Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
20 FEBRERO 2020 | ACTUALIZADO 16:38
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
  Para enviarnos tu carta al director utiliza nuestro formulario
La inquietud con la situación política
Juan García.


El presidente de la CEE ha mostrado al nuevo gobierno su disposición a la colaboración leal y generosa al servicio del bien general de la sociedad. Esa mano tendida no ha impedido al cardenal Blázquez expresar su inquietud por el clima de confrontación que vuelve a presidir la política española, con bloques que recuerdan a capítulos penosos de nuestra historia que parecían superados. En amplios sectores del propio PSOE existe seria preocupación por esa dependencia de partidos que propugnan la ruptura de España o apoyaban hasta hace poco el terrorismo. No significa esto cuestionar la legitimidad o incluso la conveniencia de explorar las vías de diálogo posibles para resolver la grave crisis institucional en Cataluña.


Rinconete y Cortadillo, hoy
Suso do Madrid


Merece la pena volver a leer la novela de Cervantes, Rinconete y Cortadillo, para entender mejor lo que está pasando hoy. Los clásicos iluminan siempre, y en ella, en la novela picaresca, se ve cómo los protagonistas son capaces de arramplar con todo en su propio beneficio; como se abrazan cuando perciben que su camino juntos es mejor que ir por separado, avispando en qué casas se puede dar tiento.

La picaresca es un producto genuinamente español. No existe en casi ninguna otra cultura ese elogio desmedido que se da en este tipo de novelas hacia buscar los límites de lo tolerable para saciar el ansia de los protagonistas, sin que nunca les parezca que están haciendo algo malo, sino que se divierten con ello e invitan a los lectores también a pasarlo bien, riendo sus aventuras.

En ese marco se entiende mejor el jolgorio y el apoyo de la ciudadanía ante hechos actuales bastante reprobables, pero que resultan divertidos por su osadía, por su ruptura de las normas, como si invitaran a todos a ser pícaros como mejor forma de vida.


La dimensión social de la bioética
José Morales Martín


Junto con los debates en torno a la manipulación de la vida humana y la configuración de nuevas formas de eugenesia, se incorporó al debate bioético la problemática social. En efecto, la preponderancia que se ha dado al principio de autonomía ha ido configurando una mentalidad individualista, centrada en la potenciación de los propios intereses. Ese individualismo necesariamente conduce a nuevas formas de injusticia social. En efecto, si solo los más poderosos tienen las herramientas biotecnológicas para garantizarse una corporalidad potenciada, entonces surgirán nuevas diferencias sociales.

El debate también se ha planteado en torno a la justicia distributiva y el derecho a la salud, cuando se financian con fondos públicos prestaciones tales como la fecundación in vitro, mientras existen muchas personas que carecen de la atención de salud básica. Esas inequidades han despertado un debate en torno a la forma de priorizar las asignaciones en salud y el contenido de las canastas de prestaciones básicas universales.

En la Argentina, la década que termina estuvo signada por una expansión de la mentalidad individualista y subjetivista de la salud y un empobrecimiento de las condiciones generales de vida, con grave daño a la salud de muchas personas. El desafío de incorporar la dimensión colectiva de la salud se transforma así también en un desafío de la bioética.

Igualmente, esta dimensión social se advierte en temas como el aborto, donde la solución individualista de la autonomía es imponer el aborto como única solución, mientras que una respuesta más integral y completa supone reconocer que hay nuevas formas de vulnerabilidad que atraviesan a la maternidad y que hay que acompañar con políticas integrales, tanto desde la sociedad como desde el Estado.


Pensiones
Jesús Martínez Madrid


Escrivá, Ministro de Trabajo, también proponía retrasar la edad de jubilación y aumentar el tiempo de cálculo. En este momento la edad media de jubilación real está en los 62 años y medio. Con los cambios introducidos en la última reforma, dentro de 30 años estará todavía por debajo de los 65. El ministro proponía que lleguemos a 2050 con una edad de jubilación de 66 años. Escrivá ha defendido también elevar los años para calcular la pensión de los actuales 25 a 35, o incluso a toda la vida laboral. Esto último supone, en la práctica, una bajada de las pensiones. Escrivá hacía recomendaciones muy sensatas antes de ser ministro, esperemos que ahora las mantenga. Con las pensiones no conviene hacer demagogia.

El polvorín libio
Domingo Martínez Madrid


Mientras se suceden las tragedias ligadas al tráfico de inmigrantes, Libia sigue inmersa en un conflicto bélico que enfrenta al gobierno reconocido por la ONU, instalado en Trípoli, y al mariscal rebelde Jalifa Haftar, sostenido por Rusia, Egipto y los Emiratos Árabes. La guerra abierta entre los dos bandos en que quedó dividido el país norteafricano desde la caída del régimen de Gaddafi ha entrado en una fase de mayor confusión al decidir Turquía el envío de tropas y armas en apoyo del Gobierno de Trípoli, al tiempo que el rebelde Haftar tomaba Sirte sin apenas resistencia. Rusia y Turquía se pusieron de acuerdo para convocar en Moscú una conferencia de mediación a la que asistieron las dos partes enfrentadas y que terminó sin acuerdo, con la marcha de Haftar. Sin duda alguna, Libia se ha convertido en un polvorín.


Reforma de las pensiones
Jesús Domingo Martínez


Por fin, se celebraba el mes pasado el primer Consejo de Ministros no en funciones. Y entre sus primeras medidas estaba la de aprobar, con carácter retroactivo, una subida de las pensiones del 0,9 por ciento. Las pensiones habían quedado congeladas por Sánchez hasta que hubiera investidura.

El nuevo ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, cuando era responsable de la AIREF, explicaba claramente que la política de pensiones no puede ser solo subirlas conforme al IPC, sino emprender rápidamente una reforma profunda. Escrivá siempre ha defendido que desde el Ministerio de Trabajo no se pueden arreglar las pensiones y que hay que pasar sus ingresos y sus gastos al Presupuesto General del Estado. Lo que, de aplicarse, sería una fuente de tensión para el déficit, que previsiblemente ya va a estar muy tensionado con este Gobierno.


Juan Guaidó y Delcy González
Juan García.

Juan Guaidó y Delcy González




Ha estado en España Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, al que Sánchez no ha recibido. El viaje coincidía con el escándalo por la reunión del ministro Ábalos, con Delcy González, la vicepresidenta de Venezuela, que visitó España en la madrugada de un lunes. Me parece importante recordar que Delcy González es una de las personas que están incluidas en las sanciones europeas promovidas por Borrell contra el régimen de Maduro y no puede viajar a Europa. Ábalos, brazo derecho de Sánchez, la recibió.


Las necesidades de Haití
Pedro García


Manos Unidas llevaba treinta años en Haití cuando sucedió el terremoto. Conoce el país y ha tejido redes sólidas a favor del desarrollo. No basta la ayuda de emergencia. Hay que quedarse tras el desastre y seguir trabajando, como hace Manos Unidas, en materias tan urgentes como la seguridad alimentaria y la atención médica, y tan sensibles como la educación. Pero permanecer allí significa jugarse la vida en este momento.

Tan importante como la ayuda inmediata es la inversión a medio y largo plazo. El objetivo no es otro que conseguir que se altere el ciclo de la pobreza y para eso Haití necesita, además de ayudas internacionales, alcanzar la estabilidad política, atajar la corrupción y reducir la dependencia de la deuda externa. Mientras tanto no nos olvidemos de Haití, porque nuestra ayuda sigue siendo necesaria.


La antesala de un orden imperial
Jaume Catalán Díaz



El acuerdo al que han llegado EE.UU y China incluye el compromiso de China de adquirir bienes a Estados Unidos por valor de 200.000 millones de dólares a cambio de una reducción de los aranceles a los productos chinos, además de poner fin a sus maniobras monetarias y financieras, y al espionaje industrial. Ahora queda una segunda fase de negociaciones para llegar a un definitivo acuerdo, que Trump quisiera acelerar en una anunciada visita a Pekín para entrevistarse con el presidente Xi.

Veremos hasta qué punto este acuerdo abre una etapa de colaboración, porque los recelos mutuos siguen siendo grandes. Lo más probable es que Trump busque ahora tratados bilaterales con otros actores, entre ellos la Unión Europea, en los que partirá de una posición de fuerza que algunos analistas consideran la antesala de un orden imperial sin precedentes.


Faltas de respeto a Dios y al prójimo
Xus D Madrid


La blasfemia consiste en palabras o acciones que expresan o implican menosprecio por Dios, la Santísima Virgen o las cosas santas. Por su propia materia, que es el menosprecio -e incluso el odio a Dios-, se trata de un pecado grave. Sin embargo, en ocasiones la blasfemia se pronuncia sin plena intención de ofender a Dios, cuando una determinada persona está movida por la ira o por el mal hábito culpablemente contraído, pero contra el que se está luchando; pero, si no se ha retractado de ese mal hábito, no disminuye la culpabilidad, sino que la aumenta.

También rechazamos las palabras irreverentes tan frecuentes en famosillos en entrevistas, películas y galas, además de las imágenes, que mezclan lo sagrado con lo mundano e incluso erótico. Entre nosotros nadie persigue a los blasfemos e irreverentes pero merecen el rechazo personal directo y el social, por falta de respeto a las creencias de los demás. Sin respeto a lo sagrado no hay respeto a las personas.


Que no haga falta el pin parental
JD Mez Madrid


En la elaboración de ese complicado preparado, alquimia de principios y valores, de hábitos y virtudes, los padres tenemos que defender que se nos reserve un especial papel en aquellas cuestiones de orden moral y religioso, aquellas que afectan a la concepción del hombre y de la vida, a las relaciones humanas y a los juicios morales. Tan relevante es esta esfera que para nosotros los padres la reserva la constitución y la consagran los convenios internacionales que España reconoce. Porque es nuestra responsabilidad educarlos para que hagan buen uso de su libertad. Y el colegio, público, privado o concertado, es solo subsidiario en esta tarea.

Por eso el problema del pin parental no es que exista o no, sino que no debería existir. No tendría que hacer falta en absoluto que los padres indicasen a los poderes públicos que no pueden meterse donde no les llaman en el ya de por sí complicado proceso de formación de sus conciencias. Y al final hemos acabado todos metidos en un jardín que es un absurdo.


)
Trump gana la guerra comercial
Jesús D Mez Madrid


Donald Trump, se apuntó un éxito al firmar la primera fase de un acuerdo que detiene su guerra comercial con China. Desde hace dos años, cuando decidió imponer unos elevados aranceles a los productos importados del gigante asiático, el mundo ha girado en torno al temor de una escalada de represalias económicas en cadena.

El acuerdo, firmado en presencia de los más poderosos empresarios norteamericanos, parece demostrar que ha sido una buena jugada apretar los tornillos a China para después aflojarlos, una vez que ha cedido ante la evidencia de que su propia expansión económica y comercial podía entrar en barrena, más ahora tras la crisis del coronavirus.



Afirmó en Jerusalén
Valentín Abelenda Carrillo


Felipe VI afirmó en Jerusalén que la misma barbarie que sacudió a Europa hace sesenta años, puede crecer cuando menos se espera. Por esta razón, rendir homenaje a las víctimas del terror, como se ha hecho en el Foro de Jerusalén, es una de las obligaciones que deben asumir los Estados para mantener viva la memoria de las víctimas, su dignidad y la exigencia de justicia. Coincidía la celebración de este Foro con los veinticinco años del asesinato del dirigente del Partido Popular en el País Vasco, Gregorio Ordóñez, a manos de ETA. Aquel crimen, como los centenares cometidos por la banda terrorista, no puede caer en el olvido. Es imprescindible exigir a los herederos políticos de ETA un arrepentimiento que no se ha producido, a pesar de lo cual disfrutan de un rédito político inconcebible en democracia.


Prudente y a la vez firme
Suso do Madrid


Aunque Marruecos declara públicamente su respeto a la legalidad internacional, esto no es lo que dicen sus hechos, concretamente con sus fronteras marítimas con aguas que pertenecen a Canarias. Ni siquiera está todavía resuelta la cuestión de la soberanía que dejó abierta la retirada española del Sáhara en 1975. A esto se añade que Rabat tiene el poder de abrir o cerrar el grifo de los flujos migratorios y ha demostrado gran maestría en la utilización de esta herramienta de presión con el Gobierno español. González Laya, ministra de Exteriores, diplomática experimentada, tendrá ocasión de mostrar su capacidad de nadar y guardar la ropa. Pero como antigua alta funcionaria de la ONU sabrá también ser prudente y a la vez firme frente a las pretensiones del vecino y aliado del sur, al que a veces conviene recordar que entre países amigos no son aceptables las políticas de hechos consumados.



Venezuela hoy
José Morales Martín


Venezuela está hoy en una situación deplorable que corre el riesgo de empeorar si se sigue armando a la población civil y si la represión policial y militar aumenta la presión. Una Venezuela estabilizada al servicio de Putin supone, además, una amenaza internacional. Por todo ello Venezuela necesita una oposición unida, cohesionada y capaz de negociar inteligentemente. ¿Es eso posible?


Memoria, dignidad y justicia
JD Mez Madrid



El Foro Mundial del Holocausto que se celebró en Jerusalén dio ocasión al Rey de España, como invitado de honor, a pronunciar un relevante discurso en el que advertía del grave riesgo que supone promover el resentimiento con fines políticos, religiosos o raciales. No se trata de un mero recuerdo del pasado. Esa amenaza permanece viva hoy con la acción del terrorismo islamista, la persecución sistemática de las minorías étnicas o religiosas en numerosos países, el populismo que explota el miedo al diferente, y las ideologías que tratan de expulsar de la vida común a quienes discrepan de una especie de pensamiento único. Hoy mismo leía en un diario catalán: Lalcaldesa de Vic demana no parlar en castellà a qui no sembli català, traducido La alcaldesa de Vic pide no hablar en castellano a quien no parezca catalán. Me parece un claro ejemplo de algo que está pasando entre nosotros y que no necesita explicaciones.


Están a nuestro cargo
Jesús Domingo Martínez


Los hijos no son nuestros en el sentido económico del término. Si lo fueran, ninguno suspendería matemáticas o llegaría a casa con una notita firmada por el tutor porque se ha olvidado los deberes o ha discutido con un compañero. Todo lo bueno y lo malo que ocurre en la vida de nuestros hijos es fruto de una coctelera de elementos donde hay un gran porcentaje de la educación recibida en casa, otro no desdeñable de los inputs de la escuela, una parte del mundo exterior y toda la libertad con la que cada uno de nuestros hijos ha sido creado para decidir si estudia o no matemáticas, si presta atención al material escolar o si modula su enfado para zanjar una polémica en el patio. Nuestros hijos (así nos referimos siempre a ellos, todos, también los que quieren darles en la escuela una formación que no corresponde al Estado, porque nuestra es la responsabilidad de criarlos y educarlos) están a nuestro cargo por un tiempo, mucho tiempo, para que podamos hacer de ellos personas libres.


Contra el odio y el supremacismo
Pedro García


El 27 de enero se cumplía el 75 aniversario de la liberación del Campo de concentración de Auschwitz. Cuatro días antes, el día 23, en el Memorial del Holocausto en Jerusalén, con la presencia de medio centenar de Jefes de Estado y de Gobierno se recordó la barbarie cometida contra el pueblo judío por el nacionalsocialismo. Pero no solo eso, el acto sirvió también para llamar la atención contra el riesgo constante de antisemitismo que arrecia en muchas partes del mundo y especialmente en la vieja Europa. El Presidente de la República de Francia lo reconoció en Jerusalén y la Canciller alemana hizo lo mismo el día 6 de diciembre pasado durante su visita al Campo de Auschwitz.

En mi opinión el silencio al que invita el recuerdo de la Shoah debe convertirse en acciones decididas e implacables contra los discursos del odio y el supremacismo. El antisemitismo, como recordó Angela Merkel en Auschwitz, avergenza a nuestra humanidad y es también un ataque a los fundamentos de nuestra democracia.


Venezuela, Cuba y Rusia
Enric Barrull Casals


Venezuela ocupa desde hace tiempo un protagonismo desgraciado en las páginas de política internacional. Las últimas acciones represivas contra la toma de posesión de la Junta directiva de la Asamblea Nacional y contra la propia ciudadanía opositora han puesto de manifiesto que el régimen de Maduro cuenta con apoyos internacionales sólidos.

Cuba y Rusia son hoy un apoyo inquebrantable en materia de control político e intervención económica. Cuba ha exportado a Venezuela las peores técnicas en materia de represión policial. Rusia se ha apoderado del petróleo venezolano. Ambos países, además, están contribuyendo a armar al régimen y a los grupos paramilitares chavistas para blindar a un régimen que ya ha perdido todos los reparos.


No es una buena noticia
Xus D Madrid

No es una buena noticia


No es una buena noticia para Rusia y tampoco para Europa, que Vladimir Putin se pertreche para permanecer otros veinte años en el poder, que tiene en Putin a un fiero opositor a la democracia liberal, al frente de una potencia que aún conserva músculo político y militar y, sobre todo, no vacila en utilizarlo conforme a sus intereses, sin miramientos con la legalidad internacional o los derechos humanos.

Los rusos han recuperado el orgullo nacional y la estabilidad que perdieron en los turbulentos años tras la caída de la URSS, pero la economía está estancada y el país carece de unos mínimos resortes institucionales necesarios. Esa situación hacía presagiar serias complicaciones en el relevo presidencial. Ahora, con este nuevo golpe de efecto, Putin se presenta como la solución a los problemas que él mismo ha creado.


No es una buena noticia


No es una buena noticia para Rusia y tampoco para Europa, que Vladimir Putin se pertreche para permanecer otros veinte años en el poder, que tiene en Putin a un fiero opositor a la democracia liberal, al frente de una potencia que aún conserva músculo político y militar y, sobre todo, no vacila en utilizarlo conforme a sus intereses, sin miramientos con la legalidad internacional o los derechos humanos.

Los rusos han recuperado el orgullo nacional y la estabilidad que perdieron en los turbulentos años tras la caída de la URSS, pero la economía está estancada y el país carece de unos mínimos resortes institucionales necesarios. Esa situación hacía presagiar serias complicaciones en el relevo presidencial. Ahora, con este nuevo golpe de efecto, Putin se presenta como la solución a los problemas que él mismo ha creado.


La protesta del campo no es una anécdota
Domingo Martínez Madrid



Aunque el peso de la agricultura en el conjunto de la economía sea sólo un 2,7 del Producto Interior Bruto, en los últimos años se había producido un interesante repunte de la actividad en el sector agroalimentario, cuyo fuerte son las exportaciones. Se trata, además, de un ámbito estratégico de amplia incidencia social y no pocos factores de incertidumbre, entre ellos las ayudas de la Política Agraria Común europea, que deberán ser negociadas en breve. Por eso la respuesta del gobierno no puede ser desviar la atención haciendo responsables a las empresas de distribución, ni caer en la tentación de un intervencionismo que haría saltar todas las alarmas. La protesta del campo no es una anécdota, y requiere seriedad y profundidad, no juegos florales ni narrativas de diseño, a las que tanta afición está cogiendo el gobierno de Sánchez.


¿Cristianos perseguidos? 260 millones
Jesús D Mez Madrid


Según la Lista de Vigilancia Mundial de la organización Open Doors, uno de cada ocho cristianos fueron duramente perseguidos por profesar su fe durante el año 2019, aunque es cierto que, afortunadamente, el número de cristianos asesinados disminuyó, la presión en la vida privada y pública es creciente.

Nigeria es el país que encabeza el dramático ranking de persecución y violencia, debido, sobre todo, a los ataques tribales y a los islamistas de Boko Haram. En segundo lugar, se encuentra la República Centroafricana, seguida de Sri Lanka, donde por desgracia nos hemos acostumbrado a ataques brutales contra la población cristiana, especialmente en fechas particularmente señaladas como la Pascua. Hay nada menos que 73 países donde los cristianos sufren un alto nivel de persecución y 11 en los que esta persecución es extrema. Aquí, a la cabeza, se sitúa, por decimoctavo año consecutivo de la lista, Corea del Norte. Sabemos también por los informes y los proyectos concretos de la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia necesitada que no podemos cejar en el empeño. Hay, a día de hoy, numerosas comunidades cristianas en todo el mundo que sufren sobremanera por discriminación y persecución de muchos tipos.


La rebelión del campo
Valentín Abelenda Carrillo


El gobierno de Pedro Sánchez está preocupado por el estallido del campo español. Y no es para menos. La subida del Salario Mínimo Interprofesional en el mundo agrario ha tenido ya consecuencias para las empresas agrícolas, que arrastran serios problemas estructurales, y dificultades añadidas como la imposición de nuevos aranceles a productos españoles. Los últimos datos del paro han mostrado un descenso preocupante del empleo en el campo, más de un 6 por ciento en el último año. Atribuir a la mala cosecha de la aceituna el hecho de que se haya destruido 15 veces más empleo en el sector agrario que en el resto de sectores, no es de recibo. El problema más grave es que el precio al que se ve obligado a vender el agricultor, en muchos productos alimentarios, es inferior al de coste de producirlo.


Que Libia no se convierta en una nueva Siria
JD Mez Madrid


La Conferencia que tuvo lugar en Berlín sobre la paz en Libia, celebrada bajo los auspicios de las Naciones Unidas, la Unión Europea, la Liga Árabe y la Unión Africana, apenas ha abierto una brecha de esperanza en el caos que reina en el país norteafricano desde hace nueve años. El comunicado final habla de la necesidad de reanudar las negociaciones entre las dos partes enfrentadas y de consolidar la tregua acordada hace unos días en Moscú, así como de mantener el embargo de suministros de armas que, hasta ahora, nadie ha respetado. De momento son tan solo buenas palabras, muy similares a las de otras conferencias sobre el mismo tema mantenidas en años pasados. La dura realidad es que Turquía ha entrado en escena con el envío de soldados así como de armas en apoyo del Gobierno de Unión Nacional, de tinte islamista, dirigido por Fayez Serraj, asediado en Trípoli.

Al mismo tiempo, Rusia y Egipto, con los Emiratos Arabes, hacían lo propio con el disidente mariscal Jalifa Haftar que domina sobre las tres cuartas partes del vasto territorio. Desgraciadamente hay el riesgo de que Libia se convierta en una nueva Siria.


Una nueva Siria
Jesús Domingo Martínez


Lo lógico, en la Conferencia de Berlín sobre la paz en Libia, hubiera sido que en Berlín se conminara a los países que están interfiriendo en la guerra civil a que se retirasen, pero el juego de intereses regionales y las riquezas petrolíferas de Libia, lo ha impedido. Habrá que ver el alcance real de los buenos deseos expresados en Berlín sobre una Libia que amenaza con convertirse en una nueva Siria a las puertas de una Europa desconcertada que, en definitiva, fue la que suscitó el caos libio con su intervención para derrocar al ya olvidado Muamar el Gaddafi.


 
AHORA EN PORTADA | Ver  

La brecha salarial en España

La diferencia de salario entre hombres y mujeres era del 21,9% en 2017, cifra prácticamente idéntica a diez años atrás, justo en el año en el que empezó la crisis económica, en 2008.
NUEVOS IMPUESTOS EN ESPAÑA
Los países con los impuestos más competitivos

El think thank estadounidense Tax Foundation publica anualmente un ranking con los países con los sistemas impositivos más atractivos.
DÍA INTERNACIONAL DE LA LENGUA MATERNA
¿En qué país hay más hispanohablantes?

El español es el segundo idioma con más hablantes nativos gracias a sus 483 millones de personas que lo utilizan a nivel materno, cifra solo superada en el mundo por el chino mandarín.
¿Coronavirus? ¿Y el hambre, causado por el Estado?

Después de semanas con este nuevo virus, los muertos no llegan a mil. Es una gran pena y ojalá encuentren una solución rápidamente. Pero el hambre es la mayor pandemia global. Mueren unas 24.000 personas ¡cada día! por causas relacionadas con la falta de alimentos. Por suerte, ha disminuido desde las 41.000 personas al día que morían hace veinte años.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
La brecha salarial en España
España renuncia a acabar con el déficit público
Los países con los impuestos más competitivos
Argentina: Un sistema previsional que precisa reformas
Una corajuda mujer procura liberar a Bolivia de la corrupción

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS