Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
14 OCTUBRE 2019 | ACTUALIZADO 08:16
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
EMILIO J. CÁRDENAS

Evo Morales y la ética legislativa
Para reír o llorar: Ud. lector elije. Todo es posible en el reino de Evo Morales...
Actualizado 15 julio 2010  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Emilio J. Cárdenas   
El Movimiento al Socialismo boliviano, capitaneado por Evo Morales, acaba de presentar al Congreso de su país (que domina totalmente) un proyecto de “Reglamento de Ética” legislativa que merece, creemos, algunos comentarios.
 
No porque Bolivia sea uno de los centros más importantes de la evolución del derecho político en nuestros días. No es así. Ni por la posición adversa (cerrada) de los partidos opositores, que naturalmente ven en ese proyecto un intento de amordazarlos y amedrentarlos, uno más de los muchos con ese propósito. Sino porque, a su manera, el proyecto sale al cruce de algunos problemas que son típicos de la región y del mundo, como es -por ejemplo-  el de los legisladores que, una vez electos, traicionan abiertamente a sus mandantes y, dándose vuelta, cambian de partido o se declaran independientes, siguiendo o acompañando las conveniencias que sus propias circunstancias personales aconsejen.

El último es, ciertamente, también el caso del ahora destronado Senador norteamericano Specter que -cambiando de camiseta- se convirtiera de republicano en demócrata, de la noche a la mañana, para -al final del camino- terminar siendo rechazado por todos, propios y ajenos (por desleal), pese al endoso del propio Presidente Barack Obama, que en su momento aplaudiera la “deserción” de Specter porque le aseguraba circunstancialmente una mayoría en el Senado. En todas partes, queda visto, se cuecen habas.

El proyecto boliviano en cuestión distingue entre la “gravedad” de las diversas faltas de los legisladores que se propone desterrar y sancionar. Sostiene entonces que hay “faltas gravísimas” que deben castigarse con la suspensión o pérdida de los mandatos recibidos. Porque ellos han sido abiertamente traicionados. Entre ellas, propone incluir: la de desempeñar otra función pública sin haber renunciado previamente a su condición de diputado o diputada, exceptuando las posiciones universitarias. Néstor Kirchner que, insólitamente, pretende mantener su banca de diputado a pesar de haber sido designado Secretario General de UNASUR cuyos estatutos definen a ese cargo como de “dedicación exclusiva”, sería -en Bolivia- candidato a la democión. Por falta gravísima. Por “hacerse el oso”. Lo de las pautas éticas lo tiene sin cuidado, desde que las ha pervertido como nadie hasta ahora en toda la historia argentina.

Otra falta también “gravísima” sería la de “no concurrir” a ejercer sus funciones por espacio de seis días continuados u once días discontinuos. “Hacerse la rata”, dirían los niños. La mitad de los parlamentarios de muchos países del mundo perderían su condición de tales con este requisito que está destinado a tratar de obligarlos a trabajar y cumplir con su deber, a lo que no siempre son afectos.

También se tiene -en Bolivia- por “falta gravísima” el cambiar de partido o el declararse “independiente”. Lo de Specter, entonces. Esto porque esta conducta, en la Argentina llamada: “borocoteada”, en recuerdo a la traición de un diputado así apodado que fuera primero electo por los votantes de Mauricio Macri y que luego “huyera” hacia el oficialismo tentado por Néstor Kirchner con alguna prebenda a medida que necesitaba, según se dice y cabe presumir.

Otras “infracciones” éticas, como el incumplimiento al deber de reserva o confidencialidad; las trompadas y tundas propinadas a otros (legisladores o funcionarios) en el recinto legislativo (muy usuales en Bolivia); los hechos escandalosos en el recinto de la Asamblea (lo que, por su imprecisión, puede incluir un sin fin de distintos episodios posibles, de cualquier naturaleza); el portar armas de fuego; el usar el cargo en beneficio personal o de sus familias (otra práctica generalizada en la región, aún más allá de Bolivia); el discriminar o denigrar a otros por razones de etnia, sexo, nacionalidad, credo religioso, ideología u otras; o el facilitar la realización de actos de corrupción, que aparentemente se toman como “menos graves”, razón por la cual se castigan sólo con suspensión de seis meses a un año en el cargo, sin goce de sueldo.

Parece increíble que la corrupción (generalizada en el sector público boliviano, agitado constantemente por esos episodios) comprobada que fuere, sea motivo de sólo una leve suspensión, luego de la cual, “borrón y cuenta nueva”, y “aquí no ha pasado nada”. De no creer. Pero es así.

Algo parecido, esto es susceptible de generar apenes leves multas y pequeñas suspensiones, ocurre con el “causar daños materiales a los bienes de la Asamblea” legislativa. Pero los responsables deberán asumir, al menos, el costo de la reparación (o caer en quiebra, sospechamos). También con la falta de respeto a los símbolos patrios y el (horror) proponer proyectos de ley en interés o beneficio personal. O ejercer “influencia indebida en terceros”, concepto amplio que puede comprender todo tipo de aventuras, santas o non-santas por igual.

Ingresar borracho o drogado al recinto; mentir; o “faltar al decoro” puede, mañana (no hoy) ser peligroso, desde que conllevará amonestaciones públicas, suspensiones de hasta dos meses, o multas de hasta 30 días con descuento del salario. Nada mayúsculo, queda visto. Alguno pagará la multa con tal de poder tomar alcohol, macanear, o hacer tropelías en el recinto. La pena propuesta parece obviamente demasiado leve. Porque las cosas que se tratan de desterrar ocurren en la realidad. No son fantasías, sino la vergonzosa “normalidad” que se trata de corregir.

La primera discusión de esta propuesta provocó una agria discusión en el recinto la cual, si la norma estuviera vigente, seguramente hubiera generado denuncias para poner en movimiento los mecanismos sancionatorios. Lo que habla por sí mismo respecto de la “calidad” y “bondades” del proyecto reseñado.

Para reír o llorar: Ud. lector elije. Todo es posible en el reino de Evo Morales y su ad-látere: Álvaro García Linera. Todo. Absolutamente todo.
 
 
(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.
 Otros artículos que te pueden interesar
Argentina: Un escenario repleto de catástrofes al acecho
En el tramo final de una interminable campaña plagada de turnos electorales provinciales dispersos, las intrigas son las protagonistas de la actualidad y el futuro sigue siendo una incógnita gigante.  
¿Será Trump mismo el informante anónimo?
Trump procede de otro planeta, al punto que algunos lo consideran lunático. Es un adorador de la fama, el dinero y el poder, que jamás había enfrentado unas elecciones.
Reflexiones sobre el síndrome de Aladino
Siempre me han atraído los razonamientos que abren nuevos cauces fértiles y que son contrarios al conocimiento convencional y, bien fundamentados, despejan lo que, en general, aparece como contraintuitivo. Es el caso, por ejemplo, de las primeras líneas de un artículo del gran Leonard E.Read publicado en 1965, titulado "Cuando los deseos se convierten en derechos".
Multan a empresas francesas por fraude al eludir las sanciones económicas de la ONU a Irak
Luego de la alocada invasión del ejército de Saddam Hussein a Kuwait, en 1991, Irak fue –cabe recordar- objeto de fuertes sanciones comerciales impuestas por parte de las Naciones Unidas.
Para visitar China hace falta "visa de entrada" y "permiso de salida"
Viajar a China es emprender una aventura. No sólo porque allí se toma contacto con una apasionante cultura milenaria, distinta a la nuestra. También porque el viajero puede de pronto tener sorpresas poco agradables.
AHORA EN PORTADA | Ver  
Argentina: Un escenario repleto de catástrofes al acecho

En el tramo final de una interminable campaña plagada de turnos electorales provinciales dispersos, las intrigas son las protagonistas de la actualidad y el futuro sigue siendo una incógnita gigante.  
Mercado inmobiliario
¿En qué ciudades hay más riesgo de que suceda una burbuja inmobiliaria?

En muchas ciudades, especialmente en las de gran tamaño, el precio de la vivienda, tanto de alquiler como de compra, es superior al que correspondería de acuerdo a la renta y los ingresos medios de sus ciudadanos.
Niños y redes sociales
El uso de Facebook e Instagram en niños latinoamericanos

En los últimos años, se ha generado un gran debate sobre las posibles consecuencias del uso de las redes sociales en la salud mental y el bienestar de los jóvenes.
El Joker, entre los estrenos más taquilleros de EE. UU.

A partir del pasado fin de semana, una de las películas más importantes del final de año, "Joker", se puede ver en los cines de España.
Reflexiones sobre el síndrome de Aladino

Siempre me han atraído los razonamientos que abren nuevos cauces fértiles y que son contrarios al conocimiento convencional y, bien fundamentados, despejan lo que, en general, aparece como contraintuitivo. Es el caso, por ejemplo, de las primeras líneas de un artículo del gran Leonard E.Read publicado en 1965, titulado "Cuando los deseos se convierten en derechos".
ARCHIVO
JULIO 2010

Las ciudades peruanas siguen rechazando a la izquierda

Colombia y Venezuela: ¿No hay solución?

Evo Morales y la ética legislativa

Disparen contra los Cardenales

Ensalada mixta latinoamericana

Ver posts de otros meses

OCTUBRE 2019 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (8 artículos)

AGOSTO 2019 (5 artículos)

JULIO 2019 (7 artículos)

JUNIO 2019 (6 artículos)

MAYO 2019 (6 artículos)

ABRIL 2019 (4 artículos)

MARZO 2019 (5 artículos)

FEBRERO 2019 (4 artículos)

ENERO 2019 (5 artículos)

DICIEMBRE 2018 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (4 artículos)

OCTUBRE 2018 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (4 artículos)

AGOSTO 2018 (7 artículos)

JULIO 2018 (5 artículos)

JUNIO 2018 (4 artículos)

MAYO 2018 (6 artículos)

ABRIL 2018 (4 artículos)

MARZO 2018 (4 artículos)

FEBRERO 2018 (6 artículos)

ENERO 2018 (3 artículos)

DICIEMBRE 2017 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (2 artículos)

OCTUBRE 2017 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (4 artículos)

AGOSTO 2017 (5 artículos)

JULIO 2017 (4 artículos)

JUNIO 2017 (4 artículos)

MAYO 2017 (5 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (7 artículos)

FEBRERO 2017 (5 artículos)

ENERO 2017 (4 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (5 artículos)

OCTUBRE 2016 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (6 artículos)

JULIO 2016 (5 artículos)

JUNIO 2016 (7 artículos)

MAYO 2016 (4 artículos)

ABRIL 2016 (5 artículos)

MARZO 2016 (5 artículos)

FEBRERO 2016 (4 artículos)

ENERO 2016 (4 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (4 artículos)

AGOSTO 2015 (5 artículos)

JULIO 2015 (4 artículos)

JUNIO 2015 (5 artículos)

MAYO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (4 artículos)

MARZO 2015 (5 artículos)

FEBRERO 2015 (5 artículos)

ENERO 2015 (4 artículos)

DICIEMBRE 2014 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (4 artículos)

OCTUBRE 2014 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (6 artículos)

AGOSTO 2014 (6 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (7 artículos)

MAYO 2014 (5 artículos)

ABRIL 2014 (7 artículos)

MARZO 2014 (6 artículos)

FEBRERO 2014 (4 artículos)

ENERO 2014 (4 artículos)

DICIEMBRE 2013 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (4 artículos)

OCTUBRE 2013 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (4 artículos)

AGOSTO 2013 (4 artículos)

JULIO 2013 (5 artículos)

JUNIO 2013 (4 artículos)

MAYO 2013 (4 artículos)

ABRIL 2013 (6 artículos)

MARZO 2013 (5 artículos)

FEBRERO 2013 (4 artículos)

ENERO 2013 (5 artículos)

DICIEMBRE 2012 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (4 artículos)

OCTUBRE 2012 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (4 artículos)

AGOSTO 2012 (5 artículos)

JULIO 2012 (4 artículos)

JUNIO 2012 (5 artículos)

MAYO 2012 (4 artículos)

ABRIL 2012 (5 artículos)

MARZO 2012 (4 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (5 artículos)

DICIEMBRE 2011 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (5 artículos)

OCTUBRE 2011 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (2 artículos)

JULIO 2011 (3 artículos)

JUNIO 2011 (4 artículos)

MAYO 2011 (5 artículos)

ABRIL 2011 (4 artículos)

MARZO 2011 (4 artículos)

FEBRERO 2011 (4 artículos)

ENERO 2011 (3 artículos)

DICIEMBRE 2010 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (2 artículos)

OCTUBRE 2010 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (4 artículos)

AGOSTO 2010 (4 artículos)

JULIO 2010 (5 artículos)

JUNIO 2010 (5 artículos)

MAYO 2010 (4 artículos)

ABRIL 2010 (4 artículos)

MARZO 2010 (5 artículos)

FEBRERO 2010 (4 artículos)

ENERO 2010 (6 artículos)

DICIEMBRE 2009 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (4 artículos)

OCTUBRE 2009 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (5 artículos)

AGOSTO 2009 (2 artículos)

JULIO 2009 (4 artículos)

JUNIO 2009 (3 artículos)

MAYO 2009 (4 artículos)

ABRIL 2009 (3 artículos)

MARZO 2009 (4 artículos)

FEBRERO 2009 (4 artículos)

ENERO 2009 (5 artículos)

DICIEMBRE 2008 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (5 artículos)

OCTUBRE 2008 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2008 (4 artículos)

AGOSTO 2008 (4 artículos)

JULIO 2008 (4 artículos)

JUNIO 2008 (4 artículos)

MAYO 2008 (5 artículos)

ABRIL 2008 (3 artículos)

MARZO 2008 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2006 (1 artículos)

LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Reflexiones sobre el síndrome de Aladino
Multan a empresas francesas por fraude al eludir las sanciones económicas de la ONU a Irak
¿Será Trump mismo el informante anónimo?
Argentina: Sin perspectivas de cambio
La soberbia de seguir jugando con fuego

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS