Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com
Lunes, 30 de noviembre de 2020 |
EMILIO J. CÁRDENAS
Los Estados miembros eligen nuevamente a Cuba, China y Rusia para conformar el Consejo de Derechos Humanos
Los responsables de que esto suceda son, obviamente, los Estados Miembros. No el organismo ginebrino, por cierto
Actualizado 26 octubre 2020 - 0:0  
Emilio J. Cárdenas   
Una vez más, los Estados Miembros de las Naciones Unidas votaron acerca de cómo conformar el controvertido “Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas”. Esta vez eligieron grotescamente (desde la Asamblea General de las Naciones Unidas) a varios países que, increíblemente, son reconocidos como permanentes violadores de los derechos humanos de sus ciudadanos. En más, ellos integrarán ese organismo conformado por 47 Estados Miembros de las Naciones Unidas.
 
Entre ellos, nada menos que a Cuba, Rusia y China, países todos que, es sabido, violan abierta y constantemente los derechos humanos de sus ciudadanos.
 
El caso chino es realmente increíble, desde que mantiene a la conocida minoría musulmana de los “uigures” encerrados en campos de concentración desde donde China, especialmente en Xinjiang, les lava prolijamente sus cerebros, proceso que algunos califican, con toda razón, de práctica aberrante y “moralmente obscena”.
 
Pero, cuidado, también rechazaron, al menos, elegir a Arabia Saudita, nación que había presentado su candidatura pese a que el sórdido asesinato del conocido periodista saudita Jamal Khashogi aún no ha sido aclarado debidamente. Y a que mantiene en la cárcel a dos conocidos dirigentes políticos opositores: Loujain Al-Hathloul y Raif Badawi.
 
Pero lo cierto es que Arabia Saudita quedó afuera del Consejo lo que es, de alguna manera, una evidente humillación para el poderoso reino del Golfo. Que difiere con lo que sucede en el caso de Venezuela que tiene una insólita presencia en el Consejo, asegurada casi constantemente por numerosos votos africanos, que Venezuela obtiene para ello, con alguna facilidad, desgraciadamente.
 
Lo antedicho da mucha pena, por cierto. No está bien. Pero es lo que ocurre.
 
El organismo, que en el 2006 reemplazara a la ya también muy desprestigiada Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, sigue ahora claramente sus muy tristes huellas. Lo que no es para celebrar, naturalmente. Los responsables de que esto suceda son, obviamente, los Estados Miembros. No el organismo ginebrino, por cierto.
 
Por todo esto es que los EEUU, decepcionados y con una decisión que luce discutible, abandonaron el mencionado Consejo, en junio de 2008. Desencantados con su labor, está claro y, además, para no sentirse cómplices de las obvias aberraciones que anidan en la que es una muy lamentable conformación del Consejo.
 
Es necesario, creemos, que haya más competencia por integrar el Consejo, la que hoy es bastante baja. Si ello se lograra, quizás no sería tan fácil mantener en el tiempo la referida situación actual, que está ciertamente muy lejos de ser la ideal.
 
Por América Latina, además de Cuba, estarán ahora Bolivia y México.
 
Francia y el Reino Unido, dos de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la organización multilateral, también lograron la reelección que, en ambos casos, pretendían.
 
 
 
(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.