Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
25 ABRIL 2019 | ACTUALIZADO 04:08
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
CARLOS ALBERTO MONTANER

Keynes y la Corrupción
la idea central del keynesianismo –el gobierno como gran operador de los resortes económicos para evitar los ciclos de recesión—tampoco tenía en cuenta la naturaleza psicológica de los políticos y los funcionarios honrados.
Actualizado 19 septiembre 2011  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Carlos Alberto Montaner   
Somos amigos y se lo pregunté directamente: “¿por qué permitiste que los militares se robaran un diez por ciento de los presupuestos de defensa durante tu gobierno?”. Cenábamos. Esta conversación ocurrió hace varios años. Era off-the-record. No había hostilidad en mis palabras, sino curiosidad. El expresidente respiró hondo y me contestó con una mezcla de franqueza y melancolía: “porque si trataba de impedirlo me hubieran dado una patada en el trasero”. No dijo “trasero”, claro.

 
La corrupción era la forma de mantener una cierta estabilidad institucional. Nadie se escandalizaba. Era la norma, no la excepción. Y ocurría más o menos lo mismo en el resto de la estructura del Estado. Casi todos los funcionarios que tenían acceso a un presupuesto oficial se quedaban con un porcentaje o encarecían los servicios al público de acuerdo con algún empresario privado favorito que les pagaba una coima. El contrato social era ése: la clase dirigente política y económica se repartía una parte sustancial de la renta. A cambio de ese maridaje non sancto había paz.

 
Esto no es sorprendente. Las tres cuartas partes de los estados del planeta funcionan de esa manera desde hace miles de años. Lo he citado antes: Douglass North, el gran historiador de la economía, Premio Nobel en 1993, junto a otros dos colegas, lo ha descrito admirablemente (A Conceptual Framework for Interpreting Recorded Human History). Les llama “sociedades de acceso limitado”. En ellas la alianza entre el poder político y el económico elige a los triunfadores, divide el botín y le asigna las migajas al resto.
 
Lo que es novedoso, desde hace apenas dos siglos, es la aparición de algunos estados guiados por la ley, la competencia, y la meritocracia, en los que se condena moralmente y se persigue penalmente el enriquecimiento ilícito, el peculado y la colusión entre el sector público y los empresarios privados dedicados a esquilmar a los contribuyentes. Estas sociedades, de acuerdo con la aséptica nomenclatura de North, son las de “acceso abierto”. En ellas triunfan los mejores, sujetos a las reglas y por medio de la competencia, lo que no las hace perfectas, pero si más hospitalarias con el progreso y la prosperidad.
 
Por eso, entre otras razones, el keynesianismo funciona peor en las naciones de acceso limitado. A John Maynard Keynes, famoso economista británico y gran funcionario, se debe la peligrosa y muy extendida conjetura de que los gobiernos, mediante la modulación del gasto público, aumentándolo (casi siempre) o disminuyéndolo (casi nunca) pueden combatir el desempleo, impulsar el crecimiento y controlar la inflación de manera permanente.
 
Esa proposición, avalada por el economista más influyente del siglo XX, se convirtió en la mejor coartada para abultar exponencialmente los presupuestos del Estado. ¿Qué más podía pedir un gobernante deshonesto, rodeado de colaboradores y cómplices que se beneficiaban abusivamente con cada transacción que realizaban, que colocar todas esas actividades delictivas bajo un manto intelectual de legitimidad científica? Mientras más aumentaba el gasto público, mientras más crecía el perímetro del Estado, más adecuado parecía su gobierno a la modernidad keynesiana.
 
Pero la idea central del keynesianismo –el gobierno como gran operador de los resortes económicos para evitar los ciclos de recesión—tampoco tenía en cuenta la naturaleza psicológica de los políticos y los funcionarios honrados. Éstos no se robaban los recursos porque tienen cierta ética profesional, pero sí suelen gastarlos de acuerdo con sus intereses electorales. Si un congresista o un gobernador regional perciben que una inversión pública realizada en su circunscripción va a favorecer su destino político, lo probable es que la auspicien aunque no tenga mucho sentido para el conjunto de los ciudadanos. Sencillamente, no existe el bien común, sino decisiones que benefician a unos u a otros, y quienes las toman tienen sus propios intereses personales.  
 
Cuando Keynes, en los años treinta del siglo pasado, tras la crisis planetaria de 1929, desatada en Estados Unidos, comenzó a formular sus teorías, parecía una propuesta razonable. El tiempo y la experiencia no han confirmado sus pronósticos. No es buena para las naciones respetuosas de la ley. Es terrible para las otras.

 
www.elblogdemontaner.com El autor es periodista y escritor. Su último libro es la novela La mujer del coronel (Alfaguara, 2011).
 Otros artículos que te pueden interesar
La persona y sus talentos: ¿Dos andariveles?
Se han destinado ríos de tinta para discutir si en definitiva la belleza en el arte trata de algo objetivo o subjetivo.
Las protestas de las mujeres que tomaron las calles de Sudán del Norte culminaron con la caída de la dictadura local
Al-Bashir está requerido por la Corte Penal Internacional para que responda por los aberrantes crímenes de lesa humanidad y otras atrocidades que sus milicias cometieran en la zona de Darfur.
En El Salvador, un "extrapartidario" gana la elección presidencial
Bukele obtuvo una victoria en primera vuelta, con el 53,5% de los votos. Segundo llegó el candidato de "Arena", Carlos Calleja, con el 32% de los votos.
Un año difícil…
Los repetidos fracasos nos ha hecho desconfiar de la política y los políticos; los partidos  se encuentran debilitados por las luchas entre facciones. Y el  Congreso,  muestra incoherencia total, desacreditando aún más al sistema político argentino.
La economía favorece a Benjamín Netanyahu en las elecciones israelíes
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y su partido político, el Likud, aparecen como favoritos para imponerse en las próximas elecciones de Israel, que tendrán lugar el 9 de abril venidero.
AHORA EN PORTADA | Ver  
Las protestas de las mujeres que tomaron las calles de Sudán del Norte culminaron con la caída de la dictadura local

Al-Bashir está requerido por la Corte Penal Internacional para que responda por los aberrantes crímenes de lesa humanidad y otras atrocidades que sus milicias cometieran en la zona de Darfur.
Los periódicos digitales que han conseguido evolucionar a un modelo de pago

¿Hacia un modelo de negocio basado en las suscripciones de pago en detrimento de la publicidad?
Se publica en España un Dossier bibliográfico sobre los 70 años de historia de la OTAN

Elaborado por la Biblioteca Centro de Documentación de Defensa al cumplirse, hoy 4 de abril, 70 años de la firma del Tratado de Washington en 1949.
La persona y sus talentos: ¿Dos andariveles?

Se han destinado ríos de tinta para discutir si en definitiva la belleza en el arte trata de algo objetivo o subjetivo.
Origen, corrupción y enmienda del signo monetario

"Como han expresado tantos economistas de gran calado, es de esperar entonces que no transcurra mucho tiempo antes de que se  perciban los inmensos daños de la banca central y el sistema bancario de reserva parcial con todas sus consecuentes políticas."
ARCHIVO
SEPTIEMBRE 2011

Los dilemas del postchavismo

Keynes y la Corrupción

El talón de Aquiles de la democracia

Silvio Rodríguez, la doble moral y la libertad afectiva

Ver posts de otros meses

FEBRERO 2019 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (1 artículos)

AGOSTO 2018 (2 artículos)

JULIO 2018 (5 artículos)

JUNIO 2018 (1 artículos)

MAYO 2018 (2 artículos)

ABRIL 2018 (5 artículos)

MARZO 2018 (3 artículos)

FEBRERO 2018 (3 artículos)

ENERO 2018 (2 artículos)

DICIEMBRE 2017 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (4 artículos)

OCTUBRE 2017 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (5 artículos)

AGOSTO 2017 (11 artículos)

JULIO 2017 (10 artículos)

JUNIO 2017 (9 artículos)

MAYO 2017 (12 artículos)

ABRIL 2017 (13 artículos)

MARZO 2017 (11 artículos)

FEBRERO 2017 (10 artículos)

ENERO 2017 (11 artículos)

DICIEMBRE 2016 (13 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (12 artículos)

OCTUBRE 2016 (10 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (8 artículos)

AGOSTO 2016 (15 artículos)

JULIO 2016 (10 artículos)

JUNIO 2016 (12 artículos)

MAYO 2016 (12 artículos)

ABRIL 2016 (13 artículos)

MARZO 2016 (11 artículos)

FEBRERO 2016 (10 artículos)

ENERO 2016 (7 artículos)

DICIEMBRE 2015 (10 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (13 artículos)

OCTUBRE 2015 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (5 artículos)

AGOSTO 2015 (6 artículos)

JULIO 2015 (4 artículos)

JUNIO 2015 (4 artículos)

MAYO 2015 (6 artículos)

ABRIL 2015 (5 artículos)

MARZO 2015 (4 artículos)

FEBRERO 2015 (7 artículos)

ENERO 2015 (6 artículos)

DICIEMBRE 2014 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (5 artículos)

OCTUBRE 2014 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (5 artículos)

AGOSTO 2014 (4 artículos)

JULIO 2014 (6 artículos)

JUNIO 2014 (6 artículos)

MAYO 2014 (4 artículos)

ABRIL 2014 (6 artículos)

MARZO 2014 (5 artículos)

FEBRERO 2014 (4 artículos)

ENERO 2014 (5 artículos)

DICIEMBRE 2013 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (6 artículos)

OCTUBRE 2013 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (8 artículos)

AGOSTO 2013 (5 artículos)

JULIO 2013 (7 artículos)

JUNIO 2013 (5 artículos)

MAYO 2013 (4 artículos)

ABRIL 2013 (5 artículos)

MARZO 2013 (7 artículos)

FEBRERO 2013 (4 artículos)

ENERO 2013 (4 artículos)

DICIEMBRE 2012 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (5 artículos)

OCTUBRE 2012 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (8 artículos)

AGOSTO 2012 (4 artículos)

JULIO 2012 (6 artículos)

JUNIO 2012 (4 artículos)

MAYO 2012 (4 artículos)

ABRIL 2012 (4 artículos)

MARZO 2012 (5 artículos)

FEBRERO 2012 (5 artículos)

ENERO 2012 (5 artículos)

DICIEMBRE 2011 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (5 artículos)

OCTUBRE 2011 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (4 artículos)

JULIO 2011 (4 artículos)

JUNIO 2011 (5 artículos)

MAYO 2011 (5 artículos)

ABRIL 2011 (5 artículos)

MARZO 2011 (4 artículos)

FEBRERO 2011 (4 artículos)

ENERO 2011 (4 artículos)

DICIEMBRE 2010 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (5 artículos)

OCTUBRE 2010 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (7 artículos)

AGOSTO 2010 (5 artículos)

JULIO 2010 (4 artículos)

JUNIO 2010 (4 artículos)

MAYO 2010 (5 artículos)

ABRIL 2010 (4 artículos)

MARZO 2010 (7 artículos)

FEBRERO 2010 (3 artículos)

ENERO 2010 (4 artículos)

DICIEMBRE 2009 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (4 artículos)

OCTUBRE 2009 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (6 artículos)

AGOSTO 2009 (4 artículos)

JULIO 2009 (6 artículos)

JUNIO 2009 (4 artículos)

MAYO 2009 (4 artículos)

ABRIL 2009 (5 artículos)

MARZO 2009 (4 artículos)

FEBRERO 2009 (4 artículos)

ENERO 2009 (5 artículos)

DICIEMBRE 2008 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (4 artículos)

OCTUBRE 2008 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2008 (5 artículos)

AGOSTO 2008 (4 artículos)

JULIO 2008 (7 artículos)

JUNIO 2008 (3 artículos)

MAYO 2008 (4 artículos)

ABRIL 2008 (4 artículos)

MARZO 2008 (3 artículos)

JUNIO 2007 (1 artículos)

ENERO 2006 (1 artículos)

LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Pobreza, igualdad y  justicia social en Argentina
Aaron Nehan, cineasta, artista digital y fotógrafo
Los ejércitos más numerosos de Latinoamérica
La persona y sus talentos: ¿Dos andariveles?
Las protestas de las mujeres que tomaron las calles de Sudán del Norte culminaron con la caída de la dictadura local

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS