Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com
Jueves, 14 de noviembre de 2019 |
EMILIO J. CÁRDENAS
El triunfo de Alberto Fernández en las presidenciales argentinas reacomoda el mapa político de la región
La reciente -ajustada- victoria del peronismo en las elecciones presidenciales de la República Argentina ha reacomodado, una vez más, el bien diverso mapa político-ideológico de América Latina.
Actualizado 31 octubre 2019 - 0:0  
Emilio J. Cárdenas   
Ocurre que el peronismo que acaba de imponerse en la Argentina es hoy una fuerza de izquierda, desde que responde a los designios y visiones de Cristina Fernández de Kirchner, que son inequívocamente de ese color político. Ella, admiradora y amiga del fallecido Hugo Chávez y de Nicolás Maduro, con quienes aparentemente puede haber estructurado operaciones corruptas, es quien “maneja, desde atrás” a Alberto Fernández, que -para muchos- es apenas una suerte de semi-vacía marioneta de su vice-presidenta y compañera de fórmula.

Por esto, hoy hay claramente siete gobiernos de izquierda en nuestra región. Son los conducidos por Miguel Díaz-Canel (Cuba); Nicolás Maduro (Venezuela); Alberto Fernández (Argentina, desde el 10 de diciembre próximo); Andrés Manuel López Obrador (México); Tabaré Vázquez (Uruguay, que podría ser desplazado en diciembre por la derecha en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que ya están en curso); Evo Morales (Bolivia, reelecto en una reciente elección, de modo ajustado y con serias acusaciones de fraude por parte de la oposición); y Daniel Ortega (Nicaragua).

Y hay también cinco gobiernos que lucen más bien de centro, como son los encabezados por Danilo Medina (Dominicana); Lenín Moreno (Ecuador); Laurentino Cortizo (Panamá); Carlos Alvarado Quesada (Costa Rica); y Nayib Bukala (El Salvador).

A los que se suman siete administraciones que lucen de derecha, que incluyen a: Jair Bolsonaro (Brasil); Mario Abdo Benítez (Paraguay); Juan Orlando Hernández (Honduras); Sebastián Piñera (Chile); Martín Vizcarra (Perú); Jimmy Morales (Guatemala); e Iván Duque (Colombia).

Un verdadero y complejo mosaico de muy distintos colores políticos, queda claro. Con sólo dos lamentables dictaduras violadoras permanentes de los derechos humanos de sus ciudadanos: las de Cuba y Venezuela, que en la actualidad perturban a todos, desde que exportan activamente su visión ideológica y de muy distintas maneras desestabilizan constantemente a los demás gobiernos de la región que tienen un signo político diferente, interviniendo ostensiblemente en sus asuntos internos.
 

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.