Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
20 FEBRERO 2020 | ACTUALIZADO 07:11
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ALEJANDRO A. TAGLIAVINI

El suicido de la derecha (y de Chile)
Entre los errores chilenos está el no privatizar y desregular la empresa que explota el mayor recurso de Chile, el cobre, porque es la gallina de los huevos de oro de los militares.
Actualizado 30 diciembre 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Alejandro A. Tagliavini   

La confusión ideológica hoy provoca la ironía de que los propios ciudadanos apoyan medidas en su contra y, sin dudas, la derecha política ha tenido gran culpa porque se ha adueñado de las palabras “libertad” y “libre mercado”, cuando en realidad las defiende solo en la medida en que sirven a ciertos sectores del “establishment” como, muchas veces, el sistema bancario asociado al Estado, y el FMI. Este “orden”, basado en la represión, es impotable para el resto de la ciudadanía que, por tanto, rechaza semejante “libertad” y renuncia al mercado cuando el mercado realmente son ellos mismos, la libertad es la libertad de cada persona.

En 1975, el PBI per cápita en Chile era menor al de México, Argentina y Perú, pero hoy los supera llegando a US$ 15.130. La pobreza bajó al 8,6 %, y aumentaron los salarios reales. Todo gracias a que se fue liberalizando el mercado, o sea, se fueron devolviendo a los ciudadanos su libertad de crear y producir. Pero no lo suficiente.

Debido a regulaciones que impiden la libre y natural distribución de los ingresos, Chile tiene alta desigualdad cuando el mercado naturalmente tiende a nivelar hacia arriba a todos los ciudadanos evitando la pobreza y las fortunas exageradas: el 10 % de los chilenos gana 7,8 veces más que el 90 % restante. Estas regulaciones incluyen monopolios y oligopolios que benefician a empresarios, enriqueciéndolos a costa del resto.

Por caso, el sistema privado de pensiones ha sido enormemente exitoso en la formación de capital productivo, pero es obligatorio. Es decir, que los empresarios cuentan con un oligopolio –aportantes cautivos–, realizando exageradas ganancias, mientras la mayoría se jubila con haberes inferiores a US$ 400. Los trabajadores deberían tener la libertad de no aportar y dirigir sus ahorros a inversiones más rentables.

Y llegó Piñera. Al no entender la libertad, no encontró la salida adecuada. Entre los errores chilenos está el no privatizar y desregular la empresa que explota el mayor recurso de Chile, el cobre, porque es la gallina de los huevos de oro de los militares. Así, el presupuesto del Gobierno depende de sus exportaciones de cobre. Pero ahora, a la típica corrupción e ineficacia de toda empresa estatal que no responde a la eficiencia del mercado sino a intereses políticos, se le suma la flojedad en los precios del cobre, dificultando al gobierno equilibrar sus libros.

Y Piñera no supo evitar el aumento de la presión fiscal sobre el mercado, los ciudadanos. Según ‘Libertad y Desarrollo’, desde 2007 los impuestos promediaron el 18,31% del PIB, pero en 2018 subieron al 19,6 %. Y el crecimiento de Chile se ralentizó, para 2019 se esperaba que creciera entre 2,4 y 2,9% y entre 3,0 y 3,5% en 2020, pero ahora se espera alcanzar el 1,5% este año y el 1% el próximo, contra el 3,3 % promedio desde 2010. La tasa de desempleo subió al 8,3 % en septiembre, encima del promedio de los últimos 10 años de 7,7 %.

En Chile, algunos gastan el 30 % de su sueldo para viajar al trabajo. Cuando Piñera quiso elevar el pasaje de metro 3,75 % unos estudiantes salieron a protestar. La represión fue brutal, indignando a los ciudadanos, ya mal predispuestos por el bajón económico. Y salieron en masa, desbordando a la policía y dando lugar a saqueos y acciones muy violentas. El saldo de las protestas hasta hoy es de 33 muertos y hasta el oficialismo reconoce violaciones a los derechos humanos.

Dice la ciencia que existe un orden natural, un orden universal, que el cosmos está ordenado: el sol sale todos los días, energiza a las plantas y animales que la lluvia alimenta y los árboles proveen de oxígeno… La naturaleza tiene un orden infinitamente sabio, de hecho, lo único que hacen los científicos es estudiar ese orden que, de no existir, ellos no existirían porque no habría nada que estudiar.

Dice también que la violencia es aquello que, precisamente, pretende desviar el curso espontáneo de la naturaleza, como cuando un ladrón arrebata algo que el poseedor no tenía intención de entregar o como cuando se asesina a una persona impidiendo que siga desarrollando su vida naturalmente.

Por tanto, la violencia es contraria al orden natural, es acientífica de modo que resulta una incoherencia insalvable el que los Estados -ya sea en economía o en cuestiones sociales- pretendan imponer un “orden” de manera violenta. Por esto sabemos que los problemas de la libertad -de la ausencia de coacción estatal- se solucionan con más libertad -con menos coacción- jamás con represión, cosa que la derecha política no entiende como la izquierda tampoco comprende que el orden o es libre o es desorden.

La derecha está ralentizando el crecimiento de sus países y dando lugar a un caos que aprovechan grupos de izquierda violentos. Y proponen “ordenar” con represión argumentando incoherentemente que se reprime para “defender la libertad”. El monopolio en el uso de la fuerza entregado al Estado, se justifica la derecha, es controlar la violencia entre sectores de una misma sociedad. O sea, para evitar delincuentes viola la naturaleza del cosmos.

Siempre existirá la violencia, pero debe quedar claro que es destructiva -desde que desordena- y, por tanto, quien más rápido la disminuya más ganará porque hasta en los casos de defensa propia y urgente son los pacíficos los únicos métodos eficientes.

Y como era esperable, la derecha vencida por la realidad se mimetiza con quienes cree son sus vencedores, la izquierda, adoptando medidas contrarias a la libertad individual. Impensable hace pocas semanas, Chile aprobó la convocatoria a un proceso constituyente a desarrollarse durante buena parte del 2020, reforma que inició la expresidenta Bachelet.

Piñera, cuya popularidad es de apenas el 13%, ahora dice que los reclamos de los manifestantes son “justos” y, lo más irónico del caso, es que esta reforma constitucional, si va como parece hacia profundizar el estatismo –es decir, mayor represión estatal- no terminará con la violencia, sino que, en todo caso, la traspasará al Estado y aumentará la pobreza.

 

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California
www.alejandrotagliavini.com

 Otros artículos que te pueden interesar
Argentina: Un sistema previsional que precisa reformas
El país viene arrastrando este problema desde hace décadas. Frente a la inacción premeditada y a los groseros errores que agravaron el cuadro todo ha colapsado. Solo sobrevive en base a eternos subsidios y mentiras absolutas.
La esperanza es la juventud alberdiana
El peronismo desde su nacimiento hasta 1955, fue un sistema colectivista similar al fascismo italiano. Perón vio, personalmente en Italia, cómo funcionaba en su lugar de origen y lo adaptó a nuestra Patria. Destrozó al sistema que hizo conocer a la Argentina en el mundo, como uno de los países más prósperos del planeta.
¿Quién daña más al mercado, Warren Buffet o Marx?
En fin, Buffett mostrando su ignorancia asegura que la brecha entre ricos y pobres es una "consecuencia del mercado" y propone incrementar las ayudas estatales
¿Coronavirus? ¿Y el hambre, causado por el Estado?
Después de semanas con este nuevo virus, los muertos no llegan a mil. Es una gran pena y ojalá encuentren una solución rápidamente. Pero el hambre es la mayor pandemia global. Mueren unas 24.000 personas ¡cada día! por causas relacionadas con la falta de alimentos. Por suerte, ha disminuido desde las 41.000 personas al día que morían hace veinte años.
La autocrítica que deberíamos hacer los liberales
​​​​​​​Nada se gana con detenidas elaboraciones sobre política monetaria, fiscal o laboral ni sobre la relevancia de marcos institucionales compatibles con la protección a los derechos si previamente no se ha entendido la base de la libertad.
AHORA EN PORTADA | Ver  
España renuncia a acabar con el déficit público

El nuevo Consejo de Ministros anunció sus planes económicos para la legislatura que acaba de comenzar, en la que prevé que la desaceleración económica sea más intensa de la prevista y el empleo se recupere más lentamente.
Argentina: Un sistema previsional que precisa reformas

El país viene arrastrando este problema desde hace décadas. Frente a la inacción premeditada y a los groseros errores que agravaron el cuadro todo ha colapsado. Solo sobrevive en base a eternos subsidios y mentiras absolutas.
MERCADO DE TRABAJO
La brecha salarial en España

La diferencia de salario entre hombres y mujeres era del 21,9% en 2017, cifra prácticamente idéntica a diez años atrás, justo en el año en el que empezó la crisis económica, en 2008.
Suecia y España, autorretrato de la artista Greta Malmcrona en Abierto Espacio Cultural

El próximo 31 de enero, a las 19:30 horas, tendrá lugar en la sala Abierto Espacio Cultural de la Fundación Iberoamérica Europa la inauguración de la exposición: greta malmcrona, autorretrato
¿Coronavirus? ¿Y el hambre, causado por el Estado?

Después de semanas con este nuevo virus, los muertos no llegan a mil. Es una gran pena y ojalá encuentren una solución rápidamente. Pero el hambre es la mayor pandemia global. Mueren unas 24.000 personas ¡cada día! por causas relacionadas con la falta de alimentos. Por suerte, ha disminuido desde las 41.000 personas al día que morían hace veinte años.
ARCHIVO
DICIEMBRE 2019

El suicido de la derecha (y de Chile)

Ver posts de otros meses

FEBRERO 2020 (3 artículos)

ENERO 2020 (3 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2019 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (4 artículos)

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

JUNIO 2019 (3 artículos)

MAYO 2019 (1 artículos)

MARZO 2019 (3 artículos)

FEBRERO 2019 (4 artículos)

ENERO 2019 (3 artículos)

DICIEMBRE 2018 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (1 artículos)

AGOSTO 2018 (6 artículos)

JULIO 2018 (6 artículos)

JUNIO 2018 (3 artículos)

MAYO 2018 (2 artículos)

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (5 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (3 artículos)

DICIEMBRE 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2017 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (3 artículos)

AGOSTO 2017 (4 artículos)

MAYO 2017 (3 artículos)

ABRIL 2017 (2 artículos)

MARZO 2017 (1 artículos)

FEBRERO 2017 (2 artículos)

ENERO 2017 (2 artículos)

DICIEMBRE 2016 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (2 artículos)

OCTUBRE 2016 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

MAYO 2016 (3 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (2 artículos)

DICIEMBRE 2015 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (2 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

JUNIO 2015 (2 artículos)

MAYO 2015 (3 artículos)

DICIEMBRE 2014 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

OCTUBRE 2014 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (4 artículos)

AGOSTO 2014 (5 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (5 artículos)

MAYO 2014 (2 artículos)

ABRIL 2014 (4 artículos)

ENERO 2014 (1 artículos)

DICIEMBRE 2013 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (2 artículos)

OCTUBRE 2013 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (2 artículos)

AGOSTO 2013 (4 artículos)

MAYO 2013 (2 artículos)

ABRIL 2013 (1 artículos)

MARZO 2013 (1 artículos)

ENERO 2013 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (1 artículos)

AGOSTO 2012 (1 artículos)

MAYO 2012 (1 artículos)

MARZO 2012 (1 artículos)

DICIEMBRE 2011 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (1 artículos)

JULIO 2011 (1 artículos)

JUNIO 2011 (1 artículos)

MAYO 2011 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (1 artículos)

OCTUBRE 2010 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (1 artículos)

AGOSTO 2010 (2 artículos)

JULIO 2010 (3 artículos)

MAYO 2010 (2 artículos)

ABRIL 2010 (2 artículos)

OCTUBRE 2009 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (1 artículos)

ENERO 2009 (1 artículos)

DICIEMBRE 2008 (3 artículos)

OCTUBRE 2008 (1 artículos)

AGOSTO 2008 (1 artículos)

JUNIO 2008 (1 artículos)

MAYO 2008 (1 artículos)

 CHILE
La aprobación de Piñera se desploma en Chile
Respecto a este último gobierno, gran parte de los chilenos se pregunta hoy, ¿Qué pasó con el eslogan de campaña de Piñera que prometía "tiempos mejores"?
Los otros "chalecos amarillos"
Son los que no creen en la justicia por mano propia y se sienten indefensos por un Estado que luce, en algunos casos, totalmente desbordado y hasta sorprendido por protestas que están siendo coordinadas e impulsadas desde lo más alto de las izquierdas regionales.
Chile: Política monetaria y fiscal se alinean para enfrentar adverso contexto internacional
Una sorpresiva baja de la tasa de política monetaria (TPM) desde 3% hasta 2,5% dada la menor expectativa de inflación y la reestimación de la brecha entre el PIB tendencial y el proyectado efectivo, generó un espacio para que nuestra TPM pudiese ser más baja y consistente con llevar nuestra inflación a un 3% anual.
La tasa de desempleo en Chile baja al 6,7 %
Es la primera baja en la tasa nacional de desempleo, respecto del trimestre móvil anterior que se experimenta en el período diciembre-febrero, desde el año 2015.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Argentina: Un sistema previsional que precisa reformas
La brecha salarial en España
Una corajuda mujer procura liberar a Bolivia de la corrupción
Perú quedó muy fraccionado luego de las recientes elecciones
España renuncia a acabar con el déficit público

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS