Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
17 AGOSTO 2017 | ACTUALIZADO 09:46
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
ROBERTO CACHANOSKY

Argentina: El verso de la brecha del ingreso
El progresismo y el populismo lo que logran es igualar hacia abajo. Que todos sean pobres en vez de que los más pobres sean cada vez más ricos y mejoren su calidad de vida.
Actualizado 19 diciembre 2016  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Roberto Cachanosky   

De acuerdo a los datos publicados por el INDEC la pobreza alcanza al 32,2% de los habitantes, dato que nuevamente se ha vuelto a publicar luego que el kirchnerismo escondiera la pobreza detrás del famoso argumento de Kicillof que era para no estigmatizar a los pobres. Aclaremos que el dato del INDEC está en línea con los datos que publica la UCA sobre pobreza, de manera que, si bien el ajuste parcial de algunos precios relativos que había dejado el kirchnerismo pudo haber aumentado un par de punto la pobreza heredada del kirchnerismo, es claro que 12 años de una economía cerrada, con sustitución de importaciones, estatizaciones, regulaciones de precio, control de cambios, aumento del gasto público, presión impositiva descomunal y planes sociales solo consiguieron aumentar la tasa de pobreza. El kirchnerismo es el ejemplo más categórico de lo letal que es el intervencionismo estatal, el estatismo y el estado benefactor para la calidad de vida de la población.

En este sentido, sería bueno que el macrismo reflexione y entienda que no es cuestión de administrar “bien” un sistema con incentivos perverso como el que dejó tantos pobres con el kirchnerismo. Tampoco tiene que concentrarse el gobierno en la distribución del ingreso. Hablar de la distribución del ingreso no tiene sentido, pero sí tiene sentido bajar la pobreza.

Respecto a la distribución del ingreso voy a dar un ejemplo de lo tramposo que puede ser el tema. Supongamos que en el momento 1 el sector que menos gana tiene un ingreso de 10.000 y el que más gana de 50.0000, la diferencia entre el que más gana y el que menos gana es de 5 veces.

Supongamos que vamos a una economía de mercado y el que, sin inflación, el que menos gana tiene un ingreso de 55.000 y el que más gana de 550.000. La diferencia entre ambos es de 10 veces. O sea, la distribución del ingreso empeoró respecto al momento 1 pero resulta que ahora el que menos gana multiplicó por 5,5 veces su ingreso respecto al que menos gana del momento 1 y encima gana más que el que más ganaba en el momento 1. ¿Cuál es, entonces, el problema que la distribución del ingreso haya “empeorado”? El problema no es la distribución del ingreso, que es en lo que se concentran los políticos populistas, sino el nivel de pobreza.

El problema es que los políticos, para conseguir más votos y retener el poder, apuestan siempre al corto plazo, esto es, suelen señalar como a los que más ganan como los responsables de la pobreza de los que menos ganan. Por eso hay que expoliarlos con impuestos. Hay que matar con impuestos a las empresas y a los que más ganan para redistribuir ese dinero entre los más pobres en nombre de la solidaridad social, la justicia social y todo lo que tenga como adjetivo social. Siempre queda bien para lucir sensible como político para conseguir más votos.

Ahora, ¿cuál es el resultado de este tipo de trampa política que se ocupa de perseguir a los que más ganan? Muy sencillo, al castigarse con mayor intensidad a los que invierten y son emprendedores se quitan los incentivos para invertir, generar más puestos de trabajo y mejorar la productividad, factores que permitirán aumentar el ingreso real de los que menos tienen. El progresismo y el populismo lo que logran es igualar hacia abajo. Que todos sean pobres en vez de que los más pobres sean cada vez más ricos y mejoren su calidad de vida.

Durante décadas Argentina ha tenido políticas de castigar impositivamente la inversión y perseguir a los innovadores obteniendo como resultado este 32% de pobreza. Porque, además, para poder incrementar la carga tributaria, el estado tiene que disponer cada vez de más poder arbitrario para expropiar impositivamente a la gente, creando inseguridad jurídica y espantando las inversiones.

Mucho bien le harían los políticos a los pobres si en vez de mirar a los ricos se miraran a sí mismos y se dieran cuenta que no es persiguiendo al innovador y al que invierte como se elimina la pobreza. Que el problema no es la distribución del ingreso, sino que el haber perseguido a las inversiones es lo que genera la pobreza.

No es casualidad que los países con menor seguridad jurídica, impuestos altos, gasto público elevado, regulaciones y estatismo, terminen generando condiciones de vida para el grueso de la población similares a la edad media, con gente sin agua potable, corriente eléctrica, ni cloacas, mala alimentación y sin un sistema de salud eficiente.

Vean la Venezuela chavista con su modelo socialista del siglo XXI. Ha sumergido al grueso de la población en la pobreza más aberrante. Los emprendedores y de mayor ingreso emigraron hace rato y la única gran diferencia en la distribución del ingreso es entre los jerarcas chavistas, que tienen todas las comodidades a punta de fusil (copiando el modelo de Fidel Castro) mientras el resto de la población revuelve la basura para encontrar comida y los saqueos están a la orden del día.

Con la historia de la distribución del ingreso, lo que se ha conseguido no es sacar a los pobres de la pobreza, sino bajar a la condición de pobres a la clase media, dejar a los pobres en la pobreza, hacer que los emprendedores emigren y ampliar la brecha entre los más ricos y los más pobres, pero con la característica que los más ricos pasaron a ser los dirigentes políticos que decían que iban a reducir la brecha entre ricos y pobres. En síntesis, el negocio de los políticos ha sido el hablar de la brecha entre ricos y pobres. La dirigencia política ha sido la gran ganadora del verso de la brecha entre ricos y pobres.

© Economía para Todos
 Otros artículos que te pueden interesar
Donald Trump continúa "latinoamericanizando" a los EE.UU.
Plaza ´Héroes de la patineta´
Así podría salvar Trump a Maduro
El bitcoin vuela gracias al Estado
¿Por qué el embargo no derrocó a los Castro?
AHORA EN PORTADA | Ver  
Donald Trump continúa "latinoamericanizando" a los EE.UU.
Los mejores influencers de viajes en Instagram en España
¿Cuánto se tarda en descargar una película en tu país?
La tigresa y el acróbata de Susanna Tamaro
Amenaza a la libertad de prensa
ARCHIVO
AGOSTO 2017

Argentina: Una campaña marcada por la mediocridad

Argentina: Un Congreso caro que ahoga la libertad

Ver posts de otros meses

JUNIO 2017 (4 artículos)

MAYO 2017 (4 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (4 artículos)

FEBRERO 2017 (4 artículos)

ENERO 2017 (5 artículos)

DICIEMBRE 2016 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (3 artículos)

AGOSTO 2016 (4 artículos)

JULIO 2016 (4 artículos)

JUNIO 2016 (4 artículos)

MAYO 2016 (4 artículos)

ABRIL 2016 (4 artículos)

MARZO 2016 (4 artículos)

FEBRERO 2016 (5 artículos)

ENERO 2016 (4 artículos)

DICIEMBRE 2015 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (4 artículos)

OCTUBRE 2015 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (5 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (4 artículos)

JUNIO 2015 (5 artículos)

MAYO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (4 artículos)

MARZO 2015 (5 artículos)

FEBRERO 2015 (4 artículos)

ENERO 2015 (4 artículos)

DICIEMBRE 2014 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (4 artículos)

OCTUBRE 2014 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (6 artículos)

AGOSTO 2014 (7 artículos)

JULIO 2014 (6 artículos)

JUNIO 2014 (4 artículos)

MAYO 2014 (3 artículos)

ABRIL 2014 (5 artículos)

MARZO 2014 (3 artículos)

FEBRERO 2014 (2 artículos)

ENERO 2014 (7 artículos)

DICIEMBRE 2013 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (5 artículos)

OCTUBRE 2013 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (5 artículos)

AGOSTO 2013 (4 artículos)

JULIO 2013 (5 artículos)

JUNIO 2013 (2 artículos)

MAYO 2013 (6 artículos)

ABRIL 2013 (4 artículos)

MARZO 2013 (4 artículos)

FEBRERO 2013 (4 artículos)

ENERO 2013 (4 artículos)

DICIEMBRE 2012 (6 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (4 artículos)

OCTUBRE 2012 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (5 artículos)

AGOSTO 2012 (4 artículos)

JULIO 2012 (5 artículos)

JUNIO 2012 (4 artículos)

MAYO 2012 (4 artículos)

ABRIL 2012 (5 artículos)

MARZO 2012 (3 artículos)

FEBRERO 2012 (2 artículos)

ENERO 2012 (1 artículos)

DICIEMBRE 2011 (1 artículos)

OCTUBRE 2011 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (1 artículos)

JUNIO 2011 (3 artículos)

MAYO 2011 (2 artículos)

FEBRERO 2011 (1 artículos)

ENERO 2011 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (1 artículos)

OCTUBRE 2010 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (3 artículos)

AGOSTO 2010 (4 artículos)

JULIO 2010 (4 artículos)

JUNIO 2010 (4 artículos)

MAYO 2010 (4 artículos)

ABRIL 2010 (4 artículos)

MARZO 2010 (4 artículos)

FEBRERO 2010 (5 artículos)

ENERO 2010 (5 artículos)

DICIEMBRE 2009 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (3 artículos)

OCTUBRE 2009 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (5 artículos)

AGOSTO 2009 (4 artículos)

JULIO 2009 (3 artículos)

JUNIO 2009 (3 artículos)

MAYO 2009 (4 artículos)

ABRIL 2009 (4 artículos)

MARZO 2009 (4 artículos)

FEBRERO 2009 (4 artículos)

ENERO 2009 (2 artículos)

DICIEMBRE 2008 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (3 artículos)

OCTUBRE 2008 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2008 (5 artículos)

AGOSTO 2008 (4 artículos)

JULIO 2008 (5 artículos)

JUNIO 2008 (4 artículos)

MAYO 2008 (5 artículos)

ABRIL 2008 (4 artículos)

MARZO 2008 (2 artículos)

 ARGENTINA
Argentina: Una campaña marcada por la mediocridad
Argentina: Un Congreso caro que ahoga la libertad
El gobierno argentino ante una coyuntura electoral
El fin de la era del petróleo abre nuevas oportunidades
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Argentina: Una campaña marcada por la mediocridad
Fraude electoral venezolano
Se confirma el crepúsculo de la izquierda uruguaya
Donald Trump continúa "latinoamericanizando" a los EE.UU.
La filial de ISIS en Somalía, a Donald Trump: "Mientras tu guerra está en Mosul, nosotros tomaremos Europa"

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS