Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
27 JULIO 2021 | ACTUALIZADO 18:22
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ALBERTO BENEGAS LYNCH (H)

¿Son determinantes los números fiscales?
Se observa a diario que no solo las revistas especializadas, sino los noticiosos televisivos, en programas radiales, los periódicos y hasta las conversaciones sociales giran en torno a indicadores coyunturales: el humor de los gobernantes, anécdotas y trascendidos políticos de pasillo, la inseguridad, los montos de las exportaciones, la falta de justicia, la evolución del turismo, ...
Actualizado 12 julio 2012  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Alberto Benegas Lynch (h)   
... manipulaciones en el tipo de cambio, el volumen de los depósitos, la marcha de la industria automotriz, los vericuetos de la construcción, el gasto, la deuda y el déficit públicos, el desempleo, la corrupción, desajustes actuariales en sistemas estatales de pensiones, la inflación, las operaciones en el mercado inmobiliario, la venta de electrodomésticos, las reservas netas de la banca central, las proyecciones del producto bruto y demás datos del momento, cifras, ratios y evaluaciones que prácticamente ahogan toda otra consideración sobre el fondo de los problemas.

Tal vez convenga hacer un alto en el camino y mirar las cosas con otra perspectiva y preguntarnos si realmente la raíz del problema son los antedichos guarismos o estos son meras consecuencias y efectos circunstanciales de algo de mucho mayor calado.

Veamos el asunto despacio. Lo primero es concluir que el ser humano necesita operar sin cortapisas en base a sus potencialidades en busca de sus personalísimos caminos, respetando iguales posibilidades de otros. El libre albedrío es lo que caracteriza al hombre y lo diferencia del resto de las especies conocidas. Rebajarlo a la condición de oveja que obedientemente sigue los pasos de la majada bajo la dirección de un omnipotente y omnisciente pastor lo degrada, humilla, pervierte y empobrece en grado superlativo.

Entonces, si la vida misma y la definición del ser humano estriba en su libertad y consiguiente responsabilidad, las imposiciones y el uso de la fuerza agresiva lo cosifican y asfixian el eje central de su dignidad. No es entonces una cuestión de contar con pan y circo aunque lo uno y lo otro se vayan evaporando como resultado del autoritarismo, se trata de algo de categoría más elevada de lo cual depende lo demás. Liberar las energías creativas permite mejores niveles de vida pero el punto de partida no es lo crematístico sino el oxígeno vital de la libertad. En múltiples ocasiones he citado un pensamiento de Alexis de Tocqueville tomado de su obra The Old Regime and the French Revolution que ahora vuelvo a reproducir debido a su notable sabiduría: “De hecho, aquellos que valoran la libertad por los beneficios materiales que ofrece nunca la han mantenido por mucho tiempo […] El hombre que le pide a la libertad más que ella misma, ha nacido para ser esclavo”.

Supongamos que fuera posible que un régimen totalitario pudiera hacer que todos sus súbditos fueran millonarios, de que sirve si nadie puede elegir los contenidos de los colegios de sus hijos, si no hay justicia, si se retiene el fruto de sus trabajos para propósitos con los que no concuerdan, si se destruye la moneda, si los medios de comunicación están amenazados o en manos del oficialismo, si no se puede ahorrar en los activos que se desean, si el comercio exterior está estatizado, si se obliga a subsidiar actividades que no se estiman prioritarias, si las cargas tributarias siempre son crecientes, si no hay, en fin, seguridad para la propiedad ni para las personas. ¿De que sirven los millones si lo esencial se ha perdido? Más aun, como se ha puntualizado, a la postre, una y otra vez se pone en evidencia que, además, la manía planificadora y estatista termina por reducir los ingresos de todos menos los de los megalómanos en el poder que se enriquecen a costa de los gobernados.

No se trata de abandonar las referencias estadísticas respecto a lo que sucede, se trata más bien de no perder de vista lo vital y crucial en nuestras vidas. Paradójicamente, se suele desdeñar y menospreciar las referencias a la bendición de la libertad estimándolas como disquisiciones “filosóficas” en un sentido peyorativo, mientras que las cifras del producto bruto y semejantes serían manifestaciones de “practicidad” con lo que evidentemente se pretende poner el carro delante de los caballos confundiéndose causas con consecuencias.

Wilhelm Röpke ha escrito en su obra traducida al castellano con el título de Más allá de la oferta y la demanda que “La diferencia entre una sociedad abierta y una sociedad autoritaria no se basa en que en la primera haya más hamburguesas y heladeras. Se trata de sistemas éticos-institucionales opuestos. Si se pierde la brújula en el campo de la ética, además, entre muchas otras cosas, nos quedaremos sin hamburguesas y sin heladeras”.

Antes he consignado que el hombre no puede dejar de ser libre en el sentido de que se ve impelido a tomar decisiones. Si, así es, paradójicamente se ve forzado a ser libre. No puede renunciar a su naturaleza, no puede convertirse en un avión ni en una lapicera, es un ser humano y como tal debe decidir constantemente entre diversos cursos de acción. Incluso cuando decide quedarse quieto está eligiendo, prefiriendo y optando. También cuando delega sus decisiones en otro, está revelando su libertad. En resumen, el ser humano es libre a pesar suyo. Ahora bien, esa libertad puede ser ancha como un campo abierto o puede convertirse en un sendero estrecho, angosto y oscuro en el que apenas se pasa de perfil. Lo uno o lo otro dependen de que los hombres entre si no restrinjan la libertad del prójimo por la fuerza. No dejamos de ser libres porque no podemos volar por nuestros propios medios, ni dejamos de gozar de la libertad porque no podemos dejar de sufrir las consecuencias al cometer actos estúpidos, ni somos menos libres debido a que no podemos desafiar las leyes de gravedad ni las ineludibles leyes biológicas. Solo tiene sentido la libertad en el contexto de las relaciones sociales y, como queda dicho, se disminuye cuando otros hombres se interponen recurriendo a la violencia.

Se necesita prestar mucha más atención a los fundamentos de la libertad, es decir, a la razón misma que caracteriza la existencia del ser humano. No es cuestión de dejarse envolver en estadísticas y perder de vista la dirección hacia lo propiamente humano. Hace mucha falta repasar el significado y la trascendencia de la libertad y no distraerse con fuegos de artificio, lo cual no solo es contraproducente, sino que se corre el riesgo de perder el rumbo. Y no es cuestión de rendirle obligado, superficial y desteñido tributo a la libertad mientras las faenas cotidianas van en otro sentido. Muy acertado está Anthony de Jasay cuando escribe que “Amamos la retórica y la palabrería de la libertad a la que damos rienda suelta más allá de la sobriedad y el buen gusto, pero está abierto a serias dudas si realmente aceptamos el contenido sustantivo de la libertad”.

De tanto descuido de lo principal por lo accesorio termina por olvidarse el motivo esencial de lo que se hace, lo cual me recuerda un cuento de Hans Christian Andersen en el que un fulano concentrado en el adorno de su casa abandonó la atención a los cimientos por lo que a poco andar se le desplomó la vivienda. Revisar los cimientos en nuestro caso significa, por ejemplo, estudiar, entender y difundir el significado de la propiedad privada como institución vital de una sociedad abierta. Estar atento a la calidad de los cimientos es no dar nada por sentado en cuanto a los fundamentos filosóficos, éticos, jurídicos y económicos de la convivencia civilizada.

El concepto que venimos elaborando en cuanto a distinguir lo principal de lo accesorio es lo que hace que el premio Nobel en Economía James M. Buchanan se declare alejado de la coyuntura y escriba en Freedom in Constitutional Contract que “Mi rol como cientista social-cum-filósofo es abrirme paso en la jungla que describe las percepciones de la realidad para introducir orden conceptual. Este esfuerzo tiene un propósito dual de proveer un mejor entendimiento de lo que observamos y dejar sentado algunas bases para su mejoramiento. Tal como personalmente concibo este rol, la productividad social del análisis abstracto es alta”.

Todos estamos interesados en que se nos respete, por ende, todos tenemos la obligación de contribuir al estudio, la difusión, el sostenimiento y la manutención de la sociedad abierta. De lo contrario, será como el soneto que escribió Albrecht Haushofer en su prisión por reaccionar contra Hitler cuando ya era demasiado tarde, después de haber distraído con nimiedades y datos inconducentes los crímenes nazis como profesor de coyuntura histórica en el Instituto Alemán de Política:
 
“Me acusa el corazón de negligente/ por haberme dormido la conciencia/ y engañarme a mi mismo y a la gente/ por sentir la avalancha de inclemencia/ y no dar voz de alarma claramente”.
 
Fue ejecutado de un tiro en el cuello por un oficial de la SS.
 Otros artículos que te pueden interesar
El Che Guevara, mi primo
El Che y sus pestilentes continuadores se arrogan la facultad de manejar a su capricho la vida y el fruto del trabajo ajeno en una demostración de una mezcla diabólica de ignorancia, malicia y soberbia sin parangón.
Sobre el pionero de las instituciones liberales
Leonard E. Read fue el fundador de la Foundation for Economic Education, una entidad dedicada a la difusión de los valores del liberalismo clásico
Emiratos Árabes Unidos e Israel: acuerdos de seguridad, pero también importantes convenios sobre alimentos y agua
Ambos países han avanzado en varios proyectos a partir de la reciente apertura de la embajada emiratí en Tel Aviv. Los acuerdos bilaterales ya concretados no sólo están centrados en aspectos críticos en materia seguridad militar conjunta
Biden se opone al comunismo cubano
Ninguna persona seria y respetuosa de la ley querrá mezclarse con ese mundillo de delincuentes que sólo tienen el apoyo de AMLO en México y de Cristina en Argentina.
Algunas elaboraciones acerca de la maldad
El deseo deliberado de hacer mal a los otros sólo puede corregirse a través de la educación, con la trasmisión de valores conducentes al respeto recíproco
AHORA EN PORTADA | Ver  
Emiratos Árabes Unidos e Israel: acuerdos de seguridad, pero también importantes convenios sobre alimentos y agua

Ambos países han avanzado en varios proyectos a partir de la reciente apertura de la embajada emiratí en Tel Aviv. Los acuerdos bilaterales ya concretados no sólo están centrados en aspectos críticos en materia seguridad militar conjunta
NETFLIX
Netflix registra su menor crecimiento en años

Tras alcanzar un récord de 36 millones de nuevos suscriptores en 2020, el servicio de streaming de video más popular del mundo vio el crecimiento de sus usuarios reducirse significativamente en la primera mitad del 2021.
DONACIÓN DE SANGRE
¿Quién puede donar sangre a quién?

¿Sabes cuál es tu grupo sanguíneo o el de tus familiares más cercanos? Si es así, quizá te sorprenda saber que muchísimas personas no conocen este dato, y menos aún saben la compatibilidad de su grupo sanguíneo, información de vital importancia en caso de emergencia.
MÚSICA
Los géneros musicales que el mundo está escuchando

Sudáfrica figura como el líder en consumo de música urbana (hip hop, R&B, etc.) con el 57% de los oyentes de contenidos musicales digitales escuchando este tipo de género.
El Che Guevara, mi primo

El Che y sus pestilentes continuadores se arrogan la facultad de manejar a su capricho la vida y el fruto del trabajo ajeno en una demostración de una mezcla diabólica de ignorancia, malicia y soberbia sin parangón.
ARCHIVO
JULIO 2012

Acerca de la portación y tenencia de armas

La clave es la educación

La influencia de Antonio Gramsci: Trampas del igualitarismo

¿Son determinantes los números fiscales?

Cuba como una mancha de sangre

Falsas recetas frente a la crisis

Ver posts de otros meses

JULIO 2021 (9 artículos)

JUNIO 2021 (6 artículos)

MAYO 2021 (9 artículos)

ABRIL 2021 (10 artículos)

MARZO 2021 (9 artículos)

FEBRERO 2021 (12 artículos)

ENERO 2021 (10 artículos)

DICIEMBRE 2020 (9 artículos)

NOVIEMBRE 2020 (6 artículos)

OCTUBRE 2020 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2020 (10 artículos)

AGOSTO 2020 (10 artículos)

JULIO 2020 (4 artículos)

JUNIO 2020 (4 artículos)

ABRIL 2020 (6 artículos)

MARZO 2020 (3 artículos)

FEBRERO 2020 (1 artículos)

ENERO 2020 (1 artículos)

DICIEMBRE 2019 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (2 artículos)

OCTUBRE 2019 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (4 artículos)

AGOSTO 2019 (3 artículos)

JULIO 2019 (5 artículos)

JUNIO 2019 (4 artículos)

MAYO 2019 (2 artículos)

ABRIL 2019 (2 artículos)

MARZO 2019 (2 artículos)

FEBRERO 2019 (4 artículos)

ENERO 2019 (5 artículos)

DICIEMBRE 2018 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (3 artículos)

OCTUBRE 2018 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (5 artículos)

AGOSTO 2018 (4 artículos)

JULIO 2018 (4 artículos)

JUNIO 2018 (4 artículos)

MAYO 2018 (2 artículos)

ABRIL 2018 (3 artículos)

MARZO 2018 (6 artículos)

FEBRERO 2018 (5 artículos)

ENERO 2018 (4 artículos)

DICIEMBRE 2017 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (4 artículos)

OCTUBRE 2017 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (7 artículos)

AGOSTO 2017 (4 artículos)

JULIO 2017 (5 artículos)

JUNIO 2017 (8 artículos)

MAYO 2017 (5 artículos)

ABRIL 2017 (5 artículos)

MARZO 2017 (5 artículos)

FEBRERO 2017 (4 artículos)

ENERO 2017 (4 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (6 artículos)

OCTUBRE 2016 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (5 artículos)

JULIO 2016 (5 artículos)

JUNIO 2016 (6 artículos)

MAYO 2016 (4 artículos)

ABRIL 2016 (4 artículos)

MARZO 2016 (6 artículos)

FEBRERO 2016 (5 artículos)

ENERO 2016 (5 artículos)

DICIEMBRE 2015 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (5 artículos)

OCTUBRE 2015 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (4 artículos)

AGOSTO 2015 (4 artículos)

JULIO 2015 (4 artículos)

JUNIO 2015 (5 artículos)

MAYO 2015 (5 artículos)

ABRIL 2015 (4 artículos)

MARZO 2015 (5 artículos)

FEBRERO 2015 (4 artículos)

ENERO 2015 (6 artículos)

DICIEMBRE 2014 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (4 artículos)

OCTUBRE 2014 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (6 artículos)

AGOSTO 2014 (5 artículos)

JULIO 2014 (6 artículos)

JUNIO 2014 (5 artículos)

MAYO 2014 (6 artículos)

ABRIL 2014 (5 artículos)

MARZO 2014 (8 artículos)

FEBRERO 2014 (7 artículos)

ENERO 2014 (4 artículos)

DICIEMBRE 2013 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (5 artículos)

OCTUBRE 2013 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (4 artículos)

AGOSTO 2013 (5 artículos)

JULIO 2013 (3 artículos)

JUNIO 2013 (4 artículos)

MAYO 2013 (6 artículos)

ABRIL 2013 (4 artículos)

MARZO 2013 (4 artículos)

FEBRERO 2013 (4 artículos)

ENERO 2013 (5 artículos)

DICIEMBRE 2012 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (5 artículos)

OCTUBRE 2012 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (5 artículos)

AGOSTO 2012 (4 artículos)

JULIO 2012 (6 artículos)

JUNIO 2012 (5 artículos)

MAYO 2012 (4 artículos)

ABRIL 2012 (3 artículos)

MARZO 2012 (4 artículos)

FEBRERO 2012 (2 artículos)

ENERO 2012 (4 artículos)

DICIEMBRE 2011 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (2 artículos)

OCTUBRE 2011 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (1 artículos)

JUNIO 2011 (1 artículos)

MAYO 2011 (1 artículos)

ABRIL 2011 (1 artículos)

MARZO 2011 (3 artículos)

FEBRERO 2011 (3 artículos)

ENERO 2011 (2 artículos)

DICIEMBRE 2010 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (4 artículos)

OCTUBRE 2010 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (2 artículos)

AGOSTO 2010 (4 artículos)

JULIO 2010 (4 artículos)

JUNIO 2010 (3 artículos)

MAYO 2010 (5 artículos)

ABRIL 2010 (4 artículos)

MARZO 2010 (4 artículos)

FEBRERO 2010 (4 artículos)

ENERO 2010 (3 artículos)

DICIEMBRE 2009 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (3 artículos)

OCTUBRE 2009 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (3 artículos)

AGOSTO 2009 (2 artículos)

JULIO 2009 (3 artículos)

JUNIO 2009 (2 artículos)

MAYO 2009 (3 artículos)

ABRIL 2009 (2 artículos)

MARZO 2009 (2 artículos)

FEBRERO 2009 (3 artículos)

ENERO 2009 (4 artículos)

DICIEMBRE 2008 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (4 artículos)

OCTUBRE 2008 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2008 (6 artículos)

AGOSTO 2008 (3 artículos)

JULIO 2008 (4 artículos)

JUNIO 2008 (6 artículos)

MAYO 2008 (3 artículos)

ABRIL 2008 (4 artículos)

 ALBANIA
El mapa del reconocimiento facial en Europa
Sistema de reconocimiento facial a prueba de mascarillas.
El universo real de Star Wars
Esta semana se entrena internacionalmente la última película de la saga de la Guerra de las Galaxias, ´Star Wars: el ascenso de Skywalker´, el último largometraje de la tercera trilogía de Star Wars. Este, que ha sido dirigido por J. J. Abrams, corresponde con el Episodio IX (si se tiene en cuenta toda la franquicia de películas) y revela el desenlace de la saga.
¿En qué ciudades hay más riesgo de que suceda una burbuja inmobiliaria?
En muchas ciudades, especialmente en las de gran tamaño, el precio de la vivienda, tanto de alquiler como de compra, es superior al que correspondería de acuerdo a la renta y los ingresos medios de sus ciudadanos.
¿En qué países generan más empleo las energías renovables?
Según la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), el sector de energías renovables emplea a once millones de personas en todo el mundo.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Algunas elaboraciones acerca de la maldad
Sobre el pionero de las instituciones liberales
Destino y limitaciones de Pedro Castillo
Emiratos Árabes Unidos e Israel: acuerdos de seguridad, pero también importantes convenios sobre alimentos y agua
Los continuos privilegios de la nueva clase política sudamericana

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS