Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com
Domingo, 24 de enero de 2021 |
EMILIO J. CÁRDENAS
El Tupamaro Raúl Sendic denunciado por el fiscal uruguayo de crimen organizado
El largo brazo de la ley parece haberlo finalmente atrapado. Ya no pasará –en modo alguno- a la historia como lo que no es, ni fue: un héroe
Actualizado 30 diciembre 2020 - 0:0  
Emilio J. Cárdenas   
Para muchos en algún momento de los 60 y 70 el activista tupamaro uruguayo Raúl Sendic era un personaje fuera de lo común, digno entonces de imitación. Una suerte de “héroe generoso”.

Nunca estuvo, en realidad, entre quienes tuvieron, al menos conmigo, esa destacada imagen. Siempre sospeché de él. Hoy, la realidad finalmente demuestra que yo no estaba, para nada, equivocado.

Al llegar la izquierda oriental al poder en su país, Raúl Sendic fue convocado a colaborar en el gobierno, pese a las graves dudas sobre él que hombres de la dimensión de Tabaré Vázquez ciertamente nunca ocultaron. Pudo entonces presidir a la estatal petrolera ANCAP, pese a que de petróleo y combustibles el audaz Sendic no sabía prácticamente nada, ni tenía experiencia seria alguna.

Así las cosas, el dinero, sumado a la convicción de estar más allá del bien y del mal, pudieron con él. Hoy Sendic está siendo procesado judicialmente por los delitos graves de peculado y uso indebido de fondos públicos, principalmente con su tarjeta de crédito corporativa, de la que aparentemente abusó muy ampliamente. A lo que se suma, asimismo, el delito adicional de “abuso de funciones”.

La pátina de un presunto “héroe” social ha desaparecido. La sombra del delito la ha reemplazado, proyectando una imagen distinta: la real, sin embargo.

Mal final para Raúl Sendic, que no puede ocultarse respecto de un hombre que, hasta no hace mucho tiempo, no titubeó un instante en ser parte de una banda criminal que, más allá de los biombos, estuvo intensamente dedicada a perpetrar abominables atentados terroristas.

No todo lo que reluce es oro. Raúl Sendic, presumiblemente, tampoco lo es, ni lo fue nunca. El largo brazo de la ley parece haberlo finalmente atrapado. Ya no pasará –en modo alguno- a la historia como lo que no es, ni fue: un héroe.


 
(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.