Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com
Lunes, 29 de noviembre de 2021 |
EMILIO J. CÁRDENAS
El presidente peruano, Pedro Castillo Terrones, está a los tumbos en el Perú
El 67% de los peruanos, nada menos, dice hoy que la situación económica de su país ha empeorado.
Actualizado 13 noviembre 2021 - 0:0  
Emilio J. Cárdenas   
Pedro Castillo Terrones, el actual presidente del Perú, comparte con nuestro Alberto Fernández el haber escogido un “disfraz académico” para así tratar de disimular, sin éxito, sus respectivas faltas de idoneidad y sus altas cuotas de audacia para el desempeño del alto cargo que ambos hoy ostentan en sus respectivos países.

Pero lo cierto es que ambos tienen una alta tasa de desaprobación, en sus propios medios. El 67% de los peruanos, nada menos, dice hoy que la situación económica de su país ha empeorado rápidamente en los tres primeros meses de la gestión en curso de Pedro Castillo Terrones. Más de los dos tercios, entonces.

Peor aún. Castillo es percibido como el mayor “desestabilizador” de la buena marcha de la  economía anterior a su sorprendente llegada al poder. Porque no genera un clima de inversión favorable, sino todo lo contrario, o sea promueve la desconfianza.

Sólo un 6% de los peruanos cree lo contrario. Poco y nada, es obvio. Y, pese a las sugerencias nada claras de Castillo Terrones, el 61% de los peruanos, sin caer en el nacionalismo tonto, cree -saludablemente- que el contrato de gas del consorcio explotador de CAMISEA no se debe tocar, y tiene que ser respetado. En Perú al menos, el populismo tiene límites, queda visto.

La primer ministro, Mirtha Vázquez, enfrenta ella también -al tiempo de escribir estas líneas- la necesidad de ser investida por el Congreso. Pareciera que lo logrará.

En cambio, el ministro del interior, Luis Barranzuela, genera un muy fuerte rechazo. Y está en duda. Una mala elección del presidente Castillo Terrones, es obvio.

Quienes sospecharon en su momento que el presidente Castillo estaba rodeado por gente vinculada a Sendero Luminoso, acertaron. Eso está bastante claro ahora. Lo que no es precisamente para aplaudir. Pero si para preocupar. Por todo lo amenazador para la paz interna del Perú que ello obviamente significa.

Algo parecido sucede, asimismo, con el actual candidato a ministro de educación, Carlos Gallardo, también sospechado de tener vinculaciones con el conocido discurso del marxismo, el que es el propio de Sendero Luminoso.
           
(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.