Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com
Sábado, 19 de octubre de 2019 |
EMILIO J. CÁRDENAS
La Corte Suprema de Chile y la excarcelación de los condenados por delitos de lesa humanidad
El terrorismo, en todas sus muy distintas variantes, incluyendo ciertamente la del llamado "terrorismo de Estado", es siempre un crimen de naturaleza absolutamente aberrante.
Actualizado 18 octubre 2018 - 0:0  
Emilio J. Cárdenas   
Horrible, entonces. Pero, pese a ello, ¿pueden los condenados por esos delitos, precisamente por su particularmente odiosa naturaleza, perder el beneficio del acceso a la libertad condicional si éste existe para todos los demás condenados por crímenes, en función de la naturaleza particular de los delitos de lesa humanidad?
Esto se discutió y ha sido ya decidido, en varios fallos reiterados, casi todos unánimes, en Chile. Para la Corte Suprema de Chile, la respuesta es negativa.

Pese a que, en algunos casos, no se hubiera acreditado que los condenados que recibieron, tras pasar años entre rejas, el beneficio de la libertad condicional habían -con el paso del tiempo- adquirido realmente conciencia de la enorme gravedad de sus delitos y del daño por ellos ocasionado en su momento.

Para el alto tribunal trasandino, la naturaleza particular del delito de lesa humanidad debe estar reconocida en la propia condena que en cada caso corresponda y, por ello, no puede impedir que los condenados por esos delitos pierdan los beneficios que de pronto puedan estar disponibles para todos los delincuentes de buena conducta, en general. Con total independencia de la naturaleza del delito que originó la respectiva condena. Porque, privarlos de esos beneficios generales, supondría, por lo menos, un agravamiento de la condena que en su momento y en cada caso hubiera correspondido.Y una flagrante desigualdad ante la ley. Es difícil disentir con esto.

Mientras tanto el Poder Ejecutivo de Chile negocia con la oposición, en la Comisión Mixta Parlamentaria de Libertades Condicionales, un proyecto que originariamente habilitaba a pedir la libertad condicional por razones humanitarias, cualquiera fuera la naturaleza del delito, a condenados diagnosticados con una enfermedad en fase terminal, a los que sufrieran una restricción física severa, y a los que habiendo cumplido la mitad de la pena tuvieran 80 años de edad. La izquierda, desde la oposición, se opuso a ese proyecto, por lo que el texto aprobado que se someterá al plenario legislativo, dispone que para que un condenado por delitos de lesa humanidad pueda solicitar el beneficio de la libertad condicional, debe haber cumplido, por lo menos, dos tercios de la pena, haber colaborado sustancialmente con la investigación, y haber expresado públicamente arrepentimiento por el mal y los daños causados a sus víctimas y sus familiares.
 
 
(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.