Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
24 NOVIEMBRE 2020 | ACTUALIZADO 21:35
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
EMILIO J. CÁRDENAS

La oposición finalmente se moviliza en Nicaragua
"...Managua será, el próximo sábado, el escenario sobre el cual los ojos de la comunidad internacional habrán de fijarse..."
Actualizado 17 noviembre 2009  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   2
Emilio J. Cárdenas   
Los gobiernos de la izquierda radical latinoamericana tienen denominadores comunes. Feos, por cierto. Uno de ellos es el de cercenar la libertad de opinión, perseguir a las opiniones disidentes y reducir la influencia de los medios de comunicación privados mediante el uso de fondos públicos con los que financian diarios, radios y estaciones de televisión de propiedad de los gobiernos o afines a ellos con los que cantan loas a sí mismos y predican su ideología. Sobre esto -que es grave- nos hemos referido desde estas mismas columnas.
 

La semana pasada, desde Buenos Aires, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), coincidiendo con nuestra preocupación, expresó su alarma ante el creciente control de los gobiernos a la prensa, expresión inequívoca de una “tendencia autoritaria que busca debilitar sistemáticamente al sistema democrático”. Ocurre que los gobiernos de Argentina, Ecuador, Guatemala, Bolivia, Nicaragua, Uruguay y Venezuela presionan de mil maneras a los medios. También el hondureño. Sancionan para ello una arquitectura legal disimulada pero asfixiante. Y distribuyen, señala la entidad, la publicidad oficial como instrumento de coacción o recompensa, según sea el caso.

De esta manera se impulsa lo que la SIP ha llamado, con razón, “el tortuoso tránsito hacia totalitarismos de naturaleza corrupta, que únicamente causan más pobreza y violencia.” Lamentablemente, ni los Estados Unidos, ni la Unión Europea han exteriorizado, hasta el momento, su preocupación específica por esta delicada cuestión.
 
Matones a sueldo. 
           
Otro “denominador común” de los “bolivarianos” es el uso de grupos de matones a sueldo para -con ellos- dominar las calles, intimidar a la oposición y evitar que se exteriorice (en manifestaciones públicas) la disconformidad de la gente con sus respectivas “gestiones” de gobierno, siempre caóticas y corruptas. 

Los cuatro países de la región donde los matones utilizados desde el poder controlan efectivamente la vía pública son: Argentina, Bolivia, Nicaragua y Venezuela. Según el país, la denominación de los matones cambia. “Piqueteros”, “brigadistas”, etc. Pero esas denominaciones son simplemente eufemismos, desde que el mecanismo final utilizado por todos ellos es el mismo: apalear a la gente.
 
Protesta nicaragüense. 
           
Nicaragua, que ya ha sufrido reiteradas veces la acción intimidante de los matones, tendrá el próximo sábado 21 de noviembre una prueba más del fenómeno que describo. 

Ese día, la oposición unificada en torno al llamado “Comité de Comunicación y Movilización” (que incluye al movimiento renovador sandinista, esto es a los disidentes del propio partido de Daniel Ortega) saldrá a la calle para protestar contra el reciente fraude electoral, la violencia y la creciente inseguridad personal, y el abuso corrupto del poder del régimen de Daniel Ortega

Como suele suceder, el Diputado orteguista Gustavo Porras anunció rápidamente que habrá una “contra marcha” simultánea, organizada por el “sandinimso” y financiada con los recursos del Tesoro Nacional. Una “multitud alquilada” más, con licencia para la ferocidad. Así lo acaba de reconocer el presidente de la “Amcham” nicaragüense, Róger Arteaga, quien confirmó la existencia de pandillas pagas por su “trabajo sucio”. 

No obstante, los nicaragüenses democráticos saldrán seguramente a la calle. Pese a todo. Esta vez agregando a su protesta el repudio al irregular -e hipócrita- procedimiento a través del cual Daniel Ortega pretende eliminar las restricciones a su reelección.
 
La manifestación opositora será pacífica. Así se anuncia. Pero si, como es habitual, ella es objeto de agresiones físicas por parte de los grupos de matones oficialistas, la violencia puede extenderse, desde que algunos dirigentes opositores han advertido que -esta vez- responderán a los ataques físicos. A los palos, con palos. A las piedras, con piedras. Y a los morteros (explosivos), con más morteros. Así lo ha asegurado el diputado Eduardo Montealegre. Preocupante, entonces. 

Probablemente la policía nicaragüense, salvo que las cosas pasen realmente a mayores, adoptará su habitual papel de cínico “testigo silencioso” en “áreas liberadas”. Cumpliendo órdenes, desde luego. Para dejar pegar. Siempre es así. 

Los mecanismos institucionales de defensa para proteger el ejercicio de las libertades civiles simplemente no existen. El vandalismo pareciera -en estos casos- tener vía libre. Y nadie es “responsable” de lo que sucede. Nadie. La protesta es sinónimo de provocación y, como tal, es demonizada.
            
A modo de amenaza, Ortega mantiene apostados, en las rotondas de la ciudad, a grupos de patoteros estatales, alegando que se trata de una espontánea “celebración permanente”, que no está dispuesto a interrumpir. El jueves pasado una señora inocente (Rosario Sánchez Dabud, según dan cuenta los medios locales) que pretendió ingresar en la Catedral de Managua (odiada por los “sandinistas”) no pudo hacerlo y recibió una golpiza por la que terminó en el hospital. Como cabía esperar, no denunció lo sucedido ante la policía, “para evitar una situación difícil”, dijo. 
           
La sociedad civil y los partidos de la oposición enfrentan ahora el reto de enfrentar -todos- a la dictadura desde la unidad. La marcha del 21 de noviembre próximo puede ser una primera demostración de resistencia conjunta. Quienes concurran a ella sabrán cuál es su riesgo físico, que deberán enfrentar desde el coraje y -quiera Dios- desde la moderación. 
           
Las turbas pagas del oficialismo se movilizan en Nicaragua en camionetas y motocicletas (que transportan a un “conductor” y, detrás de él, a un “golpeador”) financiadas por la alcaldía de Managua, con el dinero de todos. El esquema reproduce (en castellano) la eficaz estrategia represiva característica de los “mullahs” iraníes, que es utilizada contra los estudiantes y contra la oposición local, en general. Con rara eficacia y sin contemplaciones de ningún tipo.
            
Una hora bien difícil se acerca para los nicaragüenses. Managua será, el próximo sábado, el escenario sobre el cual los ojos de la comunidad internacional habrán de fijarse. 

Es la primera vez que en la región la gente, harta, tiene la oportunidad de responder masivamente a una convocatoria que supone una protesta pacífica unificada. Que -sin embargo- puede ser brutalmente reprimida. Y nadie será “responsable”. Hay plena conciencia de la alta peligrosidad del ambiente. Muchos se vestirán de negro, en señal de protesta, lo que los “sandinistas” encuentran “inaceptable”. De allí la enorme inquietud por las provocaciones que se anticipan y los posibles desbordes que pudieran suceder.   
 
Emilio Cárdenas,  Ex Embajador de la República Argentina ante la ONU.
 
 Otros artículos que te pueden interesar
Argentina: Tendencia hacia la uniformidad
Un nuevo impuesto se le ha sumado a la lista que sobrepasa los 160 entre los nacionales, provinciales y municipales
Nueva investigación sobre el Vuelo 901 derribado un día después del ataque a la AMIA
El 19 de Julio de 1994, tras el golpe terrorista más terrible que conociera el continente latinoamericano sobre la Mutual Israelita de Buenos Aires, el avión de la compañía Alas Chiricanas estalló en el aire
De cómo China será el líder global en menos de diez años
"...suponiendo que EE.UU. crezca al 2% en diez años logrará un PBI de USD 25 billones, y si China crece al 6% en una década lo superará con 27 billones."
Marruecos amenaza la paz en el Sahara Occidental
"...habría comenzado a desplazar unidades militares y hasta población civil hacia Guerguerat, replicando así la composición de la "Marcha Verde"..."
"Para los amigos, todo. Para los enemigos, ni justicia"
Bolivia es, recordemos, la nación de la región que tiene el mayor número de "amerindios" dentro de su población.
AHORA EN PORTADA | Ver  
América Latina es la región con la más alta proporción de mujeres emprendedoras

Estados con economías más desarrolladas como Alemania, Japón y España cuentan con tasas muy bajas
283 personas trans y género-diversas han sido asesinadas en lo que va de año

Según datos del proyecto de investigación Transrespeto versus Transfobia en el Mundo (TvT). Brasil encabeza la ominosa lista.
María Zambrano y Ramón Gaya: "Y así nos entendimos…"

La correspondencia entre la filósofa y el pintor y ensayista, publicada por Pre-textos, constituye un testimonio indispensable de la época que les tocó vivir y de una amistad intensa.
¿Quién controla el discurso público?

Un artículo recientemente publicado en The Economist reflexiona sobre las repercusiones que puede tener sobre la libertad de expresión el control que ejercen las grandes compañías tecnológicas
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2009

Una extraña "defensa" de la libertad de opinión

La oposición finalmente se moviliza en Nicaragua

Dime con quién andas

Honduras: el triunfo del diálogo

Ver posts de otros meses

NOVIEMBRE 2020 (6 artículos)

OCTUBRE 2020 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2020 (3 artículos)

AGOSTO 2020 (3 artículos)

JULIO 2020 (3 artículos)

JUNIO 2020 (1 artículos)

ABRIL 2020 (4 artículos)

MARZO 2020 (4 artículos)

FEBRERO 2020 (4 artículos)

DICIEMBRE 2019 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (8 artículos)

OCTUBRE 2019 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (8 artículos)

AGOSTO 2019 (5 artículos)

JULIO 2019 (7 artículos)

JUNIO 2019 (6 artículos)

MAYO 2019 (6 artículos)

ABRIL 2019 (4 artículos)

MARZO 2019 (5 artículos)

FEBRERO 2019 (4 artículos)

ENERO 2019 (5 artículos)

DICIEMBRE 2018 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (4 artículos)

OCTUBRE 2018 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (4 artículos)

AGOSTO 2018 (7 artículos)

JULIO 2018 (5 artículos)

JUNIO 2018 (4 artículos)

MAYO 2018 (6 artículos)

ABRIL 2018 (4 artículos)

MARZO 2018 (4 artículos)

FEBRERO 2018 (6 artículos)

ENERO 2018 (3 artículos)

DICIEMBRE 2017 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (2 artículos)

OCTUBRE 2017 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (4 artículos)

AGOSTO 2017 (5 artículos)

JULIO 2017 (4 artículos)

JUNIO 2017 (4 artículos)

MAYO 2017 (5 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (7 artículos)

FEBRERO 2017 (5 artículos)

ENERO 2017 (4 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (5 artículos)

OCTUBRE 2016 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (6 artículos)

JULIO 2016 (5 artículos)

JUNIO 2016 (7 artículos)

MAYO 2016 (4 artículos)

ABRIL 2016 (5 artículos)

MARZO 2016 (5 artículos)

FEBRERO 2016 (4 artículos)

ENERO 2016 (4 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (4 artículos)

AGOSTO 2015 (5 artículos)

JULIO 2015 (4 artículos)

JUNIO 2015 (5 artículos)

MAYO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (4 artículos)

MARZO 2015 (5 artículos)

FEBRERO 2015 (5 artículos)

ENERO 2015 (4 artículos)

DICIEMBRE 2014 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (4 artículos)

OCTUBRE 2014 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (6 artículos)

AGOSTO 2014 (6 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (7 artículos)

MAYO 2014 (5 artículos)

ABRIL 2014 (7 artículos)

MARZO 2014 (6 artículos)

FEBRERO 2014 (4 artículos)

ENERO 2014 (4 artículos)

DICIEMBRE 2013 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (4 artículos)

OCTUBRE 2013 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (4 artículos)

AGOSTO 2013 (4 artículos)

JULIO 2013 (5 artículos)

JUNIO 2013 (4 artículos)

MAYO 2013 (4 artículos)

ABRIL 2013 (6 artículos)

MARZO 2013 (5 artículos)

FEBRERO 2013 (4 artículos)

ENERO 2013 (5 artículos)

DICIEMBRE 2012 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (4 artículos)

OCTUBRE 2012 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (4 artículos)

AGOSTO 2012 (5 artículos)

JULIO 2012 (4 artículos)

JUNIO 2012 (5 artículos)

MAYO 2012 (4 artículos)

ABRIL 2012 (5 artículos)

MARZO 2012 (4 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (5 artículos)

DICIEMBRE 2011 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (5 artículos)

OCTUBRE 2011 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (2 artículos)

JULIO 2011 (3 artículos)

JUNIO 2011 (4 artículos)

MAYO 2011 (5 artículos)

ABRIL 2011 (4 artículos)

MARZO 2011 (4 artículos)

FEBRERO 2011 (4 artículos)

ENERO 2011 (3 artículos)

DICIEMBRE 2010 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (2 artículos)

OCTUBRE 2010 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (4 artículos)

AGOSTO 2010 (4 artículos)

JULIO 2010 (5 artículos)

JUNIO 2010 (5 artículos)

MAYO 2010 (4 artículos)

ABRIL 2010 (4 artículos)

MARZO 2010 (5 artículos)

FEBRERO 2010 (4 artículos)

ENERO 2010 (6 artículos)

DICIEMBRE 2009 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (4 artículos)

OCTUBRE 2009 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (5 artículos)

AGOSTO 2009 (2 artículos)

JULIO 2009 (4 artículos)

JUNIO 2009 (3 artículos)

MAYO 2009 (4 artículos)

ABRIL 2009 (3 artículos)

MARZO 2009 (4 artículos)

FEBRERO 2009 (4 artículos)

ENERO 2009 (5 artículos)

DICIEMBRE 2008 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (5 artículos)

OCTUBRE 2008 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2008 (4 artículos)

AGOSTO 2008 (4 artículos)

JULIO 2008 (4 artículos)

JUNIO 2008 (4 artículos)

MAYO 2008 (5 artículos)

ABRIL 2008 (3 artículos)

MARZO 2008 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2006 (1 artículos)

LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
¿Frente a cada necesidad nace un derecho?
Marruecos amenaza la paz en el Sahara Occidental
De cómo China será el líder global en menos de diez años
La evolución del precio del alquiler en España
Un lenguaje inclusivo que divide

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS