Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
21 ENERO 2020 | ACTUALIZADO 19:38
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
  Para enviarnos tu carta al director utiliza nuestro formulario
La generación del hijo único
Domingo Martínez Madrid


La política familiar china, que permite solo un niño por familia desde 1979, ha sido reforzada por una burocracia intrusiva, penetrante, burocracia generalizada que exige fuertes multas por violaciones, así como abortos forzados, esterilizaciones, y abandono de niños. Una revisión de 2016 permitió tener solo dos niños, pero las parejas chinas respondieron teniendo menos niños, no más, como Pekín había esperado.

El informe del nuevo gobierno dispuso un plan de cinco puntos del que los demógrafos chinos dicen que es demasiado escaso y que llega demasiado tarde. El plan, dado a conocer en la prensa oficial china, pedía más inversión social, un personal especializado de mayor cualificación, mejores servicios sanitarios y para la jubilación, tecnologías avanzadas e innovadoras, y protecciones sociales y legales mejoradas. Pero los expertos dijeron que deben tomarse acciones más drásticas para evitar una crisis ciertamente cercana. Recomendaron aumentar la edad de jubilación y dudosos proyectos de infraestructuras planeadas para reforzar el fondo de pensiones.

El principal fondo de pensiones de China se quedará sin dinero en 2035 debido a un declive en la mano de obra disponible, según un informe del Centro de Seguridad Social Mundial del gobierno, apoyada por la Academia China de Ciencias Sociales. El South China Morning Post declara que el estudio mostró un desajuste entre los ingresos y los gastos de hasta 1,64 trillones de dólares en 2050 y que habría solo un trabajador para sostener cada pensión, dos veces el nivel actual.

Pekín ha sido laxo en cuanto a reforzar las contribuciones de los empleados al fondo para obtener pequeños negocios a través de la actual desaceleración económica. Eso significa que el actual sistema de reparto de los pagos en el tiempo obliga aquellos nacidos a finales de los 70 y los 80, durante la política del hijo único, a poner un cuarto de sus salarios para los fondos del estado.

La generación del hijo único, ya penalizada por perder hermanos para ayudar a llevar la carga económica y social, tendrá también que pagar más mientras la crisis en el fondo de pensiones produce resultados.


¿Cómo es posible?
Jesús D Mez Madrid


¿Cómo es posible que los ecologistas estén tan al margen de la naturaleza humana que no se preocupen para nada del daño tremendo que está haciendo la pornografía? Es una problemática presente en todas las redes y un daño que se está haciendo a muchos jóvenes y no tan jóvenes, donde nadie se atreve a entrar por los millones y millones de euros que están por medio. El cuidado de la naturaleza me parece que nos preocupa a todos, pero dentro de la naturaleza en la que vivimos, la humana es infinitamente más importante que la vegetal o la animal y por ella no estamos luchando, al menos a los ecologistas no les he oído.

El mundo moderno envilece. Envilece la ciudad; envilece al hombre. Envilece el amor; envilece a la mujer. Envilece la raza, envilece al niño. Envilece la nación: envilece la familia. Ha logrado envilecer lo que quizá es más difícil de envilecer en el mundo: envilece la muerte, dice Robert Sarah (p. 179) citando a Charles Péguy.


Lo que Cristina le deje hacer
Pedro García


Fernández, en Argentina, seguramente negocie con el FMI, presentando un programa económico razonable, otra cosa será lo que Cristina le deje hacer. No existe otra salida para Argentina que aplicar un programa completo de reforma del Estado, de reformas estructurales, fiscales y laborales, y una política de desarrollo industrial, social y regional. Todo esto aderezado con estrategia de apertura inteligente al mundo. Pero es dudoso que el presidente electo lo pueda llevar a cabo, teniendo a Cristina pisándole los talones.


La sentencia del TJUE
Juan García.


La sentencia del TJUE no es la sentencia de un tribunal extranjero. Su decisión puede no gustarnos, como pueden no gustarnos determinadas decisiones de los tribunales españoles. Pero eso no significa que en las instituciones europeas haya una conspiración contra la nación española. La Unión Europea y la zona euro toman todos los días decisiones que no gustan a sus países miembros. Lo último que quería la opinión pública alemana, el Gobierno alemán y el Bundesbank en 2015, era que el Banco Central Europeo gastará ingentes cantidades de dinero en salvar el euro de la crisis que estaba sufriendo. Y Francia ha visto recientemente como el Parlamento Europeo rechazaba a su candidata a comisaria. En todo caso, la UE es un gran proyecto político gracias al que hemos conseguido los mayores niveles de bienestar y desarrollo.


Dos presidencias en una
Enric Barrull Casals


El peronismo vuelve a la Casa Rosada en Buenos Aires. Alberto Fernández toma posesión y su llegada al poder plantea muchos interrogantes, porque ha sido un candidato completamente construido por Cristina Kirchner y está apoyado por el poderoso sector tradicional del peronismo: los sindicalistas, los gobernadores del interior del país y un sector del empresariado industrial. Cristina ocupará el cargo formal de la vicepresidencia y controlará la provincia de Buenos Aires, el potente grupo ideológico llamado La Cámpora y la mayor parte de los líderes de los llamados movimientos sociales, que pueden movilizar en pocas horas a miles de personas. Estamos ante dos presidencias en una.

Vamos a ser testigos una vez más de un fuerte choque entre las dos tendencias antagonistas que siempre terminan enfrentándose en el seno del peronismo. Este equilibrio de fuerzas le quita a los Kirchner posibilidades de llevar adelante un gobierno de corte tan autoritario como el que desarrollaron en sus presidencias anteriores.


El Acuerdo Verde europeo
José Morales Martín


Los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se reunieron el pasado mes de diciembre en Bruselas para abordar el llamado Acuerdo Verde que había aprobado unos días antes la Comisión Europea. Se trata del más serio proyecto elaborado para afrontar el desafío climático. El objetivo es que Europa se convierta en una zona neutral en emisiones de CO2 de aquí al año 2050, lo cual va a requerir una profunda reforma de todos los sectores económicos, desde el transporte a la agricultura, pasando por el comercio, la alimentación y el reciclaje de los residuos. Sin duda, un gran reto.


Algo más que bravatas
Jesús Martínez Madrid


Pero la mayoría absoluta de los conservadores en las últimas elecciones del Reino Unido no significa que la gobernación del Reino Unido vaya a resultar fácil. La victoria arrasadora de los nacionalistas en Escocia relanza la petición de un nuevo referéndum de independencia, mientras en Irlanda del Norte el Sinn Féin ha salido fortalecido. Johnson va a necesitar algo más que bravatas cuando llegue la hora de afrontar la división interna y las consecuencias del Brexit en el día a día.

Las Consecuencias de la política del hijo único
Jesús Martínez Madrid


Un nuevo informe del gobierno chino muestra los devastadores efectos económicos de la brutal política de planificación familiar a lo largo de 40 años.

En el pasado ha habido una joven China persiguiendo a unos EE.UU. de mediana edad, declaró el investigador Yi Fuxian al South China Morning Post es por eso que China ha logrado cerrar tan rápidamente la brecha entre los dos países. Ahora va a haber una vieja China intentando perseguir a unos EE.UU. de mediana edad, y la brecha (entre los dos países) es probable que se haga más y más amplia. El envejecimiento de la población china puede convertirse en un obstáculo para el país que intenta superar a los EE.UU., dijo.

Según la Comunidad Nacional China sobre el envejecimiento, en 2050 la población por encima de los 60 años de edad podría alcanzar los 487 millones, un tercio de la población.

Los expertos denuncian que Pekín está inflando estas lamentables estadísticas de fertilidad para subsanar los efectos dañinos de la política del hijo único. Los números oficiales, publicados por la Oficina Nacional de Estadística en enero, dijeron que el número de nacimientos cayó a 15,2 millones en 2018. Eso es un índice total de fertilidad de 1,6 niños por mujer y una caída del 12 en comparación con 2017. Un demógrafo dijo que el índice actual de fertilidad era 1,18 niños por mujer entre 2010 y 2018, una cifra incluso más baja que la de Japón.

Otro experto calificó como problema el asunto de las cifras demográficas de China, así como que el hecho de que el gobierno le reste importancia al asunto inflando las estadísticas de fertilidad y asumiendo que la intervención del gobierno solucionará los problemas es un mal presagio para la economía china.

Una declaración formal
Jesús D Mez Madrid


Hace aproximadamente un mes que celebrábamos el Día de los Derechos Humanos, que refleja el avance universalmente compartido de la conciencia de la dignidad de toda persona. Fue el 10 de diciembre de 1948, tres años después de la terminación de la II Guerra Mundial y de la fundación de las Naciones Unidas, cuando se adoptó la histórica Declaración Universal de los Derechos Humanos que, en sus treinta artículos, recoge los derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales que nos unen como comunidad internacional. La intención era que nunca más pudieran repetirse los horrores de aquel conflicto del que quedó como signo de la maldad humana una ideología, la nacionalsocialista, que llegó a la aberración de pretender exterminar a todo un pueblo.


Por una ecología integral
Pedro García


Cumplir el Acuerdo Verde europeo supondrá dejar de lado, paulatinamente, los recursos del petróleo y del carbón como fuentes energéticas indispensables para el desarrollo, aunque todavía están por ver los detalles de las alternativas que deben ponerse en marcha. También está por concretar el gasto que va a suponer este cambio radical hacia una economía no contaminante, que en cualquier caso debe ser capaz de sostener el empleo. Se habla de un presupuesto inicial de 300.000 millones de euros, pero la decisión de la Comisión Europea es firme ante la necesidad perentoria de frenar el deterioro del medio ambiente. El plan económico de la Unión Europea es tremendamente ambicioso pero necesita ser sostenido por una visión ética, cultural y política que recobre la centralidad de la dignidad humana, sólo así podrá gestarse una ecología integral como viene reclamando el Papa desde la publicación de su encíclica Laudato Si.


Victoria de Johnson
Valentín Abelenda Carrillo


La victoria por mayoría absoluta obtenida por Boris Johnson en las elecciones británicas, el pasado mes de diciembre, despeja las dudas sobre el futuro del Brexit

El Reino Unido saldrá de la Unión Europa el próximo 31 de enero y los británicos abrirán una nueva página de la historia en la que son más las incertidumbres que las certezas. Es una mala noticia para la construcción de una Unión Europea que asiste perpleja al auge de los nacionalismos populistas cargados de promesas utópicas.

Son varios los factores que explican esta victoria. Johnson, a pesar de su perfil atrabiliario y polémico se presentaba con una propuesta clara frente al cansancio social por el pantano del Brexit, y ha trabajado a fondo en la campaña electoral estimulando las emociones de una sociedad que ha acudía mayoritariamente a las urnas. Otro factor ha sido la incapacidad del candidato de la oposición, Jeremy Corbyn, de proponer una alternativa realista y creíble. El rancio radicalismo de Corbyn y sus ambigedades en torno al Brexit, ha hundido a los laboristas en sus tradicionales feudos del norte obrero.


Macron no se amilana
Suso do Madrid


Lejos de amilanarse por las protestas de los chalecos amarillos, Emmanuel Macron sigue adelante con la que puede calificarse como la más ambiciosa de sus reformas: la de las pensiones. Las protestas extendidas por toda Francia muestran la dificultad de un proyecto en el que fracasaron Chirac y Sarkozy, e incluso Franois Hollande, si se incluye su menos ambiciosa propuesta que tampoco vio la luz. Esta vez, sin embargo, hay mayores esperanzas de éxito. Macron llegó a la presidencia con un inequívoco mandato reformista. En su primera tanda de medidas, referidas al mercado laboral y a la Administración, mostró capacidad de diálogo, desmontando el lenguaje apocalíptico de los sindicatos. Y aunque todavía no haya sido capaz de conectar emocionalmente con amplias capas de la clase media preocupadas por su futuro, sí ha conseguido que una amplia mayoría social considere justo fusionar los actuales 42 sistemas de pensiones, algunos con incomprensibles privilegios para ciertos colectivos.


El horror de la dictadura chavista
José Morales Martín


Cuando en enero de 2018 el policía venezolano Óscar Pérez falleció asesinado en la parroquia de El Junquito, hubo un momento en que la dictadura chavista pareció estar a las puertas del fin. A día de hoy, pese a la claridad y evidencia de las pruebas que atestiguan su brutalidad, el régimen de Maduro parece indestructible. Venezuela se parece cada vez más a Cuba. Se ha convertido en un factor de desestabilización de la zona y usa este poder para consolidarse. Mientras tanto, el pueblo se ve condenado a la pobreza, la opresión y la falta de libertad. El crimen se ha apoderado de Venezuela y solo el trabajo coordinado de los organismos internacionales podrá seguir forzando para conseguir resultados a medio plazo.


La OTAN
JD Mez Madrid


La OTAN puede encontrar una nueva razón de ser, a la que se suma el desafío de la expansión del terrorismo yihadista en los países del Sahel. Durante el mes pasado, la capital de Malí ha sido escenario de masivas manifestaciones contra Macron, justo cuando en París recibían sepultura trece militares franceses muertos en el choque de dos helicópteros. Se acusa a Francia de ineficacia en la lucha contra el yihadismo a pesar de los soldados franceses muertos y de los miles de millones de euros que cuesta su misión protectora. Pero, de momento, la OTAN no ve necesario implicarse en la guerra contra el yihadismo en África donde, por cierto, no deja de crecer la influencia de China y de Rusia.

No hay dos crisis
Domingo Martínez Madrid


No hay dos crisis, una ambiental y otra social, sino una sola crisis que demanda cuidar la naturaleza, combatir la pobreza y devolver la dignidad

Algunas reformas son indemorables
Jesús D Mez Madrid


La alternativa al proyecto sobre la pensiones de Emmanuel Macron sería elevar para todos la edad de jubilación. O subir los impuestos, pero Francia ya gasta en pensiones casi el doble de la media de la OCDE. Esto es lo que, poco a poco, los franceses han ido interiorizando. El gran reto para Macron es desmontar su imagen elitista y sumar a esas mayorías recelosas que, pese a todo, han entendido que algunas reformas son indemorables.


La OTAN, China y la olvidada África
Suso do Madrid


Desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, la sombra de la duda se he cernido sobre el futuro de la Alianza del Atlántico Norte, donde han vuelto a aflorar las divergencias internas con ocasión de la cumbre celebrada en Londres en su 70 aniversario. Ya no se trata del empeño del presidente de Estados Unidos de que los países europeos paguen más por el mantenimiento de la Alianza, sino de unas recientes declaraciones del presidente francés, Emmanuel Macron, en las que afirmó que la OTAN se encuentra en un estado de muerte cerebral. Macron ponía de manifiesto las disensiones en torno a Siria y la intervención directa de Turquía en este país para desalojar a los kurdos de su frontera con la anuencia de Estados Unidos. No obstante, la Alianza ha encontrado un motivo para restañar sus grietas en el desafío del creciente gasto en armas de China y sus acuerdos comerciales con Rusia.


En España crece el paro
José Morales Martín


Los datos del paro registrado en noviembre confirman que la economía española se encuentra en un proceso de enfriamiento. Ha sido el peor dato en este mes de los últimos tres años, y la afiliación a la Seguridad Social suma la cifra más baja desde 2013. En los últimos cinco meses se ha acumulado un crecimiento negativo del desempleo sin que haya síntomas de que se pueda frenar esta dinámica. Si se analizan aspectos concretos, tanto por sectores como por comunidades autónomas, hay algunos indicadores alarmantes, como el aumento del paro en Cataluña o en los sectores de las empleadas del hogar y agrario. Estos últimos han podido sufrir los efectos indeseados de la subida del Salario Mínimo Interprofesional, los que ha llevado a no pocos de esos trabajadores a la economía sumergida.

Lo grave de estos datos no son solo los indicadores de tendencia. Es la respuesta que el gobierno de Sánchez ofrece ante esta desaceleración del empleo, con la aplicación de medidas electoralistas y de tufo estatalista, condicionadas por el acuerdo de gobierno con Podemos. Subir el impuesto de sociedades, seguir incrementando el Salario Mínimo o derogar algunos aspectos clave de la última reforma laboral agudizaría la destrucción de empleo, lo cual tendría efectos nefastos para las economías familiares y para determinados sectores vulnerables. Convendría que Sánchez escuchase la voz de alarma de los empresarios, que son quienes tienen en sus manos la capacidad real de crear empelo.


Reforma de las pensiones en Francia
Jesús Martínez Madrid


El plan de Emmanuel Macron para reformar el sistema francés de pensiones presenta notorios problemas, tanto por su complejidad, como por la clásica posición superconservadora del viejo sindicalismo francés. Pero se trata de una necesidad real, que es preciso afrontar con realismo, pues el Estado del bienestar ha tocado fondo: es una cuestión de fondo, a la que los líderes políticos no pueden dar la espalda, tampoco los españoles, aunque se comprendan tantos silencios en periodos electorales.

El joven presidente francés comenzó pronto su plan de reformas con cierto despotismo ilustrado, que le llevó a evitar largas discusiones parlamentarias con el recurso a una figura constitucional semejante al conocido decreto-ley. Esto provocó un descenso importante de popularidad, que trató de evitar el año pasado con su carta abierta a sus conciudadanos y la puesta en marcha de una mayor concertación social. Es el camino emprendido ahora para la reforma de las pensiones, en la línea de su respuesta a las reivindicaciones del movimiento de los chalecos amarillos: entablar negociaciones con los interlocutores sociales y organizar amplias consultas ciudadanas para llevar a buen puerto esta transformación tan delicada, con evidentes ganadores y perdedores por la existencia de excesivos regímenes especiales. Pero la racionalización se impone.

En los últimos treinta años, se han sucedido pequeñas reformas impuestas por los gobiernos con variados procedimientos, para evitar su caída en picado. Así, Alain Juppé se planteó hacia 1995 ir hacia una cierta unificación de sistemas, pero tuvo que dar marcha atrás, ante las críticas sociales. Antes, Edouard Balladur, casi a hurtadillas, en expresión de Le Monde, había introducido un cambio importante en agosto de 1993: se aumentó el período de cotización requerido para una jubilación a tipo completo de 37,5 años a 40. En 2003, Jean-Pierre Raffarin negoció con los sindicatos la extensión de la reforma de Balladur a la función pública y logró el apoyo de la CFDT, sindicato mayoritario. Por su parte, en 2010, Nicolas Sarkozy sufrió una seria crisis de su gobierno, pero consiguió elevar la edad legal de jubilación a los 62 años.


Jóvenes sin amigos
Domingo Martínez Madrid


Puede ser debido al hartazgo que siento, como la inmensa mayoría de los españoles, ante la situación política actual, pero me resisto a que los políticos marquen lo que se dice en la calle y en las casas, me resisto a no dar voz a cuestiones vitales que interesan e inquietan a la sociedad mucho más que los políticos y los partidos.

Las conversaciones políticas no suplen la vida cotidiana de nuestras familias, de nuestra sociedad. Y esta vida suele interesar mucho más, o al menos es lo que pienso. Por eso, hablo y escribo mucho más sobre cuestiones sociales y humanas que sobre política, y en esta ocasión lo hago con especiales ganas por este hartazgo político que padecemos.

Desde hace una temporada, he escuchado a amigos y conocidos que están preocupados porque sus hijos, adolescentes o veinteañeros, no tienen amigos, y se pasan cada día horas con el ordenador o el móvil en casa. Preocupados los padres, preocupado yo porque empezaba a ver un fenómeno nuevo entre los jóvenes.

Acabo de leer un estudio de la empresa demoscópica YouGov a 1.254 jóvenes estadounidenses que arroja un dato preocupante: el 22 de los millenials no tiene ni un solo amigo. Jóvenes nacidos entre 1981 y 2001, con gran preparación muchas veces. Tres de cada diez no tienen un mejor amigo y el 25 reconoce que no tiene nadie con quien hacer planes.

El mismo estudio refleja que esos jóvenes pasan una media de dos horas y media en las redes sociales, y este dato tal vez sea la causa de que no tengan amigos, de modo que en vez de relaciones personales se enganchan a crear una realidad virtual, individualista, que estamos comprobando que hasta puede ser patológica.


Las tensiones sociales
JD Mez Madrid


Ante las posturas más radicales de otros sindicatos, Michel Noblecourt considera que, si se compara el contexto de 2019 con el de 2010, el año de la anterior gran reforma de las pensiones, liderada por Nicolas Sarkozy, las posibilidades de que los sindicatos en liza derroten a Emmanuel Macron son bajas () En los últimos nueve años, los sindicatos, que nunca han hecho retroceder a un gobierno desde la retirada del primer contrato de trabajo (CPE) en 2006 bajo Jacques Chirac, se han debilitado, en particular la CGT, e incluso durante los movimientos contra la ley de El Khomri o las ordenanzas de Macron sobre el código de trabajo, se han mantenido lejos de las movilizaciones de 2010. Por otra parte, se notará mucho la falta de unidad sindical. Así como el método elegido ahora de contar con el tiempo, según afirmó Philippe: los trabajadores no cambiarán al nuevo régimen hasta que las transiciones se hayan acordado y adoptado con precisión, es decir, a partir de 2040.

Las tensiones sociales se reflejan también en el gobierno, no sólo en la sociedad. Tal vez por esto, Macron, que piensa ya en su reelección en 2022, ha puesto en marcha una gran consulta ciudadana. Obviamente, la abolición de los actuales 42 regímenes existentes no puede ser aceptada por todo el mundo pacíficamente. Y está por ver cómo evitar un alto coste financiero. Pero no es fácil oponerse al principio general lanzado por el presidente: cada euro de cotización debe dar idénticos derechos a todos. A juicio de Noblecourt, Macron no ha ganado la partida, pero los sindicatos contrarios tienen todas las cartas para perderla. En cualquier caso, el proceso tendrá mucha influencia en España y en otros países europeos.


La difícil reforma
Juan García.


Emmanuel Macron designó a Jean-Paul Delevoye alto comisionado para dirigir la reforma de la pensiones. Ha presentado ya un primer informe, en que señala la edad de 64 años como requisito para una pensión completa, y plantea una duración más amplia del período de cotización. Pero el presidente de la república desea seguir negociando, y ha subrayado que no está nada decidido por ahora. Espera conseguir, como en su día Raffarin, el apoyo al menos de la CFGT, el sindicato casi siempre bien dispuesto a llegar a pactos y que ha mostrado en diversas ocasiones su conformidad con el establecimiento de un sistema de pensiones universal. El Primer Ministro, Edouard Philippe, mantuvo conversaciones con los interlocutores sociales a comienzos de septiembre, con una metodología que resumió en tres palabras: escucha, diálogo, proximidad. Llegó a hablar de una co-construcción, en la línea de los principios democráticos sociales tan familiares a Franois Hollande.

Desde luego, no se puede olvidar que, a diferencia de lo sucedido en otros momentos, hay indicios de una pérdida de poder de convocatoria por parte de los sindicatos. Las primeras huelgas convocadas por CGT no han tenido el eco esperado, ni siquiera en el clásico campo de los ferroviarios. Incluso, se intentó motivar el conflicto con peticiones relativas a salarios, reorganizaciones y reclutamiento, sin mencionar la reforma de las pensiones, que supondría la abolición del régimen especial de la SNCF (la Renfe francesa).

Mata y remata
Jaume Catalán Díaz


El estreno de una película con ese título no resulta llamativo en este mundo violento en el que cualquiera coge un cuchillo y se carga a sus compañeros de oficina, o a su mujer, o a los que no piensan igual que él y por eso hay que quitárselos de enmedio como sea. Molestan los demás que no son como tú y además disfrutas viéndolo en la pantalla, a juzgar por la cantidad de soluciones violentas que rezuman un montón de pelis, pero también las noticias reales que llenan los noticiarios de televisión.

La industria de la muerte enriquece a muchos países más que otras industrias pacíficas, y pugnan unos y otros por descubrir y comercializar el último grito de fusil, de avión, de dron o de barco de guerra, que mata y remata mejor que todo lo que se había visto hasta la fecha.

Luego vienen los minutos de silencio por las víctimas, y las caras compungidas tras el último atentado que se ha llevado a tus vecinos por delante. En ese clima, hasta habrá gente que piense como válido el cargarse a su mujer y vivir una vida más tranquila sin ella en la cárcel.

Hay algo que anda mal y que está presente ante nuestros ojos como si tal cosa, como si no tuviera arreglo, Pero lo tiene, y es urgente que nos pongamos a buscarlo y es el respeto por los demás, sean quienes sean, incluso personajes de ficción. No podemos tener la cultura de matarnos unos a otros impunemente; y que nos guste o nos parezca lo más natural e inevitable.


En Polonia y Hungría
Pedro García


Ante los comentarios en prensa internacional sobre los resultados de las últimas elecciones legislativas de Polonia y con anterioridad en Hungría, me vino a la memoria la exhortación apostólica de Juan Pablo II, Ecclesia in Europa, del 28 de junio de 2003, uno de los grandes textos europeístas del actual siglo. A finales del XX, el papa había convocado dos sínodos extraordinarios dedicados al viejo continente: en 1991, para impulsar la nueva evangelización; el segundo, en 1999, ante la creciente necesidad de esperanza que pueda dar sentido a la vida y a la historia, y permita caminar juntos.

El texto del 2003 trata de grandes cuestiones espirituales y apostólicas y, como es natural, insiste en la realidad histórica de las raíces cristianas presentes en la cultura europea. Pero no deja de soñar en la esperanza de contribuir a la construcción de una nueva Europa, donde todos se sientan en su propia casa y formen una familia de naciones, en la que otras regiones del mundo pueden inspirarse con provecho. El papa polaco insistía en que, en el proceso de transformación que está viviendo, Europa está llamada, ante todo, a reencontrar su verdadera identidad. (...) la unión no tendrá solidez si queda reducida sólo a la dimensión geográfica y económica, pues ha de consistir ante todo en una concordia sobre los valores, que se exprese en el derecho y en la vida. Para fomentar también la paz dentro de sus fronteras y en el mundo entero, el ordenamiento respetando plenamente el carácter laico de las Instituciones-, debe basarse en auténticos valores éticos y civiles, compartidos lo más posible por los ciudadanos.


El clima y la política
Suso do Madrid


La Unión Europea tiene la ocasión de asumir un liderazgo, al menos moral, en la reducción de la producción de GEI. Los planes de la nueva presidenta de la Comisión, Von der Leyen, incluyen que Europa prescinda de los combustibles fósiles en 2050 y que en 2030 se hayan reducido las emisiones a la mitad. No es fácil, por la resistencia de algunos de los países del Este. Pero la batalla merece la pena. El Planeta necesita liderazgo para afrontar este gran reto.

 
AHORA EN PORTADA | Ver  
Suecia y España, autorretrato de la artista Greta Malmcrona en Abierto Espacio Cultural

El próximo 31 de enero, a las 19:30 horas, tendrá lugar en la sala Abierto Espacio Cultural de la Fundación Iberoamérica Europa la inauguración de la exposición: greta malmcrona, autorretrato
El riesgo país en América Latina

Perú es la economía latinoamericana con menor riesgo financiero según el EMBI.
El ´boom´ del plástico que no cesa

El hallazgo de enormes masas de residuos en los océanos ha provocado que la opinión pública mundial se vuelva mucho más crítica con el uso del plástico, especialmente de aquellos de un solo uso.
¿Qué es (y qué no es) el conservadurismo?

"El conservador es nacionalista y muchas veces inclinado al mal llamado "proteccionismo", mientras que el liberal es por naturaleza cosmopolita y librecambista."
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
La actividad política parece enriquecer (correctamente) a muchos
El terremoto de Haití, todavía el más mortífero desde 1900
¿Qué es (y qué no es) el conservadurismo?
Martín Vizcarra, el actual presidente de Perú, mantiene una buena imagen
Argentina: Cuando la política apela al resentimiento

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS