Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
19 JUNIO 2018 | ACTUALIZADO 16:08
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ALEJANDRO A. TAGLIAVINI

El "estado de bienestar", madre de la guerra
Reflejando una opinión cada vez firme, escribe Alberto Rojas en El Mundo de Madrid que "Las instituciones creadas para proteger a los civiles han vuelto a fallar…
Actualizado 3 marzo 2018  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Alejandro A. Tagliavini   

El Consejo de Seguridad es incapaz de frenar la violencia”. Y relata Rojas, refiriéndose en particular a Guta, que “las imágenes… de la carnicería, con niños amortajados… una matanza a cámara lenta… donde van a cometerse graves crímenes de guerra a la vista de todos”.

Pero Guta no es un caso aislado. Yemen está bloqueada por la coalición saudí que está matando a su población con bombas y hambre. El gobierno de Sudán del Sur practica una limpieza étnica. En Darfur el Gobierno sudanés sigue ordenando masacres, pero está apoyado por China y Rusia. En República Centroafricana las fosas comunes se llenan de civiles. Birmania insiste en una limpieza étnica contra la minoría rohingya.

No se han detenido las masacres porque los Estados que podrían hacerlo protegen a sus aliados: Rusia con Asad en Siria, China con el gobierno birmano, Francia con República Centroafricana. Desde Médicos sin Fronteras, denuncian que el derecho de los civiles “ha sido aplastado por la agenda política”. Según Rojas, los sistemas de protección de civiles fallan porque están concebidos para hacerlo.

Así como fracasó la Sociedad de las naciones en su momento, la ONU es otro gran fracaso que se mantiene como fantochada para que la opinión pública crea que los Estados están “trabajando para la paz” mientras se dedican a la guerra… y no solo por traficar armas.

Más aún, en rigor la ONU es parte del problema, los “Cascos Azules” están envueltos en casos de abusos en Srebrenica, Haití, Sudán del Sur, Congo, República Centroafricana, etc. Y sus empleados retienen ayuda humanitaria a cambio de sexo como ha denunciado Danielle Spencer a la BBC. El Comité Internacional de Rescate entrevistó a 190 mujeres y niñas de Daraa y Quneitra concluyendo que el 40% de ellas había sufrido violencia sexual.

Ahora, esto es nuevo, las guerras han sido infames siempre, todas. El film sobre “Los archivos del Pentágono” recuerda las mentiras del Gobierno sobre la guerra de Vietnam. La “guerra santa” por antonomasia, la Segunda Guerra Mundial -con 60 millones de muertos- sirvió para consolidar una tiranía peor que la de Hitler, la estalinista. Y si bien los crímenes de los soldados nazis son conocidos, lo cierto es que los aliados -soviéticos, ingleses y americanos- violaron a más de un millón de mujeres y niñas.

El fondo de la cuestión está en la misma definición del Estado moderno. Éste se arroga el monopolio de la violencia, aunque la ciencia ha demostrado hasta el hartazgo que los métodos eficientes de liderazgo y defensa son los pacíficos.

Al contrario del mercado, donde las personas voluntariamente intercambian bienes y servicios, el Estado impone coactivamente impuestos -con los que luego da “bienestar”- y leyes que, como cualquier imposición coactiva, son conflictivos, conflictividad que suele llegar a guerras internas o externas. Así, pretender que el Estado moderno -o las organizaciones que integra, como la ONU- pueda afianzar la paz es un contrasentido.

Hay que desarmar a los Estados modernos, ya que la paz está en los pueblos, en las personas y sus familias que quieren trabajar pacíficamente, sin imposiciones, sin “autoridades” violentas que se creen con derecho y capacidad para “defender” y dar “bienestar” a nadie.
 

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini

 Otros artículos que te pueden interesar
El populismo es eterno, como las cucarachas
A raíz de Maquiavelo sobre el poder y la guerra
La xenofobia enfermiza de Trump
La nueva Ministra de la Condición de la Mujer en Costa Rica
Cristina Kirchner y Héctor Timerman nuevamente en la mira en el caso "Nisman"
AHORA EN PORTADA | Ver  
ACNUR alerta contra la repetición de la situación del Aquarius, a su llegada a España
Subsidios a la pesca en alta mar
El aumento de refugiados está aumentando las cifras de hambre en el mundo
Scruton cuenta por qué la belleza importa
La paz es hija del coraje
ARCHIVO
JUNIO 2018

La paz es hija del coraje
MAYO 2018

La falacia del "ajuste doloroso"

No llores por mí, Jerusalén, otra vez

Ver posts de otros meses

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (5 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (3 artículos)

DICIEMBRE 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2017 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (3 artículos)

AGOSTO 2017 (4 artículos)

MAYO 2017 (3 artículos)

ABRIL 2017 (2 artículos)

MARZO 2017 (1 artículos)

FEBRERO 2017 (2 artículos)

ENERO 2017 (2 artículos)

DICIEMBRE 2016 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (2 artículos)

OCTUBRE 2016 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

MAYO 2016 (3 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (2 artículos)

DICIEMBRE 2015 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (2 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

JUNIO 2015 (2 artículos)

MAYO 2015 (3 artículos)

DICIEMBRE 2014 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

OCTUBRE 2014 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (4 artículos)

AGOSTO 2014 (5 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (5 artículos)

MAYO 2014 (2 artículos)

ABRIL 2014 (4 artículos)

ENERO 2014 (1 artículos)

DICIEMBRE 2013 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (2 artículos)

OCTUBRE 2013 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (2 artículos)

AGOSTO 2013 (4 artículos)

MAYO 2013 (2 artículos)

ABRIL 2013 (1 artículos)

MARZO 2013 (1 artículos)

ENERO 2013 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (1 artículos)

AGOSTO 2012 (1 artículos)

MAYO 2012 (1 artículos)

MARZO 2012 (1 artículos)

DICIEMBRE 2011 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (1 artículos)

JULIO 2011 (1 artículos)

JUNIO 2011 (1 artículos)

MAYO 2011 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (1 artículos)

OCTUBRE 2010 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (1 artículos)

AGOSTO 2010 (2 artículos)

JULIO 2010 (3 artículos)

MAYO 2010 (2 artículos)

ABRIL 2010 (2 artículos)

OCTUBRE 2009 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (1 artículos)

ENERO 2009 (1 artículos)

DICIEMBRE 2008 (3 artículos)

OCTUBRE 2008 (1 artículos)

AGOSTO 2008 (1 artículos)

JUNIO 2008 (1 artículos)

MAYO 2008 (1 artículos)

 SIRIA
Los tres hipócritas mosqueteros
Más de seis millones de sirios están desplazados en su propio país
Donald Trump prepara un plan para reconstruir Siria
Opositores denuncian "nazismo" en el discurso de victoria de Bashar Al Assad
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
El populismo es eterno, como las cucarachas
El aumento de refugiados está aumentando las cifras de hambre en el mundo
ACNUR alerta contra la repetición de la situación del Aquarius, a su llegada a España
¿Dónde amenaza el Mundial más la productividad?
Las lamentables cifras oficiales del tremendo drama social venezolano

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS