Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
24 JULIO 2021 | ACTUALIZADO 00:46
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ALBERTO MEDINA MÉNDEZ

El fruto del vacío ideológico
www.editoriallapaz.org
Alguna gente intenta convertir en virtud aquello que, en realidad, es solo un gran problema.
Actualizado 13 abril 2015  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Alberto Medina Méndez   
Cierta prédica funcional a la política mediocre de este tiempo se ha arraigado con mucha fuerza. Demasiada gente supone que es una ventaja no disponer de una visión ideológica propia y hasta se ufana de esa posición, como si esta fuera inexorablemente la más acertada.

La recurrente profecía del "fin de las ideologías", es solo un ardid diseñado por una dirigencia política mezquina que quiere tener las manos libres para hacer y deshacer a su antojo. Si tuvieran que fijar posturas públicamente, que brinden indicios acerca de su pensamiento, eso los obligaría a actuar en consecuencia. Es por eso que prefieren este vacío categórico, este ámbito completamente versátil, al que decidieron bautizar como "pragmatismo".

Esa teoría sostiene que no es indispensable aferrarse a doctrinas y que las decisiones políticas deben tomarse según lo que convenga en cada momento.

Ese esquema es muy cómodo para hacer lo que sea, en un sentido o en el exactamente opuesto, siempre según los circunstanciales intereses de la casta política, con parámetros tan volátiles como inmorales.

Para que esa perspectiva se imponga como razonable, y al mismo tiempo otorgue cierta sensatez a su accionar, esos políticos e intelectuales, se han ocupado de presentar a las ideologías como un dogma, como algo absolutamente cerrado, que no puede ser debatido de modo alguno.

Si aceptaran que es solo un conjunto de visiones que se sustenta sobre ciertos mínimos principios, su tesis difamadora, su estrategia detractora no tendría tantos adeptos. Para convencer a todos sobre la importancia del pragmatismo precisan oponerse a meros dogmas que no admiten discusión.

Una ideología no es más que un sistema de ideas, que con cierto orden, está regido por profundas convicciones que conforman su columna vertebral. Esas premisas se nutren siempre de valores elevados que son compatibles con la visión individual. Pero su flexibilidad es un ingrediente fundamental, porque las situaciones cotidianas ponen a prueba esa matriz de prioridades y obligan a reordenarlas frente a cada eventualidad.

La dinámica contemporánea que plantea este vaciamiento premeditado de las ideas, en la política y en la sociedad, ha dado nacimiento a un grupo de partidos cuyos proyectos son una enorme incógnita. Eso explica la convivencia en un mismo espacio partidario de personajes tan antagónicos que defienden concepciones diametralmente opuestas. La experiencia reciente muestra a muchos gobernantes de idéntico partido que derogan lo creado por ellos mismos hace no tanto tiempo atrás.

Ese pretendido atributo no es más que una de las causas centrales de tanto desvarío que llevaron al diseño de relatos retorcidos y de una propaganda que solo aspira a engañar a la sociedad para edificar un poder eterno.

Es tiempo de que los ciudadanos se animen a cuestionar ciertas falsas consignas y falacias establecidas. La sociedad tiene el deber de replantearse casi todo, para verificar si no ha caído ingenuamente en la trampa que le propone la política actual, esa a la que solo le interesa el poder y que siente una enorme incomodidad en el mundo de las ideas porque eso la empuja a una labor integral en armonía con un itinerario básicamente consistente.

Los ciudadanos pretenden soluciones concretas, pero al no tener un sistema de ideas seleccionado previamente, cualquier camino les parece interesante, simpático y tentador. Y deambula entonces la comunidad, transitando de un lado a otro sin satisfacer sus anheladas demandas.

Como en la vida misma. Primero se deben escoger los valores que se desean preservar, para luego recién recorrer el sendero predilecto. No se puede avanzar, peregrinando sin trayectoria definida, como en un laberinto infinito, sin encontrar el norte, sin un faro que muestre la luz, sin brújula.

Una ideología es como un mapa. No conduce por sí mismo a ninguna parte, pero se constituye en una guía fundamental, en un orientador vital, en una referencia imprescindible, para saber si lo que se viene haciendo se encuentra en sintonía con los valores esenciales que se predican a diario.

Cuando en los asuntos personales se deben resolver dilemas, se opta de acuerdo a los valores que han sido sostenidos en el tiempo. Y si, por alguna razón, se toman caminos que colisionan con esos paradigmas, mas tarde o más temprano, esas determinaciones hacen demasiado ruido. Es allí desde donde se pueden hacer replanteos y hasta las correcciones del caso, lo que incluye muchas veces el arrepentimiento y las inevitables disculpas.

La política no tiene porque ser diferente. Las sociedades deben primero identificar un sistema de ideas, una escala de valores explicitada, para luego alinearse con esa mirada, exigiendo a los políticos de turno, que solo deberían ser meros representantes, implementadores de esas resoluciones.

Por fastidioso que le resulte a muchos, es hora de tener definiciones más concretas. Si se espera que la política sea la proveedora de los cambios, la herramienta primordial para lograr las transformaciones que la sociedad pretende, primero habrá que definir rumbos y eso implica tomar decisiones.

Tal vez Séneca tenía razón cuando decía, en aquella cita que se le atribuye, que "Ningún viento será bueno para quien no sabe a qué puerto se encamina". Esta frase describe como un retrato cruel a esta sociedad abúlica, intelectualmente perezosa, cívicamente apática, que no está dispuesta a la autocrítica oportuna y adecuada sobre su proceder cotidiano, ni tampoco se encuentra preparada para asumir su elevada cuota de responsabilidad respecto de lo que sucede.

Lo que hoy se vive, no es más que la esperable consecuencia de una modalidad que ha sido deliberadamente elegida por la sociedad. Desentenderse de lo que ocurre no parece ser la mejor receta. Este presente no es más que el efecto predecible de una actitud premeditada. Es solo el fruto del vacío ideológico. 
 
 Otros artículos que te pueden interesar
Algunas elaboraciones acerca de la maldad
El deseo deliberado de hacer mal a los otros sólo puede corregirse a través de la educación, con la trasmisión de valores conducentes al respeto recíproco
Judeofobia y 27 años de impunidad
27 años del ataque terrorista a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) el 18 de julio de 1994, acto de barbarie que continúa en la impunidad.
Los continuos privilegios de la nueva clase política sudamericana
La populista clase política latinoamericana se considera "privilegiada", superior entonces a todos los demás. Ella es la nueva "clase dominante" de la región, lo que cada vez está más claro.
Carta abierta a Miguel Díaz-Canel, Presidente de Cuba
"El estallido social se veía venir. El Movimiento San Isidro y la canción Patria y Vida fueron los puntos de inflexión".
En la Argentina, la propiedad privada está en jaque
Es de gran importancia percatarse de que la lesión al derecho de propiedad perjudica a todos, pero muy especialmente a los más vulnerables.
AHORA EN PORTADA | Ver  
OPINIÓN PÚBLICA
¿Deberían celebrarse los Juegos Olímpicos en 2021?

En medio del temor a un nuevo brote de COVID-19 y a las nuevas variantes del virus, el pueblo japonés se muestra firmemente en contra de los Juegos de Tokio, cuya organización parece priorizar los intereses comerciales sobre las preocupaciones de salud pública.
ASEQUIBILIDAD DE INTERNET
De 33 horas a siete minutos: ¿cuánto hay que trabajar para pagar Internet?

Los nigerianos tendrían que trabajar más de 33 horas al mes con un sueldo medio para poder pagar el contrato de banda ancha mensual más barato disponible en el país.
OLIMPÍADAS 2021
¿Qué países latinoamericanos ganaron más medallas olímpicas?

Cuba domina el ranking de países con más medallas olímpicas de América Latina.
MÚSICA
Los géneros musicales que el mundo está escuchando

Sudáfrica figura como el líder en consumo de música urbana (hip hop, R&B, etc.) con el 57% de los oyentes de contenidos musicales digitales escuchando este tipo de género.
Algunas elaboraciones acerca de la maldad

El deseo deliberado de hacer mal a los otros sólo puede corregirse a través de la educación, con la trasmisión de valores conducentes al respeto recíproco
ARCHIVO
ABRIL 2015

La etapa de los eufemismos

El fruto del vacío ideológico

Las paradojas del impuesto a las ganancias

Solo les importa el costo político

Ver posts de otros meses

ABRIL 2020 (1 artículos)

FEBRERO 2020 (3 artículos)

DICIEMBRE 2019 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2019 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (4 artículos)

AGOSTO 2019 (3 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

MARZO 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2018 (1 artículos)

AGOSTO 2018 (1 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (1 artículos)

JULIO 2017 (1 artículos)

MAYO 2017 (1 artículos)

ABRIL 2017 (2 artículos)

MARZO 2017 (1 artículos)

FEBRERO 2017 (1 artículos)

ENERO 2017 (2 artículos)

OCTUBRE 2016 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (4 artículos)

AGOSTO 2016 (5 artículos)

JULIO 2016 (4 artículos)

JUNIO 2016 (3 artículos)

MAYO 2016 (5 artículos)

ABRIL 2016 (3 artículos)

MARZO 2016 (5 artículos)

FEBRERO 2016 (3 artículos)

ENERO 2016 (4 artículos)

DICIEMBRE 2015 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (2 artículos)

OCTUBRE 2015 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (3 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

JUNIO 2015 (3 artículos)

MAYO 2015 (3 artículos)

ABRIL 2015 (4 artículos)

MARZO 2015 (4 artículos)

FEBRERO 2015 (3 artículos)

ENERO 2015 (2 artículos)

DICIEMBRE 2014 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (2 artículos)

OCTUBRE 2014 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (4 artículos)

AGOSTO 2014 (4 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (5 artículos)

MAYO 2014 (1 artículos)

ABRIL 2014 (3 artículos)

MARZO 2014 (2 artículos)

FEBRERO 2014 (2 artículos)

ENERO 2014 (3 artículos)

DICIEMBRE 2013 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (4 artículos)

OCTUBRE 2013 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (2 artículos)

AGOSTO 2013 (4 artículos)

JULIO 2013 (1 artículos)

MAYO 2013 (1 artículos)

ABRIL 2013 (1 artículos)

MARZO 2013 (1 artículos)

DICIEMBRE 2008 (1 artículos)

 AMÉRICA
¿Qué países latinoamericanos ganaron más medallas olímpicas?
Cuba domina el ranking de países con más medallas olímpicas de América Latina.
Los continuos privilegios de la nueva clase política sudamericana
La populista clase política latinoamericana se considera "privilegiada", superior entonces a todos los demás. Ella es la nueva "clase dominante" de la región, lo que cada vez está más claro.
Uruguay y Chile, líderes en vacunación contra el coronavirus
Hasta el 14 de julio de 2021, Uruguay logró aplicar al menos una dosis a 70 ciudadanos de cada 100, mientras que Chile lo hizo con 69,5 personas sobre 100
América Latina, tierra de oportunidades para el capital de riesgo
En el segundo trimestre de 2021, las empresas tecnológicas con sede en Latinoamérica lograron atraer nada menos que 7.200 millones de dólares estadounidenses en inversiones de capital riesgo, más de tres veces lo recaudado entre enero y marzo de este año,
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Diversidad en los emojis, una deuda aún no saldada
Los continuos privilegios de la nueva clase política sudamericana
Continúa la carrera por la Luna
Empresarios incoherentes: la disonancia cognitiva
Las páginas de reservas turísticas más usadas en España

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS