Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
23 SEPTIEMBRE 2017 | ACTUALIZADO 02:19
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
CARLOS GOEDDER

La economía colombiana, según el FMI
El FMI ofrece un diagnóstico reciente de la economía colombiana. Es relevante para los políticos y los electores colombianos, los inversionistas foráneos y los potenciales emigrantes a Colombia.
Actualizado 16 julio 2013  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   1
Carlos Goedder   
La idea de esta reseña es hacerla lo más amigable posible para quienes quieren conocer las perspectivas sobre la economía colombiana. Esta información es decisiva para que los electores colombianos consideren cómo los políticos están haciendo su trabajo en materia económica y puedan debatir en democracia. También para inversionistas, socios comerciales colombianos y quienes deseen establecerse en esta bella tierra.
El reporte del FMI surge dentro de una de estas rutinas –que entiendo positivas- de auditoría que hace el FMI sobre países que acuerdan tener líneas de crédito disponibles.
El reporte señala que Colombia no dispone de recursos del FMI desde 1971. No obstante, en una sana prevención, Colombia acuerda con el FMI tener líneas disponibles para alguna emergencia, las cuales está sin usar. Desde 1999 ha habido seis acuerdos con el FMI. El que ocupa este reporte que cito es una línea del tipo “Flexible Credit Line”, la cual se acordó desde 2009 y se renueva cada dos años. ¿Para qué sirve esa línea? La nación colombiana puede emplearla si hay un shock externo que la desequilibre, esto es, si se deterioran sus exportaciones, la inversión extranjera directa, las remesas internacionales y otros factores que debiliten la balanza de pagos colombiana (la balanza de pagos mide el saldo de Colombia con el exterior; tiene un componente comercial y un componente de flujo de capitales). La línea sería empleada para Colombia si hay un escenario adverso que ponga en peligro su equilibrio externo y resulte en una salida masiva de capitales y hasta una posible devaluación. La línea FCL aprobada es por USD 5.840 millones.
La buena noticia es que el 24 de junio de 2013, el equipo del FMI aprobó renovar esa línea, al encontrar que Colombia evoluciona bien y el gobierno está haciendo positivamente su trabajo en política económica. Esto es una noticia agradable para Colombia y tener una línea de crédito para una emergencia coyuntural viene bien.
El reporte comenta entonces los hallazgos sobre economía colombiana y las perspectivas que ofrece el país.
Las Fortalezas en el desempeño colombiano son estas:
-Buen crecimiento económico. Si bien el nivel no está al 6,6% anual de 2011, Colombia crecerá en 2013 un saludable 4,1% anual, superando el 4,0% del año 2012 y la expectativa es que alcance 4,5% en 2015. El menor crecimiento comparativo con 2011 obedece a que ese fue un año de boom y el propio reporte señala que el FMI recomendó elevar el precio del dinero (tipo de interés que fija el Banco de la República) en 2,25%, hasta llegar al tipo actual de 3,25% en esa Tasa de Intervención del Banco de la República, la cual es una referencia para el dinero que aplican los bancos en operaciones crediticias e interbancarias (al subirla, los bancos también elevan lo que cobran por créditos). El objetivo de esta medida fue evitar un sobrecalentamiento y que se disparasen los precios.
- La inflación, precisamente, bajó desde 4% en 2011 hasta 2% interanual (medido en Abril de 2013). El Banco de la República pone una meta entre 2% y 4%, por lo cual la inflación está en el nivel mínimo previsto. Esto da una ventaja al Banco de la República en un escenario de riesgo: si bajase la demanda internacional de exportaciones colombianas y se marchasen capitales financieros, la política monetaria puede abaratar el dinero y tolerar algo más de inflación como coste.
- Las cuentas públicas se van equilibrando: el déficit gubernamental (la diferencia entre lo que gasta el gobierno y lo que ingresa) declinará a 2,25% del PIB en 2014 (2,4% en 2012 y 2013), partiendo de un nivel de 3,9% en 2010. Un gobierno con menor desequilibrio fiscal tiene menor fragilidad y puede pedir prestado más barato. El endeudamiento externo es menor al 22% del PIB al cierre de 2012
-El crédito hacia el sector privado crece a ritmo de 15% anual en febrero 2013 (era 20% en 2011), lo cual favorece inversiones y empleo. La gestión de riesgos crediticios ha mantenido la morosidad (porcentaje de créditos demorados en pagar) en 2,9% del total prestado por la banca.
-El desempleo mejora a 10,3% de la población económicamente activa en 2013.
Las vulnerabilidades colombianas en el sector externo son las siguientes:
- Las exportaciones son en 70% de materias primas, principalmente petróleo y minerales. El propio FMI estima que el precio del petróleo caerá a ritmo anual de 4,7% en 2013 y 2014. Las exportaciones totales colombianas en 2013 se prevén sean por USD 62.952 millones, de los cuales USD 33.104 millones son petróleo.
-Cuenta corriente negativa: la parte de la balanza de pagos que mide balanza comercial y salida de remesas, es negativa. No es malo tener importaciones y estas mejoran tanto la especialización productiva local como la calidad del consumo; no obstante, el sector externo colombiano está sacando dólares como resultado neto, lo cual puede ser un problema si caen las exportaciones y se quiere seguir importando al ritmo actual. El saldo negativo en cuenta corriente es de 3% del PIB y se espera que siga en esa línea. El FMI señala que ese nivel “refleja una fuerte demanda por bienes para inversión [maquinaria y tecnología] y amplia repatriación de beneficios por multinacionales.” (p. 5). Si se ven los números que aporta el FMI en su tabla 2 del reporte, en 2013 se prevé que Colombia importe USD 57.785 MM y que se vayan USD 2.628 por pagos de intereses de deuda pública externa y otros USD 12.167 MM por concepto de transferencias al exterior (allí entra repatriación de utilidades por transnacionales). Las remesas desde el exterior (por ejemplo de colombianos expatriados a sus familiares en Colombia) totalizarán USD 4.623 MM netos (descontando lo que envían los ciudadanos colombianos al exterior).
Lo que equilibra el resultado externo colombiano es la cuenta de capitales y el apartado de inversión extranjera directa (IED). En 2012 entró una cifra récord de USD 16.071 MM de inversión multinacional (esto compensa la salida de dividendos). El tema es que en 2013 el volumen caerá a USD 11.673 MM según la proyección y el escenario mundial favorece colocar el dinero en productos financieros estadounidenses, donde está subiendo el tipo de interés. La proyección para 2014 es de IED por USD 10.912 MM.
En conclusión, la política económica colombiana lo viene haciendo bien, mas tiene unas vulnerabilidades externas que si bien están cubiertas con mecanismos como el FCL del FMI, demandan esfuerzos por diversificar exportaciones y atraer más capital internacional. Si el escenario externo se complica, puede abaratarse el precio del dinero (la tasa de intervención del Banco de la República), mas esto alienta que se marchen capitales internacionales al tener menos rentabilidad. Fortalecer exportaciones es una plausible alternativa inmediata. Invertir en infraestructura es parte de esa solución.
Nota final sobre Calidad de Vida Colombiana
Vale mencionar que el reporte da unas magnitudes básicas de referencia sobre calidad de vida en Colombia, en su página 19: el PIB al cierre de 2012 fue de USD 366,8 mil millones. El PIB per cápita es de USD 7.872. La expectativa de vida (medida en 2010) es de 73,4 años. Hay 1,47 médicos por cada 1.000 habitantes (medido en 2010), el analfabetismo es 6,8%, el acceso a agua potable es 92% de la población (medido en 2006), la pobreza es de 15,8% (medida en 2010, a partir de personas que ganan menos de 2 dólares al día) y la pobreza extrema es de 8,2% de la población (personas que ganan menos de 1,25 USD al día).
Economistas como el nobel AmartyaSen sugieren que no sólo se mida el PIB per cápita, sino que se ajuste por qué tan desigual se reparte la renta. Los economistas usan para esto una medida que se llama el coeficiente Gini. Ese coeficiente va de cero (igualdad perfecta) a cien (desigualdad extrema). El coeficiente se obtiene a partir de una curva llamada Curva de Lorenz, donde se analiza qué porcentaje del ingreso o renta nacional se lleva la población, ordenándola por su riqueza. En igualdad perfecta, cada 1% de la población se lleva 1% de la renta nacional. Esto significaría que los 46,6 millones de colombianos se llevasen efectivamente cada uno la misma cantidad del PIB (que es el ingreso nacional): En ese caso, el PIB per cápita es auténtico, porque surge de dividir el PIB total (los USD 366,8 mil millones) por el número de habitantes (46,6 millones).
No obstante, eso es mentira y es precisamente lo que mide el Gini. En Colombia los de más riqueza se llevan además mayor tajada del ingreso total que produce el país para remunerar al trabajo y el capital. El Gini de Colombia es de 53,9 en 2012, según señala el FMI en su reporte. AmartyaSen propone multiplicar el PIB per cápita por este coeficiente: (100 – Gini)%Si hubiese perfecta igualdad en el reparto, el Gini es cero y el PIB per cápita queda igual (100%). En desigualdad absoluta, el PIB per cápita se lleva a cero para penalizar ese problema de inequidad. En Colombia, con ese Gini, el PIB per cápita ajustado de Sencae a USD 3.629. Este ajuste a la baja es para dar una alerta sobre la desigualdad en Colombia y que su realidad en el reparto es más complicada.
En un artículo del Financial Times, el analista de Commerzbank Simon Quijano-Evans considera que los mayores problemas de revuelta social vienen de países donde hay alta desigualdad (o lo que es lo mismo, alto Gini) y elevado desempleo juvenil. El Gini de Colombia sólo tiene uno mayor en la muestra de países que analiza Quijano-Evans: el de Sudáfrica. El de Australia y Holanda se encuentra cercano a 25, el de Alemania a 30, el de España a 35, el de Turquía a 40. En América Latina salen los peores Gini de la muestra (dejado fuera Sudáfrica), con Colombia como el peor y Quijano-Evans lo coloca en 55. El más cercano es el de Brasil, también en torno a 55. Perú y México están en torno a 50 y Chile en torno a 52. (La referencia es: Wagstyl, Stefan. “Crowds in thestreets: howbadis EM politicalrisk?”. Financial Times, 2 de julio de 2013. Edición on-line por suscripción).
Que el FMI incorpore esta estadística del Gini es loable. Da una precaución a las buenas noticias. El semanarioTheEconomisten su edición del 1 de junio aborda como tema clave la pobreza y se señala esta estimación histórica en la sección “Briefing”: “Países más igualitarios reducen la pobreza más amplia y rápidamente que los desiguales. El Sr. [Martin] Ravallion señala que un 1% de incremento en el ingreso rebaja la pobreza en 0,6% en los países más desiguales, mientras que lo hace en 4,3% en los más igualitarios”.
En el estudio de Quijano Evans, Colombia tiene además uno de los mayores desempleos juveniles latinoamericanos: casi 23%, mientras que el de Brasil, Chile y Perú está por debajo de 20%
Estos temas deben estar en la agenda colombiana inmediata para el progreso.
[El reporte comentado está disponible en: http://www.imf.org/external/pubs/ft/scr/2013/cr13201.pdf ]


Bogotá, Julio de 2013
carlosurgente@yahoo.es
@carlosgoedder
Facebook: Carlos Goedder
 Otros artículos que te pueden interesar
Combatientes de Trinidad y Tobago dentro de ISIS
La justicia argentina sigue siendo poco confiable
Delincuencia y Revoluciones
A raíz de Domingo Faustino Sarmiento
Radiografía del yihadismo en Europa
AHORA EN PORTADA | Ver  
La justicia argentina sigue siendo poco confiable
Las empresas más grandes del mundo ya son las tecnológicas
Eugenia Silva reaparece espectacular
Dispara, yo ya estoy muerto
A raíz de Domingo Faustino Sarmiento
ARCHIVO
Ver posts de otros meses

JUNIO 2017 (1 artículos)

MARZO 2016 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (3 artículos)

OCTUBRE 2015 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (3 artículos)

AGOSTO 2015 (1 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

JUNIO 2015 (3 artículos)

MAYO 2015 (2 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

FEBRERO 2015 (2 artículos)

ENERO 2015 (1 artículos)

DICIEMBRE 2014 (3 artículos)

OCTUBRE 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (2 artículos)

MAYO 2014 (3 artículos)

ABRIL 2014 (4 artículos)

MARZO 2014 (3 artículos)

FEBRERO 2014 (6 artículos)

ENERO 2014 (4 artículos)

DICIEMBRE 2013 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (3 artículos)

OCTUBRE 2013 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (1 artículos)

AGOSTO 2013 (2 artículos)

JULIO 2013 (5 artículos)

JUNIO 2013 (4 artículos)

MAYO 2013 (4 artículos)

ABRIL 2013 (4 artículos)

MARZO 2013 (4 artículos)

FEBRERO 2013 (5 artículos)

ENERO 2013 (2 artículos)

DICIEMBRE 2012 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (3 artículos)

OCTUBRE 2012 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (4 artículos)

AGOSTO 2012 (3 artículos)

JULIO 2012 (5 artículos)

JUNIO 2012 (2 artículos)

MAYO 2012 (2 artículos)

ABRIL 2012 (4 artículos)

MARZO 2012 (4 artículos)

FEBRERO 2012 (6 artículos)

JULIO 2011 (1 artículos)

MAYO 2011 (1 artículos)

DICIEMBRE 2010 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (1 artículos)

FEBRERO 2009 (1 artículos)

ENERO 2009 (1 artículos)

 COLOMBIA
Colombia, privilegiada por la visita papal
Modelo para armar países revolucionarios
La última partida de póker de Juan Manuel Santos
El presidente Santos pide ayuda a Cuba para salvar a Venezuela...
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
La justicia argentina sigue siendo poco confiable
Combatientes de Trinidad y Tobago dentro de ISIS
Argentina: Lo que somos, lo que alguna vez fuimos y lo podríamos ser
Vida con estrella
Colombia, privilegiada por la visita papal

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS