Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
  Año 13 / Número 4.478                Editor: Pablo Izquierdo Juárez                  Háganos su página de inicio  Háganos Añadir a favoritos 
Patrocinios   |   Cartas al Director    |   Suscríbete   |   El Tiempo  
Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com
Viernes, 06 de mayo de 2016 |
|
|
|
|
|
  
Especial viajes
León, símbolo supremo del arte gótico
León es una provincia de contrastes en la que las montañas se diluyen en los llanos y los bosques abandonan su espesura para dejar paso al cereal. A orillas del río Bernesga se atesora la historia y la grandeza de un pasado milenario; dos mil años de vida, veintitrés reyes y una larga tradición militar, eclesiástica y señorial, dan forma a la historia de esta acogedora ciudad.
Actualizado 30 diciembre 2009  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   2
J.R. Estévez Pozo   
 Atenas, cuna del mundo Occidental
 Historia, cultura, Viena
 Chinchón, la ilustre villa de Madrid
 Granada, belleza y atractivo todo el año
Según un especial de Europa Press, los orígenes de la capital leonesa se remontan a los tiempos de la Hispania romana. A finales del siglo primero de nuestra era, el Emperador romano Galba instaló en estas tierras a la Legión VII Gémina de Roma, con el fin de detener el empuje de cántabros y astures. Junto al campamento militar fue creciendo un poblado de civiles, artesanos y mercaderes que dieron origen a la ciudad de León.

Durante el reinado de Ordoño II, que trasladó la Corte desde Oviedo para acercar el centro de poder y decisión a la frontera del río Duero, la capital leonesa llegó a ser la ciudad más importante de la España cristiana. Pero sería a finales del siglo X, cuando la ciudad volvió a sufrir las devastadoras incursiones de los árabes.  León se recuperó a partir del siglo XI, gracias a la reconstrucción llevada a cabo por Alfonso V.

En el año 1248, León pierde la capitalidad, lo que supuso un cierto declive político que se vio contrarrestado por la pujanza del comercio y su estratégica situación en un cruce de caminos, ideal para controlar el tráfico de mercancías. En la actualidad, su trazado está formado por el antiguo recinto medieval y la ciudad moderna, que se extiende a lo largo del Bernesga.

Un recorrido por la ciudad

El recorrido por la ciudad se puede iniciar en la plaza de Santo Domingo, centro neurálgico de León, donde va a morir el casco antiguo y que sirve de arranque al ensanche moderno y comercial de la capital. Esta plaza debe su nombre a un antiguo convento ya desaparecido y a ella se asoman notables edificios de principios de siglo. En sus aledaños se encuentra la iglesia de San Marcelo, del siglo X, aunque reformada en el XVI; este templo está dedicado al patrono de la ciudad, un legionario llamado Marcellus, degollado en el 298 por convertirse al cristianismo. 

Pero quizá el edificio más emblemático de esta zona es la Casa de Botines, uno de los pocos que el arquitecto Gaudí proyectó fuera de Cataluña. Este hermoso edificio, de inspiración medieval y resuelto con un inconfundible estilo modernista, sirvió en su día como negocio de tejidos en su planta baja y como vivienda en las superiores.

Abandonando la plaza de San Marcelo , encaminamos nuestros pasos hacia la popular ´Calle Ancha´, una populosa vía recorrida por coquetos cafés y casas señoriales que conduce directamente a la amplia plaza que sirve de marco incomparable a la catedral de Santa María de León.

Pulchra Leonina

Joya universal del arte gótico clásico que se impuso en Europa durante el siglo XIII y parte del XIV, la catedral leonesa es conocida con el apelativo latino de ´pulchra´ por la pureza de sus líneas, la belleza de sus vidrieras, asomadas a mínimos muros, y el armonioso equilibrio de sus alturas. Su planta de cruz latina dividida en tres naves, al igual que el crucero y su estructura, muestran la influencia de la catedral de Reims, mientras que sus elevadas agujas recuerdan el perfil del templo catedralicio de Amiens.

Emplazada junto a la antigua muralla romana, en el lugar que hoy ocupa la catedral existieron sucesivamente unas termas romanas, el palacio de los reyes Ordoño I y II, la primera iglesia mayor de la ciudad medieval, que arrasara Almanzor, y un templo románico de finales del siglo XI.

Obra confiada al maestro Enrique, a instancias del obispo Manrique de Lara, la ´pulchra leonina´ tiene una hermosa fachada principal, flanqueada por las torres del reloj y de las campanas; en el parteluz, la venerada imagen de la Virgen Blanca, cuyo original encontramos en el interior del templo.

Visitar el interior catedralicio resulta impactante; los mejores maestros vidrieros españoles trabajaron desde el siglo XIII en el diseño de cerca de 7.000 metros cuadrados de vidrieras que recorren sus calados y verticales muros. Centenares de ventanales, óculos y rosetones con vidrieras polícromas incrementan la sensación de ligereza del templo, perpetuamente iluminado por un colorido haz de luz que hace si cabe más bella la visita.

El retablo mayor, obra de Nicolás Francés, la Custodia en plata de Enrique de Arfe, el coro, el claustro o el Museo Catedralicio, son algunas de las joyas que atesora el templo. Junto al claustro de la catedral leonesa encontramos la plaza de la Regla, antigua plaza de festejos y ventas de mercaderías controladas por el Cabildo; hoy da cobijo a un hospital que aún conserva la fachada barroca del antiguo palacio de los Marqueses de Prado en Valdetuejar.

Rincones con encanto

Si nos disponemos a callejear por la angostas rúas leonesas, encontraremos rincones cargados de encanto y tipismo: las murallas romanas, la calle de la Rúa, la plaza de los Condes de Luna, con los restos de un antiguo palacio familiar, la iglesia de Palat del Rey, el convento de las Concepcionistas, la iglesia de San Martín, el palacio de Don Gutierre o la plaza del Grano, una de las más apreciadas y recoletas de la ciudad; de suelo empedrado, con iglesia románica y soportales adornando su entorno, en esta plaza se hacían en la antigüedad las ventas de grano. Una fuente con dos niños en el centro representa a los dos ríos que abrazan la ciudad: el Torío y el Bernesga.

Basílica de San Isidoro: joya del románico

Siguiendo las tortuosas calles del casco antiguo podemos acercarnos hasta el Jardín Romántico, un pequeño ensanche en la calle del Cid que guarda en su recogida traza todo el sabor medieval. Desde sus inmediaciones parten numerosas callejuelas repletas de cafés exquisitamente decorados y, al fondo, la Basílica de San Isidoro. Realizada en estilo románico entre los siglos XI y XII, contiene los restos de San Isidoro de Sevilla, trasladados desde tierras musulmanas en el año 1063.

El convento de San Marcos, a orillas del río Bernesga

Con el paso del tiempo, la capital leonesa fue creciendo y se crearon nuevos ensanches convertidos hoy en el centro neurálgico de la ciudad, como la calle de Ordoño II, o el Paseo de la Condesa de Sagasta, situado junto al río y convertido en una de las zonas verdes más frecuentadas por los leoneses.

Al final de este Paseo se encuentra uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, el convento de San Marcos. Casa Matriz de la Orden de Santiago en el reino leonés, fue en su día hospital de peregrinos; su construcción se inició en el siglo XVI, y finalizó en período barroco, con la intervención de Pedro Larrea, Juan de Orozco, Juan de Badajoz el Mozo y Juan de Juni entre otros. Llama la atención su monumental fachada plateresca de cien metros, profusamente decorada con medallones, columnas y pilastras.

Ya en el interior, conviene visitar la iglesia, con planta de cruz latina, la espléndida sacristía, el claustro, renacentista y barroco, y el Museo Arqueológico Provincial, que se encuentra instalado en una de las estancias. Utilizado para diversos fines a lo largo de la historia, este convento llegó a servir de cárcel a uno de los más originales genios del Siglo de Oro español, don Francisco de Quevedo. En la actualidad, se ha convertido en Parador de Turismo de gran lujo, centro de la vida social y de las convenciones y encuentros que tienen lugar en la capital leonesa

 Otros artículos que te pueden interesar
Historia mínima del neoliberalismo
Breve recorrido por las décadas del siglo XX basados en esta ideología más económica que política.
William Shakespeare, la claridad del caos oscuro
Han sido muchos los que se han perdido en el laberinto del caos shakesperiano sin ver la luz al final del espléndido túnel.
Series de TV: Morgan Freeman busca a Dios
The Story of God with Morgan Freeman es una miniserie documental de seis capítulos que emite el canal de televisión National Geographic.
"Don Quijote", primera novela moderna
Don Quijote y Sancho son ahora los principales protagonistas de una obra plural que va más allá de la simple parodia de los ingredientes caballerescos.
Los troles invaden los comentarios en la prensa digital
En gran medida, los comentarios de los lectores en el mundo digital dejan mucho que desear: violentos, maleducados, ofensivos.
AHORA EN PORTADA | Ver  
Si el revocatorio de Maduro fuera hoy, sería barrido

Muchos de los firmantes son gente muy pobre que no tiene dinero para comprar productos básicos.
El rey saudita reclamó que Irán deje de apoyar a milicias terroristas y facciones armadas

Fue al término de una cumbre con el presidente de Turkmenistán y mientras avanzan las negociaciones para lograr la paz en Yemen.
Fujimori o Vidaurre contra Vidaurre

Lo que va de la campaña del balotaje ha sido dominado por la pugna de Fujimori contra Fujimori.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Argentina: Educar para la libertad
Si el revocatorio de Maduro fuera hoy, sería barrido
Uber choca con un bache en Buenos Aires
Fujimori o Vidaurre contra Vidaurre
Historia mínima del neoliberalismo

© El Diario Exterior - Calle del Estebón 1, 28911, Leganés, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS