Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
28 NOVIEMBRE 2020 | ACTUALIZADO 23:41
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
EMILIO J. CÁRDENAS

Honduras: el triunfo del diálogo
"...Si todo sale bien, el 27 de enero próximo un nuevo Presidente deberá asumir el mando en Honduras. Con o sin (en función de lo que resuelva el Congreso hondureño) Zelaya entregando la banda presidencial..."
Actualizado 4 noviembre 2009  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Emilio J. Cárdenas   
Desde hace más de tres largos y tensos meses, el duro conflicto de poderes que explotara en Honduras ha tenido en vilo a la región toda. Todo comenzó cuando, el 28 de junio pasado, el “bolivariano” Manuel (“Mel”) Zelaya fuera depuesto -con participación del Ejército de Honduras- y enviado ilegalmente al exterior. Ello sucedió porque el mencionado Zelaya, que había traicionado a su propia fuerza política, contrariando abiertamente la Constitución de su país procuró mañosamente eternizarse en el poder, derogando las restricciones legales que imposibilitaban su re-elección. En su lugar, asumió (por decisión del Congreso hondureño) Roberto Micheletti, un ex empresario alguna vez socio político de Zelaya. Como él del Partido Liberal, pero hoy pertenecientes a distintas facciones.
 

Comenzó entonces, de inmediato, una torpe gestión negociadora de la OEA a cargo de su Secretario General, el chileno José Miguel Insulza, que (habiendo fracasado en su deseo de ser candidato presidencial en Chile, por el oficialismo de izquierda) busca afanosamente ser re-electo en su alto cargo en la OEA. Esa gestión estuvo caracterizada por un temprano perfil duro e intimidatorio (al que -naturalmente- se trepa inmediatamente -encantada- nuestra Presidente, la Dra. Kirchner) que terminó en el más estrepitoso fracaso. Desde el 7 de julio pasado la gestión mediadora pasó a manos de Oscar Arias, por impulso norteamericano. También Arias, está claro, fracasó en sus intentos por pacificar a Honduras.
 

El 21 de septiembre Zelaya “regresa subrepticiamente” a Tegucigalpa como “invitado” del Brasil, alojándose desde entonces en su Embajada. Desde allí, todos sus llamados a la insurrección violenta (para recuperar -por la fuerza- el sillón presidencial hondureño) no conmueven sino a pequeños grupos, motorizados aparentemente por las “valijas” de los “bolivarianos” que no deseen perder a “uno de los suyos”. 

El 24 de septiembre comienza un nuevo diálogo. Esta vez, entre hondureños. Directo e inmediato. Sin intermediarios. Es el denominado “diálogo de Guaymuras”, en recuerdo del nombre que recibía la costa oriental de Honduras en tiempos de la colonia, similar al conferido a un villorrio emplazado en la costa de la laguna de Guaimoreto, en el que habitaron los españoles enviados por Francisco de las Casas, hoy Trujillo.

Cuando ésta nueva instancia de diálogo había avanzado significativamente, pero no podía superar el último escollo referido a la forma de instrumentar la “restitución” requerida por la región del presidente depuesto (en el que muy pocos confían) los Estados Unidos deciden intervenir directamente. Envían para ello a una misión “de alto nivel”, encabezada por el experimentado y prudente Thomas Shannon, con la compañía de Dan Restrepo, el dinámico hombre joven que, desde los corredores del Consejo Nacional de Seguridad, asesora directamente al Presidente Obama sobre las cuestiones de nuestra región. Y logran, rápidamente, que las partes alcancen un acuerdo integral, que ha sido presentado al Congreso hondureño, para su ratificación e implementación. Proceso que puede estar repleto de “sorpresas”.
 
Consecuencias “extramuros”. 

El acuerdo alcanzado no sólo tendrá, como es obvio, consecuencias en el interior de Honduras. Sus consecuencias se extenderán a la región. Por una parte, seguramente destrabará las demoradas designaciones de Arturo Valenzuela (en reemplazo de Tom Shannon, como Secretario de Estado Adjunto para América Latina) y del propio Tom Shannon (ahora como Embajador de su país ante Brasil) hasta ahora bloqueadas por el Partido Republicano, descontento con el extraño manejo, por parte de la administración de su país, de la crisis hondureña.  

Por la otra, posiblemente permitirá ahora que, a partir del éxito obtenido en Honduras, la administración norteamericana se anime a ser más explícita respecto de las violaciones de derechos humanos y de las libertades civiles y políticas en la región (en particular, respecto de la libertad de opinión, en peligro cierto en varios rincones de América Latina), en lugar de hablar, como hasta hora, sólo genéricamente sobre las mismas abandonando una larga tradición de la política exterior de su país cualquiera fuere el partido en el poder, para desconcierto de la región.  

Además, la postura de Chávez, Ortega, Castro, Correa y la Sra. de Kirchner, partidarios todos de resolver las cosas en Honduras a los empujones, ha quedado -gracias a Dios- desairada. De allí que los “bolivarianos” hayan dicho que, pese a las buenas nuevas, ellos no habrán de “bailar” hasta que el “director de orquesta” (Zelaya) sea restituido. Obviamente molestos por el éxito norteamericano. El tiempo dirá si “bailan”, o no. Pero, por ahora, la diplomacia (el diálogo) prevaleció sobre las amenazas.
 
El acuerdo alcanzado.
 
Trabajosamente, el acuerdo fue avanzando. Solucionando, uno a uno, los principales puntos de fricción. Consolidándose con la visita de los altos funcionarios norteamericanos. Primero se logró que Zelaya renuncie a sus ilegales pretensiones “re-eleccionistas” que fueran las que desencadenaron la crisis. Enseguida se obtuvo también, algo esencial; esto es que todas las partes apoyen, impulsen y reconozcan el proceso electoral en marcha desde marzo del año pasado, que consagrará -en las urnas- a un nuevo Presidente el próximo 29 de noviembre.

Esta es ciertamente la “salida natural” auténtica. La lógica para la crisis. Aquella que Zelaya estaba empeñado en demoler. Pese a que ella transformará al pueblo hondureño (democráticamente) en árbitro final de la situación, desde que -con su voto- será quien decidirá el rumbo del país. Sin que (esta vez) los petrodólares de Chávez, compren también allí las voluntades, con o sin valijas de “Antonini Wilson”. Una solución ideal, entonces. De hondureños para hondureños. No impuesta desde afuera, sino generada en su interior.

El Congreso hondureño será quien decida -inapelable y finalmente- qué hacer. Lo que todos se han comprometido a respetar. Su decisión, cualquiera sea ella, será respaldada por la comunidad internacional, que ahora respeta la “auto-determinación” hondureña. Como debió siempre ser. Deberá decidir si retrotrae, o no, las cosas al estado en que estaban antes del 28 de junio pasado (“status quo ante”).

Esto transforma al Partido Nacional, opositor, en el árbitro de la situación. Con el Partido Liberal dividido entre los partidarios del candidato independiente, Elvin Santos, y el acólito de Zelaya, César Ham, la decisión del Partido Nacional inclinará presumiblemente la balanza.

Cabe destacar que las encuestas sugieren que en las elecciones que se aproximan es el Partido Nacional el que encabeza las preferencias de los hondureños. Por amplio margen. Lo que podría consagrar al moderado Porfirio (“Pepe”) Lobo Sosa como el próximo presidente del país. Pese a que sus candidatos fueran, en septiembre pasado, particularmente en la localidad de San Pedro Tula, objeto de toda suerte de intimidaciones, amenazas y atentados por parte de matones que respondían a Zelaya, interesados en descarrilar al proceso electoral. Previo a considerar la cuestión, el Congreso recibirá la opinión de la Corte Suprema de Justicia de Honduras, que hasta ahora ha sido particularmente dura con Zelaya y con sus pretensiones. No se ha dicho si su dictamen será (o no) vinculante. Pero tendrá ciertamente peso.
 
Los próximos pasos.  

Firmado que sea el acuerdo, deberá conformarse en Honduras un gobierno genuino de “unidad y reconciliación” nacional, lo que debería suceder a más tardar el próximo 5 de noviembre. El Tribunal Superior Electoral (considerado por casi todos como independiente) llamará a observadores internacionales para que actúen en las elecciones que están en marcha. Tiene ya bajo su mando a las Fuerza Armadas y la Policía del país, lo que asegura que no serán utilizadas sino para lograr que las elecciones tengan lugar y sean cristalinas y transparentes. 

Habrá, además, una Comisión de Verificación del cumplimiento del acuerdo alcanzado, conformada por cuatro miembros: dos en representación de la comunidad internacional (Ricardo Lagos, el ex Presidente chileno y la Secretaria de Trabajo norteamericana, Hilda Solís) y dos en representación de los “bandos” en puja en Honduras.

Si todo sale bien, el 27 de enero próximo un nuevo Presidente deberá asumir el mando en Honduras. Con o sin (en función de lo que resuelva el Congreso hondureño) Zelaya entregando la banda presidencial. A partir de allí, una Comisión de la Verdad investigará lo sucedido y emitirá su opinión. En un espacio en el que no habrá amnistías, será decisiva ante la historia.

En cuanto el acuerdo se ponga en marcha, las sanciones económicas dispuestas contra Honduras deberían comenzar a ser dejadas sin efecto. Su efecto, en la realidad, fue casi insignificante respecto de las voluntades de las partes en conflicto. Pero tuvieron un claro simbolismo. 

Para Honduras, la hora de la esperanza se ha abierto. Para la diplomacia norteamericana, un triunfo, hijo de la prudencia en el andar y el diálogo utilizado acertadamente como el instrumento central (natural) de la diplomacia. Reemplazando a las amenazas, las intimidaciones y los empujones, a los que lamentablemente se sumara la actual administración nacional argentina, agregando así un papelón más a la lista de los acumulados en los últimos cinco años. Una pena. Pero ese es el “estilo” de gobierno. Dentro y fuera de nuestro país. De allí que esa actitud no sorprende. Una actitud ortodoxa, moderada y prudente hubiera sido inesperada. Ya nos conocen en el exterior. Por eso pocos confían en nosotros.

Cuando se abre una nueva etapa dos figuras han salido dañadas: la del chileno José Miguel Insulza y la del Embajador norteamericano en Tegucigalpa, Hugo Llorens, contra quien el Wall Street Journal ha descargado sus baterías. Y no sin razón. Como “abriendo el paraguas” frente a una no imposible decisión adversa del Congreso de su país, “Mel” Zelaya apenas dos días después de haber dado su conformidad con el acuerdo sostuvo que si no se lo restituye “el acuerdo sería nulo”. Lo cierto es que todos (incluyendo a él mismo) delegaron en el Poder Legislativo local la manera de poner fin a la crisis. Sin imponerle criterios, ni condiciones.
 
 
  
Emilio Cárdenas, Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.
 Otros artículos que te pueden interesar
El blue podría desacelerarse, mientras la vacuna se enfría
Las acciones de Pfizer cerraron con un alza de casi un 8% y desde entonces, a medida que en el mercado y las bolsas se enfrían la noticia de la vacuna no han dejado de bajar cotizando ahora a 37,84.
En torno al teletrabajo
Esto del teletrabajo y el Zoom puede colocarse en el lado del activo de esta desgracia de la pandemia que a todos nos afecta.
Un balance resumido del Foro de San Pablo
Las izquierdas han resuelto pasar de la defensiva a la ofensiva, agruparse y volver a la carga
Las conductas y los modales importan en Estados Unidos
Todos los interesados en preservar la sociedad libre deben preocuparse y ocuparse en fortalecer los valores tradicionales de Estados Unidos, la revolución más exitosa en lo que va de la historia de la humanidad
Dos naciones abiertamente descontentas
Argentina y Bielorrusia, los dos países viven en la intranquilidad, con fragilidad de corto plazo y sin proyectar un futuro de crecimiento que sea atractivo.
AHORA EN PORTADA | Ver  
América Latina es la región con la más alta proporción de mujeres emprendedoras

Estados con economías más desarrolladas como Alemania, Japón y España cuentan con tasas muy bajas
MUERTE DE UN ÍDOLO
Los hitos futbolísticos

La leyenda del fútbol argentino Diego Armando Maradona falleció el miércoles 25 de noviembre de 2020 a la edad de 60 años tras sufrir un paro cardiorrespiratorio en Tigre, Buenos Aires.
María Zambrano y Ramón Gaya: "Y así nos entendimos…"

La correspondencia entre la filósofa y el pintor y ensayista, publicada por Pre-textos, constituye un testimonio indispensable de la época que les tocó vivir y de una amistad intensa.
En torno al teletrabajo

Esto del teletrabajo y el Zoom puede colocarse en el lado del activo de esta desgracia de la pandemia que a todos nos afecta.
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2009

Una extraña "defensa" de la libertad de opinión

La oposición finalmente se moviliza en Nicaragua

Dime con quién andas

Honduras: el triunfo del diálogo

Ver posts de otros meses

NOVIEMBRE 2020 (7 artículos)

OCTUBRE 2020 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2020 (3 artículos)

AGOSTO 2020 (3 artículos)

JULIO 2020 (3 artículos)

JUNIO 2020 (1 artículos)

ABRIL 2020 (4 artículos)

MARZO 2020 (4 artículos)

FEBRERO 2020 (4 artículos)

DICIEMBRE 2019 (8 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (8 artículos)

OCTUBRE 2019 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (8 artículos)

AGOSTO 2019 (5 artículos)

JULIO 2019 (7 artículos)

JUNIO 2019 (6 artículos)

MAYO 2019 (6 artículos)

ABRIL 2019 (4 artículos)

MARZO 2019 (5 artículos)

FEBRERO 2019 (4 artículos)

ENERO 2019 (5 artículos)

DICIEMBRE 2018 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (4 artículos)

OCTUBRE 2018 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (4 artículos)

AGOSTO 2018 (7 artículos)

JULIO 2018 (5 artículos)

JUNIO 2018 (4 artículos)

MAYO 2018 (6 artículos)

ABRIL 2018 (4 artículos)

MARZO 2018 (4 artículos)

FEBRERO 2018 (6 artículos)

ENERO 2018 (3 artículos)

DICIEMBRE 2017 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (2 artículos)

OCTUBRE 2017 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (4 artículos)

AGOSTO 2017 (5 artículos)

JULIO 2017 (4 artículos)

JUNIO 2017 (4 artículos)

MAYO 2017 (5 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (7 artículos)

FEBRERO 2017 (5 artículos)

ENERO 2017 (4 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (5 artículos)

OCTUBRE 2016 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (6 artículos)

JULIO 2016 (5 artículos)

JUNIO 2016 (7 artículos)

MAYO 2016 (4 artículos)

ABRIL 2016 (5 artículos)

MARZO 2016 (5 artículos)

FEBRERO 2016 (4 artículos)

ENERO 2016 (4 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (4 artículos)

AGOSTO 2015 (5 artículos)

JULIO 2015 (4 artículos)

JUNIO 2015 (5 artículos)

MAYO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (4 artículos)

MARZO 2015 (5 artículos)

FEBRERO 2015 (5 artículos)

ENERO 2015 (4 artículos)

DICIEMBRE 2014 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (4 artículos)

OCTUBRE 2014 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (6 artículos)

AGOSTO 2014 (6 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (7 artículos)

MAYO 2014 (5 artículos)

ABRIL 2014 (7 artículos)

MARZO 2014 (6 artículos)

FEBRERO 2014 (4 artículos)

ENERO 2014 (4 artículos)

DICIEMBRE 2013 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (4 artículos)

OCTUBRE 2013 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (4 artículos)

AGOSTO 2013 (4 artículos)

JULIO 2013 (5 artículos)

JUNIO 2013 (4 artículos)

MAYO 2013 (4 artículos)

ABRIL 2013 (6 artículos)

MARZO 2013 (5 artículos)

FEBRERO 2013 (4 artículos)

ENERO 2013 (5 artículos)

DICIEMBRE 2012 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (4 artículos)

OCTUBRE 2012 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (4 artículos)

AGOSTO 2012 (5 artículos)

JULIO 2012 (4 artículos)

JUNIO 2012 (5 artículos)

MAYO 2012 (4 artículos)

ABRIL 2012 (5 artículos)

MARZO 2012 (4 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (5 artículos)

DICIEMBRE 2011 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (5 artículos)

OCTUBRE 2011 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (2 artículos)

JULIO 2011 (3 artículos)

JUNIO 2011 (4 artículos)

MAYO 2011 (5 artículos)

ABRIL 2011 (4 artículos)

MARZO 2011 (4 artículos)

FEBRERO 2011 (4 artículos)

ENERO 2011 (3 artículos)

DICIEMBRE 2010 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (2 artículos)

OCTUBRE 2010 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (4 artículos)

AGOSTO 2010 (4 artículos)

JULIO 2010 (5 artículos)

JUNIO 2010 (5 artículos)

MAYO 2010 (4 artículos)

ABRIL 2010 (4 artículos)

MARZO 2010 (5 artículos)

FEBRERO 2010 (4 artículos)

ENERO 2010 (6 artículos)

DICIEMBRE 2009 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (4 artículos)

OCTUBRE 2009 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (5 artículos)

AGOSTO 2009 (2 artículos)

JULIO 2009 (4 artículos)

JUNIO 2009 (3 artículos)

MAYO 2009 (4 artículos)

ABRIL 2009 (3 artículos)

MARZO 2009 (4 artículos)

FEBRERO 2009 (4 artículos)

ENERO 2009 (5 artículos)

DICIEMBRE 2008 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (5 artículos)

OCTUBRE 2008 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2008 (4 artículos)

AGOSTO 2008 (4 artículos)

JULIO 2008 (4 artículos)

JUNIO 2008 (4 artículos)

MAYO 2008 (5 artículos)

ABRIL 2008 (3 artículos)

MARZO 2008 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2006 (1 artículos)

LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
En torno al teletrabajo
Dos naciones abiertamente descontentas
Un balance resumido del Foro de San Pablo
Las conductas y los modales importan en Estados Unidos
El blue podría desacelerarse, mientras la vacuna se enfría

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS