Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
29 MARZO 2020 | ACTUALIZADO 05:25
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ALBERTO MEDINA MÉNDEZ

Las postergadas reformas estructurales
Las excusas se han agotado y los parches usualmente provisorios demostraron su escasa eficiencia y los múltiples problemas que engendran cuando no resuelven casi nada.
Actualizado 4 noviembre 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Alberto Medina Méndez   

Sin cambios significativos no habrá progreso posible

Los años de elecciones funcionan, siempre, como un impedimento piadoso para justificar la rutinaria actitud de posponerlo todo de una sociedad que no quiere pasar por el trance de llevar adelante transformaciones serias.  
 
El país viene girando en círculos hace décadas, con puntos de inflexión diversos, algunos éxitos transitorios y una larga nomina de duros tropiezos que han castigado con potencia a varias generaciones que van perdiendo energías y que repiten sus desilusiones hasta el cansancio.
 
Las naciones que realmente han logrado revertir esta patética secuencia repleta de pobreza, crisis y frustraciones son las que consiguieron diagnosticar adecuadamente y con absoluta crudeza su propia situación.
 
Con ese cuadro a la vista, dejaron de lado todos sus temores y se enfrentaron decididamente al cruel desafío de desandar sus tradicionales caminos equivocados, abandonando prejuicios, desatinos y dislates.
 
Han hecho todo lo necesario, lo indiscutiblemente imprescindible y se han dispuesto a trabajar fuerte para renunciar a esa nefasta inercia que los condenaba al eterno retroceso, al crónico subdesarrollo y a la mediocridad.
 
No ha sido tarea sencilla, ni ha sido ese un proceso simple y sin contratiempos. Han tenido que debatir y mucho, ha generado dudas a montones y no ha faltado a la cita algún contratiempo en ese devenir.
 
Nadie dice que ese sendero haya sido lineal ni constante y que, por instantes faltaron fuerzas y hasta aparecieron en reiteradas ocasiones vacilaciones que hicieron cuestionarse acerca del derrotero seleccionado.
 
Lo que si queda claro es que esas comunidades sabían que quedarse empantanados no era una opción posible. Podían discutir el cómo, dirimir las cuestiones instrumentales y evaluar las alternativas de ese infinito menú de variantes que cada idea ofrece a la hora de llevarla a la práctica.
 
Pero también entendían que debían avanzar con convicción, que dar marcha atrás no era una posibilidad y que, en todo caso, se podían analizar mejoras y hasta correcciones de forma para optimizar resultados, pero no tranzaron en los asuntos de fondo, esos que definen el norte de un cambio.
 
Argentina se encuentra hoy nuevamente ante ese inquietante dilema y debe tomar una determinación. O asume su realidad, enumera sus dramas y los confronta o busca otra vez la ilusión del atajo mágico que conduce al éxito.
 
Habrá que decir que todos los que intentaron ir por allí consiguieron efectos artificiales de corto plazo que simulaban un triunfo, pero que luego derivaron en grandes catástrofes que perjudicaron a todos, pero especialmente a los mas vulnerables, a esos que pretendían proteger.  
 
No hay alquimia posible para un porvenir sustentable. Es tiempo de tomar el toro por las astas y hacerse cargo de la inmensa labor que implica abocarse a las gigantescas reformas pendientes que están en la agenda.
 
Será imperioso construir ciertos consensos mínimos para lograrlo, no solo por las eventuales normas claves para implementar cada tópico, sino para garantizar que sea un cambio con un recorrido predecible de cara al futuro.   
 
No se puede seguir deambulando de banquina en banquina sin rumbo alguno y con conductas incoherentes en temas vitales que requieren de cierta consistencia básica para obtener avances trascendentes.
 
No se trata solo de las reformas económicas esenciales, que son muchas por cierto y que no se pueden ni deben eludir, sino también de esas otras tan relevantes como urgentes que involucran aspectos aparentemente laterales pero que revisten una importancia sublime para los ciudadanos.
 
Hay que estudiar si vale la pena seguir delirando con la falacia de la moneda local soberana, esa a la que se ha destruido sin contemplaciones por décadas y que la gente desprecia sistemáticamente en todo momento.
 
Algo similar habrá que hacer con el sistema previsional que no resiste ningún análisis sensato. Sus desequilibrios tienen dimensiones desmesuradas y si no se abordan sus profundas causas, ningún retorcido vericueto podrá darle la previsibilidad que esperan las futuras generaciones.
 
El régimen impositivo es otro de los aspectos a revisar con premura. El actual esquema es perverso, dañino y solo desalienta a los que mas se esfuerzan generando lo inverso a lo deseado. Se reclama inversión y ahorro, pero se castigan estas acciones centrales para cualquier despliegue.
 
La legislación laboral vigente es retrograda, onerosa y corporativa. En vez de dinamizar el empleo solo ha demostrado empíricamente que promueve la desocupación, la marginalidad y los permanentes abusos de todo orden.
 
Todos estos son debates tan incómodos como ineludibles. Esquivarlos no solo no es correcto, sino que termina siendo extremadamente perjudicial para todos, porque nada bueno puede provenir de esta dinámica crónica.
 
La educación, la salud, la justicia, la seguridad y hasta el sistema político también deben ser también examinados ya que no solo tienen impacto económico, sino que forman parte del crecimiento institucional anhelado y de la escala de valores a la que aspira una sociedad desarrollada.
 
 
amedinamendez@gmail.com
Twitter: @amedinamendez
 
 Otros artículos que te pueden interesar
El pánico matará a muchas más personas
En una columna anterior escribí que el pánico es el arma más eficaz de los autoritarios, nubla la mente y provoca reacciones primarias como la violencia.
Defender la libertad es tarea y responsabilidad de todos
Es muy pertinente -y más en los momentos que corren- subrayar la importancia de que cada uno de los adultos (y no digo todos porque como decía Borges "cada uno es una realidad, mientras que todos es una abstracción") asuma la responsabilidad de contribuir a que se lo respete. El respeto recíproco no es algo que provenga de las nubes y caiga automáticamente sobre los humanos.
Un príncipe audaz y peligroso
El joven príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, es todavía un líder visiblemente inexperto. Aunque –en su arrogancia- él mismo no lo crea. Pese a lo cual, pagado de sí mismo e impulsivo, incursiona constantemente en el escenario internacional, como si sus pulmones necesitaran respirar constantemente visibilidad.
Las mujeres están instaladas en el centro del escenario político europeo
Los dos más altos puestos en la Unión Europea están ocupados por dos mujeres de gran fuste.
El peronismo reitera su destructiva receta, que consiste en que todos vivamos colgados del trabajo del campo
Los argentinos tenemos ahora un presidente distinto, claramente "fofo". No sólo con un peculiar bajo vientre, lo que le aporta un aspecto físico "fofo", también con una mentalidad "fofa". Sin sustancia. Sin consistencia. Todo "fofo", entonces. Blando. Flácido. Y para muchos es sólo una suerte de manejable "mascarón de proa", para peor.
AHORA EN PORTADA | Ver  
CORONAVIRUS
El impacto del coronavirus en el IBEX 35

El efecto de la aprobación ayer del mayor plan de rescate de la historia de Estados Unidos se ha extendido rápidamente a las bolsas de Europa, incluida la española.
Las apps más descargadas durante el COVID-19

La epidemia del COVID-19 ha obligado a aquellos que viven en los países más afectados a trasladar su actividad laboral y de ocio a las plataformas de Internet y aplicaciones para móviles. El teletrabajo y la sustitución de los encuentros reales con otras personas por llamadas de teléfono y videoconferencia son los ejemplos más claros de este salto de la vida diaria al mundo online.
La artista valenciana Blanca Martí expone en Madrid

La Muestra, comisariada por el también pintor valenciano y artista de larga y reconocida trayectoria, Vicente Colom, se inaugurará este jueves, 5 de marzo, a las 19:30 horas y podrá visitarse hasta el 4 de abril de 2020.
Defender la libertad es tarea y responsabilidad de todos

Es muy pertinente -y más en los momentos que corren- subrayar la importancia de que cada uno de los adultos (y no digo todos porque como decía Borges "cada uno es una realidad, mientras que todos es una abstracción") asuma la responsabilidad de contribuir a que se lo respete. El respeto recíproco no es algo que provenga de las nubes y caiga automáticamente sobre los humanos.
ARCHIVO
FEBRERO 2020

Argentina: Un sistema previsional que precisa reformas

Un país que gira en círculos

Argentina: El falso dilema de la deuda estatal

Ver posts de otros meses

DICIEMBRE 2019 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2019 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (4 artículos)

AGOSTO 2019 (3 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

MARZO 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2018 (1 artículos)

AGOSTO 2018 (1 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (1 artículos)

JULIO 2017 (1 artículos)

MAYO 2017 (1 artículos)

ABRIL 2017 (2 artículos)

MARZO 2017 (1 artículos)

FEBRERO 2017 (1 artículos)

ENERO 2017 (2 artículos)

OCTUBRE 2016 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (4 artículos)

AGOSTO 2016 (5 artículos)

JULIO 2016 (4 artículos)

JUNIO 2016 (3 artículos)

MAYO 2016 (5 artículos)

ABRIL 2016 (3 artículos)

MARZO 2016 (5 artículos)

FEBRERO 2016 (3 artículos)

ENERO 2016 (4 artículos)

DICIEMBRE 2015 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (2 artículos)

OCTUBRE 2015 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (3 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

JUNIO 2015 (3 artículos)

MAYO 2015 (3 artículos)

ABRIL 2015 (4 artículos)

MARZO 2015 (4 artículos)

FEBRERO 2015 (3 artículos)

ENERO 2015 (2 artículos)

DICIEMBRE 2014 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (2 artículos)

OCTUBRE 2014 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (4 artículos)

AGOSTO 2014 (4 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (5 artículos)

MAYO 2014 (1 artículos)

ABRIL 2014 (3 artículos)

MARZO 2014 (2 artículos)

FEBRERO 2014 (2 artículos)

ENERO 2014 (3 artículos)

DICIEMBRE 2013 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (4 artículos)

OCTUBRE 2013 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (2 artículos)

AGOSTO 2013 (4 artículos)

JULIO 2013 (1 artículos)

MAYO 2013 (1 artículos)

ABRIL 2013 (1 artículos)

MARZO 2013 (1 artículos)

DICIEMBRE 2008 (1 artículos)

 ARGENTINA
El peronismo reitera su destructiva receta, que consiste en que todos vivamos colgados del trabajo del campo
Los argentinos tenemos ahora un presidente distinto, claramente "fofo". No sólo con un peculiar bajo vientre, lo que le aporta un aspecto físico "fofo", también con una mentalidad "fofa". Sin sustancia. Sin consistencia. Todo "fofo", entonces. Blando. Flácido. Y para muchos es sólo una suerte de manejable "mascarón de proa", para peor.
Argentina: Un sistema previsional que precisa reformas
El país viene arrastrando este problema desde hace décadas. Frente a la inacción premeditada y a los groseros errores que agravaron el cuadro todo ha colapsado. Solo sobrevive en base a eternos subsidios y mentiras absolutas.
La esperanza es la juventud alberdiana
El peronismo desde su nacimiento hasta 1955, fue un sistema colectivista similar al fascismo italiano. Perón vio, personalmente en Italia, cómo funcionaba en su lugar de origen y lo adaptó a nuestra Patria. Destrozó al sistema que hizo conocer a la Argentina en el mundo, como uno de los países más prósperos del planeta.
Argentina: El falso dilema de la deuda estatal
El relato político siempre se ocupa de aprovechar al máximo los temas del momento y asignarle magnitudes que suelen estar bastante alejadas de la realidad.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Un príncipe audaz y peligroso
El pánico matará a muchas más personas
El peronismo reitera su destructiva receta, que consiste en que todos vivamos colgados del trabajo del campo
Los mayores fabricantes de vacunas del mundo
¿En qué países latinoamericanos hay más casos de coronavirus?

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS