Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com
Jueves, 21 de noviembre de 2019 |
EMILIO J. CÁRDENAS
"Nadie es profeta en su tierra", tampoco el papa
En la Argentina, esto es en su propia tierra, el entusiasmo de la gente por la figura del Papa Francisco es, con frecuencia, bastante relativo.
Actualizado 14 agosto 2019 - 0:0  
Emilio J. Cárdenas   

Es que allí se lo conoce bien. Con sus más y con sus menos. Y cuesta olvidar su larga condición de entusiasta peronista, sobre la que el Papa no suele pronunciarse. Por esto ocurren algunas cosas que pueden, quizás, sorprender en el exterior, pero no necesariamente en nuestro país.

Por ejemplo, recientemente en la pequeña localidad de Berazategui, en la Provincia de Buenos Aires, cercana a la Capital del país, las autoridades municipales locales -sin aviso previo alguno- decidieron de pronto cambiar el nombre de una calle de casi cuatro kilómetros de largo y llamarla, en más, “Papa Francisco”. Decisión que, para sorpresa de algunos, generó muy poco entusiasmo y hasta originó algunas críticas.

            La calle se llamaba “Touring Club”, nombre absolutamente carente de connotaciones políticas, que por ello ni entusiasma, ni enoja. Y que, entonces, debiera carecer de entusiastas defensores y de febriles denostadores. Los diarios, no obstante, dan cuenta de algunas reacciones duras, como la de una mujer que, preguntada que fuera por su opinión respecto del cambio de nombre de la calle en cuestión, señaló que la nueva designación, la que se relaciona con el Papa Francisco, “no expresa nada que tenga que ver con nosotros”. Lo que luce insólito.

Las autoridades municipales, a modo de incómoda explicación, recordaron a sus gobernados que el Papa Francisco, cuando todavía no era Pontífice romano ayudó a concretar, en Berazategui, la construcción de una necesaria y reclamada planta depuradora de líquidos cloacales. Esa es la razón, explicaron, de la adopción de su nombre para una calle local, no el hecho de ser Pontífice de la Iglesia Católica, la claramente mayoritaria en la República Argentina.

Parece increíble, pero ha sido realmente así. “Nadie es profeta en su tierra”, queda absolutamente claro. Aunque sea nada menos que el Papa de la Iglesia Católica, presumiblemente. Raro, ciertamente.