Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
19 AGOSTO 2018 | ACTUALIZADO 11:59
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
  Para enviarnos tu carta al director utiliza nuestro formulario
El hambre y las guerras regionales
Suso do Madrid


David Beasley, director del Programa Mundial de Alimentos desde 2017, advierte que el hambre y la malnutrición están aumentando: sintetizaba su opinión en una entrevista al diario Le Monde: El hambre es la peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial.

El antiguo gobernador de Carolina del sur reconoce que el número de personas que pasan hambre ha ido disminuyendo progresivamente, mientras aumentaba la población mundial: de mil millones veinticinco años atrás a 777 en 2016. Pero vuelve a aumentar por primera vez en mucho tiempo, hasta 815 millones de personas en cifras absolutas, como también en situaciones agudas de carencia: de 80 a 124 millones. Y ese incremento no depende del cambio climático: las hambrunas se deben a las guerras.

Ilustra su tesis con algunos datos significativos: el 60 de los afectados vive en zonas de conflicto, y el 80 de los presupuestos del Programa Mundial de Alimentos se asigna a zonas de guerra. Más del 50 de la ayuda humanitaria mundial en 2017 se destinó a cuatro países: Siria, Iraq, Yemen, Sudán del Sur. Estos países reducen las posibilidades de ayudar a otras áreas del mundo, como los países del Sahel.

Como señalaba The Washington Post, en alguno de esos lugares, Estados Unidos tiene una responsabilidad directa. Concretamente, cuando la atención mundial se centraba en la cumbre con Corea del Norte, lanzó con sus aliados una ofensiva militar potencialmente catastrófica en Yemen, un país que sufre ya la peor crisis humanitaria del mundo: tropas lideradas por los Emiratos Árabes Unidos y respaldadas por aviones de Arabia Saudita intentan apoderarse de la ciudad portuaria de Hodeida, en manos de las fuerzas hutis. Como el 70 de los envíos de alimentos y ayuda a Yemen pasan por ese puerto, las Naciones Unidas y las principales agencias humanitarias señalan las consecuencias nefastas que tendrá para los 22 millones de yemeníes que dependen de asistencia externa, incluidos 8 millones al borde de la hambruna.



Cada uno debe descubrir el camino
José Morales Martín



Cada uno debe descubrir el camino. En los tiempos que corren vemos con preocupación que hay pocos jóvenes dispuestos a entrar en el seminario, que hay congregaciones religiosas que prácticamente se extinguen, por falta de vocaciones. Pero también vemos lugares donde hay muchas vocaciones al sacerdocio, sobre todo fuera del mundo occidental, en el norte de Europa, en África, en Sudamérica. ¿Qué es lo que cambia?

Parece bastante evidente que un ambiente hedonista, materialista, dificulta la vida de oración. Es mucho más difícil que un muchacho se puede encontrar con Dios en medio de la frivolidad propia de los jóvenes en Occidente. Descubrir qué es lo que Dios quiere de cada uno presupone madurez. Hace 40 o 50 años había muchos jóvenes de 14 o 16 años con bastante madurez. La egolatría del consumismo impide ese proceso y nos encontramos con adolescentes caprichosos con 30 años.

La vida de oración, la intimidad con Dios precisa generosidad, capacidad de entrega, virtudes humanas y, desde luego, virtudes sobrenaturales. Hay pocos ambientes en nuestro mundo occidental que faciliten esas actitudes.


No es fácil
Domingo Martínez Madrid


No es fácil. Hace ahora poco menos de dos meses publicaba Le Monde una tribuna de dos investigadores, sobre el proyecto de ley francés para reforzar la lucha contra las violencias sexuales y sexistas. Como no podía ser menos, reprochan que no se tiene en cuenta las realidades sociales, gran comodín de tantas críticas. Todo depende de si se está a favor o en contra de la definición de la libertad respecto del uso de la sexualidad por la joven generación. O del sentido de la protección de los menores, por ejemplo, respecto de la pornografía: si su difusión es negativa, ¿no sería lógico restringirla jurídicamente en su raíz? Pero, una vez más, se impone la hipocresía, que no es ya, como antiguamente, un peaje del vicio a la virtud...

¿Cambia Internet los comportamientos? ¿O simplemente los amplifica y difunde? Desde luego, aporta unos medios técnicos insospechados, que permiten lo mejor y lo peor: también en el ámbito de la criminalidad. Y no me refiero a la información dirigida a la comisión de graves delitos, incluido el terrorismo. Sino a todo tipo de acciones delictivas, para las que la existencia de la Red es sólo el medio que las hace posible: el viejo descuidero de metros y tranvías puede actuar hoy directamente en cualquier lugar del mundo apropiándose de bienes ajenos muy dispares.



¿Dónde se encuentra la fundamentación ética?
Xus D Madrid


Cada uno piensa una cosa diferente y acabamos en un individualismo radical: el final del camino de ese individualismo ya lo estamos viendo: imposición del aborto, de la ideología de género, de la eutanasia. ¿Cómo hemos llegado a esta situación?

Benedicto XVI preguntó en el Parlamento inglés:
¿Dónde se encuentra la fundamentación ética de las deliberaciones políticas? Y él mismo dio la respuesta, algo larga pero vale la pena:

La tradición católica mantiene que las normas objetivas para una acción justa de gobierno son accesibles a la razón, prescindiendo del contenido de la revelación. En este sentido, el papel de la religión en el debate político no es tanto proporcionar dichas normas, como si no pudieran conocerlas los no creyentes. Menos aún proponer soluciones políticas concretas, algo que está totalmente fuera de la competencia de la religión. Su papel consiste más bien en ayudar a purificar e iluminar la aplicación de la razón al descubrimiento de principios morales objetivos (). Por eso deseo indicar que el mundo de la razón y el mundo de la fe el mundo de la racionalidad secular y el mundo de las creencias religiosas necesitan uno de otro y no deberían tener miedo de entablar un diálogo profundo y continuo, por el bien de nuestra civilización.

En otras palabras, la religión no es un problema que los legisladores deban solucionar, sino una contribución vital al debate nacional. Desde este punto de vista, no puedo menos que manifestar mi preocupación por la creciente marginación de la religión, especialmente del cristianismo, en algunas partes, incluso en naciones que otorgan un gran énfasis a la tolerancia. Hay algunos que desean que la voz de la religión se silencie, o al menos que se relegue a la esfera meramente privada. Hay quienes esgrimen que la celebración pública de fiestas como la Navidad debería suprimirse según la discutible convicción de que ésta ofende a los miembros de otras religiones o de ninguna. Y hay otros que sostienen paradójicamente con la intención de suprimir la discriminación que a los cristianos que desempeñan un papel público se les debería pedir a veces que actuaran contra su conciencia. Éstos son signos preocupantes de un fracaso en el aprecio no sólo de los derechos de los creyentes a la libertad de conciencia y a la libertad religiosa, sino también del legítimo papel de la religión en la vida pública. Quisiera invitar a todos ustedes, por tanto, en sus respectivos campos de influencia, a buscar medios de promoción y fomento del diálogo entre fe y razón en todos los ámbitos de la vida nacional.


La Francia laica se dirige a las iglesias
Jesús Martínez Madrid


Son evidentes los bandazos de la política europea sobre refugiados y asilo. Aunque en sí la emigración es competencia de los Estados, no ocurre lo mismo con los principios generales sobre el derecho de asilo. Sin embargo, el tema se aborda consejo tras consejo sin lograr avances. Y el affaire del Aquarius ha venido a poner sobre el tapete dramáticamente la debilidad del sistema ante una de las grandes tragedias del viejo continente.

En este contexto, y más aún en la Francia republicana y laica, lo último que uno se esperaba era un manifiesto, firmado sobre todo por personalidades de la izquierda, que pide ayuda a las confesiones religiosas. El propio título con que Le Monde presentaba el documento refleja resonancias del origen eclesiástico del derecho de asilo...: ¡por un asilo santuarizado en los santuarios! Entre los primeros firmantes, aparte del superclásico Edgar Morin, aparecen Jacques Attali, Alain Touraine, Olivier Mongin, Yves Cochet, Daniel Pennac, Corine Pelluchon.


Algo más que puramente biológico
JD Mez Madrid


La sexualidad ... mediante la cual el hombre y la mujer se dan el uno al otro con los actos propios y exclusivos de los esposos, no es algo puramente biológico, sino que afecta al núcleo íntimo de la persona humana en cuanto tal. Ella se realiza de modo verdaderamente humano solamente cuando es parte integral del amor con el que el hombre y la mujer se comprometen totalmente entre sí hasta la muerte (Catecismo de la Iglesia n. 2361).

Los actos ... con los que los esposos se unen íntima y castamente entre sí son honestos y dignos, y, realizados de modo verdaderamente humano, significan y fomentan la recíproca donación, con la que se enriquecen mutuamente con alegría y gratitud. La sexualidad es fuente de alegría y de agrado (n. 2362).

Ratzinger señaló también, que la aceptación de la práctica de la contracepción y de la homosexualidad son causa de la banalización de la Fe que contemplamos hoy. Vale la pena recordarlo con claridad a los jóvenes; lo haré en uno de los próximos escritos.


San Roque
Daniel Eduardo Chavez

SAN ROQUE

Nuestra ciudad es, quizás, el mayor ejemplo de lo pasional que es el pueblo argentino en lo que respecta a la religiosidad popular. Una prueba de ello es la profesión de fe a San Roque, que se celebra el 16 de este mes. En los años de mi infancia, allá por los años 60, mi padre, fiel devoto del santo de los peregrinos y los enfermos, solía llevarnos a todos sus hijos (6 en total) a la procesión que se realizaba por las calles aledañas a la parroquia que lleva su nombre. A mi hermano menor y a mí, que éramos los dos más chicos, nos vestía con un hábito marrón y nos hacía subir a la pared del Hospital Centro de Salud para que lo viéramos pasar y lo saludáramos con un pañuelo. Hacia esto porque tenía dos promesas que anualmente las cumplía con mucha puntualidad y fervor. Estas eran: asistir a las procesiones, y dejarse crecer la barba por un tiempo determinado. El motivo de las mismas, era que una hermana mía tenía una enfermedad bronquial por la cual no podía asistir a la escuela y, de hecho, no terminó el nivel primario debido a las ausencias durante varios años. Pero finalmente sanó y pudo realizar la escolaridad por la noche, ya pasados los quince años de edad.

En aquellos años, el día de San Roque la ciudad era una fiesta. Comenzaba temprano el movimiento en el lugar. Desde la noche anterior, las kermeses le daban a la gente un frenesí muy particular, ya que había juegos y sorteos de animales vivos, que la gente afortunada llevaba a sus casas si estaba de su lado el azar. Una vez mi padre ganó dos pavos, y mi hermana cayó encima de uno de ellos y lo lesionó. Llevó a ambos a casa, donde había un corral de aves y, al herido, lo curó durante varios días para incorporarlo definitivamente al resto de los animales. Mi hermano menor, actualmente de 58 años, lleva el nombre del santo. Hace tres años, quiso la voluntad de Dios que sufriera la amputación de una pierna debido a una enfermedad incurable, pero, como vulgarmente se dice, Dios aprieta, pero no ahorca. Porque lo dotó de una fortaleza física y espiritual innegablemente procedente de lo divino. Hoy trabaja por su cuenta, y con su esfuerzo sigue manteniendo su familia, sin perder el buen humor ni las ganas de vivir plenamente cada día. El perrito que le alcanza el pan de cada jornada, es su fe. Tiene una fe poderosa que, en todo momento, lo alienta sin parar.

Como en los años lejanos, hoy San Roque sigue agitando los corazones de sus fieles. Todos los años, el 16 de agosto es una jornada especial en gran parte de la ciudad. No sé si todavía habrá kermeses y se sortearán animales, pero, sí, me consta que aún se comparte la alegría de ser descendientes divinos, peregrinos celestiales estimulados y protegidos. Y cada estampa de su santo favorito, sigue renovando en mí el entusiasmo y las vivencias de mi padre en aquél tiempo inolvidable.


Daniel E. Chavez
edchavez58@yahoo.com.ar
S.M de Tucumán
La existencia humana como competición
Jesús D Mez Madrid


Cuando escribía sobre varios sucesos internacionales que, a mi juicio, amenazan el espíritu deportivo clásico, ignoraba por completo que la Santa Sede preparase un extenso documento sobre esa faceta tan importante de la vida contemporánea. Lo ha elaborado el Dicasterio para los laicos, la familia y la vida, con el título Dar lo mejor de uno mismo. Se presentó en Roma el día primero de junio, con la principal intervención del prefecto de ese departamento vaticano, el Cardenal Kevin Farrel, un prelado americano nacido en Dublín. El mejor prólogo del documento es el mensaje que, con este motivo, le envió el papa Francisco.

En la segunda carta canónica a su hijo del alma está la sencilla confesión que enfoca la existencia humana como competición: He peleado hasta el fin el buen combate, he concluido mi carrera, he conservado la fe. Pero en la primera, para ayudarle a cumplir su ministerio pastoral, le encarece la primacía de ejercitarse en la piedad: porque el ejercicio corporal sirve de poco; en cambio, la piedad es útil para todo, pues contiene promesas para la vida presente y para la futura.

En las biografías del papa Juan Pablo II se destacan sus cualidades y aficiones deportivas. Siguió cultivándolas después de su elección para el solio pontificio gracias a la piscina de Castelgandolfo. Pero también se las ingenió casi hasta el final, con la ayuda de su secretario y de personas que le querían, para escaparse de incógnito y subir a los montes próximos o practicar el esquí. Fue él quien decidió que existiera, dentro del dicasterio de los laicos, una sección dedicada al deporte.



La necesidad de gobernar en conciencia
Jesús Domingo Martínez

La necesidad de gobernar en conciencia


Benedicto XVI recordó a los políticos ingleses, conmemorando la figura de santo Tomás Moro, la necesidad de gobernar en conciencia, pensando en el bien común de todos los ciudadanos. Pero cabe la pregunta ¿cómo pueden actuar en conciencia, y buscando el bien común de los ciudadanos?

Ciertamente, ya que al perder de vista su origen como hombre, y eliminar de su cabeza la verdad de la Creación, el político, actualmente se dan muchos casos, reduce todo el sentido de su actuar, privado y público, a la idea de realizarse, de imponerse, como hicieron Hitler y Stalin en su tiempo, y amparados en una mayoría democrática considerable.

Al eliminar la religión y sus enseñanzas del ámbito público, y a la vista de los resultados, el político inteligente puede si quiere- descubrir la verdad de otras palabras de Ratzinger: Sin Dios el hombre no sabe dónde ir ni tampoco logra entender quién es.

Ojalá que alguno las descubra pronto; todavía estamos a tiempo de evitar el suicidio de Europa, que ya ha comenzado, y que camina adelante con la ayuda del aborto, de la ideología de género y de la eutanasia, que ahora se pretende imponer también en nuestro país.




Política, ¿con o sin ética?
Pedro García


Las palabras de Benedicto XVI en el Parlamento inglés a propósito del actuar en conciencia de Tomas Moro, que le costó la vida, mantienen su actualidad.

Todas las personas reaccionan cuando la corrupción inunda el ámbito de los servicios sociales, y de manera particular, cuando se hace muy patente en las tareas políticas, y en otras actividades públicas que afectan a la vida social.

Esta reacción es una buena señal de que la preocupación ética, moral, sigue palpitante en su corazón y en su cabeza. Es la buena conciencia de los ciudadanos que esperan que los políticos se ocupen del bien común, y no de sus propios intereses ni de imponer sus ideologías.

Todo intento de introducir una cierta ética en la vida política y social, sin contar con la religión, ha fracasado rotundamente. Baste considerar que llegar a un consenso sobre ética sin saber qué es el hombre y el sentido de la vida, es imposible. Cada uno piensa una cosa diferente y acabamos en un individualismo radical: el final del camino de ese individualismo ya lo estamos viendo: imposición del aborto, de la ideología de género, de la eutanasia.


El espíritu deportivo
Juan García.


En los Evangelios hay referencias a los juegos infantiles, pero salvo error mío- no se menciona ningún tipo de atletismo o ejercicio lúdico. Esa realidad humana penetra en el Nuevo Testamento a través de san Pablo: presenta en diversas ocasiones el modelo del atleta que corre en el estadio, con las exigencias de su preparación para conseguir un premio que no se concede a todos. Es un rasgo análogo y diferencial de la ascética cristiana: exige moderación e iniciativa para alcanzar el premio, pero éste no se concede a unos privilegiados, sino a muchos.

Muchas veces se han citado los textos de san Pablo, hombre abierto a la cultura de su tiempo, como demostró en el famoso discurso del Areópago de Atenas, que inspiró a san Juan Pablo II para lanzar los nuevos areópagos de nuestro tiempo. Pero siempre me ha emocionado la solicitud paternal de Pablo hacia Timoteo: desde el consejo para aliviar sus dolencias estomacales, hasta la prevención de la posible mitificación del deporte en la cultura helénica.




Ante la crisis de los refugiados
Jaume Catalán Díaz


A lo largo de los años, se han sucedido, también en Francia, leyes cada vez más represivas la última, del pasado 22 de abril-, en el límite de la constitucionalidad, como sucede con algunas propuestas recientes elaboradas en Bruselas. La reforma del derecho de asilo promovida por Europa se considera anticonstitucional por el Consejo de Estado francés. En el fondo, ese derecho humano forma parte de la identidad constitucional de Francia: no se puede devolver a un solicitante de asilo a un tercer país considerado seguro sin antes estudiar su expediente sobre el fondo.

Actualmente, Europa cuenta con el consenso de Turquía no precisamente gratuito- para derivar inmigrantes. Pero esa solución se opone al párrafo cuarto del preámbulo de la Constitución de 1946, al que se remite la vigente de 1958: todo hombre perseguido por su acción a favor de la libertad tiene derecho de asilo en los territorios de la República. Aun en el caso de que prospere en Bruselas, esa solución exigirá una reforma constitucional en Francia.



Los sindicatos no tienen quién les escriba
Suso do Madrid


He de confesar mi curiosidad por la reacción de los sindicatos franceses ante las sucesivas reformas del presidente Emmanuel Macron, especialmente la relativa al código de trabajo, que hurtó al parlamento, para hacerla a través de ordenanzas (es decir, decretos).

Sin embargo, los líderes sindicales parecen dirigirse aún a masas obreras o burocracias indiferenciadas, que están en trance de extinción como protagonistas sociales. A pesar de los errores de los gobernantes, predomina esa difusa clase común, que goza de evidente confort, a pesar del desempleo.

Los sindicatos como la sociedad- tienen que asumir los riesgos derivados de la complejidad social, de la flexibilidad laboral, de la innovación tecnológica. No todo son ventajas, a corto plazo, en la sociedad abierta. Pero los problemas no se resuelven con estereotipos y consignas trasnochadas. Desde luego, no atisbo en el panorama de las ciencias históricas y sociales a intelectuales capaces de escribir el gran relato que necesita el sindicalismo del siglo XXI para evitar su extinción.


Nicaragua: Luchan por los derechos humanos y la paz
Xus D Madrid


El país, Nicaragua, sigue en una caótica guerra civil, con barricadas en las principales ciudades. El gobierno de Daniel Ortega no responde al clamor social de que detenga la violencia. Y crecen las voces que piden su dimisión y la convocatoria de elecciones anticipadas. El presidente está en un callejón sin salida, que agravará el sufrimiento de la gente, a pesar del esfuerzo de las organizaciones de derechos humanos y, sobre todo, de la acción pacificadora de obispos y sacerdotes.

Una declaración de la conferencia episcopal de mediados de junio, difundida por la agencia Fides, resume bien el trabajo de los pastores, agradecidos a los nicaragenses que confían en la mediación que estamos llevando a cabo y a la comunidad internacional que nos sostiene en este trabajo que desempeñamos como pastores del pueblo de Dios que se nos ha confiado y al que acompañamos en su tristeza, sufrimientos, esperanzas y anhelos de construir un país en paz, justicia y libertad.

Y el Papa respalda el trabajo realizado por los obispos y personas de buena voluntad en Nicaragua, a la que aludió expresamente en el Ángelus del domingo siguiente, junto con Siria, Etiopía y Eritrea. Respecto del país centroamericano, renovó su oración por esa tarea de mediación y testimonio para el proceso de diálogo nacional en curso en el camino a la democracia.


Las democracias europeas necesitan la dimensión religiosa
José Morales Martín


Como ha señalado recientemente Macron, un líder nada sospechoso, las democracias europeas necesitan que la dimensión religiosa sea un factor no privado sino público. Cada vez es más evidente que los valores cívicos que fundamentan nuestra democracia no se mantienen por sí solos. Todas las propuestas de sentido, sometidas y traducidas a la racionalidad que exige la convivencia cívica en una sociedad plural, deben comparecer en el foro público para sostener la democracia. Esa es una de las razones por las que a todos nos conviene que haya asignatura de religión en los centros educativos.

La religión no quita nada a la laicidad, la defiende y garantiza. El peligro no es una hegemonía religiosa que nadie pretende sino un nihilismo que ya no tiene aprecio alguno por los fundamentos de nuestro sistema democrático.



Esperanzas en México
Jesús Martínez Madrid


Andrés Manuel López Obrador, el candidato de la izquierda, ha ganado las elecciones a la presidencia de México. Al frente del llamado Movimiento de Regeneración Nacional, López Obrador ha logrado una amplia victoria que sitúa por primera vez a su partido en el Gobierno, tras décadas de poder alternado entre el PRI y el PAN. Ahora, favorecido por el enorme descontento social ante la corrupción y el dramático aumento de la violencia en todo el país, López Obrador ha conseguido la victoria enarbolando la bandera de la regeneración y la promesa de acabar con la corrupción y la desigualdad. Sin duda se trata de una meta muy alta en México, pero ahí está la machada y la esperanza en muchos mexicanos.


Apuesta por los centros cerrados
JD Mez Madrid


Seguimos con la grave problema de la inmigración, Lo más concreto que salió de la última reunión de los países europeos fue la apuesta por los centros cerrados en suelo europeo donde los inmigrantes serán identificados. Esto permitiría en principio reducir la presión en algunas zonas de llegada. También se abre la posibilidad de poner en marcha las llamadas plataformas de desembarco en países de África para realizar esas identificaciones y el reconocimiento de la condición de refugiado. La ONU ya ha expresado sus dudas sobre estas fórmulas de subcontratación de los flujos migratorios que pueden no tutelar los derechos humanos.


Argentina: La herencia kirchnerista
Daniel Eduardo Chavez

CARTAS DE LECTORES

ARGENTINA: LA HERENCIA KIRCHNERISTA

El kirchnerismo quiere que ya no se hable de la herencia que dejaron, pero ¿cómo hacemos para quedarnos callados si la infección generalizada que dejaron nos sigue afectando desde todos los puntos de vista, y a la corrupción que ejerció la esparció como peste y la introdujo en todos los sectores de nuestra sociedad? Les dio derechos a todos los que los solicitaron sin exigirles deberes- a fin de generar un mayor desorden y caos, de modo que hasta los más insensatos se sientan con poder para hacer lo que quieran, sin que haya alguna autoridad competente que les ponga freno.

Y a espaldas de este paisaje, con el pueblo cultivando las más aberrantes malas costumbres, ellos, sus conductores, hicieron la suya, creyendo que habían descubierto un nuevo continente y alzaron la mayor riqueza que pudieron para llevársela, como les achacan a los españoles que hicieron cuando llegaron por primera vez a América. Pero, por lo menos, si los españoles nos robaron nos dejaron cultura, enseñanzas promocionales dignas de la civilización y la humanidad. En cambio, los kirchneristas lo destruyeron todo. Devastaron una nación rica económica, social, moral y religiosamente. Instituyeron la mentira, el abuso y el robo. Ensuciaron como quisieron a los símbolos patrios, a los próceres, a las instituciones sociales y republicanas, y especialmente a la Iglesia Católica, que más allá de las malas acciones de unos cuantos, tiene en la historia y en el mundo desde hace 2.000 años, un bagaje que en la balanza de los hechos es altamente favorable para nuestros intereses.

En síntesis, echaron todo lo bueno de nuestra historia a los cerdos. Y, hoy, los jóvenes están convencidos de que este engendro diabólico de corrupción es normal y provechoso para el desarrollo de un pueblo. Y a los que conocimos otra Argentina plena de valores actualmente desaparecidos, nos resulta corta la vida que nos queda para llorar todo lo que perdimos, mientras la acidez nos consume cuando pensamos en el futuro de nuestros hijos y el de sus hijos. Como un cerdo a punto de ser sacrificado, las malas acciones cometidas por el kirchnerismo gritan tan fuerte que es imposible callarlas, y su grito llega hasta el cielo.


Daniel E. Chavez

Acuerdo impreciso para una falsa crisis
Jesús D Mez Madrid


Es una buena noticia que haya habido acuerdo después de las numerosas tensiones vividas en las últimas semanas y de los vetos que había formulado Italia. Estamos lejos de una crisis migratoria a gran escala como la que vivió Europa en 2015, pero los espejismos políticos habían creado la sensación de encontrarnos en una situación insostenible. Es una buena noticia que los socios de la Unión se comprometan a ayudar a los países del sur y a aumentar en 500 millones los fondos destinados a África. Pero el acuerdo es demasiado impreciso y el dinero es todavía demasiado poco como para que pueda pensarse que el problema ha quedado resuelto. De nuevo, se aplaza la necesaria reforma del derecho de asilo. Los hechos nos lo están demostrando.



Doctrina siempre viva y joven
Jesús Domingo Martínez


La Iglesia, a lo largo de los siglos, ha mantenido siempre una clara enseñanza sobre todas las cuestiones relacionadas con la castidad, sin necesidad de preguntar a nadie, porque sabe que ha de transmitir las enseñanzas de Cristo. Y tiene clara constancia del bien que ha hecho, a los hombres y a la sociedad, su firmeza en vivificar cada generación con la misma doctrina sobre esos puntos. Doctrina siempre viva y joven porque es eterna y nunca envejece, que lleva la paz a los corazones de los creyentes y de tantos otros hombres y mujeres que la viven. También porque les devuelve el sentido de pecado si se hubiera perdido-, y nada hay más rejuvenecedor que el arrepentimiento.

Siempre habrá jóvenes, y mayores, y ancianos, que quieran cambiar las enseñanzas de la Iglesia sobre la Castidad. Pero la Iglesia sabe muy bien que tiene que transmitir la verdad de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, aunque a alguno no le guste, porque no puede traicionar a su Fundador.


la moda es lo que pasa de moda.
Juan García.


Las decisiones vitales de muchas personas están muy condicionadas por lo que todo el mundo hace. Se trata de un comportamiento gregario o de arrastre que aporta una falsa sensación de protección y pertenencia. La moda es una mentira en la que todo el mundo quiere creer. Aunque nadie nos obliga, todos estamos sujetos al deber de la moda, incluso sin saberlo y contra nuestra voluntad. Con la obsesión del parecer, nuevos síntomas nacen y proliferan en nuestra sociedad, y las famosas tendencias lo justifican todo. (G. Erner; Victimas de la moda).

Ese comportamiento gregario en ciertos casos llega a ser degradante. Me refiero al llamado Efecto Manada o Efecto Bandwagon. Sus protagonistas son jóvenes inmaduros e inadaptados que necesitan actuar en manada para encubrir sus carencias y satisfacer sus instintos.

Frente a la excesiva dependencia de las modas es fundamental fomentar en todas las personas, desde la infancia, la autodeterminación; que adquieran el hábito de elegir de acuerdo con los propios gustos y la propia personalidad. Pero también hay que pedir a los creadores y difusores de la moda que sean más respetuosos con los usuarios: que pasen de la dictadura a la propuesta. Si la empresa se mira a sí misma y no al consumidor, acaba perdiendo ventas; hay que conocer sus gustos y sus motivaciones para la compra. Los productos no pueden imponerse (Ramón Alas, director del grupo GFT).

A quienes, con prepotencia, nos imponen las modas, les ayudaría reflexionar sobre esta definición: la moda es lo que pasa de moda.


Cuidados paliativos y otros remedios
Pedro García


En un Estado aconfesional y con planteamientos laicistas se dice a veces que el rechazo de la eutanasia es debido a las creencias religiosas, de los católicos en particular. Y como es sabido nada más lejos de la realidad, pues se trata de una cuestión de principios éticos naturales que defienden la vida, en particular de los más débiles.

De todos modos, no va mal que los católicos tengamos la orientación de la doctrina moral católica para reforzar nuestros principios y transmitir ese principio elemental de defender la vida. Hace poco los obispos han rechazado con oportunidad la ley de eutanasia porque es un corredor de la muerte. El camino es el cuidado sanitario de los enfermos terminales, los cuidados paliativos que ya se realizan tantas veces, y además la atención psicológica y espiritual, la más necesaria a poca fe que se tenga. Incluso señalan los obispos que habrá que liberar a los familiares con medidas parecidas a los permisos de paternidad que se acaba de aprobar en el caso de los nacimientos.

Además de todo lo dicho, la ley de la eutanasia lleva a una muerte infeliz y destroza la conciencia de la sociedad. Como bien se ha dicho, cuando el poder político no respeta la vida de los mayores tampoco respetará la vida de los jóvenes. Bien lo ha experimentado el pueblo judío en el siglo XX. Eutanasia y aborto van de la mano en la cultura de muerte.


¿Por qué tan dóciles a las modas?
Enric Barrull Casals


La moda es una costumbre mayoritaria de un grupo humano durante un corto periodo de tiempo.

Tradicionalmente, la moda, se refería casi tan solo al vestido, pero a lo largo de los dos últimos siglos se ha extendido a otros muchos aspectos de la vida social. Pensemos, por ejemplo, en las actuales modas de los tatuajes, del piercing y de las fundas del móvil, que son adoptadas tanto por jóvenes como por adultos.



El IPC da un primer aviso
Jesús D Mez Madrid


El índice de precios en España se ha disparado en junio hasta un 2,3 por ciento, tres puntos por encima de lo que aconseja el Banco Central Europeo. Es un aviso de lo que puede suponer el incremento de la presión fiscal, especialmente sobre los combustibles, que prepara el Gobierno. Más si tenemos en cuenta la política actual de indexación de salarios y pensiones, y la pérdida subsiguiente de competitividad. En mi opinión, la lucha contra el riesgo inflacionista sí debería ser una prioridad de los actores económicos.


Cierra por falta de CO2
Domingo Martínez Madrid


Quality Pork Limited, el principal matadero de porcino de Escocia, que sacrifica alrededor de 6.000 cerdos cada semana en planta de Brechin, se vio obligado a cerrar temporalmente a finales de junio por falta de CO2. Este gas es usado en el matadero para aturdir a los animales.

La sectorial escocesa de porcino, Scottish Pork Producers, ha alertado de los problemas de bienestar que se pueden generar, ya que las explotaciones pueden quedar abarrotadas de animales si éstos no pueden ir a sacrificio. Pueden mandarse animales para ser sacrificados en Inglaterra, pero ahí tienen el mismo problema de falta de gas.

Además, de los mataderos de cerdos y aves que usan el gas para el aturdimiento, el CO2 es muy usado en la industria alimentaria, especialmente en el sector de la cerveza y de las bebidas refrescantes, que también están sufriendo el problema.

El CO2 se obtiene como coproducto en la producción de amoniaco o en la producción de bioetanol. La escasez se ha producido debido a que varios de los principales productores del norte de Europa han reducido su producción. Continuamente nos están machacando con los problemas medioambientales por CO2 y en cambio algunos países no pueden producir por su falta. ¿En qué quedamos?



 
AHORA EN PORTADA | Ver  
Saben que mienten
Argentina, o cómo desaparece un país
Los think tanks más influyentes en América Latina
"Bonjour París", nueva exposición de Isabelle de Kergal en ​ABIERTO Espacio Cultural

A partir del próximo 12 de septiembre y hasta el 12 de octubre, en la Fundación Iberoamérica Europa, calle General Arrando 14 de Madrid
La importancia de los contratos
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Saben que mienten
Argentina y la corrupción…
Argentina, o cómo desaparece un país
Inmigración y Cooperación al Desarrollo: errores y desaciertos
La importancia de los contratos

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS