Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
10 MAYO 2021 | ACTUALIZADO 07:26
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ALBERTO BENEGAS LYNCH (H)

Alberto Benegas Lynch
Argentina: una preocupante falta de respeto de la propiedad
Para el autor dice que desde la década de 1930 en Argentina se han venido ignorando principios como el de la protección de la propiedad privada y que esto ha derivado en un deterioro marcado de la economía.
Actualizado 2 enero 2009  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Alberto Benegas Lynch (h)   
 Las veleidades del poder
 EE.UU: la manía de la autopsia resucitada
 La efímera España liberal: una nota al pie
 El precio de la independencia

Nuestro país era la admiración del mundo hasta que nos volvimos fascistas en el 30 y mucho más acentuadamente a partir del golpe del 43 en adelante. Hasta entonces la Argentina ostentaba salarios del peón rural y de los obreros de la incipiente y vigorosa industria que eran superiores a los de Suiza, Alemania, Francia, Italia, España y muy poco por debajo de los de Inglaterra.

Estábamos a la altura de los Estados Unidos en muchos rubros. Nuestras exportaciones se ubicaban a la par con las de Canadá y Australia. La población se duplicaba cada diez años. En el Centenario, miembros de la Academia Francesa compararon la calidad de los debates de esa corporación con los que tenían lugar en el Parlamento argentino.

Luego abandonamos los principios rectores de la Constitución del 53 y adoptamos las recetas colectivistas de los socialismos, keynesianismos, cepalinos y demás autoritarismos planificadores que otorgaron facultades omnímodas al poder que empobrecieron al país y degradaron valores esenciales, lo cual venimos incorporando con entusiasmo creciente desde entonces sin solución de continuidad bajo una u otra denominación política y en medio de barquinazos más o menos profundos de naturaleza diversa.

El eje central de tamaño desvío se debe a la falta de respeto a los derechos de propiedad. Por esto es que Alberdi escribe que "comprometed, arrebatad la propiedad, es decir, el derecho exclusivo que cada hombre tiene de usar y disponer ampliamente de su trabajo, su capital y de sus tierras para producir lo conveniente para sus necesidades o goces, y con ello no hacéis más que arrebatar a la producción sus instrumentos, es decir, paralizarla en sus funciones fecundas, hacer imposible la riqueza. Tal es la trascendencia económica de todo ataque a la propiedad [...] La propiedad sin el uso ilimitado es un derecho nominal, la Constitución argentina ha consagrado por su artículo 14 el derecho amplísimo de usar y disponer de su propiedad con lo cual ha echado un cerrojo de fierro a los avances del socialismo [...] El ladrón privado es el más débil de los enemigos que la propiedad reconozca. Ella puede ser atacada por el Estado, en nombre de la utilidad pública".

Solo para citar un ejemplo actual a la flagrante violación al antedicho principio, veamos el caso del atraco impune a los recursos de los jubilados. Desde el gobierno se declama que no es una estatización con lo que se revela un desconocimiento superlativo de los más elemental.

No es posible ni admisible que los representantes del aparato estatal se expresen como si la República Argentina fuera la estancia personal de los gobernantes. Resulta tragicómico, digno de la producción cinematográfica Bananas de Woody Allen, las peroratas de burócratas que en lugar de garantizar seguridad y justicia pretenden suplantar millones de arreglos contractuales y conocimientos dispersos, por decretos y reglamentaciones que bloquean precios y asignaciones de los siempre escasos factores de producción. Esta soberbia y arrogancia supina es lo que precisamente condujo al derrumbamiento del Muro de la Vergüenza en Berlín.

A raíz de una presentación televisiva de John Stossel es pertinente imaginar el complicado proceso que significa disponer de un simple trozo de carne en la góndola de un supermercado. Miremos en regresión algunas de las cientos de miles de operaciones que esto implica. Pensemos en las empresas inmobiliarias que venden campos, los agrimensores que miden parcelas, los alambrados y postes, los peones que recorren la propiedad, la adquisición de caballos, la fabricación de monturas, la producción de sembradoras y cosechadoras, los bancos y las cartas de crédito, las transportadoras, las empresas de semillas, las de fertilizantes y las de plaguicidas, las adquisiciones de hacienda, el engorde, los veterinarios, la construcción de mangas, la productoras de vacunas etc.

En cada segmento del proceso nadie pensaba en el trozo de carne envuelto en celofán en el supermercado. Cada uno centra su atención en su interés inmediato y se aprovechan los conocimientos muy distintos de quienes se encuentran en el sitio respectivo, con lo que la coordinación de todo el proceso se lleva a cabo a través de las señales de los precios que van guiando la producción en las múltiples etapas.

Sin propiedad no hay precios: si se decide abolir la propiedad y se preguntara de que conviene construir caminos con oro o con asfalto no existe respuesta posible y si alguien sostiene que con el metal aurífero sería un derroche es porque recordó los precios relativos antes de eliminar la propiedad. No resulta posible la evaluación de proyectos, la contabilidad ni cálculo económico alguno sin derechos de propiedad. La economía totalitaria es una contradicción en los términos. Y no es necesaria la medida extrema de abolir aquella institución para que comiencen los problemas: en la medida de la ingerencia estatal en la propiedad, los precios trasmiten señales falsas que consumen capital y, por ende, se reducen los salarios e ingresos de la comunidad.

Pero henos aquí que de tanto en tanto irrumpen en diversos lares los planificadores que al concentrar ignorancia pretenden coordinar todo, con lo cual aparecen los consabidos desajustes y desabastecimientos. Y no se trata de contar con ordenadores con la suficiente memoria para almacenar la monumental cantidad de datos necesarios puesto que sencillamente la información no se encuentra disponible con anterioridad a que las operaciones se lleven a cabo.

Por esto es que la incontinencia verbal y las acrobacias lingüísticas de los funcionarios de turno en sus inauditos discursos planificadores solo ponen al descubierto que están inmersos en un desconocimiento supino de principios básicos. Lo que ocurre es lo que decía Alberdi con magistral elocuencia : "después de ser máquinas del fisco español, hemos pasado a serlo del fisco nacional: he aquí toda la diferencia. Después de ser colonos de España, lo hemos sido de nuestros gobiernos patrios: siempre Estados fiscales, siempre máquinas serviles de rentas que jamás llegan, porque la miseria y el atraso nada pueden redituar". En otros términos, el padre de nuestra Constitución concluía con esta pregunta que respondía del siguiente modo: "¿Qué exige la riqueza de parte de la ley para producirse y crearse? Lo que Diógenes exigía de Alejandro: que no le haga sombra".

Es imperioso repasar las fuentes de nuestra ya lejana prosperidad, pero como en este momento, en el contexto de nuestros males, las actuales autoridades ponen de manifiesto una intensa simpatía por Keynes, cerramos esta nota con lo que este autor escribió en el prólogo a la edición alemana de su obra más conocida, en 1936, en plena época nazi, citado en el noveno volumen de las Obras Completas del premio Nobel en Economía F.A. Hayek: "la teoría de la producción global, que es el propósito del libro que aparece a continuación, es mucho más fácilmente adaptable a las condiciones de un Estado totalitario que a la teoría de la producción y distribución generado bajo las condiciones de libre competencia y un grado extendido de laissez-faire".


Fuente: Cato Institute

 Otros artículos que te pueden interesar
¿Cómo sigue el dólar?
Los principales índices de acciones bajan y avanzan levemente los retornos de los bonos gubernamentales, con lo que el atractivo del billete verde aumenta
La autonomía de la Ciudad Autónoma
La Corte se pronunciaría por la autonomía de la Ciudad Autónoma, valga el juego de palabras
Argentina ante un dilema: libertad o sumisión
El Gobierno debería apelar a la razón para poder encontrar los medios idóneos que impidan la tan temida desintegración social, garantizando  un mejor nivel de vida.
Otro paso adelante en la eliminación de la pena de muerte en los EEUU
Virginia es ahora el 23° Estado norteamericano que la prohíbe expresamente
En México, Andrés Manuel López Obrador ´muestra la hilacha
La independencia del Poder Judicial mexicano, está en juego
AHORA EN PORTADA | Ver  
Otro paso adelante en la eliminación de la pena de muerte en los EEUU

Virginia es ahora el 23° Estado norteamericano que la prohíbe expresamente
¿Cómo sigue el dólar?

Los principales índices de acciones bajan y avanzan levemente los retornos de los bonos gubernamentales, con lo que el atractivo del billete verde aumenta
5G
Barcelona, entre las diez ciudades con el 5G más rápido del mundo

La Ciudad Condal tiene una velocidad de descarga de 188,8 Mbps de media, lo que la sitúa en el noveno puesto de esta liga mundial de la velocidad.
DÍA DE STAR WARS
Los héroes de Marvel siguen siendo los reyes de la taquilla

Harry Potter, el mago más famoso del mundo, ocupa el tercer puesto, con una taquilla de 9.215 millones de dólares
La autonomía de la Ciudad Autónoma

La Corte se pronunciaría por la autonomía de la Ciudad Autónoma, valga el juego de palabras
ARCHIVO
ENERO 2009

Bomberos que incendian

El ritual de la lectura

Otra aberración de Bush

Argentina: una preocupante falta de respeto de la propiedad

Ver posts de otros meses

MAYO 2021 (2 artículos)

ABRIL 2021 (10 artículos)

MARZO 2021 (9 artículos)

FEBRERO 2021 (12 artículos)

ENERO 2021 (10 artículos)

DICIEMBRE 2020 (9 artículos)

NOVIEMBRE 2020 (6 artículos)

OCTUBRE 2020 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2020 (10 artículos)

AGOSTO 2020 (10 artículos)

JULIO 2020 (4 artículos)

JUNIO 2020 (4 artículos)

ABRIL 2020 (6 artículos)

MARZO 2020 (3 artículos)

FEBRERO 2020 (1 artículos)

ENERO 2020 (1 artículos)

DICIEMBRE 2019 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (2 artículos)

OCTUBRE 2019 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (4 artículos)

AGOSTO 2019 (3 artículos)

JULIO 2019 (5 artículos)

JUNIO 2019 (4 artículos)

MAYO 2019 (2 artículos)

ABRIL 2019 (2 artículos)

MARZO 2019 (2 artículos)

FEBRERO 2019 (4 artículos)

ENERO 2019 (5 artículos)

DICIEMBRE 2018 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (3 artículos)

OCTUBRE 2018 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (5 artículos)

AGOSTO 2018 (4 artículos)

JULIO 2018 (4 artículos)

JUNIO 2018 (4 artículos)

MAYO 2018 (2 artículos)

ABRIL 2018 (3 artículos)

MARZO 2018 (6 artículos)

FEBRERO 2018 (5 artículos)

ENERO 2018 (4 artículos)

DICIEMBRE 2017 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (4 artículos)

OCTUBRE 2017 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (7 artículos)

AGOSTO 2017 (4 artículos)

JULIO 2017 (5 artículos)

JUNIO 2017 (8 artículos)

MAYO 2017 (5 artículos)

ABRIL 2017 (5 artículos)

MARZO 2017 (5 artículos)

FEBRERO 2017 (4 artículos)

ENERO 2017 (4 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (6 artículos)

OCTUBRE 2016 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (5 artículos)

JULIO 2016 (5 artículos)

JUNIO 2016 (6 artículos)

MAYO 2016 (4 artículos)

ABRIL 2016 (4 artículos)

MARZO 2016 (6 artículos)

FEBRERO 2016 (5 artículos)

ENERO 2016 (5 artículos)

DICIEMBRE 2015 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (5 artículos)

OCTUBRE 2015 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (4 artículos)

AGOSTO 2015 (4 artículos)

JULIO 2015 (4 artículos)

JUNIO 2015 (5 artículos)

MAYO 2015 (5 artículos)

ABRIL 2015 (4 artículos)

MARZO 2015 (5 artículos)

FEBRERO 2015 (4 artículos)

ENERO 2015 (6 artículos)

DICIEMBRE 2014 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (4 artículos)

OCTUBRE 2014 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (6 artículos)

AGOSTO 2014 (5 artículos)

JULIO 2014 (6 artículos)

JUNIO 2014 (5 artículos)

MAYO 2014 (6 artículos)

ABRIL 2014 (5 artículos)

MARZO 2014 (8 artículos)

FEBRERO 2014 (7 artículos)

ENERO 2014 (4 artículos)

DICIEMBRE 2013 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (5 artículos)

OCTUBRE 2013 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (4 artículos)

AGOSTO 2013 (5 artículos)

JULIO 2013 (3 artículos)

JUNIO 2013 (4 artículos)

MAYO 2013 (6 artículos)

ABRIL 2013 (4 artículos)

MARZO 2013 (4 artículos)

FEBRERO 2013 (4 artículos)

ENERO 2013 (5 artículos)

DICIEMBRE 2012 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (5 artículos)

OCTUBRE 2012 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (5 artículos)

AGOSTO 2012 (4 artículos)

JULIO 2012 (6 artículos)

JUNIO 2012 (5 artículos)

MAYO 2012 (4 artículos)

ABRIL 2012 (3 artículos)

MARZO 2012 (4 artículos)

FEBRERO 2012 (2 artículos)

ENERO 2012 (4 artículos)

DICIEMBRE 2011 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (2 artículos)

OCTUBRE 2011 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (1 artículos)

JUNIO 2011 (1 artículos)

MAYO 2011 (1 artículos)

ABRIL 2011 (1 artículos)

MARZO 2011 (3 artículos)

FEBRERO 2011 (3 artículos)

ENERO 2011 (2 artículos)

DICIEMBRE 2010 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (4 artículos)

OCTUBRE 2010 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (2 artículos)

AGOSTO 2010 (4 artículos)

JULIO 2010 (4 artículos)

JUNIO 2010 (3 artículos)

MAYO 2010 (5 artículos)

ABRIL 2010 (4 artículos)

MARZO 2010 (4 artículos)

FEBRERO 2010 (4 artículos)

ENERO 2010 (3 artículos)

DICIEMBRE 2009 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (3 artículos)

OCTUBRE 2009 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (3 artículos)

AGOSTO 2009 (2 artículos)

JULIO 2009 (3 artículos)

JUNIO 2009 (2 artículos)

MAYO 2009 (3 artículos)

ABRIL 2009 (2 artículos)

MARZO 2009 (2 artículos)

FEBRERO 2009 (3 artículos)

ENERO 2009 (4 artículos)

DICIEMBRE 2008 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (4 artículos)

OCTUBRE 2008 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2008 (6 artículos)

AGOSTO 2008 (3 artículos)

JULIO 2008 (4 artículos)

JUNIO 2008 (6 artículos)

MAYO 2008 (3 artículos)

ABRIL 2008 (4 artículos)

LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Perú: duras sanciones parlamentarias contra los ´vacunados VIP
En torno a cacerolazos y banderazos
Meditaciones sobre la deuda pública externa
Argentina ante un dilema: libertad o sumisión
¿Qué tan eficaces son las vacunas contra la COVID-19?

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS