Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com
Sábado, 8 de mayo de 2021 |
José Miguel Alvarado
¿Pero...por qué no te callas?
La subversión de los valores que inspiran las democracias, amparándose en procesos o mecanismos democráticos, es en esencia lo que se podría llamar la "quinta columna" de la Democracia y de las libertades civiles de los pueblos. Ese es el problema real de Venezuela y, por extensión, de otros países hermanos.
Actualizado 21 noviembre 2007 - 0:0  
José Miguel Alvarado   
 A propósito de la Sentencia
 Volar más Alto que al Ras (II)
 La fiebre del superávit corriente
O hablas tú, o hablo yo. Don Juan Carlos salió en defensa de España y no de Zapatero como quiere hacer creer la Secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez. Antes, durante y después, el Rey hizo lo que, antes, durante y después, tenía que haber hecho el presidente del Gobierno. La frase regia ¿pero… por qué no te callas? , cada día que pasa adquiere más, y más, vigencia.

Exacto. En toda una semana, Hugo Chávez aún no ha encontrado grosería, necedad, zafiedad, respingo, resoplo, bufido, andanada, inconveniencia, aspereza, desbarro, desatino, acritud, escabrosidad, acidez, rudeza, tosquedad, hosquedad, amenaza, que le deje satisfecho por el hecho de haber sido puesto en evidencia por sus malos modales.

La saturación de Don Juan Carlos ha sido aplaudida por el pueblo español y gran parte del pueblo iberoamericano. El Rey hizo diana, dicen, y no ha podido ser más cortés y menos regio (¡así se hace!) porque sus palabras no fueron ofensivas, las de Hugo Chávez sí. Y sigue ofendiéndole, ante la impasibilidad y silencio del gobierno.

No hacer nada es la sublimación metafísica del hecho diplomático. La exaltación plenipotenciaria. Como en la primera parte de una guerra fría. Paciencia y vigilancia. O sea, que con suerte para España y los intereses españoles las cosas se enquistarán solas, una vez Chavez haya ganado el referéndum de diciembre. Entonces, haremos penitencia. Porque para España y los españoles las cosas no están bien por allí.

Chávez no parará hasta expulsar o eliminar la influencia española de Venezuela, bien por la vía de los hechos o de la humillación. Se ve venir. Y, aunque en este preciso momento, Chávez quiere a España de rodillas, en la persona del Rey, para auparse él, aislar el incidente con Venezuela de la situación existente en el país y en buena parte de América Latina sería otro error de nuestra política exterior.

La subversión de los valores que inspiran las democracias, amparándose en procesos o mecanismos democráticos, es en esencia lo que se podría llamar la "quinta columna" de la Democracia y de las libertades civiles de los pueblos. Ese es el problema real de Venezuela y, por extensión, de otros países hermanos.

Alguien más, a parte de Miguel Bose, debería intentar poner al venezolano de la camisa roja en el sitio que le corresponde, con o sin petróleo. Quien no quiera verlo, se engaña.