Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
21 FEBRERO 2020 | ACTUALIZADO 07:20
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
EMILIO J. CÁRDENAS

El acoso al sector rural argentino, en cifras
Cuando el sector rural argentino todo de pronto se "plantara", saliendo a protestar a las calles y rutas del país, contra la política kirchnerista que había decidido expoliarlo quedándose con su renta, quizás no imaginó -en toda su tremenda dimensión- los castigos de toda índole que a partir de entonces recibiría por ser: "opositor".
Actualizado 4 febrero 2013  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Emilio J. Cárdenas   
Cuando se cumple un quinquenio del referido conflicto, hay algunas cifras fuertes, que muestran una dura realidad: la decisión no escrita, pero real, de postergarlo y castigarlo, todo lo posible. Sin importar nada que el sector sea el más dinámico y el que tiene, lejos, mayor competitividad y productividad en la economía argentina. Ni que el mundo demande cada vez más alimentos, como parece haber descubierto, tarde, la presidenta en su reciente gira por Asia.
 
Hasta no hace mucho, la Argentina era considerada el “granero del mundo”. En los últimos ocho años ha dado -conscientemente- la espalda al mundo entero y ahora apenas parece un pequeño granero de ella misma. La política ha maniobrado con un solo objetivo, populista y demagógico: el de generar precios bajos para el consumo interno. Achicando, sin el menor empacho, al sector y al país todo.
 
Veamos la realidad, tal cual es. Desnuda. Chocante.
 
Como lo acaba de demostrar un oportuno estudio económico de la Sociedad Rural Argentina (publicado en su excelente revista del mes de diciembre de 2012), la cadena agroindustrial argentina hace un aporte de divisas que siempre es esencial para la economía argentina. En el primer semestre de 2012 solamente, el sector produjo un superávit de divisas del orden de los 19.600 millones de dólares. Ello posibilitó, explica la Sociedad Rural Argentina, cubrir el déficit de divisas -sumado- de los sectores químicos, automotriz, textil y metalúrgico argentinos, que -conjuntamente- usan el 28% del superávit de divisas generado por el campo. En los últimos dos años, ese superávit del campo permitió, asimismo, cubrir el creciente déficit energético del país que equivale al 8% del superávit de divisas que genera el campo. A todo lo que debe sumarse la contribución esencial del agro al llamado “des-endeudamiento” argentino (en rigor, al pago de la deuda externa acumulada) que ha sido cubierto con el 11% del superávit de divisas generado por el campo.
 
En paralelo, gracias al duro “cepo cambiario” argentino, los exportadores de productos del agro reciben un dólar, en pesos, equivalente a $3,2. Esto además de tener que pagar impuestos a la exportación (créase o no), porque esto y no otra cosa son las llamadas “retenciones”, instrumento central de una política suicida respecto del sector agropecuario.
 
Para la soja argentina, en particular, el dólar es -escandalosamente- apenas de $1,01. Para el trigo, es de $ 0,95 y para la carne, de $1,05.
 
Mientras tanto, el dólar oficial está a $4,96 y el del mercado “libre” a $ 7,43. La enorme disparidad apuntada habla por sí misma.
 
La pérdida de competitividad es inevitable y la de los mercados tradicionales, también. A ello debe agregarse el desequilibrante impacto de la inflación, que ya supera el 25% anual. Devastador, del lado de los costos de producción. Si los precios de los productos del agro de pronto cayeran en el mercado internacional, la demolición del agro argentino, en curso, se aceleraría.
 
 El caso particular de la carne argentina, considerada como una de las mejores del mundo si hablamos de calidad, es absolutamente paradigmático.
 
Las restricciones a la importación y los controles de precios han llevado a la Argentina del tercer puesto en el ranking mundial de los exportadores de carne que ocupaba en el 2005, al décimo, en la actualidad. Este año Argentina exportará apenas unas 180.000 toneladas de carne. Uruguay, país que es 15 veces más chico que la Argentina, exportará unas 375.000 toneladas. Más del doble, queda visto. Y su nivel de vida interno es ahora -además- mejor que el argentino. Paraguay, por su parte, exportará unas 225.000 toneladas.
 
En alguna parte, la caída del volumen de las exportaciones de carne argentina se compensa con la suba de precios internacionales de la carne. Eso, claro está, también beneficia a Uruguay y Paraguay y hace que ahora la distancia de ambos respecto de la Argentina sea aún más importante.
 
Como si ello fuera poco, el peso argentino perdió un 12,5% de su valor frente al dólar en los últimos 12 meses. Para el campo argentino, todo hace agua. Por donde se lo mire. Salvo en su fe inquebrantable y vocación de trabajo.
 
Lo más grave es que las medidas populistas para la carne no lograron siquiera su equivocado cometido político. Pese al costo de lo sucedido, que recae sobre los hombros de la nación toda. El precio doméstico de la carne aumentó, el año pasado solamente, un 20% y el consumo de carne bovina que hasta no hace mucho era de 63 kilos por habitante y por año, es ahora de 57 kilos. Todo compone un gigantesco fracaso, del que nadie se hace responsable, en medio de un “relato” oficial fantasioso, de espaldas a la verdad.
 
Las economías regionales también sufrieron. Mucho, como veremos enseguida con un solo pero importante ejemplo. No sólo se perjudicó a los presuntos “oligarcas”, entonces, en la mitología kirchnerista. Se ha lastimado a todos.
 
Por ejemplo: en el caso de los productores de fruta del valle del Río Negro, en la Patagonia. El retraso cambiario ha hecho verdaderos estragos entre ellos. Las ventas a los mercados europeos se desplomaron. Las manzanas, en particular, fueron las frutas que más sintieron el golpe. En los últimos siete años, sus ventas a Europa cayeron un 63%. La de las peras, un 34%.
 
En los nueve años de gestión K, las ventas de fruta al Viejo Continente cayeron un 70%, en promedio. Un desastre de proporciones, ya inocultable. Menos ingresos de divisas, entonces. Cesión de mercados tradicionales a otros exportadores, como los chilenos. Y exceso de oferta en el mercado interno. Desde el 2005 a hoy, los costos argentinos de producción de fruta aumentaron, en dólares, un 160%, contra el 68%, que fue la devolución del peso contra el dólar en ese mismo período. De locos. Los gastos de cosecha de fruta, por su parte, crecieron un 250%. El Valle del Río Negro se asoma, una vez más, a la crisis. Como ocurriera en el 2001. Así de grave.
 
Hasta aquí los hechos, en algunas de las múltiples dimensiones en que el kirchnerismo está destrozando al agro argentino. Triste, como realidad. Pero es así. Es lamentable y da mucha pena. Por el engaño consumado, por el que los argentinos habrán de pagar un precio caro. Tarde o temprano.
 
 
Emilio J. Cárdenas
Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.
 Otros artículos que te pueden interesar
Argentina: Un sistema previsional que precisa reformas
El país viene arrastrando este problema desde hace décadas. Frente a la inacción premeditada y a los groseros errores que agravaron el cuadro todo ha colapsado. Solo sobrevive en base a eternos subsidios y mentiras absolutas.
La esperanza es la juventud alberdiana
El peronismo desde su nacimiento hasta 1955, fue un sistema colectivista similar al fascismo italiano. Perón vio, personalmente en Italia, cómo funcionaba en su lugar de origen y lo adaptó a nuestra Patria. Destrozó al sistema que hizo conocer a la Argentina en el mundo, como uno de los países más prósperos del planeta.
¿Quién daña más al mercado, Warren Buffet o Marx?
En fin, Buffett mostrando su ignorancia asegura que la brecha entre ricos y pobres es una "consecuencia del mercado" y propone incrementar las ayudas estatales
¿Coronavirus? ¿Y el hambre, causado por el Estado?
Después de semanas con este nuevo virus, los muertos no llegan a mil. Es una gran pena y ojalá encuentren una solución rápidamente. Pero el hambre es la mayor pandemia global. Mueren unas 24.000 personas ¡cada día! por causas relacionadas con la falta de alimentos. Por suerte, ha disminuido desde las 41.000 personas al día que morían hace veinte años.
La autocrítica que deberíamos hacer los liberales
​​​​​​​Nada se gana con detenidas elaboraciones sobre política monetaria, fiscal o laboral ni sobre la relevancia de marcos institucionales compatibles con la protección a los derechos si previamente no se ha entendido la base de la libertad.
AHORA EN PORTADA | Ver  

La brecha salarial en España

La diferencia de salario entre hombres y mujeres era del 21,9% en 2017, cifra prácticamente idéntica a diez años atrás, justo en el año en el que empezó la crisis económica, en 2008.
NUEVOS IMPUESTOS EN ESPAÑA
Los países con los impuestos más competitivos

El think thank estadounidense Tax Foundation publica anualmente un ranking con los países con los sistemas impositivos más atractivos.
DÍA INTERNACIONAL DE LA LENGUA MATERNA
¿En qué país hay más hispanohablantes?

El español es el segundo idioma con más hablantes nativos gracias a sus 483 millones de personas que lo utilizan a nivel materno, cifra solo superada en el mundo por el chino mandarín.
¿Coronavirus? ¿Y el hambre, causado por el Estado?

Después de semanas con este nuevo virus, los muertos no llegan a mil. Es una gran pena y ojalá encuentren una solución rápidamente. Pero el hambre es la mayor pandemia global. Mueren unas 24.000 personas ¡cada día! por causas relacionadas con la falta de alimentos. Por suerte, ha disminuido desde las 41.000 personas al día que morían hace veinte años.
ARCHIVO
FEBRERO 2013

La Unión Europea no negociará con el Mercosur sin Paraguay

La "democratización" de la justicia ecuatoriana

Uruguay se atrasa en materia de libertad económica

El acoso al sector rural argentino, en cifras

Ver posts de otros meses

FEBRERO 2020 (4 artículos)

DICIEMBRE 2019 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (8 artículos)

OCTUBRE 2019 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (8 artículos)

AGOSTO 2019 (5 artículos)

JULIO 2019 (7 artículos)

JUNIO 2019 (6 artículos)

MAYO 2019 (6 artículos)

ABRIL 2019 (4 artículos)

MARZO 2019 (5 artículos)

FEBRERO 2019 (4 artículos)

ENERO 2019 (5 artículos)

DICIEMBRE 2018 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (4 artículos)

OCTUBRE 2018 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (4 artículos)

AGOSTO 2018 (7 artículos)

JULIO 2018 (5 artículos)

JUNIO 2018 (4 artículos)

MAYO 2018 (6 artículos)

ABRIL 2018 (4 artículos)

MARZO 2018 (4 artículos)

FEBRERO 2018 (6 artículos)

ENERO 2018 (3 artículos)

DICIEMBRE 2017 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (2 artículos)

OCTUBRE 2017 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (4 artículos)

AGOSTO 2017 (5 artículos)

JULIO 2017 (4 artículos)

JUNIO 2017 (4 artículos)

MAYO 2017 (5 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (7 artículos)

FEBRERO 2017 (5 artículos)

ENERO 2017 (4 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (5 artículos)

OCTUBRE 2016 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (6 artículos)

JULIO 2016 (5 artículos)

JUNIO 2016 (7 artículos)

MAYO 2016 (4 artículos)

ABRIL 2016 (5 artículos)

MARZO 2016 (5 artículos)

FEBRERO 2016 (4 artículos)

ENERO 2016 (4 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (4 artículos)

AGOSTO 2015 (5 artículos)

JULIO 2015 (4 artículos)

JUNIO 2015 (5 artículos)

MAYO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (4 artículos)

MARZO 2015 (5 artículos)

FEBRERO 2015 (5 artículos)

ENERO 2015 (4 artículos)

DICIEMBRE 2014 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (4 artículos)

OCTUBRE 2014 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (6 artículos)

AGOSTO 2014 (6 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (7 artículos)

MAYO 2014 (5 artículos)

ABRIL 2014 (7 artículos)

MARZO 2014 (6 artículos)

FEBRERO 2014 (4 artículos)

ENERO 2014 (4 artículos)

DICIEMBRE 2013 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (4 artículos)

OCTUBRE 2013 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (4 artículos)

AGOSTO 2013 (4 artículos)

JULIO 2013 (5 artículos)

JUNIO 2013 (4 artículos)

MAYO 2013 (4 artículos)

ABRIL 2013 (6 artículos)

MARZO 2013 (5 artículos)

FEBRERO 2013 (4 artículos)

ENERO 2013 (5 artículos)

DICIEMBRE 2012 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (4 artículos)

OCTUBRE 2012 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (4 artículos)

AGOSTO 2012 (5 artículos)

JULIO 2012 (4 artículos)

JUNIO 2012 (5 artículos)

MAYO 2012 (4 artículos)

ABRIL 2012 (5 artículos)

MARZO 2012 (4 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (5 artículos)

DICIEMBRE 2011 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (5 artículos)

OCTUBRE 2011 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (2 artículos)

JULIO 2011 (3 artículos)

JUNIO 2011 (4 artículos)

MAYO 2011 (5 artículos)

ABRIL 2011 (4 artículos)

MARZO 2011 (4 artículos)

FEBRERO 2011 (4 artículos)

ENERO 2011 (3 artículos)

DICIEMBRE 2010 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (2 artículos)

OCTUBRE 2010 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (4 artículos)

AGOSTO 2010 (4 artículos)

JULIO 2010 (5 artículos)

JUNIO 2010 (5 artículos)

MAYO 2010 (4 artículos)

ABRIL 2010 (4 artículos)

MARZO 2010 (5 artículos)

FEBRERO 2010 (4 artículos)

ENERO 2010 (6 artículos)

DICIEMBRE 2009 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (4 artículos)

OCTUBRE 2009 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (5 artículos)

AGOSTO 2009 (2 artículos)

JULIO 2009 (4 artículos)

JUNIO 2009 (3 artículos)

MAYO 2009 (4 artículos)

ABRIL 2009 (3 artículos)

MARZO 2009 (4 artículos)

FEBRERO 2009 (4 artículos)

ENERO 2009 (5 artículos)

DICIEMBRE 2008 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (5 artículos)

OCTUBRE 2008 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2008 (4 artículos)

AGOSTO 2008 (4 artículos)

JULIO 2008 (4 artículos)

JUNIO 2008 (4 artículos)

MAYO 2008 (5 artículos)

ABRIL 2008 (3 artículos)

MARZO 2008 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2006 (1 artículos)

 ARGENTINA
Argentina: Un sistema previsional que precisa reformas
El país viene arrastrando este problema desde hace décadas. Frente a la inacción premeditada y a los groseros errores que agravaron el cuadro todo ha colapsado. Solo sobrevive en base a eternos subsidios y mentiras absolutas.
La esperanza es la juventud alberdiana
El peronismo desde su nacimiento hasta 1955, fue un sistema colectivista similar al fascismo italiano. Perón vio, personalmente en Italia, cómo funcionaba en su lugar de origen y lo adaptó a nuestra Patria. Destrozó al sistema que hizo conocer a la Argentina en el mundo, como uno de los países más prósperos del planeta.
Argentina: El falso dilema de la deuda estatal
El relato político siempre se ocupa de aprovechar al máximo los temas del momento y asignarle magnitudes que suelen estar bastante alejadas de la realidad.
Un país que gira en círculos
Argentina no encuentra el rumbo. Esta inagotable secuencia de errores tiene décadas y parece no encontrar una ruta que permita iniciar el recorrido del camino del éxito sostenido.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Perú quedó muy fraccionado luego de las recientes elecciones
Una corajuda mujer procura liberar a Bolivia de la corrupción
Sergueï Lavrov, el eterno canciller ruso
Argentina: la expoliación del campo, vuelve a ser utilizada
La autocrítica que deberíamos hacer los liberales

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS