Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
3 ABRIL 2020 | ACTUALIZADO 08:30
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ALBERTO MEDINA MÉNDEZ

Claudicar para triunfar
Foto: Styer.
En política parece inevitable separar el proceso electoral del efectivo ejercicio del poder. Los más pragmáticos sostienen, con bastante evidencia a su favor, que es necesario concentrarse primero en acceder al poder para luego recién soñar con la posibilidad de cambiar la realidad.
Actualizado 28 julio 2015  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Alberto Medina Méndez   
Entusiasmados con esas consigas apelan, sin dudar, al "vale todo", convirtiendo al medio en un fin. Así nacen las frecuentes concesiones que derivan en el ocultamiento premeditado de las convicciones más profundas.

Para los que hacen política, esto no es realmente grave, ni siquiera es demasiado cuestionable. Para ellos, esas son las inmutables reglas de juego vigentes. Si alguien pretende conquistar el trono, deberá recorrer irremediablemente ese sendero, por despiadado y cruel que parezca.

Alcanzar el poder implica someterse a la voluntad popular y a las demandas de una sociedad que establece sus objetivos propios. Son muchos los ciudadanos que entienden que la política debe resolver sus problemas, y pretenden que sus dirigentes se ocupen del tema dándole total prioridad.

No importa si esos programas son justos, razonables o absolutamente inviables. Lo relevante es que serán esos los criterios que definirán los perfiles de los candidatos y sus predecibles alegatos de campaña.

La gente es escéptica y no confía en que la dinámica electoral encamine todo adecuadamente. Pero también sabe, qué ante la falta de alternativas, este es el modo menos ineficiente de influir con su opinión ciudadana.

Los políticos recitan discursos, casi siempre, diciendo lo que la gente quiere escuchar. Contratan encuestas y dialogan con muchos, solo para diseñar un relato que se ajuste afinadamente a los requerimientos de la comunidad, y les permita lograr los votos suficientes para llegar al poder.

Por eso es que rara vez la política realmente lidera. En la inmensa mayoría de los casos lo hace la sociedad, explicitando lo que pretende y es la política la que finalmente promete soluciones a esas exigencias. Los dirigentes son solo meros seguidores, instrumentadores circunstanciales de planteos que la sociedad impone unilateralmente sin participación de la política.

En ese esquema, los políticos solo perfeccionan y mejoran las formas de husmear en las prioridades de la gente, y en vez de "dirigir" el recorrido, solo terminan siendo herramientas descartables de ese atroz proceso.

Tal vez por eso tampoco sean respetables los políticos. La gente sabe que ellos mienten descaradamente, qué dicen solo lo que resulta útil y oportuno, para luego, en el accionar cotidiano, hacer cualquier otra cosa.

Es un juego de una gran hipocresía. La sociedad reclama sobre opinables asuntos, los políticos abandonan sus convicciones y dicen lo que la gente espera. El resultado está a la vista y no merece consideraciones adicionales.

Hay mucho de patético en todo esto. Demasiadas actitudes inapropiadas, bastante de cinismo y, sobre todo, una enorme dosis de inmoralidad. Parece difícil interrumpir este círculo vicioso. Ante la ausencia de un sistema que sea percibido como superador, solo resta esperar que aparezcan líderes con mayúsculas, aunque no existen estímulos suficientes para que ello ocurra.

La llegada al ruedo de personas de honor, preparadas para compartir su visión sin esperar una recompensa electoral en el corto plazo, parece solo una utopía o, en el mejor de los casos, una ingenua expresión de deseos.

Si esos individuos estuvieran en la escena, ciertas ideas podrían prosperar, algunos ciudadanos se cuestionarían sus verdades irrefutables y se aspiraría a que empiece a modificarse lentamente el curso de los acontecimientos.

Lamentablemente, la política está repleta de ansiosos y voraces personajes que solo piensan en términos de inmediatez. Ellos pretenden ocupar cargos pronto y no tienen la paciencia que merece un genuino cambio de rumbo.

A menudo se pueden identificar personas que tienen principios y que podrían administrar el porvenir, pero lo cierto es que frente a un proceso electoral concreto, son muchos los que deciden dejar de lado sus elaborados argumentos para terminar repitiendo lo que la mayoría reclama.

Inexorablemente deciden sucumbir frente a sus ansias de alcanzar la cima y entonces todo vuelve al inicio. Así no se puede construir nada sensato y, menos aún, pedirle a la gente que crea en la política y que participe.

Si el requisito para hacer política es mentir, ser hipócrita y estar dispuesto a arrojar la honra al suelo para abandonar definitivamente las convicciones, no es esperable que "los mejores" quieran ser parte de esta parodia.

Parece ser este el denominador común de todo proceso electoral. O el sistema cambia algún día, vaya a saber gracias a qué extraño mecanismo difícil de imaginar, o aparece mágicamente ese paciente héroe dispuesto a liderar la interrupción de esta pérfida inercia, o se seguirá asistiendo a este triste espectáculo en el que la campaña es solo una secuencia de falsos discursos ajustados a las supuestas demandas de la sociedad.

Mientras tanto, esta pantomima se repetirá hasta el infinito y el montaje solo mostrará, como hasta ahora, una gran farsa en la que un conjunto de dirigentes políticos siguen dispuestos a claudicar para triunfar.


Alberto Medina Méndez

albertomedinamendez@gmail.com
skype: amedinamendez
www.existeotrocamino.com
54 - 0379 - 154602694
Facebook:
www.facebook.com/albertoemilianomedinamendez

Twitter: @amedinamendez
 Otros artículos que te pueden interesar
El Virus Estatista
El cornavirus ha influido en el derrumbe de las economías pues si la gente no puede desempeñar bien sus faenas laborales debido a precauciones y cuarentenas, naturalmente las producciones se resienten.
La inmoralidad, violar los derechos humanos, destruye
Desde que se descubrió el llamado covid- 9 lo más dañado son los principios morales, y esto tendrá un altísimo costo. Derechos humanos básicos como la libertad están siendo violados sistemáticamente y la gente enardecida aplaude como en el circo romano.
Los gobiernos deben actuar, pero el peor virus es el estatismo
El coronavirus ha influido en el derrumbe de las economías, pues si la gente no puede desempeñar bien sus faenas laborales debido a precauciones y cuarentenas, naturalmente las producciones se resienten.
El pánico matará a muchas más personas
En una columna anterior escribí que el pánico es el arma más eficaz de los autoritarios, nubla la mente y provoca reacciones primarias como la violencia.
Defender la libertad es tarea y responsabilidad de todos
Es muy pertinente -y más en los momentos que corren- subrayar la importancia de que cada uno de los adultos (y no digo todos porque como decía Borges "cada uno es una realidad, mientras que todos es una abstracción") asuma la responsabilidad de contribuir a que se lo respete. El respeto recíproco no es algo que provenga de las nubes y caiga automáticamente sobre los humanos.
AHORA EN PORTADA | Ver  
COYUNTURA ECONÓMICA
El déficit público vuelve a aumentar en España

El déficit público en España se había reducido gradualmente entre 2012 hasta 2018 tanto en números absolutos como en proporción del producto interior bruto.
EPIDEMIA DEL COVID-19
¿Cuántas vidas hemos salvado quedándonos en casa ?

En España el número de muertes causadas por el virus SARS-CoV-2 ya roza las 8.500 y los afectados registrados (que no reales) alcanzarán esta semana los 100.000 con toda seguridad.
La artista valenciana Blanca Martí expone en Madrid

La Muestra, comisariada por el también pintor valenciano y artista de larga y reconocida trayectoria, Vicente Colom, se inaugurará este jueves, 5 de marzo, a las 19:30 horas y podrá visitarse hasta el 4 de abril de 2020.
Defender la libertad es tarea y responsabilidad de todos

Es muy pertinente -y más en los momentos que corren- subrayar la importancia de que cada uno de los adultos (y no digo todos porque como decía Borges "cada uno es una realidad, mientras que todos es una abstracción") asuma la responsabilidad de contribuir a que se lo respete. El respeto recíproco no es algo que provenga de las nubes y caiga automáticamente sobre los humanos.
ARCHIVO
JULIO 2015

Claudicar para triunfar

Ver posts de otros meses

FEBRERO 2020 (3 artículos)

DICIEMBRE 2019 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2019 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (4 artículos)

AGOSTO 2019 (3 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

MARZO 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2018 (1 artículos)

AGOSTO 2018 (1 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (1 artículos)

JULIO 2017 (1 artículos)

MAYO 2017 (1 artículos)

ABRIL 2017 (2 artículos)

MARZO 2017 (1 artículos)

FEBRERO 2017 (1 artículos)

ENERO 2017 (2 artículos)

OCTUBRE 2016 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (4 artículos)

AGOSTO 2016 (5 artículos)

JULIO 2016 (4 artículos)

JUNIO 2016 (3 artículos)

MAYO 2016 (5 artículos)

ABRIL 2016 (3 artículos)

MARZO 2016 (5 artículos)

FEBRERO 2016 (3 artículos)

ENERO 2016 (4 artículos)

DICIEMBRE 2015 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (2 artículos)

OCTUBRE 2015 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (3 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

JUNIO 2015 (3 artículos)

MAYO 2015 (3 artículos)

ABRIL 2015 (4 artículos)

MARZO 2015 (4 artículos)

FEBRERO 2015 (3 artículos)

ENERO 2015 (2 artículos)

DICIEMBRE 2014 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (2 artículos)

OCTUBRE 2014 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (4 artículos)

AGOSTO 2014 (4 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (5 artículos)

MAYO 2014 (1 artículos)

ABRIL 2014 (3 artículos)

MARZO 2014 (2 artículos)

FEBRERO 2014 (2 artículos)

ENERO 2014 (3 artículos)

DICIEMBRE 2013 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (4 artículos)

OCTUBRE 2013 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (2 artículos)

AGOSTO 2013 (4 artículos)

JULIO 2013 (1 artículos)

MAYO 2013 (1 artículos)

ABRIL 2013 (1 artículos)

MARZO 2013 (1 artículos)

DICIEMBRE 2008 (1 artículos)

 
La inmoralidad, violar los derechos humanos, destruye
Desde que se descubrió el llamado covid- 9 lo más dañado son los principios morales, y esto tendrá un altísimo costo. Derechos humanos básicos como la libertad están siendo violados sistemáticamente y la gente enardecida aplaude como en el circo romano.
Las actividades online que generan más tráfico web
Con las restricciones de movilidad con motivo de la epidemia del coronavirus, Internet ha reforzado su papel como espacio de ocio. Actividades como chatear o realizar videoconferencias con familia y amigos, leer la prensa, jugar a videojuegos o ver películas y series online nunca han sido tan necesarias para evitar el aburrimiento.
Las apps más descargadas durante el COVID-19
La epidemia del COVID-19 ha obligado a aquellos que viven en los países más afectados a trasladar su actividad laboral y de ocio a las plataformas de Internet y aplicaciones para móviles. El teletrabajo y la sustitución de los encuentros reales con otras personas por llamadas de teléfono y videoconferencia son los ejemplos más claros de este salto de la vida diaria al mundo online.
El pánico matará a muchas más personas
En una columna anterior escribí que el pánico es el arma más eficaz de los autoritarios, nubla la mente y provoca reacciones primarias como la violencia.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
El déficit público vuelve a aumentar en España
El peronismo reitera su destructiva receta, que consiste en que todos vivamos colgados del trabajo del campo
Defender la libertad es tarea y responsabilidad de todos
¿En qué países latinoamericanos hay más casos de coronavirus?
El pánico matará a muchas más personas

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS