Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
17 ENERO 2018 | ACTUALIZADO 03:54
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ELENA VALERO NARVÁEZ

Argentina: un paso atrás
Los acontecimientos de ayer en Buenos Aires, en la calle,  y en el Congreso, muestran las dificultades que tenemos en el camino de mejorar la democracia.
Actualizado 18 diciembre 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Elena Valero Narváez   

En nuestro país no son pocos los que descreen del sistema, aunque por motivos diferentes. Están los que subrayan exageradamente sus defectos y proponen sólo República. Y otros que la usan para cometer desmanes, cortar calles, pasar por encima de las normas, aprovechando que  la democracia se basa en la tolerancia.

Esto se debe a que no conocen o no entienden las bondades del sistema. Muchos, por ello, no se dan cuenta de que tanto por desconocimiento, críticas exacerbadas o acciones anti sistema, les hacen el caldo gordo a quienes desean ir hacia la dictadura.

La democracia, un fenómeno espontáneo, en los países donde funciona mejor, al principio fue limitada, lo que dio el tiempo necesario para la estructuración de partidos políticos. 

De esta manera se pudo integrar a las masas disponibles al espacio político, evitando así,  el carácter disruptivo de la participación total. Esto permitió que la democracia se expandiera y perfeccionara. Lo muestran, por ejemplo,  Inglaterra y EEUU,  donde este proceso se dio mucho mejor que en nuestro país. En esos países en el período de democracia limitada, se estructuraron partidos políticos,  ello evitó que las masas quedaran al margen y con el peligro de ser captadas y usadas por líderes antidemocráticos en busca de un poder omnímodo.

En nuestro país quienes son responsables de dirigir los destinos del país, en vez de insultarse entre ellos y usar e incitar a la violencia, debieran entender, si realmente quieren un país mejor, la importancia que tiene el respeto a la Constitución y al sistema democrático. Sin ello, el camino es un régimen corporativo donde cada sector golpea directamente al poder en busca de  sus propios intereses provocando desorden y violencia. Es así como, aparece un poder autoritario que reemplaza la democracia, para imponer el necesario orden, sin el cual no puede funcionar la sociedad. Lo experimentamos con el entonces coronel Perón y este, también,  fue el origen de los golpes militares:  la gente y los líderes de partidos debilitados pidieron, con insistencia, que se impusiera el orden, aunque después lo olvidaron.  Los resultados ya los conocemos. Aún nos duele y continuamos sin poder salir  una de las más hondas grietas, donde ni siquiera se ha podido conseguir una justicia ecuánime.

Hoy los actores políticos debieran reforzar los mecanismos institucionales y las normas que orientan el tratamiento del conflicto político, poner en vigencia, después de doce años de herir el sistema, el marco normativo democrático al cual deben supeditarse quienes viven en un país,  que desde 1983,  intenta vivir, aunque precariamente , con tolerancia, orden y justicia.

La democracia pone, también, vallas al Estado, el cual,  siempre  con apetencia devoradora,  intenta fagocitarse a la sociedad civil, con controles,  congelamiento de precios  o nacionalizaciones,  por ejemplo,  y a los mecanismos democráticos que ella provee para regular el conflicto.

 Recordando  los  lamentables acontecimientos de ayer, viene bien, terminar la nota con Karl Popper, el Sócrates del siglo XX : “…para Voltaire - y con razón- hay una insensatez, la intolerancia, difícil de tolerar. En realidad,  es aquí,  dónde encuentra su límite la intolerancia. Si concedemos a la intolerancia el derecho a ser tolerada, destruimos la tolerancia y el Estado constitucional. Este fue el destino de la República de Weimar”

Elena Valero Narváez.
Periodista, Miembro de Número de la Academia Argentina de la Historia.
 
 Otros artículos que te pueden interesar
Identidad de género e igualdad y no discriminación a parejas del mismo sexo en Costa Rica
Más naturaleza y menos soberbia
Venezuela "castiga" a Brasil
Noticias y opinión en los medios
El héroe de nuestra época: Edward Snowden
AHORA EN PORTADA | Ver  
Ripple, la criptomoneda de los bancos, la que más creció en 2017
¿Existen aparatos programados para no durar para siempre?
Identidad de género e igualdad y no discriminación a parejas del mismo sexo en Costa Rica
La caja de Pandora del presidente Wilson
Noticias y opinión en los medios
ARCHIVO
DICIEMBRE 2017

Argentina: un paso atrás

La cultura estatista

Ver posts de otros meses

NOVIEMBRE 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2017 (1 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

JULIO 2017 (2 artículos)

JUNIO 2017 (1 artículos)

MAYO 2017 (1 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

FEBRERO 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2016 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

JULIO 2016 (1 artículos)

JUNIO 2016 (1 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

FEBRERO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (1 artículos)

DICIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (1 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

JUNIO 2015 (1 artículos)

MAYO 2015 (1 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (2 artículos)

DICIEMBRE 2014 (1 artículos)

OCTUBRE 2014 (2 artículos)

AGOSTO 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (2 artículos)

MAYO 2014 (2 artículos)

ABRIL 2014 (1 artículos)

FEBRERO 2014 (1 artículos)

ENERO 2014 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (1 artículos)

OCTUBRE 2013 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (1 artículos)

AGOSTO 2013 (2 artículos)

JUNIO 2013 (1 artículos)

ABRIL 2013 (1 artículos)

MARZO 2013 (1 artículos)

ENERO 2013 (1 artículos)

OCTUBRE 2012 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (2 artículos)

AGOSTO 2012 (1 artículos)

MAYO 2011 (1 artículos)

AGOSTO 2010 (2 artículos)

JULIO 2010 (2 artículos)

MAYO 2010 (2 artículos)

ABRIL 2010 (1 artículos)

MARZO 2010 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (2 artículos)

OCTUBRE 2009 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (4 artículos)

AGOSTO 2009 (4 artículos)

JULIO 2009 (5 artículos)

JUNIO 2009 (6 artículos)

MAYO 2009 (3 artículos)

FEBRERO 2009 (1 artículos)

ENERO 2009 (1 artículos)

DICIEMBRE 2008 (3 artículos)

 ARGENTINA
Argentina: El horizonte del gradualismo
Volver a los ideales que hicieron grande la Argentina
La vertiginosa decadencia de Cristina Fernández de Kirchner
Los subsidios los pagan los pobres
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Volver a los ideales que hicieron grande la Argentina
El héroe de nuestra época: Edward Snowden
Más naturaleza y menos soberbia
Identidad de género e igualdad y no discriminación a parejas del mismo sexo en Costa Rica
Noticias y opinión en los medios

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS