Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
23 JUNIO 2017 | ACTUALIZADO 14:12
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
LLUIS FOIX

Theresa May ganó pero perdió
Theresa May ganó las elecciones del 8 de junio pero perdió doce escaños y la mayoría absoluta que le entregó David Cameron en las elecciones de 2015.
Actualizado 14 junio 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Lluis Foix   

Antes de acudir a Palacio para informar a la Reina que podía formar gobierno había pactado con el DUP, el Democratic Unionist Party, que le ofrecería sus diez escaños para poder ser investida primera ministra.

Perdió la mayoría y siguió adelante. Buscó al primer aliado que encontró sin advertir los riesgos que comportaba aliarse con el partido fundado por Ian Paisley en Irlanda del Norte, una de las formaciones más a la derecha en el panorama político europeo. May quiso creer que no había pasado nada porque podía presidir el gobierno.

La silla empezó a movérsele hasta el punto que ha retrasado el discurso que pronuncia la Reina al comienzo de toda legislatura en la Cámara de los Lores. El texto, naturalmente, lo escribe el gobierno pero la tradición protocolaria hace ver que es la soberana la que lo ha elaborado.

Este es el comienzo de un sinfín de adversidades que le esperan a Theresa May. La primera batalla la tiene que librar en su propio partido. El Comité de 1922 es una de esas entelequias que conviven en la Cámara de los Comunes pero que siempre tiene que tenerse en cuenta. Todos los diputados de a pie del partido conservador se reúnen en Westminster cada semana para analizar la marcha del partido, del gobierno y del país en general. Es la gran tertúlia política de la derecha política británica.

Fue fundado en 1923 y su influencia en la suerte de los primeros ministros conservadores ha sido determinante. No ha hecho ningún pronunciamiento sobre el futuro de Theresa May pero tampoco le ha dado un cheque en blanco.

La intranquilidad en el seno de los conservadores empezó con la victoria del Brexit, un referéndum para contentar a los euroescépticos del partido que acabó llevándose por delante a David Cameron y ahora amenaza con desplazar a Theresa May del poder.

La política británica tiene un sentido práctico que pasa por encima de amistades, alianzas y pactos. Hace lo que conviene en cada momento. Lo que está en juego es el Brexit duro que prometió May pero que no podrá llevar a cabo porque serán precisamente sus apoyos de Irlanda del Norte los que le dirán que no establezca una frontera en la isla que había empezado a olvidar las trágicas pisadas del terrorismo y las divisiones entre católicos y protestantes desde el siglo XIX hasta hace bien poco.

Nadie le pedía que convocara elecciones anticipadas. Las ganó pero insuficientemente, es decir, las perdió. Su permanencia como primera ministra aparece hoy como una nebulosa. No hay que descartar que sea sustituida por alguien del partido conservador que, a su vez, tendría que convocar elecciones anticipadas para ser legitimado personalmente. Todo empezó por un referéndum convocado por Cameron sin calcular las consecuencias si lo perdía.

© FoixBlog

 Otros artículos que te pueden interesar
¿Qué es el mérito?
Venezuela y la OEA
En defensa de los partidos
ISIS amenaza a los cristianos de Filipinas
La verdad está en el exilio
AHORA EN PORTADA | Ver  
España, mejor país del mundo para nacer por su alto nivel de bienestar y salud
Los empresarios españoles no temen al Brexit pero desconfían de la negociación
Haruki Murakami, el Nobel que no llega
¿Qué es el mérito?
ARCHIVO
JUNIO 2017

En defensa de los partidos

La verdad está en el exilio

Kohl, un gran estadista europeo

Theresa May ganó pero perdió

Donald Trump se aisla y retrocede

Nosotros, los europeos
MAYO 2017

Inmigración y miedos colectivos

El poder duro y el poder blando

Victoria envenenada de Pedro Sánchez

Bombas de relojería en Internet

Demasiados días históricos

Deriva autoritaria de Trump

Un joven con prisa en Francia

Macron, un respiro para Europa

Un monumento para Talleyrand

Los políticos y el periodismo

Ver posts de otros meses

ABRIL 2017 (10 artículos)

MARZO 2017 (8 artículos)

FEBRERO 2017 (9 artículos)

ENERO 2017 (10 artículos)

DICIEMBRE 2016 (7 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (7 artículos)

OCTUBRE 2016 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (6 artículos)

AGOSTO 2016 (5 artículos)

JULIO 2016 (9 artículos)

JUNIO 2016 (5 artículos)

MAYO 2016 (5 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (2 artículos)

FEBRERO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (7 artículos)

DICIEMBRE 2015 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (8 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (12 artículos)

AGOSTO 2015 (5 artículos)

JULIO 2015 (11 artículos)

JUNIO 2015 (11 artículos)

MAYO 2015 (10 artículos)

ABRIL 2015 (9 artículos)

MARZO 2015 (8 artículos)

FEBRERO 2015 (7 artículos)

ENERO 2015 (9 artículos)

DICIEMBRE 2014 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (3 artículos)

OCTUBRE 2014 (7 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (7 artículos)

AGOSTO 2014 (5 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (2 artículos)

MAYO 2014 (2 artículos)

ABRIL 2014 (1 artículos)

MARZO 2014 (3 artículos)

FEBRERO 2014 (3 artículos)

ENERO 2014 (3 artículos)

 REINO UNIDO
Tiempo de cambio para Gran Bretaña
Theresa May gana, pero no consigue la mayoría absoluta
La huella de las redes sociales en la salud mental de los jóvenes
Londres: la primera intifada yihadista en Occidente
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Venezuela y la OEA
¿Qué es el mérito?
En defensa de los partidos
ISIS amenaza a los cristianos de Filipinas
Trump y su nueva política cubana

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS