Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
13 JULIO 2020 | ACTUALIZADO 21:51
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
Trino Márquez
Tiempo de abusos
Cada vez que nos aproximamos a una fecha electoral el teniente coronel Chávez Frías se encarga de recordarnos que éste es un país donde impera la ley del caudillo...
Actualizado 29 octubre 2008  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Trino Márquez   
 Uribe y CHávez: dos caminos.
 Es comunismo, no socialismo democrático
 ¿Existirá realmente un comunismo del siglo XXI?
 El cerco alrededor de la iniciativa privada
Cada vez que nos aproximamos a una fecha electoral el teniente coronel Chávez Frías se encarga de recordarnos que éste es un país donde impera la ley del caudillo, donde las instituciones del Estado claudicaron frente al comportamiento atrabiliario del autócrata y donde el pueblo es irrespetado continuamente por un gobernante que se considera el capataz de una encomienda.

Para levantar un amplio y sustanciado expediente de los atropellos contra la legalidad, no hay que remontarse a los inicios de esta década de pesadilla cuando, pasando por encima de la Constitución del 61, Chávez Frías impuso la Constituyente, origen de buena parte de los males que hoy nos aquejan. Basta con examinar lo ocurrido en las últimas tres citas electorales para tener una visión exacta de cuál es el lugar que ocupan en Venezuela las normas y las leyes. Es suficiente con explorar lo sucedido en diciembre de 2006, en el referendo aprobatorio de diciembre de 2007 y lo que está aconteciendo con motivo de las próximas elecciones regionales del 23-N. En cada uno de estos episodios hemos sido testigos del abuso desbordante del primer mandatario, traducido en el uso descarado de los recursos del Estado para promover su candidatura, su proyecto de reforma constitucional o sus aspirantes a gobernadores y alcaldes, según el caso de que se trate.

En 2006 el símbolo de ese oprobio fue la famosa frase "roja-rojita", acuñada por Rafael Ramírez, ministro de Energía y Petróleo y presidente de PDVSA (además de ser uno de los vicepresidentes del PSUV), nada más y nada menos que en un local de la empresa y en medio de una reunión con gerentes y directivos cuyos sueldos son pagados con recursos financieros que pertenecen a la Nación. Ese emblema del ventajismo y de la impudicia con la que actúa el Gobierno durante los períodos electorales, ocupa un lugar destacado en la historia de la infamia chavista. Para el evento de diciembre de 2007, el aparato gubernamental y estadal se puso al servicio del descocado y anacrónico proyecto elaborado por Chávez. Sin ninguna clase de pudor la maquinaria pública hizo campaña por el SI, pasando de este modo con una aplanadora por encima del artículo 145 de la Constitución, que señala de manera muy clara que "los funcionarios y funcionarias están al servicio del Estado y no de parcialidad alguna".

Para los comicios regionales del 23-N el caudillo ha mantenido el mismo estilo de las ocasiones anteriores, aunque ha introducido algunas variantes que hacen aún más grotesca y escandalosa su intervención. Las continuas e interminables cadenas siguen igual que siempre. Por "quítame esta paja", se tira horas y horas de chácharas en las que habla de lo humano y lo divino, sin que esas historias, aliñadas con anécdotas personales, vengan a cuento, le interesen en algo al país o contribuyan a la estabilidad de la nación. El único propósito de esas inicuas peroratas es captar la atención de todo el mundo, convertirse en el centro alrededor del cual gravite el debate público, y darle un giro al evento electoral para convertirlo en un plebiscito en torno a su figura y a su permanencia en Miraflores. Dentro de esta misma línea se ubican los ataques desconsiderados a Manuel Rosales, a Pablo Pérez, a Morel Rodríguez y, desde luego, a quienes le acompañaron hasta hace muy poco tiempo, como Eduardo Manuit y el general del eructo. Todos ellos han sido víctimas del verbo implacable y desquiciado del primer mandatario, que no se para en mientes para utilizar de forma cobarde todo el poder que le concede ejercer la jefatura del Estado, con el fin de zaherir a personas que no tienen el poder ni la capacidad de enfrentarlo en el mismo terreno. Esta es una característica de los pusilánimes: plantear las peleas en terrenos desiguales donde ellos, de antemano, tienen todas las ventajas a su favor.

La procacidad, soberbia e injustificada arrogancia con la que actúa el comandante, se explica desde el punto de vista político porque a través de ese comportamiento quiere polarizar el debate electoral, para aparecer él como el eje articulador de la campaña electoral. La descentralización le interesa tan poco, sus candidatos son tan ineptos y los mensajes que transmiten tan insulsos, que el caudillo necesita salir en auxilio de esas pobres figuras para que, guindados de su casaca, tengan alguna posibilidad de triunfar.

Ahora bien, aunque esa conducta soez tenga una explicación racional, carece de toda justificación moral y ética. Hugo Chávez, hasta el 10 de enero de 2013, ni un día más, será el Presidente de la República, y su obligación es comportarse como tal. En su condición de jefe de Estado no tiene ningún derecho, ni lo asiste ninguna razón, para valerse de los recursos del Estado con el fin de difamar o escarnecer a ninguna persona, por opositora o disidente que pueda ser. El Presidente no puede formar parte de la diatriba política como si se tratase de un guapo de barrio o jefe de una banda de pistoleros. Su altísima investidura lo obliga a mantener las formas inherentes a su cargo. En este plano carece de opciones: ninguna contienda electoral, por reñida que sea, justifica que el Presidente de la República atropelle las obligaciones que se desprenden de su función.

El CNE y el Poder Moral, tan sumisos y complacientes con el ciudadano Presidente de la República, ganarían mucho prestigio si hicieran lo mismo que la Iglesia Católica: un llamado al primer magistrado para que modere su lenguaje y comportamiento y respete la pluralidad. La democracia y la decencia saldrían beneficiadas, el país lo agradecería, y esas autoridades ganarían una estima que buena falta les hace. 

Fuente: Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la libertad (CEDICE)

 Otros artículos que te pueden interesar
El Peligroso Y Generalizado Círculo Nefasto
¿Cómo es posible que no se comprenda que es un atropello que los burócratas pretendan cobrar emolumentos en medio de la catástrofe?
Los destrozos de la cuarentena, según cuál mercado
En los mercados emergentes, se espera que la producción económica se contraiga 10% -20% en el segundo trimestre
Mientras Wall Street sorprende, Argentina defrauda
La economía seguirá cayendo fuerte aun cuando se levante la cuarentena y, si no se levanta, el país directamente desaparece.
¿Nueva normalidad? Solo para humanoides
Es solo cuestión de tiempo para que volvamos a ser lo que tenemos que ser, personas normales y no humanoides, robots dirigidos desde el comando central.
¿Mendoza se independiza?
En estos días ha habido declaraciones sobre una amenaza independentista, en realidad no para ejecutarla pues ello requeriría una reforma constitucional para convertir a nuestro país en una confederación que sustituya la actual federación.
AHORA EN PORTADA | Ver  
Más de 3.000 refugiados congoleños llegan a Uganda en tres días

El 65% de los recién llegados son niños. En el grupo también había 33 mujeres embarazadas, dos de las cuales fueron trasladadas inmediatamente al Centro de Salud Zeu III la semana pasada, donde dieron a luz a un niño y una niña.
MERCADO BURSÁTIL
Mercado Libre ya vale más de 50.000 millones de dólares

el valor de mercado de la plataforma de e-commerce Mercado Libre superó por primera vez los 50.000 millones de dólares estadounidenses.
IMPACTO DEL CORONAVIRUS EN AMÉRICA LATINA
¿Conseguirá América Latina aplanar la curva?

América Latina y el Caribe sobrepasan ya los tres millones de casos detectados de la enfermedad COVID-19
Ortega y Gasset, meditaciones de El Espectador

Hermida Editores publica un sucinto compendio de momentos espectaculares de "El Espectador " de José Ortega y Gasset (Madrid, 1883-1955), escogidos de entre los ocho tomos del proyecto más periodístico del filósofo español. La selección corre a cargo del profesor de la Universidad de Valencia Francisco Fúster
El Peligroso Y Generalizado Círculo Nefasto

¿Cómo es posible que no se comprenda que es un atropello que los burócratas pretendan cobrar emolumentos en medio de la catástrofe?
ARCHIVO
Ver posts de otros meses

ENERO 2010 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (4 artículos)

AGOSTO 2009 (1 artículos)

JUNIO 2009 (1 artículos)

MAYO 2009 (1 artículos)

MARZO 2009 (2 artículos)

FEBRERO 2009 (3 artículos)

ENERO 2009 (2 artículos)

DICIEMBRE 2008 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (3 artículos)

OCTUBRE 2008 (1 artículos)

LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
No hay peor ciego que el que no quiere ver…
Hay curvas de bonos y "curvas de default"
Algunos tips del mercado, hoy
El respeto y la cortesía están en el corazón mismo de la política exterior
El Peligroso Y Generalizado Círculo Nefasto

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS