Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Háganos su página de inicio  Háganos Añadir a favoritos 
Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com
Miércoles, 23 de abril de 2014 |
  Año 11 / Número 3.734                Editor: Pablo Izquierdo Juárez
  
La sociedad argentina repudia a Cristina Fernández
En una segunda enorme demostración de repudio y hartazgo contra su presidente, Cristina Fernández de Kirchner, gran parte de la sociedad argentina salió a las calles de las ciudades su país y del exterior la noche del 8 de noviembre pasado.
Actualizado 12 noviembre 2012  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 1
Emilio J. Cárdenas   
Ordenada y respetuosamente. Con una serenidad extrema. Sin precipitaciones, ni insultos, ni pánicos. Y sin encenderse exageradamente ante el espectáculo monumental de su propia realidad. Con la emoción profunda de quienes saben que tienen en juego nada menos que poder vivir en libertad. Y saben que están parados en las puertas mismas de la opresión.
 
Los argentinos salieron para expresar -ruidosa y abiertamente- su profunda preocupación por la arrogancia de un poder ejercido por un soberano caprichoso, lleno de cortesanos que lo adulan sin pausa; por el estado policial que se ha conformado sobre ellos; por la falta de seguridad personal que los aflige; por las restricciones a la libertad de opinión e información que crecen y se multiplican; por la extendida corrupción de sus autoridades; por la pérdida de independencia del Poder Judicial y la inseguridad que ello genera; por el manoseo y las presiones a los que están expuestos constantemente sus magistrados; y por la terrible arbitrariedad del poder; por los esfuerzos por desfigurar la historia; por la andanada de las mentiras oficiales; por las divisiones y crispación de la sociedad argentina, en la que se siembran sistemáticamente el odio y los resentimientos, desde lo más alto del poder.
 
No es poco. Pero la sociedad argentina ha estado asistiendo por ocho interminables años a un espectáculo lamentable: el de la demolición sistemática de las instituciones centrales de su república. El de la destrucción de su democracia. Y comienza a decir basta: hemos perdido el miedo. Gracias a Dios.
 
Lo sucedido en las calles argentinas evidencia lo que las encuestas están reflejando: hoy menos de un tercio de la sociedad apoya a la presidente. El prestigio de Cristina se ha deteriorado, exponencialmente. Y si las multitudes finalmente hacen las leyes, el terrible ciclo de los “K” ha entrado en su ocaso. Paso a paso, sucederá. Lo que es grave, porque con ello ha desaparecido la buena voluntad hacia ella.
 
La gran responsable de lo sucedido es, sin duda, ella misma. Su desmedido orgullo. Cristina no escucha. Tiene, cree, todas las respuestas. Piensa que no se equivoca jamás. No duda en recurrir a la mentira. Sólo ella define el discurso único y construye el relato fantasioso sobre el que su andar se apoya. Quienes no lo comparten, no sólo son enemigos, sino, más aún, traidores a la patria, lo que es inaceptable. De alguna manera, el modelo cubano y venezolano se ha asomado ya al Río de la Plata. La gente lo percibe. Y eso genera repudio e intranquilidad a la vez.
 
Mientras tanto, el patológico andar de la presidente -llena de pasiones y prejuicios- en el campo de la política exterior ha demolido su credibilidad internacional. En rigor, lo muy poco que de ella que quedaba. Su reciente visita a la Universidad de Harvard puso en evidencia su descortesía y su patológica soberbia (que frente a sus conductas, frecuentemente primitivas, es realmente inexplicable); su forma de maltratar a los jóvenes; sus resentimientos profundos e incontrolables; y su absoluta desubicación en un mundo que cree conocer y que le queda demasiado grande, por donde se mire.
 
Se trata de un demagogo disfrazado de patriota, que no instruye a sus seguidores, sino que los complace, exigiéndoles a cambio una admiración irracional. Que, conciente de que el odio es una pasión, lo alimenta fabricando inequidades, profundizándolas constantemente. Y ello se nota. Mucho. De allí el cansancio.
 
Sin un insulto ni un agravio, las marchas gigantescas quisieron decir: basta ya. Cambiemos el rumbo. Esto es insoportable. Pero no se sobrepasaron los límites de la educación. Ni se tomaron actitudes desafiantes. Sólo se exteriorizó una gigantesca voluntad de cambio.
 
Mientras tanto, el Estado policial argentino avanza inexorablemente sobre las libertades de todos. Todas las instituciones del estado son usadas para intimidar y amenazar. Sin pausa. Y la libertad de prensa está a punto de ser gravemente cercenada por los ataques a los medios independientes y las constantes afrentas a sus periodistas.
 
Por todo esto las protestas multitudinarias. Por esto la disconformidad. El mencionado hartazgo de millones de personas que se manifestaron en todas partes del país. Incluyendo frente mismo a la residencia de Cristina, que sólo atinó a pedir una mayor protección policial para ella, sin advertir que quienes estaban frente a su casa, a diferencia de quienes se mueven en derredor a ella, saben respetar a los demás y no son -para nada- patoteros.
 
Y en el exterior, donde hubiera un argentino, las protestas también aparecieron. Un conmovedor alerta. Y una realidad que genera una tristeza profunda.
 
 
 
Emilio J. Cárdenas
Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.
 Otros artículos que te pueden interesar
Cuba se ha apoderado de Venezuela
Aunque parezca mentira, Cuba manda en Venezuela. No los venezolanos. Cuba, o sea los Castro. Rigurosamente así. Esto es presumiblemente lo que se quiere decir, en rigor, con la noción que está sembrando activamente la izquierda radical regional de la "Patria Grande"
"La Carujada" a doscientos años de la Independencia Hispanoamericana
Las luces y sombras del proceso independentista hispanoamericano se pueden abordar no sólo desde la historia, sino desde la narrativa y en tal sentido es afortunada la novela "La Carujada" de Denzil Romero (1990)
Brasil: ¿Está Dilma en peligro?
La precampaña brasileña para los comicios de octubre se ha puesto súbitamente interesante. Dilma Rousseff, que tenía una ventaja apabullante, ha caído a 38%.
Volver a espiar a Rusia
El debate tiene dos aristas: qué falló en la información acerca de la estrategia y las tácticas de Putin en el este de Europa, y hasta qué punto debe priorizarse, en adelante, la vigilancia contra el viejo enemigo de la Guerra Fría.
Dónde se vive mejor o peor en América Latina
¿Cuál es el mejor vividero de América Latina? Costa Rica. ¿Cuál es el peor? Cuba. Y hay una gran distancia entre ambos países.Los expertos han ponderado 56 factores importantes que miden la calidad de vida de 132 naciones. Estos elementos, a su vez, se inscriben en tres grandes categorías: Necesidades humanas básicas, Fundamentos del bienestar y Oportunidades.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de eldiarioexterior.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Eldiarioexterior .com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


ELIAS
14/11/2012
Brillante artículo.
Lo felicito Dr.Cárdenas, brillante como son habituales sus imperdibles artículos, rogaría tener una pequeña luz de esperanza por una mejor calidad de vida terminar con esta pesadilla de estos patoteros delincuentes impresentables, que dejó a nuestro querido país fuera del mundo....
AHORA EN PORTADA | Ver  
Cuba se ha apoderado de Venezuela

Aunque parezca mentira, Cuba manda en Venezuela. No los venezolanos. Cuba, o sea los Castro. Rigurosamente así. Esto es presumiblemente lo que se quiere decir, en rigor, con la noción que está sembrando activamente la izquierda radical regional de la "Patria Grande"
Brasil: ¿Está Dilma en peligro?

La precampaña brasileña para los comicios de octubre se ha puesto súbitamente interesante. Dilma Rousseff, que tenía una ventaja apabullante, ha caído a 38%.
Volver a espiar a Rusia

El debate tiene dos aristas: qué falló en la información acerca de la estrategia y las tácticas de Putin en el este de Europa, y hasta qué punto debe priorizarse, en adelante, la vigilancia contra el viejo enemigo de la Guerra Fría.
ARCHIVO
ABRIL 2014

Cuba se ha apoderado de Venezuela

Se abre una instancia de diálogo en Venezuela

Los venezolanos y la democracia

La Iglesia Católica venezolana denuncia la violencia represiva del gobierno de Maduro

La Asamblea de la ONU declara ilegal la anexión de Crimea
MARZO 2014

La Venezuela de Maduro logra dañar al sistema interamericano

Buscan neutralizar la defensa de la libertad de expresión en América Latina

El "faltazo" de Nicolás Maduro a la asunción de Bachelet, en Chile

Cuba y la "dimensión criminal" del comunismo

Sebastián Piñera deja el gobierno con un alto grado de aprobación por su gestión

Con el dinero de los demás, Venezuela ataca a una democracia latinoamericana

Ver posts de otros meses

FEBRERO 2014 (4 artículos)

ENERO 2014 (4 artículos)

DICIEMBRE 2013 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (4 artículos)

OCTUBRE 2013 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (4 artículos)

AGOSTO 2013 (4 artículos)

JULIO 2013 (5 artículos)

JUNIO 2013 (4 artículos)

MAYO 2013 (4 artículos)

ABRIL 2013 (6 artículos)

MARZO 2013 (5 artículos)

FEBRERO 2013 (4 artículos)

ENERO 2013 (5 artículos)

DICIEMBRE 2012 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (4 artículos)

OCTUBRE 2012 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (4 artículos)

AGOSTO 2012 (5 artículos)

JULIO 2012 (4 artículos)

JUNIO 2012 (5 artículos)

MAYO 2012 (4 artículos)

ABRIL 2012 (5 artículos)

MARZO 2012 (4 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (5 artículos)

DICIEMBRE 2011 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (5 artículos)

OCTUBRE 2011 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (2 artículos)

JULIO 2011 (3 artículos)

JUNIO 2011 (4 artículos)

MAYO 2011 (5 artículos)

ABRIL 2011 (4 artículos)

MARZO 2011 (4 artículos)

FEBRERO 2011 (4 artículos)

ENERO 2011 (3 artículos)

DICIEMBRE 2010 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (2 artículos)

OCTUBRE 2010 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (4 artículos)

AGOSTO 2010 (4 artículos)

JULIO 2010 (5 artículos)

JUNIO 2010 (5 artículos)

MAYO 2010 (4 artículos)

ABRIL 2010 (4 artículos)

MARZO 2010 (5 artículos)

FEBRERO 2010 (4 artículos)

ENERO 2010 (6 artículos)

DICIEMBRE 2009 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (4 artículos)

OCTUBRE 2009 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (5 artículos)

AGOSTO 2009 (2 artículos)

JULIO 2009 (4 artículos)

JUNIO 2009 (3 artículos)

MAYO 2009 (4 artículos)

ABRIL 2009 (3 artículos)

MARZO 2009 (4 artículos)

FEBRERO 2009 (4 artículos)

ENERO 2009 (5 artículos)

DICIEMBRE 2008 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (5 artículos)

OCTUBRE 2008 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2008 (4 artículos)

AGOSTO 2008 (4 artículos)

JULIO 2008 (4 artículos)

JUNIO 2008 (4 artículos)

MAYO 2008 (5 artículos)

ABRIL 2008 (3 artículos)

MARZO 2008 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2006 (1 artículos)

 ARGENTINA
La mentalidad nacionalista y socialista de nuestros gobernantes
Argentina en los últimos diez años ha dejado el progreso atrás. Con la vuelta de gobernantes que adhieren a banderas nacionalistas y socialistas han detenido el progreso que se insinuó claramente en la década del 1990.
Una solución de mercado para el sector laboral argentino
El desempleo, más que un miedo presente en todos los trabajadores, es una realidad innegable que afecta a millones de personas en la Argentina.
Ernesto Laclau: Un apunte
Se ha escrito mucho sobre el autor que figura en el encabezado de esta nota pero observo que la mayoría, sea para criticarlo o para aplaudir lo que dice, se aferran a sus extensos e interminables textos farragosos, en tramos ininteligibles construidos en base a una cadena interminable de galimatías conceptuales.
Argentina: El costo de la huelga
Toda huelga general genera un freno en la producción. Si la huelga es por un día, es un día en que se dejan de generar bienes y servicios. Como el nivel de vida de la población depende de los bienes y servicios a los que puede acceder con su salario, al producirse menos bienes y servicios, es inevitable que una huelga produzca más pobreza.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Cuba se ha apoderado de Venezuela
Volver a espiar a Rusia
Brasil: ¿Está Dilma en peligro?
"La Carujada" a doscientos años de la Independencia Hispanoamericana
Dónde se vive mejor o peor en América Latina

© El Diario Exterior - C/ Serrano 59, 5ª Izquierda, 28006, Madrid - Tel.:(34) 91 532 2
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS