Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
6 MARZO 2021 | ACTUALIZADO 00:16
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ELENA VALERO NARVÁEZ

Pobreza, igualdad y  justicia social en Argentina
Gracias a que el Gobierno actual, recuperó el INDEC, sabemos que el índice de la pobreza alcanzó el 32% en 2018, muy alto, considerando las expectativas que tenían los argentinos al asumir Mauricio Macri la presidencia.
Actualizado 2 abril 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Elena Valero Narváez   
Si bien la desigualdad social , es tolerable porque se sabe ineliminable en cualquier sociedad donde la cooperación es imprescindible para la supervivencia, la pobreza no lo es. La economía es una manera particular de administrar recursos escasos, y supone siempre desigualdad social. Si algunos pueblos primitivos parecieron practicar la igualdad es porque vivían en la miseria. Pero, en la actualidad, en un país que tiene todos los recursos para morigerarla, este índice de pobreza, no es admisible. Ante un escenario electoral, la gente piensa en la economía y son muchos a los que le cuesta llegar a fin de mes. Por ello a la imagen de un presidente devaluado, se le suman  los efectos psicológicos destructivos en todo el ámbito social incluida la ética del trabajo.

Ya se puede apreciar que el Gobierno no ha entendido la imposibilidad de atacar la pobreza sin decisiones políticas, destinadas a que existan condiciones para  crear riqueza, única forma de que, espontáneamente, ésta llegue a los sectores más pobres,  hoy sin posibilidades de acceder a una digna calidad de vida.

Los gobiernos, en general, han igualado el término desigualdad con el de  pobreza. De esta forma se ha recurrido a miles de planes sociales en busca de  justicia social,  quitando a los sectores productivos, para darle no solo a quienes están en la indigencia, sino también, a quienes no lo necesitan, motivados por fines políticos. De esta forma la pretendida distribución de la riqueza ha derivado en más pobreza general. En vez de dar beneficios temporarios o permanentes a discapacitados, enfermos, y gente que realmente precisa ayuda, han extendido subsidios y prebendas a sectores que no lo necesitan y que procuran, no solo mantener, sino aumentar sus ventajas extorsionando al poder.

No han comprendido, como lo ha hecho Chile y otros países, que el mercado es el mejor método de asignación de recursos, no desestimando la enorme responsabilidad del Estado en hacer respetar la igualdad ante la ley, de todos los que participan en él, incluso alguna intervención deliberada que permita mejorar la acción social de todos los miembros de la sociedad.

Como hemos visto, en los regímenes comunistas, la utópica decisión de hacer desaparecer las desigualdades sociales debió apoyarse en dictaduras terribles y crueles. Venezuela un ejemplo cercano va camino a ello, incitada desde hace tiempo por los gobernantes cubanos. Se ha desestimado allí, como aquí en menor medida, que el sistema de desigualdad espontánea que provoca el mercado, genera condiciones no solo para generar riqueza, sino también para la responsabilidad y la competencia, que permiten la movilidad social de sus miembros, como también la posibilidad de un sistema democrático, al fortalecer la sociedad civil.

En nuestro país, salvo honrosas excepciones, es el Gobierno, no el mercado,  el que pretende, en buena medida, determinar “iluminadamente” qué sectores deben desarrollarse, creando desigualdades mayores a las que pretende erradicar, aunque se beneficien algunos. La ayuda e inversión estatal está provocando enormes injusticias, gasto, e ineficacia, además de decisiones demagógicas que acrecientan la pobreza, dejando fuera a los que tienen menos posibilidades de vida.

 Marx se equivocaba cuando consideró que podría alcanzarse la igualdad suponiendo que cada uno podría tomar lo que necesite del producto global y que todos los miembros de la sociedad merecían igual recompensa. Olvidaba que las necesidades humanas son infinitas y  los bienes escasos. Los gobiernos comunistas intentaron llevar a la práctica las ideas marxistas, distribuir o repartir, por medio de decisiones autoritarias, eliminando al mercado como mecanismo espontaneo y automático de distribución. El resultado fue la opresión, el terror, y la degradación de la condición humana. A pesar de ello, esas  ideas tienen aún,  influencia.

 Como ha sido para los países desarrollados, para nuestro país,  una economía capitalista es la solución. Viene acompañada de desarrollo científico y tecnología, igualdad solo en el plano jurídico, resguardo de la propiedad privada, y democracia.

Aquí, los gobiernos detienen al capitalismo, el cual es, en síntesis, un sistema de reglas que le permiten surgir como resultado final, y que consciente a las personas que hagan lo que desean pero haciéndose cargo, responsablemente,  de lo que ocurra por sus acciones y elecciones. Solo una resurrección capitalista puede incrementar la creatividad, potenciar la producción, la productividad, el trabajo, y mejorar espectacularmente la calidad de vida de los argentinos.

Distorsionar los mercados, modificar o influir en la direccionalidad de las inversiones y de la psicología y el comportamiento de los agentes económicos, no ayuda.

Para todo cambio hay que tener preparado el reemplazo de lo que se destruye. En estos tres años Mauricio Macri,  predicó por un cambio favorable, pero no se elaboró un plan para cambiar las condiciones que paralizan una economía de mercado. Es así como no se han hecho las reformas del Estado, laboral, previsional e impositiva, capitales para atraer las inversiones.  El futuro se corporiza en la inversión, de allí su importancia, debe ser respetada por el estado de derecho.

Los inversores apostarán a la Argentina solo si la institucionalidad es estable y el Estado les da las seguridades necesarias. La igualdad ante la ley morigera las desigualdades, no las elimina, pero crea un ámbito de equidad  a fin de neutralizarlas  en el momento de dirimir los conflictos que  generan. Crea una instancia arbitral superior a la que todos deben sujetarse. No es ni será en ningún caso, infalible. No produce igualdad en poder, prestigio, educación y ocupación .La igualdad en todos los planos significaría  que todos los comportamientos fueran iguales y merecieran el mismo valor o lo mismo. Aunque la política ha permitido  vivir a muchos, como zánganos,  es porque otros los mantienen además de mantenerse a si mismos.

Los argentinos debemos dejar de desear cosas imposibles y los políticos no prometer lo que es irrealizable. Ello nos ha llevado a la pérdida de confianza en la democracia el único método que conocemos, para quitarnos de encima a malos gobernantes, sin utilizar la fuerza. Es así como muchos son los que callan, inconscientes del peligro, ante la sentencia de la ex presidente de cambiar las instituciones liberales, si asume otra vez el poder.
 
Elena Valero Narváez.
Miembro de Número de la Academia Argentina de la Historia.
Miembro del Instituto de Etica y Economía Política de la Academia de Ciencias. Morales y Políticas
Premio a la Libertad 2013 (Fundación Atlas)
Autora de “El Crepúsculo Argentino” (Ed Lumiere, 2006)

 
 Otros artículos que te pueden interesar
Canadá sale en defensa de los ´Uighures´ de China
La Cámara Baja del Congreso acaba de votar una declaración que sostiene que China está cometiendo un "genocidio" contra su minoría "uighur". Por 266 votos a 0.
"La humanidad está bajo feroz ataque de un virus", Orson Wells
Desde que el hombre existe se anuncian catástrofes y ninguna se cumple. Quienes creen en la Teología católica, la teología tradicional, saben que son pura quimera porque Dios, dicen los teólogos, ha creado al hombre para perdurar, crecer y desarrollarse.  
Bitcoin, dólar y deflación en Argentina
¿Es creíble que el gobierno logre un dólar a $102 a fin de año? Imposible saberlo, sobre todo en Argentina donde los políticos cambian cada cinco minutos las reglas, del mismo modo que lograron algo impensable, la deflación.
Una reflexión a propósito de los medios y los gustos de las audiencias
Por respeto a la gente a veces se hace necesario desconocer las encuestas y el rating para concentrase en la trasmisión de temas que hacen pensar en lugar de divertir
Apuntes sobre el gobierno de Carlos Saúl Menem
Basta con repasar lo que hizo Perón a partir de 1946 para afirmar que Menem dio una vuelta de tuerca entera en cuanto a la orientación política e ideológica.
AHORA EN PORTADA | Ver  
PANDEMIA DE COVID-19
Así va la vacunación contra el coronavirus en América Latina

Brasil encabeza la lista de países con mayor número de víctimas mortales por COVID-19, sólo por detrás de Estados Unidos.
Bitcoin, dólar y deflación en Argentina

¿Es creíble que el gobierno logre un dólar a $102 a fin de año? Imposible saberlo, sobre todo en Argentina donde los políticos cambian cada cinco minutos las reglas, del mismo modo que lograron algo impensable, la deflación.
PREMIOS GOYA 2021
´Adú´, favorita también en taquilla

El sábado se celebra la que sin duda será la gala más atípica de los Premios Goya. Sin invitados y con los nominados ausentes, la ceremonia será conducida por Antonio Banderas y María Casado desde Málaga.
Así conformó el ferrocarril la conciencia europea

Orlando Figes explica como el tren cambió el mapa cultural europeo
"La humanidad está bajo feroz ataque de un virus", Orson Wells

Desde que el hombre existe se anuncian catástrofes y ninguna se cumple. Quienes creen en la Teología católica, la teología tradicional, saben que son pura quimera porque Dios, dicen los teólogos, ha creado al hombre para perdurar, crecer y desarrollarse.  
ARCHIVO
JULIO 2015

Argentina sacraliza el estatismo

Ver posts de otros meses

MARZO 2021 (1 artículos)

FEBRERO 2021 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2020 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2020 (1 artículos)

AGOSTO 2020 (1 artículos)

JULIO 2020 (1 artículos)

JUNIO 2020 (2 artículos)

FEBRERO 2020 (1 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2019 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (3 artículos)

AGOSTO 2019 (2 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

JUNIO 2019 (2 artículos)

ABRIL 2019 (2 artículos)

MARZO 2019 (1 artículos)

FEBRERO 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2018 (2 artículos)

AGOSTO 2018 (1 artículos)

JULIO 2018 (2 artículos)

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (1 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

DICIEMBRE 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2017 (1 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

JULIO 2017 (2 artículos)

JUNIO 2017 (1 artículos)

MAYO 2017 (1 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

FEBRERO 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2016 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

JULIO 2016 (1 artículos)

JUNIO 2016 (1 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

FEBRERO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (1 artículos)

DICIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (1 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

JUNIO 2015 (1 artículos)

MAYO 2015 (1 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (2 artículos)

DICIEMBRE 2014 (1 artículos)

OCTUBRE 2014 (2 artículos)

AGOSTO 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (2 artículos)

MAYO 2014 (2 artículos)

ABRIL 2014 (1 artículos)

FEBRERO 2014 (1 artículos)

ENERO 2014 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (1 artículos)

OCTUBRE 2013 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (1 artículos)

AGOSTO 2013 (2 artículos)

JUNIO 2013 (1 artículos)

ABRIL 2013 (1 artículos)

MARZO 2013 (1 artículos)

ENERO 2013 (1 artículos)

OCTUBRE 2012 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (2 artículos)

AGOSTO 2012 (1 artículos)

MAYO 2011 (1 artículos)

AGOSTO 2010 (2 artículos)

JULIO 2010 (2 artículos)

MAYO 2010 (2 artículos)

ABRIL 2010 (1 artículos)

MARZO 2010 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (2 artículos)

OCTUBRE 2009 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (4 artículos)

AGOSTO 2009 (4 artículos)

JULIO 2009 (5 artículos)

JUNIO 2009 (6 artículos)

MAYO 2009 (3 artículos)

FEBRERO 2009 (1 artículos)

ENERO 2009 (1 artículos)

DICIEMBRE 2008 (3 artículos)

 ARGENTINA
Bitcoin, dólar y deflación en Argentina
¿Es creíble que el gobierno logre un dólar a $102 a fin de año? Imposible saberlo, sobre todo en Argentina donde los políticos cambian cada cinco minutos las reglas, del mismo modo que lograron algo impensable, la deflación.
Apuntes sobre el gobierno de Carlos Saúl Menem
Basta con repasar lo que hizo Perón a partir de 1946 para afirmar que Menem dio una vuelta de tuerca entera en cuanto a la orientación política e ideológica.
Alberto Benegas Lynch padre y el liberalismo argentino
En nuestro caso las ideas keynesianas, cepalinas, socialistas, marxistas y estatistas en general fueron poco a poco ocupando espacios, especial aunque no exclusivamente en el ámbito universitario, hasta que se produjo la confrontación y resulta que los supuestos defensores de la sociedad libre no tenían argumentos con lo que el avance del intervencionismo estatal fue arrollador y ocupó gran parte del escenario hasta nuestros días.
Bitcoin, moneda y peso
¿Es creíble que el gobierno logre un dólar a $102 a fin de año? Imposible saberlo, sobre todo en Argentina donde los políticos cambian cada cinco minutos las reglas, del mismo modo que lograron algo impensable, la deflación.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Para el momento: buenos consejos de un psicólogo de fuste
Giovanni Papini y la sed del conocimiento
Guyana le paga un sonoro portazo a Taiwán
Apuntes sobre el gobierno de Carlos Saúl Menem
Una reflexión a propósito de los medios y los gustos de las audiencias

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS