Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
3 ABRIL 2020 | ACTUALIZADO 08:54
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ELENA VALERO NARVÁEZ

Nuevo gobierno, la sociedad en ansiosa espera…
Mauricio Macri se fue con una despedida bastante generosa por buena parte de la sociedad. Es que ante la vuelta de Cristina Kirchner y su séquito, muchos argentinos agradecieron el respeto a las instituciones y el carácter democrático del ex presidente.
Actualizado 16 diciembre 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Elena Valero Narváez   
El fracaso en el tema económico y su incidencia sobre el problema social fue determinante para que volvieran funcionarios, claramente corruptos, rechazados en la elección presidencial anterior. La rectificación que se esperaba no fue suficiente como para mejorar la calidad de vida de los argentinos, es así como se empezó a decir “con Cristina estábamos mejor” y se perdió la confianza. Como siempre pasa en nuestro país, no hubo cosa buena que se quisiera resaltar del anterior Gobierno. Y aquí estamos, después de haber perdido la gran oportunidad histórica  de construir una Argentina a imagen y semejanza de los países más adelantados. Una vez más, nos acecha el peligro de regresar a políticas que lastimen los principios constitucionales  que con altibajos nos han regido desde 1853.

 Pero no se puede echar toda la culpa al peronismo de la situación económica preocupante en la que nos encontramos. En Argentina, solo transitoriamente, se han aplicado políticas correctas para solucionar los problemas  estructurales. Los Gobiernos han sido determinantes en su aparición. No salimos de lo mismo: inflación y dirigismo en lo económico-social y ahora, con el peronismo en el poder, se le va a agregar, sin duda, una democracia renga.

¿Qué se viene?, ¿cuáles serán las decisiones políticas y económicas del nuevo Gobierno? son las preguntas que se hacen todos, sin pronóstico seguro, ya que se perfilan dos poderes en pugna. Las actitudes de Alberto Fernández y las de la vicepresidente Cristina Kirchner, durante el acto de asunción de los cargos,  mostraron claramente que necesitaremos un tiempo para saber quién será el que gobierne. Se suma, en la provincia de Buenos Aires, la figura del gobernador Axel Kicillof, del cual se espera una línea de gobierno nacionalista y socialista de claro tinte peronista.

 Las promesas electoralistas del actual presidente, si las cumple, llevarán al aumento de la inflación provocada por leyes demagógicas imposibles de cumplir, y aumentos de salarios sin relación con la productividad necesaria para aplicarlas.

La realidad, que en la campaña pareciera no ha querido ver, lo golpeará apenas pase unos meses en el poder. Creo que le hará rectificar muchos de los anuncios que hizo con el propósito de ganar las elecciones. La necesidad, por ejemplo, de negociar tanto con el FMI, como con acreedores extranjeros, es posible que le obligue a disminuir la arrogancia del discurso y lo torne más humilde cuando la situación se complique más aún.

Los problemas actuales y, los que sobrevendrán al corto plazo,  son consecuencia de la errónea política económico-social adoptada., el más preocupante, es la inflación, incubada desde tiempo atrás. Termina en la especulación, evasión y desinversión, que aprovechan aventureros y empresarios sin escrúpulos y termina por hacerse necesario a todos, incluso a las firmas serias que se ven obligadas, so pena de desaparecer, ante la competencia desleal de aquellos, a aceptar prácticas típicas de la corrupción institucionalizada, característica a toda política de este tipo. Sin riesgo alguno,  amparados en la incapacidad del gobierno para hacer otra cosa que la que los previsibles hechos le imponen.

 El Congreso, tanto como las fuerzas políticas y sus líderes visibles, han sido, sin excepción, cómplices, en algún momento, de políticas con emisión, controles y demagogia,  pálido reflejo de la que tendremos que aceptar, en unos meses, con políticos de la talla de Kicillof, quien pretenderá convertirse, con ayuda de la vicepresidente, en el dictador de la economía nacional.

El Gobierno es muy posible que continúe la formula de ampliar el crédito y de emitir dinero para pagar gastos del presupuesto y poner dinero en los bolsillos de la gente. Aunque no exige esfuerzo, desemboca siempre en  desorden e  inflación. Luego de la alegría de los aumentos de sueldos y dadivas, los beneficiados empezaran a notar que se elevarán los impuestos, el precio de los servicios, de la nafta, del gas y demás combustibles, y de todos los artículos, como siempre sucede según reglas de la economía, provocando un clima que puede hacer factible la acción de grupos que atentan contra el orden existente. Ya lo vivimos.

Si no se producen, como creo, las reformas estructurales que inspiren confianza y sean tomadas con la decisión que le falto al ex presidente,  sin una doctrina adecuada, como la que tuvo Chile, y con sostén político que la respalde, no habrá salida posible. Seguiremos sin inversiones y en crisis.

Las medidas tendientes a recuperar el mercado interno  serán pan para hoy y hambre para mañana.

Con la ceguera de nuestra clase política y su predisposición a la demagogia iremos aumentando la crisis. Espero equivocarme,  pero los dados parecen estar echados: otra vez peronismo populista con clara tendencia hacia el autoritarismo. Solo un milagro como el que protagonizó el ex presidente Menem,  podría hacer renacer la confianza del mundo,  acercar capitales y  el esfuerzo de los castigados argentinos. Parece no ser el caso, ningún funcionario querrá ir contra las ideas que predican desde hace años. Son fervorosos defensores del colectivismo con vocación por la planificación central y propensión hacia formulas que  suprimen  gradualmente las libertades económicas e individuales.

El afán por reglamentar, de intención centralista, que los mueve, llevará al empequeñecimiento de la majestad constitucional: forman  un cuadro de promiscuidad filosófica, doctrinaria,  y política,  que desgraciadamente transferirán al campo de la legislación. Por ello el Principio de Constitucionalidad (Judicial Review) es condición necesaria: La Suprema Corte debería velar porque no se viole la Constitución. Aunque, mirando atrás, pocas son las esperanzas, la Corte ha sido en demasiadas oportunidades adictas al Gobierno de turno.

Mi pesimismo radica en que no se espera que Alberto y Cristina estén ante una disyuntiva de economía libre o economía dirigista. Ya fueron probados,  les gusta ir por el segundo camino, una experiencia que nos es propia.

Funcionarios con poder discrecional, seguramente aplicarán más a fondo las medidas del final de la presidencia de Mauricio Macri: más riguroso  control de cambios y acentuación del control de precios. El Estado estará tan presente que ampliará sus funciones intentando controlar, la Economía, la Justicia, el Congreso, también los medios de comunicación y la enseñanza, los cuales deberán apoyar y ser acordes al modelo.

Es muy posible, también, que se regrese al sistema de corrupción organizado en las empresas estatales, tal vez, más disimulado, con operaciones fraudulentas y desorden económico-financiero, ligadas a mecanismos de corrupción interna, donde grupos, sin escrúpulos, constituyan asociaciones ilícitas de funcionarios o empleados que las exploten. Fueron generalizados en el pasado.

En resumen, sin discusión y revisión completa del sistema de ideas que implican la intromisión del Estado en la actividad productiva, iremos hacia la decadencia de la economía y a la reducción  de la actividad económica. El país no puede esperar  más que una mayor evasión de capitales, un continuo aumento del costo de vida, reducción de la actividad económica y una segura tensión política y social que encontraran campo propicio en esas condiciones.

La sociedad deberìa obligar al Gobierno actual a que no se aleje de los cauces normales de la legalidad y la Constitución, y a que la política no esté cocinada con gritos y frases presuntuosas, como nos ha tenido acostumbrados la actual vicepresidente y otros funcionarios kirchneristas. Son necesarias para resolver los problemas, soluciones concretas, por eso hay que exigir responsabilidad a los hombres públicos, que se afirmen en la realidad, que no se contenten con salidas simples que sirven solo para un rato.

La Constitución proclama libertades en el campo económico y social que no se deben trasgredir.

A la oposición le cabe la responsabilidad de crear una alianza perdurable con políticas que eviter la disolución social que provoca la inflación, el dirigismo y las actividades vacilantes, de una democracia electoralista, carente de objetivos. Es el gran desafío que debería encarar, después de tantos errores, preparándose para la alternancia en el poder..

 Para establecer las bases de una futura política de recuperación, un buen gobierno, luego de  negociar con el Fondo Monetario Internacional, sin prepotencia, debería preparar un nuevo acuerdo con los acreedores extranjeros, anticipando los futuros propósitos de iniciar el saneamiento económico, financiero, monetario y presupuestario. Conseguir apoyo, tener energía y libertad política para sostenerlos. Esta sería la imperiosa alternativa.
Argentina espera…

Elena Valero Narváez
Miembro de Número de la Academia Argentina de la Historia.
Miembro del Instituto de Economía  de la Academia de Ciencias. Morales y Políticas
Premio a la Libertad 2013 (Fundación Atlas)
Autora de “El Crepúsculo Argentino” (Ed Lumiere, 2006)
 
 Otros artículos que te pueden interesar
El Virus Estatista
El cornavirus ha influido en el derrumbe de las economías pues si la gente no puede desempeñar bien sus faenas laborales debido a precauciones y cuarentenas, naturalmente las producciones se resienten.
La inmoralidad, violar los derechos humanos, destruye
Desde que se descubrió el llamado covid- 9 lo más dañado son los principios morales, y esto tendrá un altísimo costo. Derechos humanos básicos como la libertad están siendo violados sistemáticamente y la gente enardecida aplaude como en el circo romano.
Los gobiernos deben actuar, pero el peor virus es el estatismo
El coronavirus ha influido en el derrumbe de las economías, pues si la gente no puede desempeñar bien sus faenas laborales debido a precauciones y cuarentenas, naturalmente las producciones se resienten.
El pánico matará a muchas más personas
En una columna anterior escribí que el pánico es el arma más eficaz de los autoritarios, nubla la mente y provoca reacciones primarias como la violencia.
Defender la libertad es tarea y responsabilidad de todos
Es muy pertinente -y más en los momentos que corren- subrayar la importancia de que cada uno de los adultos (y no digo todos porque como decía Borges "cada uno es una realidad, mientras que todos es una abstracción") asuma la responsabilidad de contribuir a que se lo respete. El respeto recíproco no es algo que provenga de las nubes y caiga automáticamente sobre los humanos.
AHORA EN PORTADA | Ver  
COYUNTURA ECONÓMICA
El déficit público vuelve a aumentar en España

El déficit público en España se había reducido gradualmente entre 2012 hasta 2018 tanto en números absolutos como en proporción del producto interior bruto.
EPIDEMIA DEL COVID-19
¿Cuántas vidas hemos salvado quedándonos en casa ?

En España el número de muertes causadas por el virus SARS-CoV-2 ya roza las 8.500 y los afectados registrados (que no reales) alcanzarán esta semana los 100.000 con toda seguridad.
La artista valenciana Blanca Martí expone en Madrid

La Muestra, comisariada por el también pintor valenciano y artista de larga y reconocida trayectoria, Vicente Colom, se inaugurará este jueves, 5 de marzo, a las 19:30 horas y podrá visitarse hasta el 4 de abril de 2020.
Defender la libertad es tarea y responsabilidad de todos

Es muy pertinente -y más en los momentos que corren- subrayar la importancia de que cada uno de los adultos (y no digo todos porque como decía Borges "cada uno es una realidad, mientras que todos es una abstracción") asuma la responsabilidad de contribuir a que se lo respete. El respeto recíproco no es algo que provenga de las nubes y caiga automáticamente sobre los humanos.
ARCHIVO
MAYO 2014

Argentina: El presente surge del pasado

PRO + UNEN : ¿otra bolsa de gatos?

Ver posts de otros meses

FEBRERO 2020 (1 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2019 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (3 artículos)

AGOSTO 2019 (2 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

JUNIO 2019 (2 artículos)

ABRIL 2019 (2 artículos)

MARZO 2019 (1 artículos)

FEBRERO 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2018 (2 artículos)

AGOSTO 2018 (1 artículos)

JULIO 2018 (2 artículos)

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (1 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

DICIEMBRE 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2017 (1 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

JULIO 2017 (2 artículos)

JUNIO 2017 (1 artículos)

MAYO 2017 (1 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

FEBRERO 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2016 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

JULIO 2016 (1 artículos)

JUNIO 2016 (1 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

FEBRERO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (1 artículos)

DICIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (1 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

JUNIO 2015 (1 artículos)

MAYO 2015 (1 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (2 artículos)

DICIEMBRE 2014 (1 artículos)

OCTUBRE 2014 (2 artículos)

AGOSTO 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (2 artículos)

MAYO 2014 (2 artículos)

ABRIL 2014 (1 artículos)

FEBRERO 2014 (1 artículos)

ENERO 2014 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (1 artículos)

OCTUBRE 2013 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (1 artículos)

AGOSTO 2013 (2 artículos)

JUNIO 2013 (1 artículos)

ABRIL 2013 (1 artículos)

MARZO 2013 (1 artículos)

ENERO 2013 (1 artículos)

OCTUBRE 2012 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (2 artículos)

AGOSTO 2012 (1 artículos)

MAYO 2011 (1 artículos)

AGOSTO 2010 (2 artículos)

JULIO 2010 (2 artículos)

MAYO 2010 (2 artículos)

ABRIL 2010 (1 artículos)

MARZO 2010 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (2 artículos)

OCTUBRE 2009 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (4 artículos)

AGOSTO 2009 (4 artículos)

JULIO 2009 (5 artículos)

JUNIO 2009 (6 artículos)

MAYO 2009 (3 artículos)

FEBRERO 2009 (1 artículos)

ENERO 2009 (1 artículos)

DICIEMBRE 2008 (3 artículos)

 ARGENTINA
Los gobiernos deben actuar, pero el peor virus es el estatismo
El coronavirus ha influido en el derrumbe de las economías, pues si la gente no puede desempeñar bien sus faenas laborales debido a precauciones y cuarentenas, naturalmente las producciones se resienten.
El peronismo reitera su destructiva receta, que consiste en que todos vivamos colgados del trabajo del campo
Los argentinos tenemos ahora un presidente distinto, claramente "fofo". No sólo con un peculiar bajo vientre, lo que le aporta un aspecto físico "fofo", también con una mentalidad "fofa". Sin sustancia. Sin consistencia. Todo "fofo", entonces. Blando. Flácido. Y para muchos es sólo una suerte de manejable "mascarón de proa", para peor.
Argentina: Un sistema previsional que precisa reformas
El país viene arrastrando este problema desde hace décadas. Frente a la inacción premeditada y a los groseros errores que agravaron el cuadro todo ha colapsado. Solo sobrevive en base a eternos subsidios y mentiras absolutas.
La esperanza es la juventud alberdiana
El peronismo desde su nacimiento hasta 1955, fue un sistema colectivista similar al fascismo italiano. Perón vio, personalmente en Italia, cómo funcionaba en su lugar de origen y lo adaptó a nuestra Patria. Destrozó al sistema que hizo conocer a la Argentina en el mundo, como uno de los países más prósperos del planeta.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
El déficit público vuelve a aumentar en España
El peronismo reitera su destructiva receta, que consiste en que todos vivamos colgados del trabajo del campo
¿En qué países latinoamericanos hay más casos de coronavirus?
Un príncipe audaz y peligroso
Defender la libertad es tarea y responsabilidad de todos

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS