Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
24 FEBRERO 2018 | ACTUALIZADO 10:36
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
  Para enviarnos tu carta al director utiliza nuestro formulario
Contra las noticias falsas
Jesús Martínez Madrid


Las noticias falsas abarcan una amplia gama que va desde informaciones infundadas, basadas en datos inexistentes o distorsionados con la finalidad de engañar o manipular para alcanzar determinados objetivos políticos o económicos, hasta contenidos que, bajo la apariencia de ser verosímiles, están fabricados para difamar, lo hemos sufrido estos días con la falsa muerte de alguno de los cineastas de moda.

Para el Papa Francisco, esta lógica de la desinformación exige el esfuerzo y la responsabilidad de todos, productores y usuarios, para desenmascararla y dejarnos purificar por la verdad, que es no solo la adecuación de nuestro juicio a la realidad, sino que es un criterio para discernir el bien y crear comunión como forma privilegiada de relacionarnos.

Un periodismo basado en la verdad, subraya el Papa, es siempre un periodismo de paz, al servicio de la vida y de la dignidad de las personas.


En las sociedades poscristianas
Domingo Martínez Madrid



Con el libro Extranjeros en tierra extraña se entiende, bastante bien, la historia de los Estados Unidos y su idiosincrasia. Incluso el papel de los católicos y de un episcopado que sufrió, en no pocos períodos de la historia, la incomprensión romana.

Pero la clave del libro son las propuestas del arzobispo de Filadelfia sobre los perfiles del testimonio cristiano del futuro y del papel de la Iglesia en las sociedades poscristianas.

Impresiona, por ejemplo, las reflexiones sobre el martirio institucional al que se enfrentan no pocas instituciones de Iglesia, colegios, hospitales, programas, cuando la presión política choca con la identidad del centro. O afirmaciones sobre la necesaria creación de espacios de libertad de los cristianos, y de la Iglesia, relacionados con el esfuerzo por defender la verdad sobre el ser humano, sobre la persona, ante la actual revolución sexual y social.

Ideas que, sin duda, vendrán bien para aplicarlas a este lado del Atlántico. Quizá haya llegado el momento de mirar hacia otras Iglesias y ver cómo se están preparando para el inmediato futuro. De lo que no cabe duda es de que en este lado estamos entrando en una sociedad poscristiana.


Las urnas no borran crímenes
JD Mez Madrid


Las FARC, que durante más de cinco décadas sometieron a Colombia a un atroz derramamiento de sangre y se han convertido ahora en un partido político, han elegido a su jefe Rodrigo Londoño, alias Timochenko, como candidato presidencial. Cabe recordar que ni los acuerdos de paz ni las urnas deberían servir para borrar los crímenes de un verdadero asesino en serie.



Afganistán, ¿hasta cuándo?
Jesús Domingo Martínez


El domingo, 28 de enero, tras el habitual rezo del Ángelus, el Papa Francisco lanzaba una pregunta que golpea con fuerza en nuestras conciencias: ¿cuánto tiempo tendrá que soportar el pueblo afgano esta violencia inhumana? El sábado anterior, en una nueva y terrible masacre terrorista llevada a cabo en la capital del país casi un centenar de personas fueron asesinadas y más de 200 resultaron heridas.

El atentado, revindicado por los talibanes, tiene lugar en medio de una espiral ascendente de ataques terroristas contra diversos objetivos civiles por parte de los propios talibanes y del Estado Islámico. La continua e insoportable sangría deja ya casi 2.000 muertos civiles y más de 4.000 heridos, solo en el último año. Tras 17 años de conflicto, la guerra se ha cobrado alrededor de 110.000 vidas.


Instantaneismo
Jesús D Mez Madrid

Instantaneismo


El individualismo puede generar alienación (pérdida de identidad) y aburrimiento (permanencia en lo mismo). Algunos individualistas desengañados, tras tocar fondo, intentan romper con esa actitud, pero no lo tienen fácil. Una viñeta humorística de David Bomy lo expresa así: He iniciado un tratamiento de desintoxicación de mí mismo.

Paradójicamente, la conducta individualista suele tener un origen social: es la sociedad misma la que se ha vuelto individualista, dando primacía a las opciones individuales frente a las normas sociales.

Para una mejor comprensión del actual individualismo es útil recordar que el advenimiento del posmodernismo como movimiento cultural del siglo XX generó una crisis de la razón, que fue desplazada por el deseo y la apetencia. Lo consistente fue sustituido por lo banal y el altruismo fue suplantado por un nuevo individualismo, dice Gerardo Castillo.

En su obra El imperio de lo efímero (1987) Gilles Lipovesky describe al narciso individualista. Señala que está dotado de un optimismo superficial y polarizado en el tiempo presente, hasta el punto de que vive olvidado del pasado y despreocupado del futuro. Daniel Innerarity lo llama instantaneismo huérfano de memoria y de proyecto.


Por los que continúan trabajando
Juan García.


Afganistán es un escenario tremendamente complejo en el tablero internacional, en el que vemos con toda crudeza el fracaso reiterado de los esfuerzos occidentales por pacificar la zona. La guerra iniciada después de la invasión norteamericana, tras los atentados contra las Torres Gemelas, no parece tener fin. Por desgracia, la presencia arraigada de talibanes, de yihadistas a las órdenes del Estado Islámico y de Al Qaeda no invitan al optimismo con respecto a una inmediata solución.

Tenemos la obligación moral de continuar denunciándolo, rescatando la barbarie terrorista del olvido a la que la someten los ciclos informativos de los medios de comunicación. Y de seguir rezando, como nos ha pedido el Papa, por todas las víctimas y por sus familias, de manera especial, por aquellos que en medio de aquella durísima realidad continúan trabajando, incansables, para construir la paz.


¿Una casilla muy necesaria?
Pedro García


Hace unos días alguno afirmaba No debería retrasar el Gobierno la inclusión en los formularios de matriculación escolar en Cataluña de una casilla en la que se refleje la preferencia lingística del solicitante o su deseo de recibir también enseñanza en castellano. Cierto que no es sólo un derecho garantizado a todos los españoles por la Constitución, sino que se cumplirían por fin las previsiones de la propia Ley de Educación de la Generalitat, que sus responsables venían despreciando olímpicamente. Es una demanda social justa. Pero ¿es también muy necesaria?


Qué hacer ni cómo salir del laberinto
Valentín Abelenda Carrillo


La sensación real, en estos momentos, es que nadie sabe qué hacer ni cómo salir del laberinto. Recursos, impugnaciones, declaraciones, acciones judiciales, triquiñuelas legales y hasta desafíos personales, parecen fruto de una improvisación continuada y, lo que es más grave, el resultado de una falta alarmante de talla intelectual, de preparación para la gestión de los intereses comunes y de advenimientos azarosos (por mucho que pasen por las urnas) al quehacer de los asuntos públicos.

Es evidente que el único plan, medianamente elaborado, de nuestros políticos, es el que recoge los métodos para llegar al poder y para mantenerse en él. De ahí, el temor reverencial a las urnas y la idolatría insensata hacia los resultados electorales.

Cuando ciudadanos y opinadores hablan de esas estrategias maduradas, de partidas y movimientos tácticos, de planes astutos y de intrigas jurídicas, más bien parece un deseo insatisfecho que una realidad tangible.

Las pruebas están ahí. El espectáculo de los políticos, de todos los políticos, en el desgraciado asunto de Cataluña, hace pensar en una absoluta falta de ideas prácticas y de conocimientos teóricos para resolver los problemas sociales, políticos, constitucionales y jurídicos que existen, con independencia de quiénes o por qué los hayan provocado.

No saben y contestan de lo que no saben, para hacernos creer que saben.


Promover un periodismo de paz
Enric Barrull Casals



El mejor antídoto contra las falsedades son las personas que, libres de la codicia, están dispuestas a escuchar, y permiten que la verdad emerja a través de la fatiga de un diálogo sincero; personas que, atraídas por el bien, se responsabilizan en el uso del lenguaje. Obviamente, esa responsabilidad corresponde en gran medida al periodista, en cuanto custodio de las noticias.

En este contexto, el Papa querría promover un periodismo de paz, sin entender con esta expresión un periodismo buenista que niegue la existencia de problemas graves y asuma tonos empalagosos. Me refiero, por el contrario, a un periodismo sin fingimientos, hostil a las falsedades, a eslóganes efectistas y a declaraciones altisonantes; un periodismo hecho por personas para personas, y que se comprende como servicio a todos, especialmente a aquellos y son la mayoría en el mundo que no tienen voz; un periodismo que no queme las noticias, sino que se esfuerce en buscar las causas reales de los conflictos, para favorecer la comprensión de sus raíces y su superación a través de la puesta en marcha de procesos virtuosos; un periodismo empeñado en indicar soluciones alternativas a la escalada del clamor y de la violencia verbal.

En última instancia, se impone el recuerdo de la sentencia socrática: más vale soportar la injusticia que cometerla.


Es un esperpento parlamentario
Jaume Catalán Díaz


Es un esperpento parlamentario que se espere a que los letrados resuelvan la situación. Que tampoco la han resuelto. La falta de una votación de investidura prolonga la intervención del Gobierno autonómico de Cataluña. Torrent no puede seguir esperando indefinidamente a que Puigdemont dé el visto bueno desde Bruselas. Cataluña no puede estar en impass hasta que el independentismo encuentre una fórmula más o menos imaginativa que ofrezca una salida airosa a un fugado de la justicia.

En cualquier caso habrá que tener en cuenta la sugerencia de los letrados y explorar la posibilidad que apuntan de una votación fallida, promovida no por el presidente del Parlament sino por los grupos parlamentarios. Y en esta cuestión Ciudadanos, el PP y el PSC se pueden poner de acuerdo.


La nueva norma es la ausencia de toda norma
Suso do Madrid

La mentalidad individualista suscitó en la sociedad (principalmente en la norteamericana) un nuevo estilo de vida: la llamada moral de la tolerancia. El life-style justifica cualquier debilidad del ser humano, proporcionándole comprensión ilimitada (coartada) para todo tipo de comportamientos.

La nueva moral establece que cualquier cosa que yo haga es buena porque la deseo hacer. Lo que le da garantía de bondad es que emana libremente de mi deseo; por ese simple hecho queda justificada en sí misma, sin que sea necesario contrastarla con una norma moral objetiva. La nueva norma es la ausencia de toda norma.

Los adolescentes y jóvenes atrapados en el presentismo se acostumbran al ritmo de lo fugaz; sólo disfrutan con lo cambiante y lo novedoso. Esto les hace inconstantes e impacientes, lo que dificulta las relaciones interpersonales.

¿Se puede prevenir el individualismo con una educación anticipatoria? Creo que de algún modo sí, especialmente en el ámbito familiar, que es donde la convivencia es más intensa y continuada. Sugiero hacer algunas cosas juntos desde las primeras edades, como, por ejemplo, jugar, leer y estudiar. La experiencia de alcanzar metas gracias al apoyo mutuo será una buena referencia para el futuro trabajo en equipo.

Lo esencial es fomentar la relación de persona a persona y la disposición para el mutuo encuentro, como expresión del amor familiar.


No deja de ser preocupante
José Morales Martín

El Partido Popular -antaño derecha conservadora- a base de huir de la derecha y del conservadurismo, ha perdido la débil ideología que siempre tuvo y ahora se debate entre el miedo a ser calificado de retrógrado y sus propias contradicciones internas. Unas contradicciones que se han ido tapando en base a unos supuestos éxitos económicos -que no han calado en la sociedad- y cuya inexistente gestión política, le está llevando, según las encuestas, a una posible ruina electoral.

Las izquierdas, por su parte, siempre han tenido una ideología más definida, pero desde el Partido Socialista de Felipe González, con un socialismo perfectamente reconocible, al actual de Pedro Sánchez inmerso en un desbarajuste interno más que notable -dando bandazos de un lado para otro, de un líder a otro líder- se ha perdido toda referencia ideológica por más que se agarren al clavo ardiendo del progreso y de la preocupación social.

Podemos -comunismo de extrema izquierda- ha convertido el marxismo en una persecución destructora de las estructuras del poder, en un afán vengativo frente a la derecha y en un intento permanente de destrucción del sistema.

Por su parte Ciudadanos -al que las encuestas del momento otorgan la victoria electoral- es el ejemplo más evidente de la falta de ideología, del puro pragmatismo político y de la acomodación absoluta a las circunstancias de cada ocasión.

Cuando la sociedad española necesita reformas profundas en la estructuración del Estado, en educación, en seguridad social, en fiscalidad o en el sistema financiero, en legislación laboral y en el rearme moral de la sociedad, la falta de amarre ideológico en los partidos no deja de ser preocupante.


La guerra ideológica del lenguaje
Xus D Madrid


El fenómeno se advierte también estos días en los debates entre las diversas tendencias feministas ante una condena del machismo, que se aproximaría a cierto varonicidio. Recuerda la pugna por el lenguaje inclusivo, como si la gramática, heredera en esto del latín, fuera sexista. Hasta el punto de que, en Francia donde por cierto existe una agencia editora especializada en escritura inclusiva-, una circular del primer ministro, publicada en el diario oficial, la excluye expresamente en los textos jurídicos administrativos, así como la concordancia de proximidad en los adjetivos de sujetos de ambos géneros. En esto, coincide con el criterio del secretario perpetuo de la Academie, Hélène Carrère dEncausse (se niega a feminizar su cargo). Al cabo, no faltan lingistas que describen una forma neutra del masculino... Y la Gramática de la Academia Española, de 1931, describía los géneros masculino, femenino, neutro, epiceno, común y ambiguo. No me manejo bien con la nueva, aunque reconoce al masculino como género no marcado.

Más grave es, sin duda, lo que C.S. Lewis designó en 1960 con un neologismo: el verbicidio, asesinato de una palabra, por el cambio de su significado con un uso distinto del sentido anterior. Así está sucediendo, por ejemplo, con el término matrimonio, que se utiliza para realidades distintas a las del viejo y sabio derecho romano.

Se increpaba a los políticos con el res, non verba. Pareciera que hoy, a falta de hechos, se empeñasen en imponer palabras.



La multiplicación de los solos
Jesús Martínez Madrid


El individualismo es ambivalente; ha sido interpretado como una autorrealización positiva y también como algo arbitrario e insolidario. Fue muy valorado en el siglo XIX, al vincularse a la corriente filosófica del liberalismo. Actualmente, una persona individualista ya no suele ser vista como liberada, sino como alguien que se interesa solamente por sí misma y actúa siempre en beneficio propio.

Se trata de una nueva forma de egocentrismo que es disfuncional para la maduración personal. Difiere mucho del inconsciente egocentrismo de la primera infancia, que, además, tenía una función en el desarrollo evolutivo.

Gustav Thibon señala que en la sociedad de ahora existe un enclaustramiento de los individuos y una indiferencia masiva respecto del prójimo. Añade que se está dando un proceso de erosión social que Paul Valéry llamaba la multiplicación de los solos. Ese proceso suele afectar también a las familias. Muchas de ellas carecen de vida familiar; sus miembros actúan cada vez de forma más independiente entre sí; cada uno a lo suyo en una casa-hotel.

Todo el mundo dice España
JD Mez Madrid


Esa es la respuesta a la pregunta de dónde es bueno invertir para obtener una buena rentabilidad y seguridad jurídica. Ese es también el secreto del Ministerio de Fomento para movilizar en tiempo récord 5.000 millones de euros para el nuevo plan de carreteras. Canadá ha tomado buena nota. No será la única. España es un valor seguro. Casi todo el mundo dice España.



El Estado se erige en maestro de moral
Domingo Martínez Madrid


Es una gran cuestión: después de confinar la ética a las sacristías o a las conciencias individuales, el Estado se erige en maestro de moral: un maestro que usa la palmeta jurídica contra el alumno díscolo celoso de su libertad...

En todo caso, y a falta de confiar en la educación y en la responsabilidad ética de los ciudadanos, bastaría crear otros observatorios que valoren hechos y publiquen informes, aun a riesgo de caer en la propaganda oficial, a la que, por cierto, nadie renuncia: al menos, los gastos los pagan los ciudadanos a través de los presupuestos, no de multas desproporcionadas. Todo, menos seguir limitando la libertad de expresión con leyes especiales, tan discutibles.


Por eso da envidia Alemania
Jesús Domingo Martínez


Nuestra vida política consiste en una campaña electoral permanente, en una continua batalla por conseguir escaños y en buscar fallos, corrupciones y escándalos del otro, con un único afán centrado en la ambición de poder.

Cualquier asunto, por trascendental que parezca, y por necesario que sea un acuerdo, pasa siempre por el tamiz de los intereses electorales. Esperpentos aparte, es lo que ahora se está viviendo en Cataluña y lo que cada día ocurre en los distintos gobiernos de coalición que hay en comunidades y municipios. Nadie da un paso sin sopesar antes su trascendencia electoral.

Por eso da envidia Alemania, donde derechas e izquierdas se ponen de acuerdo en defensa de intereses comunes que han colocado por encima de partidismos y hasta de ideologías.

Por eso, en España siempre está y estará de moda y será de máxima actualidad esa pintura negra de Goya en la que -con el fango hasta las rodillas- dos españoles se muelen a palos. Lo de siempre, aunque a veces el fango se cambie por nieve.



Sentido de estado
Jesús D Mez Madrid


El presidente del Gobierno afronta este 2018 con la vista puesta en la aprobación de los Presupuestos Generales, un requisito para garantizar la estabilidad y la consolidación de la recuperación económica. Pero es una empresa que no puede acometer en solitario. Es el turno de que el PNV, Cs y CC den un paso al frente y demuestren sentido de Estado.

Juan Pablo II reafirmó la Humanae Vitae
Valentín Abelenda Carrillo


Pablo VI, calificando el hecho de la contracepción como intrínsecamente ilícito, ha querido enseñar que la norma moral no admite excepciones: nunca una circunstancia personal o social ha podido, ni puede, ni podrá, convertir un acto así en un acto ordenado de por sí.. (Discurso, 18-XI-1988).

Toda esta clara doctrina no ha conseguido, ciertamente y también porque pastoralmente apenas se la recuerda a los cristianos, desarraigar la revolución sexual, la fornicación generalizada que tanto daño está haciendo a las familias; ni tampoco ha parado el despliegue de la pornografía, consecuencia de esa sexualidad egoísta, desvinculada de cualquier amor humano y divino, que ha llevado a todas las desviaciones antinaturales de la sexualidad patrocinada y propagada, entre otras organizaciones, por la Lgtbi; que además pretender imponer su ideología a todo el mundo con leyes mordaza para la crítica, y definidoras y manipuladoras del odio. Por desgracia, esas organizaciones reciben un cierto apoyo de algún que otro denominado teólogo moral, por aquello de la pastoral moderna.

La Humanae Vitae no ha impedido todas esas consecuencias, pero ha alzado un auténtico faro y ha asentado un camino. A veces parece difícil de recorrer; pero al recorrerlo se ve que es posible porque el andar está sostenido en el Amor de Dios., Un Amor luz que ha orientado la vida de tantos hombres y mujeres que han seguido ese camino viviendo en familia sin contracepción de ningún tipo- y han dado vida a las familias sobre las que se erigirá la sociedad futura: han santificado la sexualidad y la han vivido según los planes de Dios, recordados en la Humanae Vitae.


Derechos que todavía hoy son pisoteados
Pedro García


En su discurso anual a los miembros del Cuerpo Diplomático, el Papa se centraba este año en la Declaración de los Derechos Humanos. Lo hacía al comienzo de un año en el que se celebrará el centenario del final de Primera Guerra Mundial. Los Derechos Humanos tienen su fundamento en la naturaleza que aúna objetivamente al género humano. Fueron enunciados para favorecer lo que la Doctrina Social de la Iglesia llama desarrollo humano integral.

Francisco ha reconocido que duele constatar cómo muchos derechos fundamentales están siendo todavía hoy pisoteados. El primero, entre todos, el derecho a la vida, a la libertad y a la inviolabilidad de toda persona.


Defender el derecho a la vida
Juan García.


Defender el derecho a la vida y a la integridad física significa además proteger el derecho a la salud de la persona y de sus familias, y trabajar activamente por la paz, tan puesta en entredicho en muchos lugares del mundo.

Recuerdo que el Papa Francisco ha querido dedicar una palabra especial al cuidado de la Tierra, al derecho al trabajo que toda persona tiene, y al derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. También ha subrayado el valor de la familia y ha denunciado que, especialmente en Occidente, se considere una institución superada, cuando es la roca sobre la que se puede construir la vida personal y social. Hoy más que nunca estamos llamados a ser signos de esperanza en medio de un mundo atribulado y a apostar por la familia, sin la cual no es posible construir ninguna sociedad con futuro.


Los flujos migratorios ilegales procedentes de África.
Suso do Madrid


Mientras arrecian los movimientos migratorios con sus tragedias colaterales y los yihadistas retornan a sus países de origen en el norte de África, los siete países europeos del sur se reunían en Roma para dar un impulso a la Unión Europa y mejorar la defensa de las fronteras. Se trata de plantear una estrategia que haga frente al euroescepticismo compartido por los populismos de izquierda y de derecha, y al mismo tiempo, frenar los flujos migratorios ilegales procedentes de África.

Además, en los últimos meses, tras la derrota del llamado Estado Islámico en Irak, miles de yihadistas están volviendo a sus respectivos países, donde está creciendo la inestabilidad política y social.


El antídoto más eficaz contra el virus de la falsedad
Jaume Catalán Díaz


El Papa elogia las iniciativas educativas, tecnológicas o institucionales 8209;también de los propios medios de comunicación- para hacer frente a las falsedades, tan antiguas en su estrategia como la del padre de la mentira que recuerda de la mano narrativa del pecado original de Eva y Adán. No se puede olvidar, en la difusión de la malicia, la colaboración que presta el propio destinatario, con prejuicios o intereses como los tantas veces descritos en la picaresca española a propósito de los timadores callejeros.

Por eso, afirma Francisco: El antídoto más eficaz contra el virus de la falsedad es dejarse purificar por la verdad. En la visión cristiana, la verdad no es sólo una realidad conceptual que se refiere al juicio sobre las cosas, definiéndolas como verdaderas o falsas. La verdad no es solamente el sacar a la luz cosas oscuras, desvelar la realidad, como lleva a pensar el antiguo término griego que la designa, aletheia (de a-lethès, no escondido). La verdad tiene que ver con la vida entera. En la Biblia tiene el significado de apoyo, solidez, confianza, como da a entender la raíz aman, de la cual procede también el Amén litúrgico. La verdad es aquello sobre lo que uno se puede apoyar para no caer. En este sentido relacional, el único verdaderamente fiable y digno de confianza, sobre el que se puede contar siempre, es decir, verdadero, es el Dios vivo.


El unilateralismo de Trump
Enric Barrull Casals


El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado su intención de retirar la protección a 200.000 ciudadanos salvadoreños para quienes su futuro, en los próximos 18 meses, no será otro que la deportación, si antes no consiguen un permiso de residencia. De este modo se pondrá fin al Estatus de Protección Temporal del que gozaban los salvadoreños, como antes haitianos y nicaragenses.

El programa de protección especial fue una medida política y humanitaria que permitió la acogida regulada de salvadoreños que en los años 80 y 90 del siglo pasado emigraron como consecuencia de una sangrienta guerra civil y dos devastadores terremotos en 2001. Todos ellos afincados en Estados Unidos y muchos con hijos, que no pueden ser expulsados, serán objeto de una medida unilateral que ni siquiera ha contado con una negociación con el Gobierno de El Salvador.


El nacionalismo dice, un solo pueblo! Para insinuar que...
Martín Martínez Martínez



En manos de una élite, el nacionalismo puede convertirse en una herramienta para apoderarse del estado. Esto lo decía Elif Shafalk, pensando en Turquía. Yo creo que no pensaba en Cataluña. Decía más: Los nacionalistas turcos hablan de un solo pueblo. Y lo repiten. Para insinuar o decir claramente que los que no comparten su discurso, son unos traidores!. En Turquía hay muchas identidades. Pero se prioriza la turca!. Las demás, en el mejor de los casos, pueden ser toleradas y en el peor, acusadas.(..).
Aunque, no quiero de ninguna manera comparar el nacionalismo turco, con el catalán. Pues, no son casos comparables. Sin embargo, las palabras de esta escritora, me hacen pensar, en Coscubiela, que recientemente en TV3, ha cargado contra la intimidación emocional que practica parte del independentismo sobre la sociedad y que encasilla como traidores, a los discrepantes.
Tampoco quiero comparar el nacionalismo turco con el español. Pues, si consideramos el nivel de vida de Cataluña y su nivel de autogobierno, no podemos decir que esta comunidad esté oprimida por el estado.
Las palabras de esta escritora también me hicieron pensar en el independentismo cuando decía El pueblo catalán refiriéndose a todos los catalanes. Sin tener en cuenta que muchos catalanes también se sienten españoles.
 
AHORA EN PORTADA | Ver  
Hasta luego, amigo Forges
Empresas australianas y neozelandesas, las que más crecen e Asia-Pacífico
Cuatro países de América Latina, entre los que cuentan con las cárceles más hacinadas
Alfonso Batalla presentó su libro ´Post Production Life´
La inexplicable tolerancia con los incompetentes
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Sobre la moneda y los sistemas bancarios
No todos los feminismos son iguales
Sobre el discurso de Trump en Davos
El transporte público en Londres cuesta más del doble que en Madrid
La conciencia estatista traba la economía

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS