Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
24 NOVIEMBRE 2017 | ACTUALIZADO 16:08
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
OSCAR ORTIZ ANTELO

Bolivia: Silenciar a los medios
El Gobierno de Bolivia ha acusado al periódico Página Siete de defender intereses chilenos, argumentando que el presidente del directorio tiene como cuñada a una diputada chilena y que el director del periódico tiene una familiar como funcionaria del consulado de Chile en La Paz.
Actualizado 21 agosto 2013  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Oscar Ortiz Antelo   
Estas declaraciones, impropias de una autoridad que debe velar por el respeto a los derechos de las personas, son un pretexto para descalificar y amedrentar a un medio de comunicación que, por asumir una posición independiente, es tildado como opositor al Gobierno del Movimiento Al Socialismo.

De esta forma, se busca linchar moralmente a quien se percibe como disidente del pensamiento hegemónico que se pretende imponer en Bolivia y se atenta contra la libertad de prensa, una de las libertades fundamentales de toda sociedad democrática. Denigrar a las personas por las relaciones de parentesco que tuviesen o por las ocupaciones laborales que desempeñasen sus familiares es un abuso que viola las garantías y derechos de los que debe gozar todo ciudadano en un Estado democrático.

Se pretende controlar la información que reciben los ciudadanos, silenciando los problemas del Gobierno y resaltando sus pretendidas virtudes. Este proceso avanza sostenidamente en Bolivia; limita la libertad de expresión, provoca autocensura en muchos medios y afecta sustancialmente las condiciones que permitirían un debate abierto, libre y plural sobre los principales asuntos públicos de la sociedad boliviana.

La multiplicación de medios estatales, como las radios comunitarias financiadas por Chávez; un presupuesto de publicidad estatal que suma la propaganda de empresas públicas, ministerios, servicios nacionales y una infinidad de entidades públicas, convirtiendo al Gobierno en un cliente imprescindible para la sobrevivencia económica de los medios; una nueva ley de telecomunicaciones, que establece la próxima caducidad de las frecuencias electromagnéticas, y las presiones que se habrían ejercido sobre propietarios de medios para que vendan sus empresas a inversionistas desconocidos, que asumen líneas informativas y editoriales afines al oficialismo, definen una estrategia que ha reducido significativamente las opciones del ciudadano para acceder a información libre.

La opinión pública debe discernir qué medios independientes quedan para informarse a través de ellos, apoyarlos y defenderlos

Expresidente del Senado
Twitter: @OscarOrtiz

 Otros artículos que te pueden interesar
Bástate con mi gracia
Chile, la noche de la "no sorpresa"
Los tribunales franceses condenan a un enriquecido político africano
Post Production Life
Mariquita Sánchez, la precursora
AHORA EN PORTADA | Ver  
Chile, la noche de la "no sorpresa"
Barcelona se queda sin la Agencia Europea del Medicamento
El mapa del crimen en América Latina
Post Production Life
Bástate con mi gracia
ARCHIVO
ABRIL 2012

Bolivia: Tipnis, palo y zanahoria

Democracia, ser o no ser

Ciudades, desarrollo y bienestar

Qué es un Estado fuerte

Ver posts de otros meses

ENERO 2017 (1 artículos)

MAYO 2015 (1 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (2 artículos)

MAYO 2014 (2 artículos)

ABRIL 2014 (2 artículos)

MARZO 2014 (3 artículos)

FEBRERO 2014 (1 artículos)

ENERO 2014 (2 artículos)

DICIEMBRE 2013 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (2 artículos)

OCTUBRE 2013 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (1 artículos)

AGOSTO 2013 (2 artículos)

JULIO 2013 (2 artículos)

JUNIO 2013 (3 artículos)

MAYO 2013 (4 artículos)

ABRIL 2013 (3 artículos)

MARZO 2013 (2 artículos)

FEBRERO 2013 (3 artículos)

ENERO 2013 (2 artículos)

DICIEMBRE 2012 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (3 artículos)

OCTUBRE 2012 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (3 artículos)

AGOSTO 2012 (4 artículos)

JULIO 2012 (4 artículos)

JUNIO 2012 (5 artículos)

MAYO 2012 (3 artículos)

ABRIL 2012 (4 artículos)

MARZO 2012 (4 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (4 artículos)

DICIEMBRE 2011 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (4 artículos)

OCTUBRE 2011 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (4 artículos)

JULIO 2011 (4 artículos)

JUNIO 2011 (4 artículos)

MAYO 2011 (4 artículos)

ABRIL 2011 (2 artículos)

MARZO 2011 (2 artículos)

FEBRERO 2011 (3 artículos)

ENERO 2011 (2 artículos)

DICIEMBRE 2010 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (2 artículos)

OCTUBRE 2010 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (3 artículos)

AGOSTO 2010 (4 artículos)

JULIO 2010 (3 artículos)

JUNIO 2010 (4 artículos)

MAYO 2010 (3 artículos)

JUNIO 2009 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (1 artículos)

 BOLIVIA
Evo Morales y los suyos se aferran al poder
Evo Morales preocupa al sector privado boliviano
¿Qué dignidad?
Al parecer el concepto que Evo Morales tiene de dignidad consiste en insultar a Estados Unidos y a dignatarios de Estado que no son de su agrado.
¿Qué hace bien el estado?
En Bolivia existen dos áreas donde la intervención del Estado es prácticamente insustituible y hacen a su esencia: defensa y justicia.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Irán cruzó la "línea roja" y su juego se revela al mundo
El síndrome del tercermundismo
Chile, la noche de la "no sorpresa"
Un año sin Fidel
La mezquita donde asistía el terrorista de Nueva York y Linda Sarsour

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS