Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com
Martes, 2 de marzo de 2021 |
EMILIO J. CÁRDENAS
Más avances de la mujer en el escenario grande de la política
Kaja Kallas es designada como primer ministro de Estonia, esto supone que, por primera vez, ese alto cargo no está ya en manos de un varón.
Actualizado 18 febrero 2021 - 0:0  
Emilio J. Cárdenas   
El simpático palacio presidencial de la pequeña Estonia, emplazado en su capital, Tallinn, se llama, como el nuestro: la “Casa Rosada”. Allí, la actual presidente de ese país acaba de designar como primer ministro a otra mujer: Kaja Kallas. Esto supone que, por primera vez en ese país, ese alto cargo no está ya en manos de un varón.
 
Hablamos de una dirigente que milita en el esencialmente liberal Partido de la Reforma. Ello lleva a nada menos que seis el número de mujeres que están al mando de sus respectivos gobiernos nacionales entre los ocho países nórdicos. Un predominio muy notorio.
 
Casi todas esas brillantes mujeres, como sucede concretamente con la mencionada Kallas, militan en los partidos y fuerzas de centro y tienen, en promedio, unos 45 años. A diferencia de la patológica Cristina Fernández de Kirchner, que se está visiblemente enrolando, cada vez más, en las posiciones de la extrema izquierda regional, quizás alimentada por el evidente resentimiento que se ha apoderado de ella por estar siendo investigada por la justicia en relación a numerosos actos de corrupción, que ya han sido probados.
 
En Noruega, comanda Erna Solberg. Es la segunda mujer al mando del ordenado y moderno país.
 
En Dinamarca, conduce en cambio Mette Frederiksen, que es la segunda mujer en el más alto cargo político, después de Hella Thorning Shmidt.
 
En Islandia, el gobierno nacional está en manos de la ecologista y encendida feminista Katrin Jakobsdottir, que está sacando, lentamente, al país del fenomenal caos de corrupción que la precediera.
 
Para finalizar, cabe señalar que la talentosa Janet Yellen, luego de que su designación fuera confirmada por el Senado norteamericano, acaba de hacerse cargo del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Ella ya se había desempeñado como cabeza del Federal Reserve, el crucial Banco Central del país del norte. Es un verdadero portento.
 
Su primera medida será, a estar a sus anuncios, la de aumentar la tasa del impuesto a las ganancias de las empresas al 28%. Históricamente, esa tasa estuvo ubicada en el 35%, pero Donald Trump la redujo al 21%. No propuso un impuesto a la riqueza, sino una sobretasa del impuesto a las ganancias sólo para aquellos que, individualmente
tengan, anualmente, ganancias superiores a un millón de dólares.
 
 
(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.
Exclusivo para Diario Exterior.