humanos sentenció que Ecuador es responsable del suicidio de una adolescente de 16 años víctima de abuso sexual por parte de su vicedirector porque entre otros muchos fallos, no promovió una educación sexual integral en los colegios del país.

Paola Guzmán Albarracin, una chica de 16 años, se envenenó a sí misma en 2002 después de sufrir abusos sexuales por parte del vicedirector de su escuela en Ecuador durante dos años. Ella dejó tres cartas explicando su intento de suicidio. Una, dirigida al vicedirector, decía que se sentía engañada por él porque había estado con otras mujeres.

En 2006 el bufete de abogados pro abortistas, el Centro para los Derechos Reproductivos, pidió a la corte un fallo amplio, imponiendo un rango de nuevas políticas sociales sobre Ecuador basadas en estándares de derechos humanos internacionales desarrollados por los comités de la ONU. Ahora, después de varios años, el tribunal ha decidido hacer una concesión a la decisión general.

El Centro para los Derechos Reproductivos argumentó que el gobierno de Ecuador había violado los derechos internacionales de Paola Guzmán basados en las recomendaciones de los comités de la ONU y que Ecuador debe adoptar programas de educación sexual. También aducen que los derechos de Paola Guzmán a la vida, la integridad personal, la libertad frente a la violencia, la no discriminación, las garantías judiciales, la protección judicial, así como un derecho a una protección especial del gobiernos debido a ser una menor, habían sido también violados.


Azuzar guerras culturales
Juan García.



En cuanto al acceso a las aguas británicas tras el Brexit, hay fórmulas para resarcir a los pescadores franceses, y en todo caso no es este un escollo que justifique la ruptura. El verdadero problema es que, en el debate del Brexit, el pragmatismo pesa cada vez menos en el Reino Unido.

La estrategia de Johnson es azuzar guerras culturales en una sociedad hoy polarizada, los resultados electores de los EE.UU no se lo van a facilitar. Su Brexit a cualquier precio, aun incumpliendo acuerdos ya firmados, se ha convertido en una afirmación de orgullo británico. La gran duda sigue siendo cuánto hay de sincero y cuánto de farol en su estrategia. ¿Será capaz Boris Johnson de sacrificar los intereses comerciales de su país y de dañar la cooperación en terrenos tan sensibles como la lucha contra el terrorismo? Pronto saldremos de dudas.

Miguel Delibes
Suso do Madrid


Miguel Delibes, va a hacer un mes de la celebración de su centenario, debería formar parte del Panteón de españoles ilustres. El problema es que en España, a diferencia de otros países, carecemos de él. Y eso responde a que no cultivamos la memoria de los grandes de nuestra historia. Por eso es de agradecer que la Biblioteca Nacional haya reservado para Miguel Delibes una Exposición en el año del centenario de su nacimiento.

Recordar que la vida de Delibes fue tranquila, familiar, discreta. La viudedad le vinculó, todavía más, a quien fue la mujer de su vida. A ella le dedicó una novela y bajo su retrato escribió hasta el último día de su vida. Vivió un profundo duelo por amor y conoció la enfermedad, una enfermedad grave. Nada alteró, sin embargo, la sobriedad que rodeó su existencia. Valgan estas letras de recuerdo a un gran hombre.


Entre Armenia y Azerbaiyán
Pedro García


El enfrentamiento entre Armenia y Azerbaiyán por el control de Nagorno-Karabaj, que ya es una nueva guerra, tiene una larga historia. Cuando Stalin creó la Unión Soviética, unió a Azerbaiyán, país de mayoría musulmana, un trozo de la antigua Armenia: Nagorno-Karabaj, de mayoría cristiana, ahora en disputa. Ya en los años 90 hubo una primera guerra que en la práctica ganó Armenia, porque Nagorno-Karabaj quedó bajo su tutela. Armenia, el país cristiano, no quería este nuevo conflicto porque es pobre. Azerbaiyán lo ha buscado porque al dictador que tiene al frente le conviene envolverse en la bandera de un nacionalismo victimista. La reivindicación de Nagorno-Karabaj tiene que ver, además, con que se trata de una zona en la que hay una gran reserva de hidrocarburos, petróleo y gas.



Expansionismo turco
Suso do Madrid


El enfrentamiento entre Armenia y Azerbaiyán por el control de Nagorno-Karabaj ha dejado de ser una cuestión local. Rusia, aunque con algunas reservas, apoya a Armenia, y Turquía apoya a Azerbaiyán. Estamos ante un nuevo capítulo del expansionismo nacionalista de Turquía apoyado en una interpretación política del islam. La Turquía de Erdogan quiere tener cabezas de puente en las dos riberas del Mediterráneo, controlar Libia, controlar el norte de Siria, controlar los tesoros energéticos de las aguas de Grecia y de Chipre. Y ahora quiere poner su sello en el Cáucaso. Turquía y Catar, el emirato del Golfo, son socios, y extienden entre los musulmanes europeos el islamismo.



Armenia y Azerbaiyán
Pedro García


En permanente tensión desde hace treinta años, las relaciones entre Armenia y Azerbaiyán, dos de las antiguas repúblicas soviéticas fronterizas con Turquía e Irán, han vuelto a saltar por los aires, en lo que puede ser el comienzo de una nueva guerra por el enclave de Nagorno Karabaj. El conflicto entre estos dos alejados países de la Europa oriental, se remonta a la primera época de la formación de la Unión Soviética, cuando ese pequeño territorio habitado en su mayoría por armenios cristianos, fue absorbido por la república soviética de Azerbaiyan, de mayoría musulmana. Las tensiones vecinales se mantuvieron vivas durante décadas y finalmente estallaron cuando comenzó la descomposición de la URSS. En esas estamos.


Enfatiza a mujeres y niñas
Enric Barrull Casals


La política de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), incluye muchos cambios notables con respecto a su predecesora, incluido el énfasis en la importancia de asociarse con grupos religiosos, que se omitió en la política de 2012. La política también omite cualquier referencia al aborto, incluido un lenguaje eufemístico como salud reproductiva, al que la administración Trump se ha opuesto en las negociaciones de la ONU, así como en los documentos de política interna.

El nuevo borrador de política también contiene varias referencias a los derechos inalienables, que se hace eco del documento reciente encargado por el secretario de Estado Mike Pompeo para abordar la reciente proliferación de reclamos de derechos humanos que no se basan en una comprensión tradicional de los derechos humanos como se establece en la fundación documentos de los Estados Unidos y los tratados básicos de las Naciones Unidas.

También enfatiza la importancia de eliminar las barreras a la educación de las niñas y al empleo y la participación económica de las mujeres, de acuerdo con la Iniciativa de Prosperidad y Desarrollo Global de la Mujer de la administración Trump.

Muchos de los cambios en la política propuesta han provocado quejas de la izquierda. Algunas reacciones iniciales publicadas en Twitter resumieron la política no por su contenido sino por la falta de referencias explícitas a los problemas LGBT.

Los activistas pro-aborto también hicieron sonar la alarma. La Sra. Magazine calificó el borrador de la política como una regresión severa y dañina que incluye la reducción y politización del contenido de salud reproductiva. Entre sus quejas estaba el hecho de que la política mencionaba que la discriminación ocurría antes del nacimiento, en el caso del aborto selectivo por sexo. También objetaron el hecho de que el análisis de la política sobre planificación familiar no se refirió explícitamente a los anticonceptivos y promovió métodos basados en el conocimiento de la fertilidad.

USAID revisará los comentarios presentados y presumiblemente publicará una versión final de la política en un futuro cercano.

El futuro de esta política depende en gran medida del resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre. Este borrador de política llega más de tres años y medio después de un período de cuatro años, y si el presidente Trump pierde las elecciones, existe una alta probabilidad de que estas mejoras propuestas se revierta. Mientras tanto, varios otros documentos de estrategia de la era de Obama que siguen vigentes en USAID y el Departamento de Estado, contienen elementos que contradicen los objetivos de política exterior del presidente Trump.

Incluidos en la lista negra
Suso do Madrid


Los acontecimientos recientes en Polonia han puesto de manifiesto una vez más la animadversión política y el doble rasero de la Unión Europea, los funcionarios europeos de derechos humanos y las organizaciones activistas.

Decenas de municipios de Polonia han adoptado democráticamente resoluciones políticas contra la difusión pública de información explícita y lasciva (a veces denominada propaganda LGBT). Las resoluciones establecen que este tipo de información viola la ley polaca, socava la naturaleza del matrimonio y la familia y que es perjudicial para los niños.

Como resultado de estas resoluciones, los funcionarios de la Unión Europea han incluido en la lista negra a estos municipios, han retenido la ayuda financiera y han prohibido su participación en los programas de la UE. El ánimo político contra Polonia debido a estas resoluciones, aunque no son vinculantes, es tal que los funcionarios europeos de derechos humanos y los grupos activistas ahora también demonizan injustamente a las autoridades polacas en el caso del arresto y la detención del Sr. Micha322; Sz.

Cabe recordar que Sociedad Civil para la Familia es una coalición que representa a más de doscientas organizaciones dedicadas a la protección de la familia y la promoción de la dignidad humana a nivel internacional.

Hacemos un llamado a los funcionarios de la Unión Europea, a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos del Consejo de Europa, Sra. Dunja Mijatovi263;, y a otros funcionarios de derechos humanos para que den marcha atrás a las sanciones y declaraciones contra las autoridades polacas. Les instamos a que sean más cautelosos antes de abrazar narrativas falsas con motivaciones políticas. Los municipios polacos están adoptando resoluciones para proteger democráticamente a la familia y los niños, sin violar ningún derecho humano. No hay nada peor para la protección y el avance de los derechos humanos que la politización y el doble rasero.


La amenaza de Turquía
Xus D Madrid


Hace unos días Turquía iniciaba unas maniobras militares en la llamada república de Turquía del Norte, en Chipre. La noticia podría ser irrelevante si no se enmarcara en un contexto de expansionismo propiciado por Ankara que amenaza a Grecia. Las maniobras se producen después de que Turquía haya realizado prospecciones en el Mediterráneo Oriental y de que Erdogan haya declarado que tiene la capacidad de eliminar los mapas que dice que le fueron impuestos.


 
AHORA EN PORTADA | Ver  
América Latina es la región con la más alta proporción de mujeres emprendedoras

Estados con economías más desarrolladas como Alemania, Japón y España cuentan con tasas muy bajas
283 personas trans y género-diversas han sido asesinadas en lo que va de año

Según datos del proyecto de investigación Transrespeto versus Transfobia en el Mundo (TvT). Brasil encabeza la ominosa lista.
María Zambrano y Ramón Gaya: "Y así nos entendimos…"

La correspondencia entre la filósofa y el pintor y ensayista, publicada por Pre-textos, constituye un testimonio indispensable de la época que les tocó vivir y de una amistad intensa.
¿Quién controla el discurso público?

Un artículo recientemente publicado en The Economist reflexiona sobre las repercusiones que puede tener sobre la libertad de expresión el control que ejercen las grandes compañías tecnológicas
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Un lenguaje inclusivo que divide
La evolución del precio del alquiler en España
El gol del 10 y mirando al espacio se lanza el oro
De cómo China será el líder global en menos de diez años
La paz, hija del coraje, remedio infalible

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS