Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
17 OCTUBRE 2018 | ACTUALIZADO 07:51
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
Miembros del Grupo de los 75 exigen la liberación de los demás presos políticos cubanos
Denuncian las arbitrariedades sufridas por los presos políticos y las condiciones en las cárceles
Actualizado 14 abril 2011  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |  
EdE / Agencias   
MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Dos miembros del Grupo de los 75 disidentes cubanos que fueron detenidos durante la campaña de represión conocida como la Primavera Negra (2003) y luego excarcelados han exigido este jueves la liberación de los presos políticos que aún permanecen en las cárceles de Cuba.

José Gabriel Ramón Castillo, que llegó a España en 2008 como refugiado político, y Julio César Gálvez Rodríguez, un ex preso de conciencia que llegó el pasado mes de julio, han llamado la atención sobre la situación de los presos políticos Ernesto Borges Pérez y Rafael Ibarra Roque. Por su parte, Vilma Sarraff Trujillo ha denunciado la situación de su hermano Rolando, otro preso político.

Estos tres activistas han reclamado en una rueda de prensa en Madrid la puesta en libertad de los al menos 55 presos políticos que siguen entre rejas en Cuba y que no forman parte del Grupo de los 75, porque consideran que apenas se ha hablado de ellos.

Ramón ha destacado que cada uno de esos 55 casos es un "ser humano" que está en la cárcel "sufriendo arbitrariedades" y que todos ellos "deben ser liberados". Gálvez, por su parte, ha incidido en que para ninguno de ellos se cumple la ley de procedimiento penal.

Esta cifra corresponde a los datos que maneja el Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba, pero Ramón ha indicado que no existe un "listado definitivo" de los presos políticos que hay en Cuba porque no todas las organizaciones y asociaciones están de acuerdo al respecto.

PROCESO DE EXCARCELACIÓN INCONCLUSO

Este disidente, responsable de la página web ´Proyecto Ciudadano Cubano´ y de la iniciativa del Plebiscito Nacional Cubano, ha criticado el hecho de que el Gobierno español dijese el pasado 8 de abril que daba por concluido el proceso de excarcelación de disidentes cubanos iniciado en julio pasado con su mediación y la de la Iglesia Católica cubana.

En ese proceso han sido excarcelados y trasladados a España 115 disidentes, acompañados por 647 familiares. Si a ellos se suman los presos liberados a los que se les ha permitido permanecer en la isla, la cifra se eleva a 126.

De esos 126 opositores, 52 eran presos de conciencia del Grupo de los 75, de los cuales 40 han sido acogidos en España. Además han sido liberados otros presos de conciencia que estaban recogidos en las listas de Amnistía Internacional, de las Damas de Blanco y de otras organizaciones de Derechos Humanos.

Ramón ha dicho que él cree que "el Gobierno cubano no ha dado por terminado el proceso" y que espera "que se cumpla lo acordado" entre La Habana y la Iglesia Católica cubana para que "todos los presos políticos" obtengan la libertad, ya sea quedándose en la isla o viajando a España o a otros países que se han ofrecido a acogerlos, como República Checa o Chile.

CASOS CONCRETOS

Vilma Sarraff Trujillo ha contado cómo su hermano Roland, que es licenciado en Periodismo y fue primer teniente de la Dirección de Inteligencia del Ministerio del Interior cubano, fue condenado a 25 años de prisión por espionaje.

Sarraff, que se encuentra en la prisión de Guanajay (provincia de La Habana), lleva más de quince años preso después de ser sometido a un proceso judicial "arbitrario" en el que no hubo "ni una sola prueba" en su contra y no se aceptaron los testigos y las pruebas de la defensa, según su hermana.

También su esposa y su hijo han sufrido "las consecuencias de la encarcelación" de Sarraff, ya que a ninguno de los dos se les permite salir de Cuba y a ella el Gobierno "no la dejó trabajar durante catorce años", ha asegurado.

Vilma Sarraff se ha quejado además de las numerosas ocasiones en que a su hermano le han negado la libertad condicional y que se le aplique el régimen de mínima severidad, así como de los ocho años que pasó en una celda de aislamiento.

Sobre Ernesto Borges Pérez, ex capitán de la Seguridad del Estado condenado a 30 años de prisión por traición a la patria y recluido en la prisión de Guanajay, Gálvez ha afirmado que trabajando para el Gobierno "tomó plena conciencia de la realidad de lo que ocurre en Cuba" y por eso decidió hacer labores de contrainteligencia.

"El mero hecho de disentir ya es razón suficiente para ir al paredón de fusilamiento o a la cárcel", ha manifestado Gálvez, que opina que "en Cuba no se respetan las ideas". A su juicio, se ha producido tal "involución" desde que comenzó la Revolución que derrocó a la dictadura de Fulgencio Batista que el régimen actual ha llegado a "superar" al anterior.

Gálvez ha recordado que Borges, que lleva trece años entre rejas, estuvo en huelga de hambre durante casi tres meses (hasta el pasado 22 de febrero) para reclamar la excarcelación de los presos de conciencia y que por ello ha sufrido un importante "deterioro físico y mental".

También se ha referido al caso de Rafael Ibarra Roque, presidente del Partido Democrático 30 de Noviembre Frank País y condenado a 20 años de cárcel por sabotaje. Ibarra, que lleva 17 años privado de libertad, está en la prisión Combinado del Este, en La Habana, y fue uno de los presos políticos que se negó a viajar a España como condición para ser excarcelado.

Ibarra pasó siete meses aislado en una pequeña celda porque, según, los responsables del centro penitenciario, tenía hepatitis. La versión de Gálvez es que Ibarra fue aislado como castigo por haber protestado por el hecho de que "había 40 presos enfermos de sida deambulando por el edificio porque los opresores querían ver cómo se eliminaba a la población carcelaria".

Vilma Sarraff ha señalado que actualmente "se siguen utilizando los mismos métodos de represión" que cuando su hermano fue juzgado, en 1996, y los detenidos y condenados siguen sufriendo "las arbitrariedades, las injusticias y la falta de Derechos Humanos".

QUEJAS DE EX PRESOS EN ESPAÑA

Por otro lado, Gálvez ha comentado las quejas de algunos ex presos políticos que han sido trasladados a España después de ser excarcelados, insistiendo en que no son todos los que protestan.

En este sentido, ha asegurado que la mayoría de los miembros del Grupo de los 75 que han sido acogidos en España están "muy agradecidos al pueblo español", que les ha dado "una acogida fantástica". "En tiempos difíciles como éstos, hay que ser agradecidos", ha añadido.
AHORA EN PORTADA | Ver  
¿Se recupera la economía de Brasil?

En las elecciones generales de este domingo 7 de octubre, Brasil definirá su curso político y económico para los próximos años. Está por verse si el país será capaz de dejar atrás los recientes periodos de inestabilidad.
185 mil españoles cursaron un máster en 2017

El número de estudiantes en programas de máster era inferior a 20.000 en el curso 2006-2007
Grandes libros, grandes búsquedas

Más allá de su calidad estrictamente literaria o de su importancia histórica, los grandes libros son grandes búsquedas de sentido. No son por ello menos obras de arte y, de hecho, si son instrumentos imprescindibles, es precisamente gracias a su belleza y a su hondura.
El dilema del saber: entre la verdad y la duda

A estudiantes hay que trasmitirles un  equilibrio imprescindible en la extraordinaria aventura del conocimiento.Reza el adagio latino: ubi dubiun ibi libertas, es decir, donde hay duda hay libertad.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
El dilema del saber: entre la verdad y la duda
Argentina, la democracia en peligro
Luis Almagro levanta una innecesaria polvareda
El liberalismo y la cultura
¿Se recupera la economía de Brasil?

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Política Privacidad  /   Quiénes somos  
/   Contactar  /    RSS