Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
16 DICIEMBRE 2017 | ACTUALIZADO 23:27
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
Argentina: Estudiantes formados en la anomia
Los colegios "tomados" por estudiantes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires han sido un tema trascendental en la agenda nacional debido a su impacto institucional.
Actualizado 24 septiembre 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Horacio Giusto   

En este punto es preciso abordar cuestiones que van más allá de la reforma educativa que sirvió de excusa para realizar dichas tomas.

Si uno analiza la capacidad discursiva que tienen los alumnos que hacen de voceros en cada movilización y protesta, rápidamente se le viene a la mente la idea de un futuro dirigente político. Se está en presencia de adolescentes con una gran cantidad de recursos en oratoria y amplias posibilidades de poner en la agenda pública la noción de que sus reclamos son legítimos. Si a su vez se observa los resultados de las pruebas PISA, termina de despejar toda duda de que efectivamente entre esos voceros está la futura dirigencia argentina.

 
En una Nación pobre pero con amplias perspectivas a futuro, un mercado laboral competitivo es la clave para emerger económicamente y dejar de ser una economía que sólo aspira a estar en “vías de desarrollo”. Ante esta situación es que la reforma educativa atiende, entre tantos puntos, dar la posibilidad de que cada adolescente egrese con una mínima experiencia laboral, lo que otorga mayores recursos para enfrentar los desafíos económicos del mañana. Sin embargo, estudiantes que no poseen los más mínimos conocimientos para compararse con sus pares de otras potencias extranjeras, deciden arbitrariamente tomar complejos educativos y suspender el dictado normal de clases.

Resulta atroz que personas que aún no poseen un discernimiento pleno según la ley civil sean capaces de querer discutir actos estatales que bajo ninguna forma están afectando sus derechos. Cada estudiante al ingresar al sistema educativo se somete a la directriz institucional que se traduce en un plan de estudio, el que puede consistir desde dar materias de distintas índoles, hasta pasantías laborales.

Pero si se permite que cada uno elija libremente qué contenido curricular ha de prevalecer para sí mismo, automáticamente se está entrando en un sistema de anarquía que impide el normal desarrollo con pautas comunes de conocimiento y conducta para los ciudadanos.

La única forma de entender este proceso de tomas de colegios, sin aludir a la obvia complicidad de partidos políticos opositores, es comprender que Argentina forma a sus habitantes bajo el paradigma de la “anomia”. La falta de regulación social, donde cada uno siente que tiene derecho a hacer lo que desee, aun invadiendo la libertad de un tercero, lleva a que haya alumnos que si no les gusta un plan educativos tomen un colegio, habitantes que si están en contra de una sentencia tomen un juzgado, vecinos que si están en contra de una administración tomen por la fuerza una ruta o empleados que si no quieren acatar las directrices del que les paga el sueldo decidan tomar una fábrica.

Por ello, la mejor forma de educar es seguir adelante con la reforma, toda vez que está direccionada a brindar herramientas que en un futuro cercano amplíen las posibilidades laborales de los jóvenes en un mercado cambiante, y que cada alumno aprenda a respetar los debidos procesos y canales institucionales, de lo contrario es seguir reproduciendo la anomia.

Horacio Giusto (en la foto),  es miembro co fundador de la fundación Libre.
 Otros artículos que te pueden interesar
La mayoría de españoles opinan que hoy están mejor que hace 50 años
España, en 2050, será el segundo país de la OCDE más envejecido
¿Qué estudios tienen los actuales presidentes de los países europeos?
Madrid, tercera mejor ciudad del mundo para expatriados
Las chicas también son mejores en ciencias que los chicos
AHORA EN PORTADA | Ver  
Lo que se juegan los chilenos en las urnas
Clase media en Chile creció desde 23,7% a 64,3% de la población en 25 años
La mayoría de españoles opinan que hoy están mejor que hace 50 años
Nada es más asombroso que la verdad
Un milagro en la Iglesia Católica
 ARGENTINA
La vertiginosa decadencia de Cristina Fernández de Kirchner
Los subsidios los pagan los pobres
La cultura estatista
Requiem para 44 de nuestros hermanos
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Lo que se juegan los chilenos en las urnas
Por qué Jerusalén es la capital de Israel
La mayoría de españoles opinan que hoy están mejor que hace 50 años
La vertiginosa decadencia de Cristina Fernández de Kirchner
La economía a contracorriente

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS