Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com
Domingo, 31 de mayo de 2020 |
EMILIO J. CÁRDENAS
Elecciones norteamericanas: el "efecto Sanders"
Si la visión de Sanders no se tiene en cuenta, la próxima elección enfrentará a dos visiones conservadoras en materia de política social.
Actualizado 5 abril 2020 - 0:0  
Emilio J. Cárdenas   
Hace apenas algunas semanas, el Senador Bernie Sanders parecía ser “el caballo del comisario” en las elecciones internas del Partido Demócrata en procura de determinar quién será su candidato para enfrentar al republicano Donald Trump en las urnas.
 
No obstante, las cosas –de pronto- han cambiado dramáticamente de rumbo y ahora es el ex vicepresidente Joe Biden quien luce como el gran favorito. Biden representa lo que podríamos llamar el pensamiento “de centro” del Partido Demócrata. Sanders, en cambio, a la izquierda, de tendencia moderadamente socialista.
 
La campaña de Sanders hasta ahora puede haber tenido un “efecto” importante desde el punto de vista ideológico. Sanders procuró llevar a su partido hacia la izquierda, poniendo sobre la mesa, como temas centrales, las cuestiones que tienen que ver con la política social.
 
Ya lo había hecho en el 2016, cuando perdió la primaria (interna) demócrata a manos de Hillary Clinton.
 
Los discursos de Sanders se refieren al salario mínimo, a la defensa del medio ambiente, a la legalización de la marihuana y al narcotráfico. Este año incorporó a esos temas la necesidad de que los norteamericanos tengan asegurada por el Estado, la atención de sus necesidades en materia de cobertura de salud. La crisis provocada por el coronavirus puede haber mostrado que esa cobertura es hoy parcial e insuficiente.
 
JoeBiden necesita ahora mantener esos temas entre las múltiples propuestas de su partido. De lo contrario, lo seguidores de Sanders podrían no estar dispuestos a votar por él, lo que debilitaría ciertamente sus posibilidades de éxito.
 
Sanders insiste que la posibilidad de lograr una sociedad “más justa” es posible y en esa insistencia está precisamente la razón que lo llevó a estar hoy instalado en el centro del espectro político norteamericano.
 
Si la visión de Sanders no se tiene en cuenta, la próxima elección enfrentará a dos visiones conservadoras en materia de política social. Esas dos visiones descansan en priorizar la actividad y el esfuerzo del sector privado. La de Sanders es distinta y tiene un componente estatista de algún peso.
 
(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.