Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Háganos su página de inicio  Háganos Añadir a favoritos 
Publicidad   |   Cartas al Director    |    Suscríbete a nuestro boletín    |   El Tiempo  
Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com Las noticias del mundo con información de titulares de actualidad. Tu diario digital eldiarioexterior.com
Jueves, 23 de octubre de 2014 |
  Año 11 / Número 3.917                Editor: Pablo Izquierdo Juárez
  
Informe de la OCDE sobre las pensiones: reformas y futuro
Al igual que hace con la educación, la OCDE ha publicado su informe anual sobre la situación de las pensiones en los países miembros de la organización (Pensions at a glance 2013)
Actualizado 5 diciembre 2013  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
EDE   

Uno de los capítulos repasa las principales reformas implementadas en las últimas dos décadas como respuesta al alza futura de costes por el envejecimiento de la población y el aumento de la esperanza de vida. También ofrece algunas recomendaciones para las políticas futuras.

El informe constata algunas tendencias en las medidas adoptadas por los distintos países, encaminadas a frenar el gasto público.

Una de estas tendencias ha sido modificar los sistemas de reparto, en los que las contribuciones de los activos sufragan las pensiones de los ya retirados. Las dos medidas más frecuentes han sido retrasar la edad de jubilación y retocar las fórmulas que sirven para el cálculo de los beneficios, ya sea cambiando el indicador al que se liga el crecimiento de las pensiones (por ejemplo, de la evolución de los salarios a la del IPC), aumentando los años de trabajo que determinan la cuantía final, o introduciendo alguno de los llamados factores de sostenibilidad, por ejemplo, la esperanza de vida o la situación del fondo público para pensiones en el momento de la jubilación.

 

Casi todas las reformas llevadas a cabo en los últimos años provocarán una disminución de los beneficios

 

La jubilación se retrasa
En general, las reformas han tratado de asegurar la viabilidad a largo plazo de los actuales sistemas, pero para ello se ha reducido el valor que cada año trabajado tiene para el cálculo final de la pensión. En parte, este déficit se verá compensado por el aumento de años trabajados (retraso de la jubilación), pero la OCDE advierte de que habrá que estar especialmente atentos a los trabajadores que por un motivo u otro no han cotizado durante su vida laboral lo necesario para asegurarse una pensión suficiente.

No obstante, ante esta previsión, muchos países han introducido en sus reformas mecanismos de protección para ciertos colectivos vulnerables, como enfermos, inválidos, o personas con carreras profesionales cortas. Por ejemplo, en Francia, las ayudas económicas que el Estado concede a la madre por cada hijo computarán como si fueran salario (aunque libres de impuestos), y por tanto servirán para asegurar una cierta pensión. Como contrapartida a la protección de los más expuestos, algunos países han aumentado las cotizaciones de los grandes sueldos, o han eliminado privilegios a los trabajadores públicos.

 

En la mayoría de los países de la OCDE la edad de jubilación se retrasará al menos hasta los 67 años

 

La situación de los mayores ha mejorado
En las últimas dos décadas, la situación económica de las personas jubiladas ha ido mejorando en términos generales en el conjunto de la OCDE. La sensibilidad de los gobiernos hacia los mayores (también por motivos electoralistas) ha sido cada vez mayor, e incluso en los primeros tiempos de la crisis las pensiones estuvieron blindadas a los recortes en la mayor parte de los países: así, la tasa de pobreza entre las personas de más de 65 años descendió del 15,1% en 2007 al 12,8% en 2010. Sin embargo, en los últimos años los recortes sí han llegado a las pensiones. Con todo, los ingresos medios de los mayores suponían en septiembre de este año el 86% de los ingresos de la población en general, un porcentaje aún alto si se compara con las décadas anteriores.

El informe indica que en la mayoría de los países de la OCDE la edad de jubilación será al menos de 67 años, para hombres y mujeres, de aquí al 2050. Esto supone un aumento de al menos 3,5 años respecto a la situación actual. Esta subida generalizada, aunque en ocasiones ha sido compensada con un aumento en la rentabilidad para la pensión final de esos años de más (por ejemplo en la reforma española en ciernes), tendrá un efecto más bien negativo para los retirados. Sin embargo, ha sido adoptada por prácticamente todos los países de la OCDE para dar sostenibilidad al sistema.

Los autores lamentan, no obstante, que solo unos pocos países hayan pensado en el largo plazo cuando han aumentado la edad de jubilación. En esta línea, la República Checa y Eslovaquia, además de retrasarla a los 67 años, han establecido un mecanismo para que esta edad se recalcule en el tiempo según la esperanza de vida.

 

El informe de la OCDE recomienda el desarrollo de los planes de pensiones privados

 

Atención a los más débiles
El informe, aunque reconoce que estas medidas se habían vuelto imprescindibles, expresa la necesidad de abordar las causas profundas de la inviabilidad de muchos sistemas de pensiones nacionales, e invita a estudiar de forma más global los ingresos de los jubilados. En concreto, propone tener en cuenta otros activos como los bienes inmuebles (más del 75% de los mayores de 65 años son propietarios de una casa, por la que ya no tienen que pagar alquiler), la riqueza financiera acumulada o el gasto que dejan de hacer los mayores en ciertos servicios públicos, especialmente los sanitarios. Estos son algunos campos que, según los autores, deben ser considerados, junto con las pensiones, cuando se diseñen las medidas para asegurar una vida digna a los jubilados.

Muchos sistemas de pensiones funcionan también como un mecanismo para la redistribución de la riqueza. En un contexto de crisis económica, esta exigencia de justicia ha cobrado más relevancia. Uno de los mecanismos redistributivos utilizados en algunos países ha sido aumentar las pensiones mínimas o las llamadas pensiones-red: aquellas que se dirigen a colectivos especialmente vulnerables y que cuentan con un fondo propio. Este ha sido el caso de Finlandia, Chile o Grecia. En Noruega se ha reformado la ley para que los beneficios de las pensiones estén más relacionados con los recursos de los pensionistas, y no solo con su vida laboral. Por su parte, la última reforma aprobada en Chile exime a los trabajadores con salarios muy bajos de pagar las contribuciones al sistema nacional de salud.

La pensión será un porcentaje menor del sueldo
El mejor indicador sobre la capacidad redistributiva de un sistema de pensiones es la replacement rate o tasa de sustitución: mide la cuantía de la pensión inicial (tras la jubilación) como porcentaje del salario que se ganaba justo antes de retirarse. En los sistemas más distributivos, las tasas varían mucho según los ingresos del pensionista: así, los que están en el percentil más alto reciben un porcentaje menor de lo que cobraban antes de jubilarse, mientras que los del percentil más bajo obtienen unas pensiones muy similares a sus anteriores sueldos.

De acuerdo con las estimaciones del informe, los salarios bajos obtendrán una pensión que representará el 70% del sueldo; los asalariados medios no recibirán más que un 54% de los ingresos que tenían como activos, con el riesgo de ver disminuido su nivel de vida de manera importante; y las rentas altas recibirán el 48%, pero serán menos vulnerables gracias a sus ahorros e inversiones.

Según este indicador, algunos de los países con sistemas más distributivos son México, Grecia o Reino Unido. En el otro lado, destaca Suecia (con una tasa de sustitución más alta para los más ricos que para la clase media), Polonia y también España (sin tener en cuenta los posibles efectos de la reforma que se está discutiendo).

Otro índice frecuentemente utilizado para medir el impacto de las reformas sobre las pensiones es la gross pension wealth (riqueza derivada de la pensión), que compara la suma de dinero que supuestamente recibirá como pensión una persona durante los años de vida que le quedan con su salario antes de jubilarse. Según el análisis de la OCDE, casi la totalidad de las reformas llevadas a cabo en los últimos años provocarán una disminución de los beneficios, porque incluso donde aumenta la tasa de sustitución (y por tanto los jubilados reciban una pensión inicial relativamente más alta que antes de la reforma), el cambio en las fórmulas de cálculo arroja un resultado final negativo.

Los planes de pensiones privados, oportunidad o riesgo
Ante la difícil situación de las arcas públicas, algunos países se han ido sumando al modelo de planes de pensiones privados. Estos planes funcionan casi siempre como fondos de inversión: el pensionista va acumulando sus contribuciones en una especie de cuenta, aunque ese dinero no se queda quieto, sino que es invertido para obtener beneficios. El cliente puede elegir en qué quiere que se inviertan, y corre el riesgo de que sus apuestas le salgan mal, aunque casi todos los sistemas cuentan con cláusulas que aseguran una prestación final mínima.

Este modelo se ha ido imponiendo en países como Alemania, Suecia, México o Reino Unido. En algunos casos, como el Reino Unido, el gobierno ha obligado a los empleadores (por ahora, solo a las grandes empresas) a apuntar a sus trabajadores a uno de estos planes; al mismo tiempo, ha prometido vigilar las inversiones para que no se asuman riesgos excesivos. Estos riesgos son los que han hecho que países como Argentina, Polonia o Hungría hayan dado marcha atrás en la implantación de planes privados.

El informe de la OCDE, aunque no se muestra directamente partidario de una u otra postura, sí recomienda que exista una oferta más variada en los planes de pensiones, lo que fomentará la competitividad. Con todo, alerta de que las consecuencias de apoyarse primordialmente en planes privados podrían afectar a la capacidad del sistema para atender a aquellos que hayan tenido una vida laboral corta (algunas madres, desempleados de larga duración) o a colectivos como los enfermos o inválidos.

(Ver gráfica comparativa de los diferentes países de la OCDE)

 Otros artículos que te pueden interesar
Venezuela, una tierra de logros internacionales y desastres domésticos
El asiento de Venezuela en el Consejo de Seguridad de la ONU demuestra la poca importancia que el mundo le da a la pérdida de las libertades
La politización del brote de ébola en EE.UU. no ayudará a frenar al virus
La respuesta a la enfermedad no depende de batallas políticas, sino de la iniciativa privada
¿Quién manda en Costa Rica?
El presidente Solís se deja ver como amigo del sindicalismo socialista, y de las masas políticas y estudiantiles que reclaman un mayor gasto público
Suben foto de cadáver de activista mexicana a su cuenta de Twitter tras asesinarla
La policía confirmó el hallazgo del cuerpo de la doctora María del Rosario Fuentes, quien ejercía de periodista ciudadana en sitios de denuncia contra el narco en México
Las esclavas sexuales del Estado Islámico
Recientes testimonios recogidos por Human Rights Watch (HWR) ponen de manifiesto la crueldad con que son tratados sus miembros, especialmente las mujeres, con frecuencia obligadas a casarse con terroristas del EI o vendidas como esclavas sexuales.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de eldiarioexterior.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Eldiarioexterior .com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
AHORA EN PORTADA | Ver  
Uruguay, ¿rumbo a lo impensable?

No se le está prestando en América Latina la debida atención a Uruguay. No, no me refiero a la justificada expectativa por el inminente regreso de Luis Suárez a las canchas de fútbol con el Barcelona FC luego de su draconiana sanción sino a las elecciones que tendrán lugar en una semana.
Venezuela, una tierra de logros internacionales y desastres domésticos

El asiento de Venezuela en el Consejo de Seguridad de la ONU demuestra la poca importancia que el mundo le da a la pérdida de las libertades
La politización del brote de ébola en EE.UU. no ayudará a frenar al virus

La respuesta a la enfermedad no depende de batallas políticas, sino de la iniciativa privada
 
Desigualdad o Pobreza
Si problema es la pobreza, debemos preocuparnos porque todos estén mejor, no que todos estén iguales. Y justamente son los pobres los que más necesitan de mercados libres y competitivos, pues carecen de las conexiones políticas para entrar en aquel sistema dominado por los amigos del poder.
Remembranzas del diccionario
Con la facilidad de internet, es cada vez menos frecuente que uno se de el trabajo de utilizar un diccionario impreso para buscar el significado de una palabra.
Fargo :heroísmo cotidiano, la bondad y el coraje del hombre normal
Una excelente miniserie, que no es un mero "remake" de la película de los Coen, y reivindica la bondad del hombre normal, ahora que la ficción televisiva se ha llenado de antihéroes.
El monopolio de la compasión
Resulta realmente escandaloso que los estatistas de nuestro mundo pretendan ser los únicos que cuentan con el sentimiento de compasión hacia los pobres y los que sufren.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Brasil: los 5 factores que decidirán las elecciones
La desesperada ofensiva de Raúl Castro
Brasil: ¿vuelta a la normalidad?
Las universidades públicas ya son gratuitas en toda Alemania
Pronosticando la crisis económica

© El Diario Exterior - C/ Serrano 59, 5ª Izquierda, 28006, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS