Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com
Sábado, 8 de mayo de 2021 |
Sudán: Los enfrentamientos en Darfur Occidental fuerzan a 2.500 personas a buscar refugio en Chad
Más del 80% de los recién llegados a la ciudad fronteriza de Adré, en Chad, son mujeres, niños y personas mayores que huyeron para salvar sus vidas cuando el conflicto estalló. Muchos han sido testigos de episodios de extrema violencia.
Actualizado 12 agosto 2020 - 0:0  
EDE   
GINEBRA (Suiza), 11 de agosto de 2020 - Los recientes episodios de violencia en Darfur Occidental han forzado a refugiados sudaneses a buscar refugio en el vecino Chad. Desde finales de julio de 2020, al menos 2.500 personas han tenido que cruzar la frontera internacional, mientras que unas 20.000 personas, la mayoría mujeres y niños, se han visto afectadas por disturbios por motivos étnicos en el Estado sudanés de Darfur Occidental. 

Los ataques perpetrados el pasado 25 de julio en la ciudad de Masteri, en el Estado de Darfur Occidental, atribuidos a nómadas armados, se cobraron la vida de 61 personas de la comunidad Masalit e hirieron al menos a 88. Además, las casas habrían resultado incendiadas y reducidas a cenizas tanto en la ciudad como en pueblos cercanos. 

Muchos de los refugiados recién llegados habían regresado este año a sus hogares en Darfur desde el este de Chad. 

Más del 80% de los recién llegados a la ciudad fronteriza de Adré, en Chadson mujeres, niños y personas mayores que huyeron para salvar sus vidas cuando el conflicto estalló. Muchos han sido testigos de episodios de extrema violencia. Una mujer de 25 años reportó a personal de ACNUR que su marido fue apuñalado hasta la muerte delante de ella y que se vio obligada a huir con sus tres hijos para salvar la vida, emprendiendo el camino a Chad en burro durante un todo un día.

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, en colaboración con el Gobierno de Chad y sus socios nacionales, está reubicando a personas refugiadas desde las zonas fronterizas al campo de Kouchaguine-Moura. El campo ya acoge a más de 6.000 sudaneses que llegaron en febrero de 2020.  

Sin embargo, la reubicación en el campo mediante convoyes está resultando lenta debido al mal estado de las carreteras y las fuertes lluvias. La semana pasada llegaron los dos primeros convoyes con 443 refugiados.

En el campo de refugiados de Kouchaguine-Moura se proporciona refugio, agua, comida y artículos de primera necesidad a las personas refugiadas. Estas se unen a las personas que se encontraban acogidas previamente en ese campamento. Allí también se brinda acceso a servicios de higiene y salud, incluyendo unidades de aislamiento como parte de la respuesta a la COVID-19

Dentro del Estado de Darfur Occidental en Sudán, la situación se ha estabilizado desde que se produjeran los ataques, pero se mantiene impredecible. Las personas desplazadas internas, muchas de las cuales se encuentran en El Geneina, aún se muestran reticentes a volver a sus hogares y reclaman mejores condiciones de seguridad. Las autoridades federales en Jartum habrían desplegado fuerzas adicionales para controlar y calmar la situación, mientras que una delegación de Massalit y de líderes tribales árabes llegó a El Geneina desde Jartum el pasado 4 de agosto y está manteniendo conversaciones de paz entre ambas partes.  

Una misión conjunta de agencias humanitarias para evaluar los riesgos en materia de protección y las necesidades de asistencia de las familias desplazadas puso de manifiesto la necesidad urgente de material humanitario de emergencia y de cobijo. Sin embargo, el mal estado de las carreteras, la temporada de lluvias y la situación de seguridad se configuran como los principales los retos a los que se enfrenta ACNUR para organizar la respuesta humanitaria y monitorear la situación de protección. 

Chad actualmente acoge a 476.000 refugiados y solicitantes de asilo, de los que 365.000 provienen de Sudán. ACNUR agradece al gobierno de Chad por permitir el acceso a su territorio a las personas que huyen de la persecución, a pesar del cierre de fronteras por la pandemia de COVID-19.